Silencio

Happy New Year

Me he despertado sobresaltada por el abrumador sonido del silencio.

Mientras me calentaba el primer café en solitario desde hace muchos días, he ido recogiendo los restos de las celebraciones. Una servilleta encima del respaldo de una silla, una copa de vino olvidada en alguna mesita, la bolita de papel de regalo que dije ventitres mil veces que se recogiera de debajo del sofá…

No soy de hacer balances al final del año, siempre he considerado la vida como un camino con dos únicas etapas. La de salida, el día que naces y la de llegada, el día que te despides de este mundo hacia el otro, así que no soy de balances anuales.

De propósitos pasajeros soy menos, porque nací de naturaleza tendente a llevar la contraria, así que basta que me proponga hacer algo pasajero y tonto, para que yo me lleve la contraria a mí misma y no lo logre.

Soy más bien de pensar en estas fiestas como una celebración de avituallamiento para el ánimo. Como cuando vas de viaje y paras a estirar las piernas, a tomarte un café y a comprobar que el coche y sus ocupantes están bien. Simplemente eso.

Si, el silencio es abrumador, pero me siento al ordenador, empiezo a escribir, sigo tomándome el café en absoluta soledad y una sensación de placidez empieza a recorrerme el cuerpo.

He disfrutado mucho de estas fiestas, pero echaba de menos, mi tiempo, mi espacio, mi pequeño pero importante mundo, para que vamos a mentir.

Me doy un homenaje y me dispongo a hacerme un segundo café. Disfruto pocos placeres superiores a tomarme un buen café recién levantada, despacio, sin prisas y sin agobios. Desgraciadamente llevo demasiados meses disfrutando de esa sensación que me sigue gustando, porque la pobre no tiene la culpa de que yo lleve en el paro desde hace casi un año.

El silencio empieza a cantar una melodía relajante. Me arrellano en la silla para estar más cómoda y poder zambullirme sin contemplaciones en mis actividades blogueras. Huelo el café, miro el teclado…

-Buenos días

Y pego un salto que casi me empotro contra el techo.

-¡Pero, tú qué haces aquí!

-¿Cómo que qué hago aquí, madre? Vivo aquí, aunque se me vea poco, además estoy de vacaciones ¿recuerdas? Te lo dije hace unos días, pero se te habrá olvidado como todo lo que te digo yo.

El silencio se ha callado de golpe y se ha marchado a dar un paseo por el monte.

-Venga vístete que tenemos que salir de compras.

-Oye, son las ocho de la mañana y yo no tengo que salir a comprar nada.

-Pero yo sí, que me faltan unas cuantas cosas para mi princesa que ella celebra los reyes. Venga Madre vístete que salimos y ya verás que lo hacemos en un plis plas…

A los nuevos en esta casa decirles que esto no va a salir bien, lo sé. La única ventaja es que no tendré que pensar el post de mañana, pero yo y los viejos visitantes de este lugar saben que no va a salir bien.

Miro por la ventana a ver si encuentro al silencio para decirle que no se vaya muy lejos, pero no lo veo el muy asqueroso se ha largado y me ha dejado con el Niño en modo compra regalos.

Lo dicho; esto no va a salir bien, lo sé.

 

 

 

 

 

 

 

57 pensamientos en “Silencio

  1. rachel

    Guten Rutsch!!
    feliz año nuevo!!
    Me encanta leer tu entradas, eres capaz de poner palabras a mis pensamientos y me identifico en ti como una fuente de sabiduria sin fin…
    No sabes la suerte que tiene los tuyos de tener te cerquita

    La salida a comprar con el niño…sin duda la entrada mas esperada para mañana…pero , mira que es tierno el niño..el churri NO COMPRO REGALO!! NOOOO supuestamente el ya es una sorpresa diaria…agrrrg

    En fin feliz dia de compras!!!

    1. admin

      ¡¡¡jajajajajja Ellos son un regalo del cielo!!!
      Gracias por tus palabras, preciosa. ya sabes que me pareces una mujer valiente, echada para delante y divertida. Me gustas.
      ¡¡¡Besazo y feliz año!!!

  2. Territorio sin dueño

    Ay Dolega! como te entiendo! Estoy deseando que llegue el día 8 para empezar a hacer vida normal y que estos dos desaparezcan de encima de mi chepa.
    Todo va retrasado, no tengo tiempo para mí, no puedo organizar las faenas, yo tan ordenada y metódica y esto es un caos con ellos por medio todo el día ¿como pueden chuparme tanto tiempo y energía?
    Que te sea leve guapa, por lo menos hay post asegurado, a mí eso me sirve de consuelo ultimamente cuando sé que se me viene una encima je je.
    Besazos

    1. admin

      Si que extraño mi espacio y mi tiempo. Creo que, como esto es un vicio, lo que ocurre es que echo de menos lo de mis deberes blogueros. ¡¡Vamos, que tengo mono!! 😀
      Besazo hermosa y a ver si nos centramos de una vez.

  3. Susana

    Te entiendo. Esta mañana salí yo sola a tomar un café y pensé: bendita rutina. Pero la verdad es que luego los echo de menos. En fin, que te sean leves las compras. Un beso.

  4. Juan

    Jejeje, como que no va a salir bien?, no me digas que eres de las pocas mujeres que no les gusta ir de compra? o es porque vas con tu hijo que te desespera un poco?, bueno paciencia, ya te llegaran momentos absolutos de silencio, de esos que te duelen los oidos de no escuchar nada que veo que los necesitas. Un besazo y feliz año.

