También hay groseros y maleducados de la tercera edad

domingo-de-humor-1

Hoy me voy a meter en un jardín que hace mucho que no lo hago y es a consecuencia de un incidente esta mañana en el supermercado.

Un señor mayor en la caja, una cajera muy jovencita y mientras está pasando la compra, pasa sin querer dos veces un paquete de café. Inmediatamente se da cuenta y resta de la compra el paquete cobrado de más.

El hombrecillo que ve que la chica está haciendo algo en la caja, le dice de muy mala manera que qué está haciendo y ella de forma muy educada, le explica que le ha cobrado un producto de más y que está rectificando la cuenta. A partir de ese momento el señor, por llamarlo de algún modo, se convierte en una especie de gnomo mutante y empieza a increparla  diciéndole todo tipo de improperios, aludiendo a su condición de persona joven e insinuando que quería cobrarle de más de forma intencionada.

La cajera, con suma delicadeza, le explica lo que ha ocurrido y le muestra la cinta donde consta que ha rectificado el error. El viejo pasa de explicaciones y se va murmurando palabrotas e insultos…

Dos cosas al respecto.

Siempre he defendido la obligación que tienen las personas que trabajan de cara al público, de dar un trato educado y amable a los clientes. Es parte de su trabajo y como tal deben ejercerlo, de la misma forma que los que estamos de “este lado del mostrador” tenemos la obligación de ser educados y correctos en el trato con los demás y pertenecer a la tercera edad no debe de ser una disculpa para ejercer de groseros profesionales ni maleducados amateurs.

El peinar canas solo indica dos cosas: Que hemos vivido mucho y que no nos teñimos el pelo, pero no da una patente de Corso para agredir verbalmente a nadie. Si nuestra vida es una mierda y no nos llega la pensión, la cajera del supermercado no es responsable de ello y no tiene por qué pagar nuestra mala leche ni escuchar según qué insultos sin motivo ni razón.

Como segunda reflexión. Estoy realmente cansada de escuchar estereotipos sobre la juventud de nuestro país. Este idiota lo primero que hizo fue hacer referencia a la juventud de la cajera.

No dudo que nos parezca que una parte de nuestra gente joven, deja mucho que desear, exactamente igual que cuando nosotros éramos jóvenes y oíamos a los abuelos diciendo que acabaríamos todos en el arroyo, que se había perdido el respeto y bla, bla, bla… que a su vez era lo mismo que le decían a ellos sus padres.

La frase: “Si se me ocurre contestarle a sí a mi padre, me parte la cara de una bofetada” no es de esta generación, ni de la mía, ni siquiera de la de mis padres que tienen 93 años… Es de antes.

Así que mejor pongamos las cosas en su justo contexto.

Tengo un hijo de 25 años y una de 33 y son personas trabajadoras, responsables y educadas pero lo que quiero resaltar no es cómo son ellos, no.

Lo que quiero poner en valor es que además de ellos dos, sus amigos, sus compañeros de colegio, sus compañeros de trabajo, sus conocidos ¡son iguales!

No dudo que haya energúmenos jóvenes igual que el   de esta mañana que ya no cumplía los setenta. Pero eso no es la regla, eso no es lo común.

Lo normal son personas jóvenes que estudian, que se divierten, que trabajan, que son educados, que son responsables, que tiran para adelante en el día a día y que se muerden la lengua ante personas groseras, como la cajera de esta mañana, porque saben que su trabajo depende de ello.

Sería bueno que pensáramos que una minoría no tiene derecho a tener más resonancia en la sociedad que una mayoría, aunque ésta sea silenciosa.

  A día de hoy, he conocido a muchos más jóvenes con criterio y responsabilidad que a candidatos a “descerebrado del año” y estoy segura que ustedes también.  Si hacen recuento de los jóvenes que conocen, sus hijos, familiares, amigos de familiares y personas de su entorno, la mayoría es gente normal y corriente, que está estudiando, que trabaja en algo ó está buscando trabajo, que tiene intereses como todo el mundo y que lleva una vida normal, en definitiva.

