Plácida sonrisa

placidamente-muerto

Al fin estaba tranquilamente muerto. Reposaba en ese precioso ataúd que había encargado meses atrás y tenía una plácida sonrisa en su rostro perfectamente maquillado.

Había decidido planificar su despedida. Quería estar seguro de que podría descansar en paz durante toda la eternidad.

Se centró en el reconocimiento a su familia más cercana, ellos se lo merecían por lo que, meses antes, se aficionó a irse de putas. Su mujer siempre lo había acusado injustamente de ello, así que decidió que al final tuviera razón. Que pudiera quejarse de algo real y no de jodiendas imaginarias.

Que cuando se lamentara ante las amigas de la mala vida que le había dado, ellas pudieran corroborar el hecho, así que le había ofrecido a la Trini que si quería ganarse quinientos euros sin tener que trabajar, solo tenía que ir al tanatorio el día convenido con su vestido lila de escote en pico, sus zapatos de lentejuelas rojos, llorar mucho y tomarle una foto con el móvil como prueba, para que su amigo le soltara el dinero. Ella le había prometido que sus lágrimas serían sinceras; eso a él le importaba un rábano pero no quería contradecirla para que la escena mantuviese su frescura.

También había encargado grandes coronas de flores e innumerables ramos de las más diversas formas a varias tiendas especializadas de la ciudad. Llegarían durante todo el día, sin descanso. No es que le gustasen especialmente pero quería estar seguro que sus deudos llorarían con ganas y como en esa casa eran un catálogo de alergias, sería una eficaz manera de garantizar lágrimas por doquier.

Además de lágrimas quería tristeza, pero tristeza de la buena, de la que se siente muy dentro así que había vendido todo el patrimonio familiar para que sus hijos sufrieran sincera y desconsoladamente el día de su velatorio; que pudieran demostrarle a la madre que ellos tenían razón, que durante años le advirtieron del riesgo que suponía dejarle las finanzas y el tiempo corroboraba sus temores.

No era cosa de que en un día tan señalado se pusiera a discutir la familia. Debía estar unida y sobretodo desconsolada y no hay cosa que desconsuele tanto como percatarse de que ha desaparecido lo que uno cree que es suyo; sobre todo si se trata de dinero.

Estaba seguro de que al ver la precaria situación económica en que los dejaba, se olvidarían las viejas rencillas personales para volcarse todos juntos en querer patear sobre su tumba, así que había dejado pagado un coro de música polaca para que cantara durante la misa y bailara durante el entierro. Sus coloridos trajes regionales y sus alegres polkas le darían un punto exótico a la ceremonia.

No es que él tuviera alguna relación con Polonia, pero le gustaba imaginar la cara de los asistentes ante semejante espectáculo y las lágrimas de sus hijos cuando vieran el cargo de la tarjeta Visa.

Y allí estaba él, con una plácida sonrisa y tranquilamente muerto.

 

Etiquetado en:

62 pensamientos en “Plácida sonrisa

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Yeste Lima

    ¡Joder, el tío! ¡se llevó la mala leche hasta el catre, digo hasta el ataud!
    ¡Qué venganza más bien urdida!… salvo que el único que salió perdiendo fue él…. sería gil….. el tío…. con sonrisa y todo, se le jodió la vida.

    Buen relato, Doleguita… me pregunto cual ha sido tu musa para ésto, jaja.

    Besos apretaos.

    1. Dolega Autor de la entrada

      ¡Que va! Creo que el tío se lo paso muy bien planeándolo jajajjajaja
      Mis musas son variadas y muy cabronas :mrgreen:
      Besazo

  3. Toro Salvaje

    Todo un ejemplo a seguir…

    Si es que la gente ahora se mueren medio atontados.
    No saben irse a lo grande, con carácter, marcando estilo…

    Bien, bien, por él.

    Por fin un hombre!!!

    😛

    Besos.

  4. Eva Letzye

    Simpático el hombre, jajaja.
    Me gustó lo de autoenviarse coronas para que le generen alergia a los demás y así lagrimeen, jaja.
    Un beso grande Dolega, espero el 2014 te esté tratando bien

  5. Macondo

    Genial, Dolega. Ya te lo he dicho otras veces: vales lo mismo para un roto, que para un descosido. Nos haces igual de bien un relato sobre tu familia, que una descripción sobre un guiso, como te sacas de la chistera un ingenioso escrito como éste. Escritora completa.
    Besos.

  6. Marinel

    Caramba…eso sí que es tener estilo y…malicia, todo hay que decirlo.
    Se suele decir aquello de genio y figura hasta la sepultura,¿no? y no todo el mundo puede, pero éste sí que supo llevarlo hasta el final, ja,ja,ja
    Buenísimo.
    Besos.

  7. manolo

    Que imaginación.
    La del muertito y la tuya, que con este Relato, demuestras, que vales para ello.
    Mis felicitaciones por recrearnos con tu escrito.

    manolo

  8. Pilar

    Asi se hacen las cosas, nada de dejar al albur de la responsabilidad ajena lo que es tan importante.
    Y esa familia desconsolada…qué imagen tan adorable. la única pega es que no pueda disfrutarla en vida.
    Besos

  9. Sara M.

    Jajajajaja, buenísimo Dolega. Consorte tendrá lo suficientemente claro lo bien que se tiene que portar, ¿no? Porque te imagino perfectamente haciendo algo así.
    Besos.

