Rutina de gimnasio

Gimnasio
Este post tendría que haber sido publicado ayer, pero se atravesó otro acontecimiento, así que los hechos son realmente de antes de ayer.

Como todo el mundo podrá suponer al día siguiente de mi inauguración en el gimnasio me levanté absolutamente demolida. Así que no pude hacer el seguimiento de mis chicas favoritas. Pero como lo que se empieza hay que seguirlo, por la tarde reuní las últimas fuerzas que encontré por los rincones y me dirigí al polideportivo a mi segunda sesión de “puesta en forma”.

Cuando entré, estaba la monitora del gimnasio, persona a la que conozco de hace muchos años, básicamente porque su hijo y el mío fueron compañeros de colegio un montón de años.

Saludos… cómo tú por aquí…pues ya ves…pues me alegro y me dirijo a mi bólido con pedales cuando escucho su voz:

-¿Ya tienes rutina?

-Pues no, no sabía que había que tener rutina.

-Mujer, si no quieres no pero aquí todo el mundo tiene su rutina.

Venga Dolega, déjate hacer una rutina que si no suena así como que siempre vas por libre…

-Sí, si hacemos una rutina, que así es mejor y tengo claro las cosas que tengo que hacer.

-Primero el cuestionario.

Qué manía con hacer cuestionarios en todas partes

-Vale

-¿Y que meta te has puesto para venir aquí?

Pues cual va a ser, adelgazar lo más que pueda antes de 15 días, porque cuando llegue allí me voy a liar a comer como una auténtica cerda, así que si puedo bajar medio kilo, pues medio kilo menos que traigo de vuelta.

-Pues quiero ver si puedo ponerme un poquito en forma y adelgazar, porque desde que dejé de fumar no paro de subir de peso y mi espalda ya se está quejando en serio.

Pero eso sí, de manera tranquila y sin prisas, yo sin prisas que a mí los gimnasios no me gustan y si encima lo pongo difícil, pues como que no.

-Vale, pues vamos a hacer una cosa, vete a la bicicleta mientras te configuro la rutina ¿vale?

Me voy a la máquina de pedales y le mete 15 minutos. Termino la bici, sale y me empieza a explicar la rutina.

-Mira vamos a ir viendo aparato por aparato cómo funciona cada uno.

-Pero oye, y digo, ¿Cuántos aparatos vamos a probar?

-Tú nunca has ido a un gimnasio, ¿no?

-Bueno yo si he ido a gimnasios pero siempre a clases. Que si aerobic, que si pilates, esas cosas.

-Ya. Pero es que esto es una sala de musculación y cada máquina es para una zona del cuerpo y unos músculos determinados.

-ahhhh (boca abierta de miedo) Pero esto no me pondrá ahí toda llena de músculos ¿no?

Mirada de madre de la monitora.

-Pues no creo, para que mentirte.

-Vale, sigue.

-¿Ves? Aquí pones las pesas, por ejemplo aquí diez kilos.

-¡No! De eso nada, que yo no puedo cargar ese peso ¡Que va, que va!

-No, si no tienes que cargar con nada. A ver tú subes las piernas y ya está. Prueba, ¿ves? Puedes perfectamente.

Me estoy empezando a sentir imbécil…

-¿Pero oye, cuantas máquinas voy a tener que hacer?

-Toda esta fila.

-¿Perdón, cómo dices?

Recuerdo que ya he dado el número de cuenta para que pasen la domiciliación.

-Toda esta fila hasta el final. Recuerda que son series de doce veces cada máquina ¿vale?

Esta tía esta de la olla ó sea loca, loca de remate. ¿qué parte no ha entendido de lo de “sin prisas”? Vuelvo a pensar en la domiciliación. Me pongo, una, dos, tres…

Poco a poco le voy viendo el final a la fila, ¡Dios que calor hace! ¡Venga Dolega que ya solo te falta una!

-Vale ahora vamos a la otra zona, la de pesas.

-¿Perdona?