 

 

 

 

Etiquetado en: , ,

56 pensamientos en “También hay groseros y maleducados de la tercera edad

  1. Sara M.

    Uff, es que el “yo ya he sufrido esto, y ahora me da igual…” da para demasiado. Mi madre, que toda su vida ha sido tonta de tan buena, va ahora de exigente por todos sitios. No soporta que no le traigan una cerveza perfecta (con eso me refiero a su gusto respecto al frío de la misma), interrumpe a empleadas para “colarse” (Jesús, para cobrarme esto nada más, qué le importa…), y no sigo, que parece que no es mi madre. Así que yo, cada vez que veo eso, lo único que pido es que mis “minimanías”, por la todavía juventud, sigan en eso, minis, porque hay que ver cómo se nos van acentuando con la edad los peores rasgos de nuestro carácter. Pobres.

    1. Dolega Autor de la entrada

      jajajajaj yo con mi madre las he tenido pardas a cuenta de colarse en todas partes. En el pais que vive, los mayores no hacen cola en ningún sitio y ella se lo apropiaba aquí en España y a mí la gente me montaba unos pollos increibles para que controlara a la “lista que se cuela siempre” : 😛
      Besazo

  2. nefertiti munguia

    Pues si, a veces me ha pasado que me encuentro gente así y uno se tiene que aguantar porque sino le va peor, pero yo no se porqué hacen eso, si ellos también alguna vez fueron jóvenes, no nos pueden juzgar de flojos y desobligados, no todos los jóvenes son iguales y tambien, no todas las personas mayores son iguales… para todo hay, y lo más adecuado es no responder porque luego se agranda el problema.

    En fin, saludos!

    1. Dolega Autor de la entrada

      Totalmente de acuerdo. Ante estas personas lo mejor es no hacer caso porque luego el perjudicado es uno mismo e incluso puede tener malas consecuencias. 😀
      Besazo y ¡Bienvenido!

  3. Toro Salvaje

    Muchos son unos déspotas.
    Y unos maleducados.
    Especialmente los hombres mayores.
    Las mujeres suelen ser más prudentes.
    De todas formas hay algunas que merecerían ser ahorcadas también.

    Si algún día me jubilo no quiero relacionarme con la gente mayor.
    Generalmente no los soporto.
    Son egoístas y caraduras.

    Besos.

    1. Dolega Autor de la entrada

      jajajaja pero entonces serás mayor y pensarás que los que habría que ahorcar es a los jóvenes porque serán insoportables :mrgreen:
      Besazo

  4. Noelia

    Pues si, completamente de acuerdo…
    Pero esto da para mucho, jaja… yo me he dado cuenta que las personas, cuando se hacen mayores, cogen manias, y se ponen mas cabezonas porque “como son mas mayores que tu…” pues como que no se les puede quitar la razón porque ellos tienen más experiencia! corroboro lo que dice Sara M.
    Suerte tuvo el señor que le tocó una cajera con tacto… No siempre son así! 😉

    1. Dolega Autor de la entrada

      entiendo que cuando nos hacemos mayores (yo lo soy) nos ponemos insoportables muchas veces es cierto, pero ponerte muy borde como este hombre con una persona que te está tratando con educación, no lo entiendo. 😀
      Besazo

    1. Dolega Autor de la entrada

      Es cierto. Estamos todo el día demonizando a personas que ya te digo, yo lo que veo a mi alrededor es gente estudiosa, profesional, educada…
      Besazo

  5. Piruja

    Hola dolega, estoy contigo en lo que dices, pero pasa como casi siempre que por culpa de unos lo pagan los demás, el que tengamos canas no nos da ningún titulo o derecho a increpar a nadie por muy joven o también por muy viejo que sea, lo mismo a algunos jóvenes se creen con el derecho de reírse de nosotros, pero el que existan unos cuantos descerebrados en los dos “bandos”, no quiere decir que lo sean todos, menuda paciencia deben tener todos los que están cara al publico atendiendo como esta cajera o similares, aprendamos la lección, que ni todos somos malos ni todos somos buenos:)

    Besotes!!

