Praga día 3

-¿Oye, se puede saber porque tienes la manía de que desayunemos en el armario?Porque no lo entiendo. Mira que hay sitio en el comedor…

-A ver, desayuna en condiciones que podemos hacer una comida al día ¿ehh?

-Pues yo desayunar a lo bestia va a ser que no.

-Pués haz un esfuerzo porque no vas a comer hasta la cena.

-Yo quiero ir al  Café Savoy

-Ya veremos. Si te portas bien, desayunas y eres buena chica, te llevo.

-Ya te vale lo de las alubias a las ocho de la mañana, macho…

-Ya tendrás hambre y no comerás.

-Hoy toca la torre esa que es réplica de la Eiffel.

-Esa no entra en el bono.

-Si entra.

-No entra.

-Vale, no quiero discutir. yo solo quiero ir al Café Savoy.

-Ya verás que bonitas vistas.

-si pagas la entrada, si

-qué pesada eres tia…

-Venga vámonos.

-¿Y eso?

-Que la mierda esta de tarjeta que has comprado no lo cubre.

-Ahhhh. Quiero ir al Café Savoy

-Mira, tómale una foto a las ruedas.

-Vale

-Hala, pa’bajo

-¿Que es esto?

-Aquí pone que es en memoria a las víctimas del comunismo

-Ahhh

-Oye tengo hambre, voy a ver allí que veo fruta

-¿¿¿Pero no decías que solo podíamos comer una vez???

-¡Pero yo soy diabético, tengo que comer varias veces al día!

-Tú lo que eres es un jeta…

-Que va, el chino este es carísimo. Cerca del hotel está más barato.

-Mira que bien, ya puedes calcular el IPC checo.

-Venga vamos a coger el autobus turístico, que eso si lo incluye la tarjeta.

-Vale

-Es hacia la derecha.

-No, es hacia la izquierda.

-Te digo que no. El Puente de Carlos está hacia la derecha.

-Que te apuestas. si gano quiero ir al Café Savoy.

-Te lo dije.

-Esperame aquí que voy a comprar algo de beber.

-En serio, tienes un problema, tío. Tienes que superar la fase de recién nacido. No se puede comer ó beber cada tres horas.

-Espera que esta tienda me encanta.

-¿Quieres que cenemos allí esta noche?

-No. quiero ir al Café Savoy.

-Que pesada, macho. Pues tú te lo pierdes…

-Mira que vista desde aquí.

-Es mejor esta.

-Así me veo yo, como no encuentre empleo de aquí a un año.

-¡Pero si tu no sabes tocar nada!

-Mejor no me contestes…

-Venga vamos que esto no nos cunde. que el tour son dos horas.

-Vale, vale ya voy, pero es que aquí hay mucho que ver. Y todo es bonito.

-¡Mira!

-Tómale una a la plaza.

-Espera que le tomo al reloj.

-Ya le has tomado como veinte.

-Me da igual

-¡Huy mira, una boda!

-Espera que le tomo a la Iglesia de Tyn, en honor a Paterfamilias.

-Joder que bien que huele por aquí.

-¿¿Pero no íbamos al bus turístico??

-Siiii es solo un momento

-¿Te apetece uno de estos dulces?

-Yo quiero ir al Café Savoy.

-Venga vámonos a bus, porque por no oirte…

-¡Anda mira! Parece que son paisanos.

-Y mira como los tiene el padre a todos. trabajando con el uniforme y dando el callo… él estará seguro de viaje ó pescando ó vaya usted a saber…

-Que dice que salimos dentro de un cuarto de hora. Así que vamos a dar una vuelta.

-Espera que entro en esta iglesia.

-¡Oye, que me dicen que hay que pagar!

-Pues entonces desde la puerta, bonita.

-¡Anda mira una comunión!

-Hoy te vas a encontrar con todos los sacramentos…

-Estoy cansada. Necesito sentarme un rato.

-Siéntate en este poyete que voy a comprarte algo.

-Yo quiero ir al Café Savoy…

-Y luego dices que a quién sale El Niño…

-En que quieres ir. asi:

-O así:

-¡Venga que se nos va el bus!

-¡Oye tía que buen sitio has cogido, en primera fila!

-Es que les he caído bien.

-Mira a ver si ves El Café Savoy, para ir luego.

-Mira a ver del otro lado.

-Señoras y Señores tienen quince minutos para pasear por la zona. el autobús saldrá estén todos ó no. Así que vamos a cronometrar los relojes:

-Me estoy haciendo pis.

-Pues no tengo suelto así que mira a ver en los arbustos…

-Vete a la mierda guapo.

-Bueno vamos a buscar un sitio donde comer.

