Tarde de otoño

Me agobia estar en casa. No estoy acostumbrada a tener esta cantidad de horas por delante para hacer cosas que, la verdad no me gustan demasiado. Me largo al monte a dar una vuelta.

Paseo por entre los pinos y,  a pesar de que esta época del año no me gusta demasiado, tengo que reconocer que el campo está precioso.

 

Después de un rato paseando conmigo misma, tengo el ánimo en plena forma y el buen humor ha vuelto a bailar a mi alrededor.

Creo que es el olor a pino lo que me relaja ó quizás los ruidos del monte, que tienen el volumen justo para dejarme  pensar en el futuro y la hermosura necesaria para incitarme  a hacerlo con optimismo.

 

Ya no hay rosas, pero aquí les dejo un ramo de escaramujos. ¡Feliz fin de semana!

 

Etiquetado en:

46 pensamientos en “Tarde de otoño

  1. Genín

    Tengo la suerte de caminar todos los días una hora por un pinar parecido, puedo comprender lo que dices, yo seria incapaz de vivir en una ciudad, ya no, no puedo, sobre todo las ciudades grandes me agobian, me aplastan…
    Besos y salud

  2. AleMamá

    Con cuanto gusto te acompañaría. Iríamos con nuestras cámaras y a a cada una se le ocurriria ver belleza de modo diferente en el mismo paisaje. Luego lo comentaríamos, al llegar con la cara roja por el ejercicio. ¡Qué lindo paseo!.
    Besos

    1. admin

      ¡¡Que lindo paseo aleMamá!! Pero tú tienes que estar allí para relatarme el verano. ¡¡¡Ese verano que me voy a pasar todo mi invierno envidiándote!! jajajaja
      Besazo

  3. Dessjuest

    Ya el monte suele ser un sitio nada acogedor de por sí, con este tiempo pues eso, más aun, yo prefiero echar un tute, llevarme las diez del monte y apretarme un pacharán, pocos resfriados verás tu a los jugadores de cartas, ahora, a los que vienen del monte…

    Si lo mejor son las fotos que se hacen, y si ya las enseñas para qué ir 😀

    Besos.

    1. admin

      jajajaja Pues yo por irme de viaje me perdí las endrinas y por lo tanto el pacharán de este año ainnss.
      Pues nada disfrútalas. 😀
      Besazo

  4. marta

    Me están creciendo los colmillos muchoooo, envidia es poco. Y es que si te enseño por donde camino yo…excepto los martes que ya te contaré, te mueres de pena. Cemento, humos tóxicos, más cemento y cláxones histéricos…total que llego peor que antes de salir, pero con el esqueleto más ágil, supongo!
    ¿Lo tienes cerca de casa?…anda, dime que sí! y me acabas de poner verde!
    Besos domingueros de hoy bajo al puerto aunque sigue lloviznando.

    1. admin

      Sí que lo tengo cerquita de casa, además es un sitio que me gusta mucho ir en primavera y en otoño por lo que digo en el post. Por sus sonidos, además me relaja mucho ese sitio.
      Besazo
      PD: ¡¡¡No te pongas verde!!! jajajaja

  5. Piruja

    Hola dolega, que maravilla de paraíso que tienes cerca de casa para poder quitarte los agobios y todo lo que haga falta, una suerte la tuya poder disfrutar de este entorno que es precioso, que vistas tan bonitas que nos ofreces y que envidia, sana pero envidia de no tener algo parecido cerca de casa y poder disfrutarlo como tu, que lo disfrutes mucho y que los piromanos nunca se enteren de ese paraíso:)
    Gracias por los escaramujos, son muy bonitos:)

    Besos.

    1. admin

      Es cierto que es una maravilla, además es un sitio relajante. Ahora tengo la suerte de que, como tengo la desgracia de estar en el paro, puedo ir en días y a horas en que no hay nadie y es una gozada. 😀
      Besazo

  6. Territorio sin dueño

    Que paisajes maja, desde luego no te gusta el otoño, pero menos mal que reconoces que es una maravilla pasear en estas fechas.
    Tengo parajes parecidos al lado de mi casa, en cinco minutos puedo internarme en un bosquecillo precioso, pero no lo aprovecho, soy una vaga de narices y cada vez huyo más de quedarme a solas con mis pensamientos, que me angustio.
    Besitos

    1. admin

      Pues aprovéchalos que son una gozada. Lo de quedarte a solas con tus pensamientos es cuestión de gustos. A mí me encanta estar a solas conmigo misma. 😀
      Besazo

  7. Jerónimo

    No hay nada como un buen paseo por el campo para renovar los ánimos.A mí sí me gusta el otoño,es la estación que más `paz me transmite y,es cierto,el campo está precioso.
    Estupendas las fotografías.

    Un abrazo.

  8. porfinyomisma

    ¡¡Que suerte Dolega!!
    Tener esos paisaje a mano y tiempo para disfrutarlos

    QUé colores tan bonitos. ME encanta como se viste la naturaleza en otoño!!

    Gracias por compartirlo….

    1. admin

      Es verdad que es una suerte. En momentos así es cuando le encuentras sentido a vivir lejos de todo y tener que coger el coche hasta para comprar el pan.
      Todo tiene su lado bueno. 😀
      Besazo

  9. Yeste Lima

    Reconozco que es precioso, me encanta, lo malo que soy más de ciudad, no me veo yo mucho tiempo viviendo en el campo, pero de todad formas sé reconocer las cosas bonitas de la vida. Y ésta lo es.Disfrútala.

    Un besote.

    1. admin

      Espero que si me tiene que salir algo que sea un unicornio ¡Por favor! jajajaja
      Es en el término municipal de cercedilla en la sierra del Guadarrama.
      Besazo

    1. admin

      Te lo agradezco mucho, precioso pero soy una fotógrafa horrible. El mérito es exclusivamente del sitio que es una preciosidad jajajaaj
      Besazo

  10. Marga

    Querida. Habrás notado lo mucho que alaban tu arte fotografieril con lo cual se me ocurre que podemos ampliar el negocio de la piña feliz con fotos postales del bosque de Caperucita Roja. Creo que nos forramos. Envidia te voy a dar porque vivo a tres pasos del malecón que da al mar. Podría cobrar por la envidia que doy. No se como pero tu, Inma, Money y yo este año inventamos el negocio del siglo si o si

  11. Campanilla

    Abrir tu Post el Lunes y ver esas fotos, no tiene precio.
    Precioso paseo el que disfrutaste! Me alegro que te recargaran de buena energía.Besitos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.