    1. Dolega Autor de la entrada

      A eso me refiero Piruja, que siempre estamos etiquetando al personal. Ni todos los mayores son refunfuñones y amarguetas, ni todos los jóvenes son vagos y descerebrados. 😀
      Besazo

  6. marta

    Estoy también rodeada de jóvenes que valen muuuuucho la pena; las ganas de divertirse no están reñidas con la responsabilidad, vamos! lo compruebo día a día. Creo que los ancianos avinagrados ya debieron sonreir poco siendo niños… Los buenos modales nada tienen que ver con la edad, tiene mucho que ver con el ejemplo y la educación que uno recibió.
    Viva la cajera y los abuelillos simpáticos!

    1. Dolega Autor de la entrada

      jajaja Totalmente de acuerdo contigo. Esas personas se han reído poco en su vida, seguro.
      Y por supuesto que la mayoría de jóvenes merecen muuuucho la pena, lo veo todos los días. 😀
      Besazo

  7. Yeste Lima

    Desde luego, estoy de acuerdo contigo, toda la juventud que conozco, merece la pena tratarla porque se pueden aprender muchas cosas de ellos, ya sabemos que de todo hay en la viña del Señor, pero yo también pienso que hay mucho más bueno que malo.

    En cuanto a la tercera edad, pienso que ellos piensan que la edad da unos privilegios que antes no tenían y van por la vida manipulando (no se puede generalizar como tampoco se puede hacer con los jóvenes), pero te voy a contar una anécdota con un familiar y te pongo tal como fue…textual,
    Era mayor, estaba enfermo y no había forma de poder controlarle, ni la boca, ni los actos. En una visita de su médico a la casa y viendo cómo se comportaba dijo ésto: ” Los que de joven son buenos, de mayores son unos santos…..los que fueron unos egoístas, de mayor son unos cabrones y los que siempre fueron malos, de mayor son unos hijos de puta”.
    Como te lo digo, fui testigo presencial y no sabía dónde meterme.

    Besos, Dolega.

  8. Macondo

    Para mí no te has metido en ningún jardín, porque tienes toda la razón del mundo. No creo que los años, por el hecho de tenerlos, sean motivo suficiente para merecer respeto ni den derecho a ser grosero e impertinente. El respeto hay que ganárselo, sea en la edad que sea. Otra cosa es que a una persona le fallen las facultades físicas y/o mentales y haya que ser comprensivo con su situación. Si una persona mayor no tiene tiempo para cruzar un semáforo por ese motivo se espera el tiempo que haga falta, pero si se pone a cruzarlo en rojo merece el mismo bocinazo que si lo hace un joven.
    Besos.

    1. Dolega Autor de la entrada

      ¡Exacto! A eso me refiero. que muchos se aprovechan con el rollo de la edad para hacer cosas que a los demás se les critica. 😀
      Besazo

  9. Miguel

    Lo de la juventud siempre me recuerda aquella viñeta de Mafalda en que dos jovenes se besaban y dos vejetes dicen: Esto es el acabose. A lo que Mafalda responde: No exageren. Sólo es el continuose del empezose de ustedes.
    Un besazo.