-Sí, coge estas pesas. Son muy livianas, de tres kilos.

¡Pero si yo no podía ni con las de pilates de medio kilo!

¿Será que esta tía tiene algún rencor conmigo que yo no me acuerdo? ¡Dios, creo que fue a su hijo al que el Niño le rompió las gafas en el colegio cuando tenía ocho años!

-Así sin separar los codos del cuerpo, muy bien.

-¿Que tal tu niño?

-Bien ahí anda el pobre en el paro.

Joder, encima encabronada porque el niño está en el paro.

-¿Y el tuyo?

-Ahí trabajando.

¡¡¡Dolega, pareces boba, le has debido de decir que también estaba en el paro!!!

-Vale, ahora con la pelota pequeña, esa de ahí.

¿Lo ves? Si es que pareces tonta, hija mía ¡Pero si estas son las pelotas de pilates! Con lo mal que se me daban las jodidas pelotas…

-Ahora ahí, abdominales.

-Ufff yo creo que no me voy a acordar de tantas cosas ehh.

-No te preocupes, lo tienes todo en este librito. Está con tu nombre y lo tienes que dejar en aquel cajoncito.

Mira, previsora la chica. Venga Dolega, que ya te queda poco, porque ya no hay más maquinas, ni pesas, ni pelotas, ni asientos ¡ni nada más! Así que por huevos tienes que estar terminando.

-¡¡¡Ya está!!!

-Vale, ahora vete 10 minutos a la cinta de andar.

-¿Perdona?

-Si a la cinta de andar, ponla despacito.

No si te parece la pongo para correr la maratón, no te jode. ¡Dios que cansanciooooo! Ahhhh y encima ¡¡¡cuando me bajo de la maldita cinta me mareoooooo!!!

-¡Oye, que me estoy mareando!

-Nada, no te preocupes eso es la falta de costumbre, en un minuto se te pasa.

Bueno esta es la rutina. Esta primera semana no te voy a meter mucha caña, así que solo das una vuelta. La semana que viene das dos vueltas.

-Perdona, pero es que no te entiendo. A qué doy vueltas.

-¡A la rutina! Cuando terminas aquí, empiezas otra vez en la bicicleta y luego a las máquinas y así hasta volver a llegar a la cinta.

¡JAJAJAJAJJA! Ahora sí que estoy convencida que ésta mujer está completamente loca. ¡En cuanto llegue a casa tengo que corroborar lo de su niño! Me entran ganas de decirle que acaban de despedir al Niño a ver si bajan sus expectativas… No mejor no, no me vaya a castigar Dios.

-Yo creo que eso va a ser mucho para mí, ehhh

-Tú tranquila que ya verás cómo dentro de dos semanas ya no se te hace tan duro.

Claro que no, dentro de dos semanas salgo corriendo y en unos cuantos días no me vuelves a ver, jodía. ¡Vengativa, que eres una vengativa!

-Ahh vale, vale. Pues nada, hasta mañana.

-¡Dónde vas! Que tienes que estirar, ven aquí.

¡Dios! ¿No va a acabar este martirio todavía?

-Venga, hasta mañana.

-Hasta mañana, yo estoy aquí desde las once.

-Yo tengo que venir antes, sobre las nueve y media ó así que tengo cosas pendientes.

-Pues nada, ya sabes en el librito lo tienes todo.

Porque mañana tengo que hacer el seguimiento a mis amigas que si no…

 

 

 

 

 

63 pensamientos en “Rutina de gimnasio

  1. Jaimita

    Ainssss mi niña,yo es que te imagino en las máquinas y no puedo evitar que se me dibuje una sonrisa en el rostro.
    La única vez que a mi me dio por apuntarme a un gimnasio,creo recordar que no aguanté más de mes y medio.
    ¿Una rutina?Agggg,eso es la primera vez que lo oigo,si llegan a hacérmelo a mi salgo huyendo como alma que lleva el diablo.
    Por dios,que una solo va con la idea de quitarse unos kilitos y no en convertirse en muscuwoman!!!
    Besitos.