-Espera que voy a ver ese mercadillo allí, que tienen cosas curiosas.

-Te lo digo, tienes un problema. Necesitas un exorcismo culinario ó algo por el estilo.

-¡Que bien huele! Vamos aquí

-Aqui no

-Aquí si

-¡¡¡¡No quiero comer comida mongola en Praga!!!!

-¿Quieres ir al Café Savoy?

-Mira el cocinero con el cariño que hace la comida.

-Es que tú no sabes pedir. Lo mío está buenísimo.

-¡¡Pero si has pedido lo mismo que yo!!

-Pues por eso, está buenísimo. echale los fideos y verás que bueno

-Vete a la mierda. Me como esto y me Voy al Café Savoy a tomar cafe y el postre, para olvidarme de esto.

-Igualito

-Idéntico a la cocina del chino…

-Lo que pasa es que eres una pija.

-Traigame un capuchino y un strudel de Manzana. Lo siento Arturo, está de pecado capital. Ahhh y cobrele aquí al señor.

-Está lloviendo.

-Si, ahora si que Praga tiene la imagen melancólica de las postales.

-¿Nos vamos al hotel un rato y luego salimos a cenar?

-Vale.

-Vale,  pero solo por haberme traído al Café Savoy.

-Vaaale y por haber comido comida mongola en Praga.

-Acurrucame que tengo frío y me voy mojando.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Enhanced by Zemanta
Etiquetado en:

17 pensamientos en “Praga día 3

  1. Arturo

    Dolega:
    Un suculento desayuno frente al placard. No hace falta mucho esfuerzo para saber a quién correspondía cada plato.
    La torre es una mala comparación con la parisina.
    La comida mongol tiene una semejanza con la china, de hecho podrían proceder del mismo territorio.
    Pude observar que en el strudel no emplean la característica masa fila hojaldrosa, sino que paraciera ser un bizcocho, o algo por el estilo… De todas maneras se lo veía igual de rico.
    Un abrazo para ambos.

  2. Paterfamilias

    Gracias por el pequeño homenaje de la Tyn!!!! Me ha hecho mucha ilusión.

    ¿Y esas víctimas del comunismo? ¡Qué miedo!, parecían víctimas de … no sé … ¡de Telecinco!

    Buenísimo lo de ahora ya sabemos de dónde ha salido el Niño, pero bueno, te saliste con la tuya y fuiste al Café Savoy.

    ¿Has comprado marionetas? Más vale que una sea con forma de gato, así la sustituyes por el chino que no para de levantar siempre el mismo brazo y que se parece un montón a Doraemon.

    Para acabar. Una casa muy bonita, un peaso fiestón-punto-com y un gran anfitrión el Niño.

  3. Joaquín Sarabia

    Que riqueza de reportaje, qué fotos más fenomenales, estoy disfrutando como un enano, hasta se despierta el apetito con las comidas fotografiadas ¡¡y los dulces!!.
    ¡¡¡¡¡¡y las jarras de cerveza!!!!!!!!.
    Abrazos 😉 .

  4. Macondo

    ¡Por fin el Reloj Astronómico! Ya me extrañaba no verlo aparecer.
    La torre esa creo que no la vi. Me acordaría.
    El puente ese es chulísimo. Una de mis mejores fotos creo que se la hice desde arriba de uno de los edificios de la plaza donde está el reloj. Queda muy bien a lo lejos con la gente recorriéndolo.
    La verdad es que Praga no tiene desperdicio. Simplemente ir andando por la calle, mirando los edificios, ya es una maravilla.
    Besos.

  5. Marga

    ¡Qué hambre!!! ese consorte parece peruano, qué manera de buscar comida por donde vaya… lindas fotos, me siento como si hubiera viajado parte de mi… lo máximo. (Siento lo de la gata, en serio!).

    1. admin

      Es una ciudad que merece la pena. Yo después de verla, la recomiendo antes que muchas ciudades europeas que gozan de más fama y publicidad.
      Saludos y ¡Bienvenida!

  6. porfinyomisma

    JOooder con la tarta de manzana del café Savoy…deberían usar esa foto pra promocionar Praga…aunque no es que le haga falta, la verdad…que ciudad taaan bonita.
    Pero tenías razón, hay mogollón de gente por tooodos lados (menos en las bodas y comuniones O_O)

    1. admin

      todo era magnífico, el sitio, el ambiente, era realmente un sitio especial. Es de las cosas que las guías han clavado. Porque los otros cafés eran también buenos y bonitos, pero no con la clase de este.
      Lo de la gente llega un momento en que es agobiante, te lo juro.
      Besitos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.