Por qué juego al poker

imagen-del-poker

Hace unos días recibí un simpático correo de alguien preguntándome si la “Dolega” que había visto jugando al póker en una conocida web de póker era la “Dolega” del blog. Que era lector mío, que se moría de curiosidad y que me guardaría el secreto.

Dolega traspuesta y halagada de encontrarse lectores por los sitios más insospechados. Paso a contestarle de manera pública porque si juego como “Dolega” se sobrentiende que no hay secretos que guardar. Además soy partidaria de que los placeres hay que compartirlos.

Los juegos de cartas me gustan todos, pero tengo que reconocer que el póker es de los que más me entretienen porque tiene ese punto de emoción y de estrategia, que hace que la adrenalina revolotee por el cuerpo.

Recuerdo que me enseñó a jugar un entrañable amigo que tuvo mucha paciencia conmigo al principio, pero que con el tiempo, ganarme le llegó a costar verdadero esfuerzo. Fui buena alumna, decía y las timbas con su hermana y su cuñado eran realmente divertidas.

No voy a negar que una buena partida en casa tiene su encanto pero a día de hoy prefiero una web de confianza, donde puedo echar unas manos de forma relajada siempre que quiero.

Existen muchas clases de póker. Yo aprendí el clásico de cinco cartas con descarte, el llamado “five card draw”, pero el Texas Holdem ha cautivado mi corazón y no me extraña que, en la actualidad, sea el más popular de todos. Es una variante de póker interesante y muy divertida que se juega con cinco cartas abiertas en la mesa para todos los jugadores y dos cerradas para cada jugador que solo puede ver su dueño, las apuestas son sobre la mejor mano posible de cinco cartas entre las dos tuyas y las cinco que hay sobre la mesa.

Hace tiempo que juego en esta web y está bastante bien. Nunca he tenido problemas de pagos, cosa muy importante en este tipo de sitios y lo que más me gusta es que tienes la opción de jugar sin dinero, simplemente por puntos, incluso participar en torneos y puedo asegurar que es muy entretenido. ¡Además te encuentras con lectores!

Me maravillo viendo el auge a nivel mundial que ha tenido de unos años a esta parte, cómo se televisan las series mundiales con asistencia de famosos, actores, deportistas, que no se esconden para asistir a ellas y me alegra que se le haya despojado de ese halo de “actividad de tahúres” para dar paso a una imagen más cercana a la realidad; el póker es un deporte mental igual que lo es el ajedrez y a la vez tiene la posibilidad de apostar dinero jugándolo.

Así que estimado lector, nos seguiremos viendo por las mesas de póker y leyéndonos por el blog.

Solo me queda advertir que como toda actividad en nuestra vida, su uso responsable hará que disfrutemos de ella en toda su plenitud y su abuso nos plateará problemas, igual que si nos damos a la bebida, a los pasteles ó a los langostinos. Todo en exceso es malo y todo en su justa medida es un verdadero placer.

 

 

Etiquetado en: , ,

42 pensamientos en “Por qué juego al poker

    1. Dolega Autor de la entrada

      Es un juego realmente interesante. ¡A mí me encanta! tengo que reconocer que jugar en general me gusta mucho, me entretiene y me relaja un montón.
      Además, hace años que descubrí que jugando es de los pocos sitios donde nadie habla de los demás. No hay cotilleos ni críticas. Solo se está al juego. 😀
      Besazo

  1. luisa

    Dolega. Eres una caja de sorpresas jeje
    Me encantaria saber jugar pero a mi me falta un amigo paciente que me enseñe.
    Besazos
    Pd. Soy Luisa de Mic. Y ya si está la entrada de mi Lotera preferida:)

    1. Dolega Autor de la entrada

      Eso es cierto, peor hoy en día la verdad es que es muy fácil aprender a jugar casi de todo. 😀
      Ya está puesto y compartido 😀
      Besazo

  2. Joaquín Sarabia

    El Póker es un juego muy divertido y que necesita de determinadas habilidades, recuerdo que me gustaba jugarlo, con los amigos y familiares.
    Ahora con el auge de internet es normal encontrarlo de forma virtual.
    Como muy bien dices todo en su justa medida es perfectamente practicable.
    Un Abrazo Dolega :) .

  3. Sara M.

    Ves tú, coincidimos en que es como el ajedrez, al menos para mí: sé jugar (sé las normas), pero no sé jugar. Aunque a esto si me gustaría saber, en general todos los juegos de cartas o de mesa me gustan. ¡Pero tú me has dado una sorpresa!

    1. Dolega Autor de la entrada

      Mi padre era un gran jugador de ajedrez. Intentó enseñarme muchas veces pero a mí no me llama la atención. sé jugar porque sé las reglas y los movimientos, pero no me motiva, sin embargo cualquier juego de cartas con estrategia me gusta y el poker es uno de ellos sin duda 😀
      Besazo

  4. Yeste Lima

    Jajajaja, sigo pensando que eres de las mías, me gustan todos los juegos de cartas o de mesa, siempre me han gustado y disfruto jugando, aunque nunca he apostado más allá de cuatro perras, jaja, aún así, hay dos que se me resisten, el póker y el mus…a éste último no termino de cogerle el puntillo y al póker nunca he jugado ni tengo a nadie en mi entorno que sepa y pueda enseñarme.
    Estoy de acuerdo contigo, todo en la vida, con mesura, se saborea mejor.

    Sigue disfrutando con mesura, Doleguita.

    Besos apretaos.