    1. admin

      Lo cierto es que yo nunca he hecho esto, así que no sé ni cuanto duraré ni cómo acabaré, pero si te digo que yo las cosas me las tomo con muuuuucha clama 😀
      Besazo

  2. Eva Letzy

    Siiiii!! Yo quiero saber más de tus amigas!!! Son lo más…
    A mí la verdad que las rutinas del gimnasio, y el gimnasio en sí no me gustan… Yo voy a la piscina, a clase, porque nadar por libre también me aburre. Se me hacen muy amenas las clases, porque como te van dando ejercicios te entretienes y se te pasa rápido. Es una opción para que pienses, a lo mejor te gusta más…
    Un beso, ojalá haya suerte y mañana te encuentres con la que se casa y la hermana nuevamente…

  3. Macondo

    Mi única asistencia a un gimnasio también fue cuando dejé de fumar. Aguanté más o menos lo de Jaimita. Estaban tan poco acostumbrados mis pobres músculos a hacer esas cosas, que uno de los primeros días se me hizo como una especie de nudo en la tripa. Qué mal rato pasé hasta que me ayudaron a deshacerlo.
    Yo también espero ansioso a ver si al final se ha hecho las ingles japonesas la novia del Andrés. ¿Cómo controlas fechas y horarios de esas colegas?

  4. winnie0

    Lo más que he durado en el gimnasio fue un año y medio y la verdad es que me enganchhó…pero lo dejé por una causa justificada y lo de retomarlo me dá una pereza TAN INFINITA…..Besotes t buen día

  5. Toro Salvaje

    Dolega hazme caso.
    Sal de ese gimnasio inmediatamente.
    Ves a una piscina.
    Empieza poco a poco y ves subiendo el tiempo.
    Nada tranquilamente y sin agobiarte.
    Si quieres bajar peso no lo conseguirás yendo al gimnasio. Ese peso lo recuperarás.
    Te hará bajar peso la dieta.
    Una dieta razonable y nadar de forma razonable.
    En el gimnasio te acabarás lesionando. Eso lo tienes asegurado.
    En el agua nuestro cuerpo pesa el 10% de su peso real y los músculos, tendones, articulaciones y demás no sufren ni están en situación de riesgo.
    Algo de dieta y nadar.

    Besos.

    1. admin

      ¡Ay Torito mío! si supieras mi sufrir…
      Una de las cosas que más me gusta en el mundo es nadar. cuando dejé de fumar, me apunté a la piscina. Me iba todas las mañanas a las 7 de la mañana, antes de entrar a trabajar a nadar. Era FELIZ, FELIZ,FELIZ. No sé si he sido suficientemente clara. FELIZ. Al mes más ó menos ya nadaba un kilómetro despacito y tranquilamente, salía llena de energía y me sentía genial sin dieta ni nada. Entonces un buen día en la oficina, sobre las dos de la tarde me puse a morir. Se me cerraron los bronquios y casi termino en urgencias. Resumiendo la historia, después de un largo peregrinaje por médicos, neumólogos y enormes sospechas de enfisema pulmonar, al fin, repito, alguien me hizo caso. Llevaba diciendo desde el principio que creía que era una especie de alergia al cloro ó a algún producto que le ponían a la piscina y así fué.
      Lo que despistaba a los médicos era que el cierre de bronquios no se daba durante el baño, ni siquiera después, sino al baco de casi cuatro horas y remitía si no iba a la piscina al cabo de más de una semana.
      Así que tuve que dejar la piscina con todo el dolor de mi corazón. Esa era de cloración salina. Me han comentado de piscinas de ozono y de otras cosas, pero no sé, me da miedo…Porque me pongo a morir.
      UPS perdón por el rollo…
      Besazo

        1. admin

          Eso tú encima da envidia. Te parecerá bonito hacerle eso a la familia. Tú en la playa y yo aquí en el gimansio sudando como una osa…
          Pasatelo divino preciosa. DISFRUTA ¡¡¡¡SIN CONTROL!!! Bueeeeno eso decíamos a los 20 años… 😀
          Besazo