    1. Dolega Autor de la entrada

      Totalmente cierto. Es la misma cantinela desde hace siglos, natural por otra parte, pero hay que ponerla en su justa importancia. 😀
      Besazo

  10. Anónimo

    Totalmente de acuerdo contigo, en todas las edades hay gilipollas y en la 3ª puede que muchos mas, además de ignorantes y pendejos… :(
    Besos y salud

  11. Genín

    Totalmente de acuerdo contigo, en todas las edades hay gilipollas y en la 3ª igual, además hay muchos ignorantes y pendejos que se creen que tienen patente de corso por ser viejos, en realidad yo me siento con un cierto sentido de responsabilidad con los jóvenes, disfruto y aprendo con ellos, si, aprendo de su tolerancia y muchas veces falta de prejuicios, de hecho me siento mejor con ellos que con gente de mi edad, no lo había pensado pero tengo mucha mas gente amiga entre la gente joven que entre los de mi edad, bastantes mas, en realidad tengo muy poquitos viejos amigos. :)
    Besos y salud

    1. Dolega Autor de la entrada

      Suele ocurrir Genin, las personas que son más joviales de caracter, se relacionan mejor con gente más jóven. :d
      Besazo

  12. Covadonga

    jajajajajajaja parece que nos hemos puesto de acuerdo a la hora de escribir ayer. Lo suscribo al 1000×1000.
    Hay gente que etiqueta joven = mal educado, grosero, vago,… La mala educación no es cuestión de edades, hay mal educados de todas las edades, grandes, pequeños y medianos. Yo también tengo la suerte de que no sólo mis hijos, tres de 21, 18 y 15, sino también sus amigos son jóvenes educados, buena gente, de los que dejan pasar al abuelo en la cola del super aunque vaya con un carro enorme y él sólo con la barra de pan.
    Porque los abuelos y la cola del super es para matarlos, les tengo un resquemor… Situación, mamá con cochecito de bebé y dos niños esperando pacientemente la cola para pagar una barra de pan, dos botellines de agua, tableta de chocolate y una docena de huevos, llega una abuela con un carro cargadito pega un empujón a la niña que espera impaciente atacar el chocolate a pasar por la caja y que con el golpetazo se pone a llorar, y suelta “es que tengo mucha prisa”, mamá responde “yo también, los niños también y aquí estamos, esperando”, respuesta “me da igual, yo tengo mucha prisa y paso” “no, señora, no, cuando nos toque pasamos nosotros y usted si este señor que va detrás le deja pasar, pasará y si no se va a la cola” “si hombre porque tú lo digas” “sí señora porque yo lo digo pero sobre todo por su mala educación, por su grosería y su ordinariez”
    Besinos

    1. Dolega Autor de la entrada

      Muy reveladora escena, y es que, a veces , los maleducados lo son mucho antes de llevar canas. Luego son maleducados viejos pero ya lo erandesde pequeñitos. 😀
      Besazo

  13. María

    Hace veinte años me daba mucho coraje que se me colaran en la tienda “las viejas”
    Ahora que soy “vieja” yo, ni se me ocurre colarme en ningún sitio.
    No le pongo pegas a nada, ni quiero parecer que lo sé todo
    ¿Por qué hago esto? Porque dicen que cuando te pones a contar batallitas y colarte en las tiendas es cuándo te puedes considerar una vieja enfurruñada y desagradable.
    El secreto es respeto.
    ¡Ah! Y casi todos los jóvenes que conozco son estupendos! Más de uno me ha insistido en que pase primero en la cola de la caja del super y amablemente se lo he agradecido y esperado mi turno.
    ¡Hay gente pa tó!

    Saludos

    1. Dolega Autor de la entrada

      Suscribo tu comentario. Me sentaba muy mal que me lo hiceran a mi de joven, por eso ahora ¡ni se me ocurre!
      Y yo igual, la mayoria de la juventud que conozco merece muuuuhco la pena como dice Marta. 😀
      Besazo

  14. Gaby

    Hola Dolega: Pasa a menudo que gente mayor se siente con derecho a tratar mal, y tambien hay jovenes maleducados. Por suerte son la minoría, pero cuando uno se topa con ellos da mucha bronca.
    Besos :)

  15. Dessjuest

    Querida mía, pocas veces estoy más de acuerdo contigo, es más, lo sabes, hace bien poco hice una entrada precisamente defendiendo a la juventud de hoy, objetivamente mejor y más preparada.