    1. Dolega Autor de la entrada

      Yo al mus sé jugar muy poco porque no encontré un compañero paciente. El poker en ese sentido me gusta más porque es individual. Puedes progresar tú solito. 😀
      Besazo

    1. Dolega Autor de la entrada

      En esta web sip y es bastante divertido.
      ¡A mí el chin chon tambien me gusta! Se parece a un juego que yo he jugado hasta la saciedad: el Gim Rummy 😀
      Besazo

  5. maria jesus

    Yo estudié la carrera viviendo en una residencia universitaria y allí había siempre puesta una timba, no jugábamos dinero, no teníamos, como mucho calderilla, pero era muy divertido-
    De todas maneras, en aquella época que no había tele o se veía fatal, en todas las casas se jugaba a las cartas las tardes de invierno, era una manera de reunirse y distraerse, aparte de ejercitar el cerebro.

    Muchas gracias por todo Dolega. Un beso

    1. Dolega Autor de la entrada

      ¡Totalmente cierto! Yo he pasado tardes inolvidables jugando a las cartas en casa, sin tele y sin tanta maquinita 😀
      De nada hermosa, y cualquier cosa que necesites tú simplemente ¡grita!
      Mi marido va mucho a ese carrefur (Bueno él va mucho a todos los carrefur 😀 ) pasará a buscar la lotería en cuanto tenga que ir por allí.
      ¡Que tengo yo un presentimiento, joder! :mrgreen:
      Besazo

  6. Piruja

    Hola dolega, no me gusta mucho jugar a las cartas, en alguna ocasión hemos jugado al sinquillo y otros juegos que conocen mis hermanas pero como te he dicho no me van mucho, no tiene ni punto de comparación pero si me gusta jugar al parchis u otros juegos, pero las cartas no me llaman, venga te deseo mucha suerte y que sigas conociendo a compañeros blogueros:)

    Besotes!!

    1. Dolega Autor de la entrada

      Ufff de parchis ni me hables, que yo me estoy desintoxicando… ¡Me apasiona! quizas sea el juego que más me gusta en este mundo. :mrgreen:
      Besazo

  7. Emy Tecuento

    No puedo más que darte la razón, es un ejercicio mental además de una diversión :)
    En casa con mi príncipe, juego al “Hijo Puta”… nos enseño mi hijo (que ironía).
    ¿Sabes lo que llega a aliviar soltar la palabra dichosa en su justo momento? :mrgreen:
    Besitos!!

    1. Dolega Autor de la entrada

      ¡jajajaja lo sé perfectamente!
      Mi hermano y yo de pequeños teníamos un juego de cartas que es una verdadera locura. Algún día tengo que hacer un post sobre él. Pro me tiene que ayudar porque yo ya no me acuerdo de todo :mrgreen:
      Besazo

  8. Paterfamilias

    ¿Dónde está mi comentario de esta mañana?

    Te decía , desde el móvil, que yo no soy de cartas, no sé jugar, pero recuerdo una época en la que jugábamos al ferrocarril (supongo que por otros lares tendrá otros nombres) y las timbas eran impresionantes. Con su atmósfera de humo, como Dios manda (o mandaba)

  9. Covadonga

    Dolega como siempre sorprendiendo… Yo soy más de ajedrez, sé o mejor dicho sabía, no sé si las recordaré, las reglas del póker pero nunca me gustó demasiado, al igual que el mus, por el contrario el ajedrez siempre me gustó muchísimo y con mi santo esposo siendo novios nos pasábamos tardes enteras con un tablero de ajedrez….
    Besinos

    1. Dolega Autor de la entrada

      Ufff pues yo con el ajedrez nunca pude ¡Y mira que mi padre lo intentó! Me gustan los juegos más dinámicos. Yo eso de tirrme horas pensando en qué mover y qué moverás tú…. 😛
      Besazo

  10. Eva Letzy

    Jajjaa, no te hacía jugadora de póker la verdad, me has sorprendido.
    A mí me gusta mucho también, sobre todo por la adrenalina que te genera. Pero si puedo elegir me gusta más jugar al mus o al truco (que es un juego típico de Argentina, y me divierte mucho).
    Un beso Dolega, espero que estés muy bien

    1. Dolega Autor de la entrada

      El póker me gusta, me gusta mucho. ¡Ahh la adrenalina! tengo que reconocer que me encanta.
      Yo al mus no he tenido suerte. nadie tiene paciencia para tenerme de compañera así que no hya manera de coger soltura :(
      Besazo

  11. Analogías

    Yo jugaba antes (y al mus)…qué tiempos aquellos. Me gusta mucho más el póker, ande va a parar. El problema del mus es que tenía que ir haciendo cuentas y sinceramente, entre que soy de letras y que no me apetece pensar más de la cuenta…acabé mandándolo a la mierda.

    Viva el póker…jaja

    1. Dolega Autor de la entrada

      Es que el mus tiene el problema de que necesitas pareja y es un juego que,según todo el mundo dice y yo he visto torneos, es divertido jugar con gente que sabe, si no el que sabe se desespera y claro, nadie quiere al “pardillo” 😀
      El poker puedes ir aprendiendo tú solo y puedes ir mejorando sin necesitar de un compañero “paciente” 😀
      Besazo

        1. Dolega Autor de la entrada

          ¡Mi padre era buenísimo en él!
          Yo no lo domino, se las reglas y lo he jugado alguna vez pero lo cierto es que soy bastante mala 😛
          Besazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.