  6. Arturo

    Dolega:
    Toro salvaje tiene razón. Un cuerpo es un todo y si lo exprimes en un lado, se resiente en lo0s demás. La rutina aeróbica está muy buena si la has practicado siempre, caso contrario el corazón y los pulmones sufren un esfuerzo no acostumbrado, mejor ni hablar de las arterias.
    Esfuerzos para chiquilines en personas maduras, con hijos adolescentes, solo dañarán las articulaciones.
    La dieta elimina los kilogramos de más y un ejercicio suyave tonifica los músculos con delicadeza.
    Los profesores de educación física viven “bajo una piedra”, creen que los demás sienten el mismo aprecio que ellos por la actividad física extenuente. No los entiendo, ni ellos a mí.
    Si les haces caso, quedarás sin grasa, eso sí, pero cuadrada como una heladera, todo músculo…
    Contanos cuando abandones ese suplicio.
    Además, siempre se consigue ropa de un talle más grande; no es un drama.
    Un beso.

    1. admin

      Ya lo sé Arturo, que tiene razón, además el nadar para mí es mágico. Yo me pongo a hacer largos y me relajo totalmente. no me aburre, no me incomoda, puedo estar dias metida en la piscina, pero no puede ser en piscinas cubiertas, por lo menos en las de cloración salina y cloro. :(
      Besazo

  7. madreymas

    Como siempre… ¿la culpa de todo la tiene el NIño? Jajajajajaja!

    Yo me apunté al gimnasio con 3 amigas iguales que yo (de vagas, se entiende). Pagamos todo el año por adelantado.
    La primera fue un día y no volvió.

    Las otras 3… era llegar al barrio… y empezar a desmotivarnos unas a otras. Al final, el 90% de las veces nos íbamos de cañas. Engordé un par de kilos en lugar de perder los 4 que me había propuesto…

    Conclusión: no te hagas amiga de la novia y la hermana del Andrés.

    1. admin

      jajajajajaj ¡Exacto! Yo he pasado también por esas etapas de gimnasio en grupo y ¡¡¡para lo único que íbamos siempre todas era a la hora de tomar cerveza!!!
      Besazo

  8. Moneypenny

    Yo con lo de las máquinas tampoco puedo. Además si sigues mucho tiempo esa “rutina”, como dice la resentida, en vez de bajar peso lo que haces es cogerlo porque endureces y echas músculo.
    Es mucho mejor hacer aerobic, step o ir a nadar como dice Toro, aparte de la dieta claro.
    Ánimo! Ya veras como te pones estupenda, solo es cuestión de ser un poco constante y……¿lo somos? jejeje.
    Besos

    1. admin

      Pues lo de ponerme estupenda, creo que va a ser que no, lo de ser constante, hace años para nada. Lo hubiera dejado el primer día, pero hoy me tomo las cosas más reposadamente y como no tengo expectativas, pues poco a poco al final resulta que voy haciendo las cosas. Pero siempre sin prisas y sin comerme el coco, eso si.
      Besazo

  9. desmadreando

    Que yo recuerde el primer día sólo te ponían dos aparatos ¡y a ti te ha hechor recorrer todos! ESO FIJO ES VENGANZA :=)

    No te dejes extenuar que no vas a tener energía para darle al pedal cuando lleguen las amigas jo tía…no será que el hijo de la monitora se llamaba Andrés? Por que ya sabes lo que es…

    Besotes desmadrosos.

  10. Miguel

    A ver si me explico. Si neustra misión en la vida fuera hacer esas rutinas, vendríamos preparado de fábrica para hacerlo. Pero resulta qué no, que hay que entrenarse. No hija, no. Eso no es natural. Me niego en redondo.
    Claro que ahora que lo pienso, tú no te puedes negar. Tienes un encargo periodístico. Lo siento y espero los siguientes reportajes sobre la boda y sus preparativos.
    Un besazo.