    1. Dolega Autor de la entrada

      Croe que el disfrute estaba en planificarlo, no tanto en ver sus consecuencias. Su imaginación hacían el resto en el deleite. 😀
      Besazo

  10. inmagina

    Que jodío y que puñetero, aunque no sé porqué intuyo que los peores, interesados, malos bichos y ruines, eran el resto de la familia, que le debieron hacer la vida insoportable e insufrible, y ésto no fue más que su justa venganza.
    Besitos, me ha gustado mucho, dolega

  11. Bypils

    Gran relato. Te mantiene atento. Impagable ese final polonés. ; – )
    Jugando con la ironía ( de la vida) y la muerte. Lo malo es que tanto derroche de ingenio planificado, para no verlo…
    Besazo.

  12. Luisa

    jajajajajajaja hijo de puta!!!
    Aunque en algo estoy de acuerdo con él.
    A mi me encantaría que en mi funeral hubiera un coro y que cantase canciones alegres :)
    Me alegro que hayas vencido a tu GRIPE.
    Feliz año Dolega.
    Besos mil

  13. porfinyomisma

    Si ya lo dice mi padre: más vale serlo que parecerlo….
    y el pobre hombre bien lo pensó…puestos a rajar …que tengan razón ;O)
    Me encanta cómo escribes joia.

  14. Dessjuest

    Un relato genial, en tu salsa, me gustó mucho la ironía que lo impregna de principio a fin, no sé, inmejorable, digna de una maestra :)

    Lo de irse de putas para darle la razón a la mujer es además toda una lección a aplicarnos en tantas y tantas cosas.

    Besos y felicidades querida.

  15. Anabel Rodríguez

    Me estoy partiendo el pecho de la risa, así que supongo que no podría ir a ese entierro. Un sincero aplauso, un texto muy, muy, muy divertido. Un beso

  16. Paterfamilias

    Propongo que avises cuando una entrada es un relato porque si no … ¡No!, mejor así. Es más emocionante.

    Estaba pensando que por 500 euros a lo mejor yo me iba a llorar un ratico delante del féretro. Lo malo sería que quizá lo acusaran de otra cosa y yo, allí, recibiendo las miradas de todos los que creían que era su pareja. Deja, deja …

  17. Jorge

    La enfermedad, el trabajo y la muerte son, a mi juicio, las tres peores cosas que te pueden pasar en la vida. Así que mantenerse sano, trabajar lo mínimo posible y morir adecuadamente forman parte de lo que los griegos llamaban eudaimonía. Magnífico relato, lleno de humor y de sugerencias para la reflexión. Se agradece.

    1. Dolega Autor de la entrada

      Irrefutable tu argumento, Jorge. Lástima que las tres sean de obligado cumplimiento en algún momento de nuestra existencia. 😀
      Besazo

  18. Mi Álter Ego

    Jajaja. Oye, si van a criticar, pues ya que critiquen con motivos… Me ha encantado lo del conjunto polaco. Lo mismo contrato yo a uno también, que eso siempre le da un toque original y seguro que mi entierro sería el más comentado del cementerio. Jajaja. Besotes!!!

    1. Dolega Autor de la entrada

      Es que es así, ya que van a hablar, pués que lo hagan con motivos ciertos. 😀
      La música polaca es muy alegre e incita a bailar, así que ya sabes, para un entierro muy apropiada. 😛
      Besazo

  19. Covadonga

    Morir se murió pero lo bien que lo pasó mientras pensaba cómo hacerles la puñeta, eso no se lo quita nadie!!! lástima que luego no pudiera verlo jejejeje
    Qué bien escribes puñetera!!!
    Besinos

  20. Lehahiah

    Puede ser el argumento de una película jjjjj…genialidad absoluta y originalidad…me imagino su sonrisa…y hasta en un descuido..me pareció que abria los ojos para no perderse detalle…
    Beso con alas….

  21. Joaquín Sarabia

    Qué importancia tienen los dineros en el comportamiento de los familiares durante y después de nuestra muerte.Los rostros ansiosos y los deseos de recibir ahogan cualquier sentimiento de pena.
    Un Abrazo Dolega :) .

    1. Dolega Autor de la entrada

      ¡Yo soy cuentista desde chiquita! jajajajaj
      Creo que este año escribiré más relatos, pero ya se verá. 😀
      Besazo, hermosa

  22. Campanilla

    A eso se le llama humor negro y que se quite el resto, Muy buen funeral, yo también hubiera pagado por ver la cara de su familia con Polca y música de fondo!

    Un besote!

  23. Piruja

    Hola dolega, canastos la mala leche que tenia el joio y que bien lo planeo todo jeje, porque hacer lo que hizo es tener mu pero que mu mala idea, pero bueno, es que muchas veces a base de decirte cosas que no has echo o haces se cruzan los cables y dan ganas de hacer lo que hizo este muerto:), para que así hablen con razón verdad?, si de verdad nos ven desde otro sitio se lo estaría pasando pipa de ver el cuadro jejeje
    Felicidades por el relato:)

    Besotes!!

  24. madrexilio

    Dolega, amiga querida de los mundos 2.0, me encanta que te hayas apuntado para lo del sorteo, si tienes cuento en el famoso Facebook, te pido no te olvides de regalarme un like y otro para el astrólogo. ¿Vale? Muchas gracias por participar :) ¡y a ver cuándo escribes otro cuento!

  25. Inma

    Me encanta, porque hay veces que hay que ser joputa en extremo….¡viva!!!
    Lo voy a poner en el face del buscalibros como relato de antes de acostarse. ¡Toma ya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.