Mi marido me es infiel con un gitano

 

Pues sí, así es. Yo lo venía sospechando desde hace bastante tiempo, pero no quería ver la evidencia. Siempre ocurre igual, el sentido común y el cerebro nos dice:

-¿Pero no lo ves? Si es que está clarísimo, es absolutamente irrebatible, las pruebas son contundentes. Puedes engañarte todo el tiempo que quieras pero el resultado será el mismo. Está enamorado de él, sino ¿cómo es posible que te haga esto?

Pero el corazón, siempre queriendo disculpar al infiel y traicionero, te da decenas de disculpas, todas ellas ambiguas y peregrinas:

-Que no, que ya verás que es algo pasajero. Seguro que será flor de un día, porque en su corazón siempre estarás tú. Dale otra oportunidad y verás que sales victoriosa en la pelea.

Y el cerebro contesta riendo a carcajadas plagadas de ironía:

-¡Cuántas oportunidades necesita tu defendido para demostrar su lealtad! ¿Cuántas veces prometerá aquello que sabe de sobra que no es capaz de cumplir, cuanta paciencia tiene que tener mi defendida con él?

Creo que cinco años de humillaciones constantes, semana tras semana es más que suficiente para llegar a la conclusión de que su amor por él es más fuerte que todas las advertencias que ella le haga.

El corazón sigue alegando sin amilanarse:

-Porque es débil, sencillamente por eso. Él cuando sale de casa, sale decidido. Con la determinación en el alma y diciéndose a sí mismo: “Hoy no caigo en sus redes, hoy no logrará engatusarme”, pero llega y el muy malvado está pendiente de clavarle su mirada felina desde que lo ve aparecer por la acera. Se viste con su mejor sonrisa, lo saluda y sabe que mi defendido no logrará zafarse de su embrujo.

Escucho los argumentos de ambos un rato más. Mientras, sopeso los pros y los contras de la decisión que voy a tomar. Siempre me he tenido por una mujer abierta y liberal así que a estas alturas de mi vida no puedo cambiar mis principios por una simple infidelidad. Además recuerdo mi larga lista de infidelidades y la verdad, no me veo con autoridad moral para criticarlo.

¡Bien! Exclamo con una sonrisa para que mi cerebro y mi corazón escuchen el veredicto final.

He llegado a la conclusión de que puedo seguir viviendo perfectamente aunque me sea infiel. Total, a mi no me gusta ir al maldito mercadillo todos los viernes, y si el gitano lo quiere timar, ¿Quién soy yo para quitarle el gusto de que lo pueda regañar al viernes que viene?

-Oye tío, que dice mi mujer que las patatas que me diste el viernes pasado son una mierda.

-¡Pero qué dices! ¿Tú estás seguro que tu mujer sabe lo que son patatas buenas? Venga que te invito a un café.

-Que va macho, me tengo que ir a trabajar no me puedo quedar.

-Bueno pues toma dos cabezas de ajos para compensar, ¡pero que conste que tu mujer me parece a mí que de patatas no sabe ehhh!

Además ya son íntimos amigos y creo que se quieren de verdad.

¿Quién soy yo para deshacer una relación que dura ya más de cinco años?

Además me encanta la ternura que me produce cuando viene los viernes de la oficina y antes de bajar su ordenador ó su chaqueta, viene corriendo, como hoy, y me enseña ilusionado como un niño:

-¡¡Dolega, Dolega mira qué maravilla de melocotones me ha vendido mi gitano hoy!!

Y yo para no romper el hechizo, no le pregunto: ¿A cuánto el kilo?

 

 

Etiquetado en: ,

39 pensamientos en “Mi marido me es infiel con un gitano

  1. Inmagina

    AAAAAAY paya! que yo veo un malocotón pocho en ese cestillo!

    Yo es que me parto contigo, que hace tiempo que no te lo decía, estás más loca, la que ha montado con el gitano!

    Entre el divorcio del otro día, la infidelidad de hoy y otras lindezas, yo vaticino que este matrimonio va a durar más que un cántaro mocho (frase de mi madre que no sé si se comprende fuera de la familia ) vamos, que sois el uno para el otro.
    Besazos.
    Ah niña, que me voy unos cuantos días fuera, aprovecho para despedirme, he dejado un post nuevo y como no me da tiempo ni a pasarlo por el facebook te aviso, que si me faltas tú no es lo mismo.
    Besos otra vez

    1. admin

      ¿A que si, a que hay uno pocho? pero yo no quiero decir nada, porque en mi casa el gitano del mercadillo tiene razón siempre…
      Paásatelo divino y relájate.
      Besazos preciosa

  2. Toro Salvaje

    Amor Gitano

    Ven y quédate conmigo, dame el corazón
    Vida mía estoy muriendo lento en mi prisión
    Anda dime lo que sientes quítate el pudor
    Y deja de sufrir de capa con mi amor
    Después te llevare hasta donde quieras
    Sin temor y sin fronteras, hasta donde sale el sol
    Contigo soy capaz de lo que sea
    No me importa lo que venga por que ya se a donde voy

    Soy tu gitano, tu peregrino
    La única llave de tu destino
    El que te cuida más que a su vida
    Soy tu ladrón

    Soy tu gitana tu compañera
    La que te sigue la que te espera
    Voy a quererte aunque me arranquen el corazón
    Y aunque nos cueste la vida
    Y aunque duela lo que duela
    Esta guerra la ha ganado nuestro amor

    Yo nací para tus ojos para nadie más
    Siempre voy a estar en tu camino
    Alma de mi alma corazón de tempestad
    Dime por donde ir, después te llevare hasta donde quieras
    Sin temor y sin fronteras hasta donde sale el sol
    Contigo soy capaz de lo que sea no me importa lo que venga
    Porque ya se a donde voy