    1. admin

      No, odio ir de compras. Tengo la suerte de tener un marido adicto a los hipermercados y los centros comerciales. 😀
      Besazo y feliz año

  5. madreymas

    Jajajajajaja, si es que ya vas con pensamiento negativo… así cómo va a salir bien?

    Piensa algo bueno, si el Niño te elige como compañera de compras es que confía en tu buen gusto…

    Besazo y feliz nuevo año.

  6. Marga

    Con mi sobri de personaje lo único que se es que hay risas aseguradas así que este año pinta muy bien.
    Felices compras de reyes preciosa jajaja…

    1. admin

      Y menudos infartos te provocan. En una de esas excursiones la Niña nos inundó la casa en madrid. Abrió el bidet y luego ella “no podo cerrá”…El agua a los tobillos 😀
      Besazo

  7. Dolores Ceballos

    Sólo espero que no se le ocurra comprar ninguna pulsera con símbolo tribal… jajajajajajaja.
    Santa Paciencia te acompañe… a ti y al dependiente de la tienda escogida

  8. Dessjuest

    Es lo menos que puedes hacer por él después de tenerle meses congelado, él todo sacrificio y tú no eres capaz de acompañarle a comprar ropa, mala madre 😀

    Esperaremos las consecuencias, porque evidentemente salir bien no va a salir.

    Besos maestra.

      1. Marga

        No importa si es real o no, lo que importa es que te des por saludada porque seguro que en el real no me entero, que soy asín….
        Espero el relato de la compra…

  9. Eliana Tardío

    Buen y feliz año! a mi también me encanta el silencio, es mi mejor amigo, soy amante de la soledad, porque soy de alma rebelde y me cuesta callar ante las cosas absurdas e injustas de la vida cotidiana, pero bueno, el silencio se escapaca amiga! pero volverá pronto. Que disfrutes las compras, que a mi por cierto me encantan :) besos!

  10. Paterfamilias

    Espero ansioso la entrada de mañana y … me acabo de acordar que yo también tengo que hacer compras. Ya me has estresado.

  11. Paterfamilias

    ¿Y mi comentario? ¿Dónde está mi comentario?

    Por si acaso, decía que espero ansiosamente el post de mañana y que has conseguido que me estrese … al leerte he recordado que yo también tengo que hacer alguna compra.

    1. admin

      ¡Es cierto! Necesito tranquilidad y silencio para escribir, con la particularidad de que necesito escribir así que si no puedo escribir por cualquier motivo me voy saturando de ideas y me pongo de mal humor 😀
      Besazo

  12. Analogías

    No sabes cómo te entiendo. Yo me he pasado 12 días con el no-marido y hemos acabado deseando tener nuestro propio espacio, rutinas y que cada uno vuelva a sus quehaceres. Luego dejamos de vernos y nos echamos de menos… Esto es un “ni contigo ni sin ti”.

    Seguro que en el fondo, estás encantada de irte con tu hijo de compras, anda que no mola que vayan haciéndose mayores y que nos reclamen…

    Un besazo silencioso de comienzo de año.

  13. Piruja

    Hola dolega, aun me acuerdo de la otra vez que te llevo para comprarle un regalo a la novieta y la que lio jajaja, prepárate que te veo lo mismo que entonces:), y anda que te dice que si puedes acompañarlo no, lo suyo es ordeno y mando toma el, sera en pago de algo? jjeje, ya nos contaras que estamos deseándolo:)
    La verdad que de vez en cuando se agradece esos silencios y aunque digan que no volver a la rutina de siempre por muy hartos que estemos de ella, dices que llevas un año en el paro, espero que tengas pronto trabajo aun estando todo como esta y no llegues a los diez años como yo, la verdad que ya he perdido la esperanza pero bueno mas ya no puedo hacer:), lo dicho esperamos la crónica de la compra con el niño que como sea como la otra estará de muerte jeje

    Besos.

  14. desmadreando

    Me encanta volver a leerte ¡te echaba de menos hermosa! y he decidido que hoy te llamaré para echar el chal y echarnos unas risas….

    muero por leer el post de mañana que me encanta cuando vas de compras con el Niño.

    Me alegro que hayas disfrutado de las fiestas ¡porque son para que el alma se ponga de pie y tome vuelo!

    Te mando un besote desmadroso y lo mejor para este 2013

    ps ¿paro? hija mía ese es un palabro que las madres NO conocen pero en fin… 😛

  15. zambullida

    A mí las Navidades me rompen en dos por esa alegría de la que unos quieren librarse y que nunca alcanzo por pasarla en soledad. No obstante, cada año, las vivo mejor, aunque siguen haciendo pupa.

    El silencio y la taza de café son grandes aliados míos también.

  16. Silvia Parque

    Yo negocié; de mis dos semanas de vacaciones, una compartida, con pelis y de lo que el otro tenga ganas, y una semana para “lo mío-mío”, que requiere algo de silencio. A menudo nos cuesta trabajo encontrar el “silencio adecuado”, porque vivo en un lugar muy pequeño y no es justo que mi necesidad le impida existir, pero creo que ahora tenemos la solución: Santa le trajo una guitarra y esa no me interrumpe ni me distrae.
    A ver cómo fueron las compras…

  17. Josh

    La delicia de esos momentos no tiene precio, asi como no tiene precio la delicia de pasar a leerte por aqui!!!

    Feliz año nuevo y un gran abrazo desde Honduras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.