    Sobre el asunto del super, yo a la gente que más admiro es a esa que trata igual al presidente de su empresa que al conserje o a la de la limpieza, porque ser amable con el rey, por ejemplo, lo somos todos si nos lo topamos en una cena, el verdadero valor de una persona es ese, respetar y tratar bien a todo el mundo, no cuesta nada ser amable.

    Yo no he trabajado nunca en un super, pero tengo amigas que sí, que lo han hecho y muchas lo hacen, y quien dice en un supermercado dice en cualquier otro sitio, son curros jodidos, no creo que les haga mucha falta ir a tocar los cojones, si se equivocan pues se pide que se subsane el error, punto, pero lo demás sobra, como sobra la prepotencia de más de uno, que los suelo ver, tratar a la cajera como una puta mierda, solo porque cobra más que ella, o simplemente por creerse mejor.

    En fin, cosas de la vida.

    1. Dolega Autor de la entrada

      Suscribo tu comentario de principio a fin. Hay trabajos que merecen sueldos de oro, porque aguantar según qué cosas a la gente no tiene precio.
      Y también lo pienso, la juventud no es lo que sale en los periódicos por su faceta negativa, una mayoría silenciosa tiene la cabeza muy bien armada y es gente muy valiosa. 😀
      Besazo Maestro

  16. Analogías

    Es que hay gente muy amargada que se piensa que por ser mayores son dioses. A mí me llevan los demonios los maleducados y no puedo con ellos, ya sean jóvenes, mayores, etc. De todos modos lo que se saca en claro en este texto es la gran frustración que siente el abuelo al pensar que le están tomando el pelo. Es obvio.

    Un abrazo.

    1. Dolega Autor de la entrada

      Más que frustración yo lo interpreto como que vives amargado y según sales a la calle, estás viendo a ver a quién le metes la bronca por cualquier cosa, tengas ó no razón. 😀
      Besazo

  17. Bypils

    La educación no conoce edad.
    El buen rollo no conoce edad.
    La empatía no conoce edad.
    El famoso y hermoso ” No hagas a los demás , lo que no quieras que no te hagan a ti” , no conoce edad.
    Besazos, querida Dolega.
    NB : Ah! y yo no tengo más de cuarenta. Para nada. La edad, ni me conoce! ; – )

  18. Emy Tecuento

    Poco puedo añadir al respecto, solo suscribir que la mala educación no está ligada a la edad… de igual manera que la buena educación no está restringida al nivel académico.
    Creo más bien que ambas son cosa del carácter de cada cual.

    Muchos besitos preciosa :)

  19. Nieves

    Ciertamente se ven pocos casos de abuelos estupidos, pero se ven! …yyyyyyy que porras te comento yo si todo lo has dicho tu? Así no se vale…
    Un beso infernal eso si!!!! :)

  20. MATT

    Muy bien Dolega!! estoy muy de acuerdo con lo que dices, y es un discurso que se oye poco. Ni la juventud convierte en terroristas ni la vejez en sabios. Hay de todo. Más de bueno que de malo, pero lo malo hace mucho ruido.
    Un beso!

  21. paterfamilias

    Pues una vez más estoy de acuerdo contigo. Por cierto, ya empieza a darme rabia eso de estar siempre de acuerdo contigo. Vaaaa, escribe algo de lo que pueda despotricar, porque, claro, esta juventud de hoy en día, que escribe posts para que todo el mundo esté de acuerdo. Esto, si yo lo hiciera cuando era joven … 😉

    (no sé si es la edad, la neurona, la caló o qué sé yo, pero no soy muy responsable de mis comentarios)

  22. Mamá de una Monita

    Dolega:
    Definitivamente la edad, no te asegura ser bien educado.
    Es más, en muchas ocasiones, me he percatado, de que mucha gente mayor, cree ser dueña de la verdad, sintiendo que el desatino se les debe aceptar…, por lo que terminan provocando solo una inmensa vergüenza agena…
    Besos mil!