  11. Inma

    Ya verás, la semana que viene te sale solita la rutina….si te haces amigos en el gym todo será más divertido. Misión: hacerte amigas de las de la boda. Saber si el novio al volver se corrió en un pispás después de tanta abstención, el menú, si Rachel se presentó con la tarta pirata 3D y mucho más….

    1. rachel

      Inma… todavia me estoy riendo con la corrida del novio…no llego ni al 3 pobrecito…
      O puede que hiciera caso a la cuñada y paseara sus carnes maltrechas al club…

      la tarta 3D…hasta la 1am haciendo butecrem y bizcochos…no se yo si eso de ser tredy mum esta muy en mi ona

      Dolega….tu animo con tus maquinas que en el fondo tiene su mormo…el sudor, el dolor….con la mente pervesa desperte hoy upss

      un beso

  12. Medranica

    Creo que a cierta edad, tampoco hay que abusur del ejercicio.
    Tenemos que hacer ejercicios, pero con calma, con la natacion y andar es suficiente segun me dice a mi mi medíco de familia.
    Si la espalda la tienes mal creo que lo mejor la natación. Y sobre todo hacer lo que te guste y sin mucho sufrimiento, que sufrimientos ya nos da la vida cuando menos telo esperas.

    1. admin

      Ya lo he dicho aquí en el comentario de Toro Salvaje. Me encanta nadar y eso estuve haciendo dos meses, pero desarrollé una alergia a algún componente de la depuración y no puedo ir a piscinas cubiertas. Una pena porque me encanta.
      Besazo

  13. Marga

    pues del ejercicio no sé nada, soy negada para eso, prefiero no comer un mes, que volverme a torturar en un gym con máquinas. Eso sí, las lcases de baile y de aerobisc sí que me gustan, si todas van para la derecha, yo voy a la izquierda y así, siempre llamando la atención….
    en fin, coincido con Miguel, si hay que sudar, se suda, pero tú no paras hasta invitarnos a la boda de la niña inocente aquella con el cabrón de Andrés (y ojo, no has aclarado si Andrés es o no el hijo de la monitora…)
    en fin, dile al niño que le lleve gafas nuevas a Andrés y a lo mejor deja de ser tan cabrón y la mamá te arregla la rutina a una cosa humanamente pepinable y ¡¡hasta lo invita a su boda!!!, eso sí que lleve a la Bonita, no sea que Andrés le quiera presentar a su hermana y ahí la hemos liado)…

        1. admin

          Joder, como se nota que es da la fmailia, es lista la jodía.
          Ten cuidadito que llega el fin de semana y ahí donde todo comenzó, la fiesta, el jolgorio…. 😛
          Besazo

  14. Territorio sin dueño

    ¿Aparatos? Tú estás segura de dónde te has metido? No será alguna sala dedicada al sadomaso, tu lee las rutinas no vaya a ser que haya incluido algo raro, si lees palabras como mordazas, látigo, arnés o cosas por el estilo sal corriendo y no mires atrás.

    Muchos besos guapa, horrorizada me quedo

    1. admin

      jajajajajaja no me hagas reir, coño. Que me imagino corriendo carretera adelante y la monitora detrás de mí tirándome las pesas como si fueran piedras para pillarme… 😀
      Besazo

  15. Piruja

    Hola dolega, ya tengo agujetas y todo de leerte lo que te hizo hacer la “vengativa” jeje, seguro que te la tiene jurada, la de gimnasios que habré estado yo y bueno lo dejaba enseguida por otros problemas que me causaba, tu no te achiques ni te acobardes ante la “vengativa”, que no se diga eh?, venga animo y por las “amigas” jejeje

    Besos.

  16. Dolores Ceballos

    A mi tanta cacharrada me marea ya desde el minuto cero. Casi prefiero salir y mover el culo al aire libre, y sin señoritas Rotenmeyer que me torturen previo pago… bufff, sudores fríos… jajajajaja
    Pero bueno, veo que no soy el único bicho raro que fue alguna vez al gimnasio y se acabó dando de baja porque era más divertido irse de cañas con las compis de camiseta sudada.