  23. Jerónimo

    Bueno, a mí en particular no me ha sorprendido esta entrada porque tengo como norma no generalizar nunca ni juzgar a las personas por pertenecer a un grupo social o a otro. Tan absurdo es pensar que todos los jóvenes son unos vagos y unos maleantes como que todos los ancianitos son unos ángeles. El que ha sido un maleducado toda su vida lo va a seguir siendo de mayor y posiblemente más todavía por sentirse ya viejo precisamente. Ello no quita para que respetemos más si cabe a una persona que física y mentalmente está ya en la etapa final de su vida, aunque eso no significa que tengamos que aguantar sus maleducados berrinches.

    Un abrazo Dolega

  24. Alterfines

    Habiendo leído esto “El peinar canas solo indica dos cosas: Que hemos vivido mucho y que no nos teñimos el pelo, pero no da una patente de Corso para agredir verbalmente a nadie.” creo que hay poco más que añadir.

    Te asiste la razón, maestra. Un abrazo (osuno).

  25. porfinyomisma

    Si señora. Totalmente de acuerdo.

    En lo de que algunas personas mayores son unas maleducadas y en que la mayoría delos jóvenes de este pais no se ve representada en los cuatro descerebrados que salen por televisión…

    Qué placer volver por aquí a leerte….

    Un beso enorme!!!

  26. Mi Álter Ego

    He trabajado cara al público y, aunque reconozco que no es lo que mejor se me da porque no tengo demasiada paciencia para aguantar las borderías de la gente, hay personas (mayores, jóvenes y de todas las clases de condición social) que son de traca. Te hacen sentir una basura, como si tuvieses que estar lamiéndoles los pies por el hecho de ser clientes del establecimiento.

    Aunque igual que reconozco que soy mala trabajadora cara al público, reconozco que soy mala cliente porque hay trabajadores que deberían hacer lo que yo y darse cuenta que eso no es para ellos. Hay veces que me han tratado fatal y yo no soy capaz de quejarme ni de pararles los pies. Vamos, que me pongo más chula cuando atiendo que cuando me atienden. No tengo remedio…

    Besotes.

  27. Luisa

    Qué dificil, Dolega!!!
    Lo de morderse la lengua, digo.
    Trabajar de cara al público es a veces complicado y templar los nervios ante una provocación es complicado.
    Olé por la cajera y Premio Limón para el viejo grosero.
    Un besazo para ti :)

  28. Silvia Parque

    ¡Totalmente de acuerdo! Sobre todo con eso de la falta de perspectiva. Cada generación se escandaliza de la siguiente, ¿nadie recuerda que la generación anterior se escandalizaba? En cuanto a los efectos de la edad, sin duda los años por sí solos, no agregan sabiduría, ni educación, ni nada; lo que sí creo es que acentúan lo que hay -como han mencionado otras personas en los comentarios-: quien era tratable se hace muy tratable, y quien era difícil de tratar, se hace intratable.
    Debió ser penoso atestiguar el numerito del hombre desptricando.

  29. Eva Letzy

    Totalmente de acuerdo con lo que dices Dolega. Yo creo que con los años cada vez tendríamos que ser más educados, y no al revés. Pero bueno, hay de todo en este mundo.
    Un besito

  30. Ana

    No me extenderé mucho, te doy toda la razón. Me enerva esos ancianos que cruzan por donde les da la gana, y encima se enfadan si les pitas. Aquellos que por ser mayores se creen que pueden sentarse donde quieran, los que se creen que pueden ser los primeros solo por ser mayores. En fin…
    ana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.