    Bicos

  17. Dessjuest

    Yo de soltero iba unos días a la semana, lo bueno que tiene es que luego ya no trabajas todos los días todo, vas por zonas, un día pierna y biceps, otro espalda y triceps… eso sí, hay músculos que no sabía que los tenía, pero vaya, que sepas que aunque cuesta es un ejercicio la mar de completo, no dejas músculo sin mover, ahora, para perder peso tampoco lo veo.

    Pierdes, cierto, pero pierdes mucho más haciendo aeróbicos solo, correr, bici, etc.

    Animo niña, tu puedes.

    1. admin

      Yo ya hoy que no tengo agujetas, la verdad es que ha sido casi un paseo. Es cierto que se hace muy suave. En cuanto vuelva me plateo la segunda vuelta al circuito, pero con calma. 😀
      Besazo

  18. rachel

    Dolega, solo por el duo de hermanas aguantaaaaaaa…

    Pero que duro es ir al gimnasio, sobre todo al principio, leugo se te acostumbra el cuerpo, pero al principio uff mu fuerte

    un beso

  19. maría

    Bueno… Bueno….Bueno…..
    Lo que yo daría por poder verte cuando sales de ese “gimnasio” de perdición…
    Y tomarnos una cocacolita… O dos….

  20. mercedesmolinero

    Ya verás como dentro de dos meses te empiezas a parecer a Arnold Schwarzenegger, no es por contradecir a tu monitora, pero…
    Ahora en serio, vas a encontrarte muchísimo mejor, en cuanto lleves unos días acudiendo al gimnasio.
    Besitos

  21. alterfines

    Todos estamos convencidos de que hacer ejercicio es bueno; ahora bien, mi problema (cada día pedaleo, en una bicicleta estática, entre 25 y 30 kilómetros con una dureza del 8, para ‘quemar entre 400 y 500 calorías) es entretener esos tres cuartos de hora para que no se hagan insoportables.

    Empecé por construirme una especie de atril, con una table de contrachapado cortada adecuadamente, para colocarla sobre el cuadro de mandos y lograr, por un lado estabilidad horizontal para lectura, portátil, etcétera, y por otra no estar constantemente pendiente de la hora, los kilómetros…

    Pero leer no es posible, por el propio ‘bamboleo’ que conlleva pedalear a buen ritmo. Hacer crucigramas o sudokus se hace también complicado, como el estar chateando o escribiendo en el blog. Así que queda escuchar múscica y mientras echar una partidita de cartas o de ajedrez, backgammon, etcétera contra el ordenador, o bien ver algo: película, serie o partido.

    Cuando tú no tienes a tus amigas 😉 ¿cómo haces para entretenerte?

    Un besote (saludable)

  22. Silvia Parque

    La última vez que fui al gimnasio, antes de ahora que me reinicio, le dije al instructor que no quería “tener cuadritos” (músculos marcados); me miró con una mezcla de ternura y desprecio, y me hizo saber que estaba muuuuy lejos de hacer “cuadritos”.
    La verdad es que a mí me hace muy feliz la oportunidad de trabajar con mi cuerpo, de hacerlo moverse, de sentir que responde; sufro lo que corresponde a tooodo el tiempo en que no lo hice esforzarse nadita… fuera de la bici en clase de spinn, apenas he usado la caminadora, la escaladora, y un aparato que me gusta mucho que hace abrir las piernas… me gustaría probar los demás, pero no ha habido quién se me acerque a enseñarme, y me da miedo que me salgan con una de esas rutinas tipo la tuya…

    1. admin

      La rutina, la verdad es que está bastante bien, porque es algo relajado y sin prisas. Puedo decirte que después de una semana, ya no tengo nada de agujetas y me estoy empezando a sentir bastante bien.
      Besazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.