    Soy tu gitano tu peregrino
    La única llave de tu destino
    El que te cuida más que a tu vida soy tu ladrón

    Soy tu gitana tu compañera
    La que te sigue la que te espera
    Voy a quererte aunque me arranquen el corazón
    Y aunque nos cueste la vida
    Y aunque duela lo que duela
    Esta guerra la ha ganado nuestro amor

    Y aunque nos cueste la vida y aunque duela lo que duela
    Esta guerra la ha ganado nuestro amor

    :)

      1. Marga

        qué nevidia me da Toro, yo quiero escribir como él y no me sale ni el primer verso… bueh, será cosa que me decida… a ver… un meloctón qué delición, al consortón lo engañón su gitanón…
        sip.. no… los versos no son lo mío…
        ¡¡qué envidia le tengo a Toro!!!!!!!!!!

        1. Toro Salvaje

          Oye Marga, que no es mío, que es una canción que busqué en internet para hacer una broma….

          Ahora estoy rojo de vergüenza pero no es culpa mía eh… aunque claro tendría que haber puesto quizás la referencia.
          Lo siento.

          1. Marga

            jajaja… pues nada
            sigo sintiendo la misma envidia porque leo tu blog y escribes de PM… con lo cual quitarse el sombrero y envidiar como una cochina es lo que queda :)

  3. rachel

    AINSSSS que melacatones mas buenisimos…jajajaa

    Sra. Dolega, la infidelidad con el gitano no tiene ni punto de comparacion con la de churri, que me mete a “su amante” en mi cama….siiiii en mi cama somos 3
    El, su Ipod y yo… en fin hombres, ojala se pudieran comer como tu molocotones ;(

    1. admin

      Joooo pues ese también tiene delito…
      Pero no creas, a mí me sale más caro… ajajajajjaaj
      ¡Porque hay veces que lo engaña con saña! 😀
      Besazo

        1. admin

          Puessss que quieres que te diga… Para mi gusto estaban simples, peeeeero no se le puede hablar mal del amante porque se mosquea, así que le he dicho que estaban de cine. Eso sí, le he contestado eso a la quinta vez que me ha preguntado:¿que tal ehhhh, ehhhhh? Con cara de Cocker Spaniel 😀
          Besazo

  4. Marga

    pues yo me lo pensaría y empezaría ya mismo una relación con el gitano a ver si me regala fruta, que a mí me gusta mucho la fruta. ya, yo sé que cobra más caro y tal, pero igual o logro convencer de que el recargo se lo haga al Consorte, y felices los tres…

  5. Joaquín Sarabia

    Los gitanos tienen un encanto especial, yo conocí gitanos en mi juventud y son especiales.
    Bueno tan especiales como todo el mundo en general,pero hay que llevar cuidado con la relaciones comerciales con gitanos, son muy listos.
    Un Abrazo :) .

  6. alterfines

    A ver si ahora que ya ha desviado tu atención hacia el pobre Gitano, te vas a relajar: que los hombre son muy malos (si lo sabré yo). El Consorte seguro que se siente ahora más seguro y es más fácil pillarle en renuncio 😉

    Me despiporro con tus ocurrencias, Dolega. Gracias.

  7. Arturo

    Dolega:
    Te has mandado un muy buen post.
    Si tu esposo es feliz con su gitano tramposo y aprovechado, pues no le amargues la vida y déjale degustar esos melocotones.
    Debes aceptar que ha convertido una atividad tediosa y pesada, cual es la compra de las frutas y verduras, en un momento de placer y distensión; piensa cuánto se ahorra de honorarios en sesiones de analista…
    En lo que a mí respecta, soy difícil en esas cuestiones de las compras y sus precios. Quizás tenía razón aquel ex-compañero mío, que siempre me decía: donde se funde un judío triunfa un asturiano (mi sangre predominante). Él descendía de italianos, no muy confiables, por cierto.
    Lo has escrito con mucha gracia (salero, suelen decir por ahí).
    Besos.

  8. winnie0

    ¡Por Dios! Pero ¿cómo le vas a quitar la ilusión con esos pedazo de malocotones!? jaja Genial estar leyéndote de nuevo Dolega….golpeas a carcajadas mi corazón y mi mente. Un beso a tu alma de nuevo

    1. admin

      ¡¡¡Gracias!!! Un verdadero placer el que te pases por aquí y que te lo pases bien.
      No, si yo no le quito la ilusión, ¡¡¡pero el gitano le quita el dinero!!! 😀
      Besazo

        1. admin

          Es gitano. Lo aseguro porque lo conozco. Hace dos años fui a verlo y a decirle que dejara de engañar a mi marido, pero me miró muy serio y me dijo que de engañarlo nada ¡¡Pero si le doy lo mejor que tengo!!! Me dijo el jodío. Yo me partía de risa con él…
          Besazo

      1. admin

        Y además de verdad Alterfines, pero chico que quieres que te diga, que cada uno en esta vida, escoge sus pasiones y a este le pone el gitano de la verdura 😛
        Besazo

    1. admin

      Lo ama. Además lo reconoce. Siempre lo dice: Me engaña, pero me da lo mismo, le compro la fruta y la verdura porque me cae la mar de bien….
      Si eso no es amor… 😀
      Besazo

  9. mercedesmolinero

    “Mi marido me engaña con un gitano”, es una declaración importante que Consorte puede utilizar en tu contra como libelo. Ten cuidado, las pruebas se pueden volver contra ti.
    De juerga, tus entradas son una risa.

  10. Miguel

    ¡Ay paya! Tengo yo la fragoneta llena de malacatones mejores que’sos como de aquí a Lima. Que ese que le vende los malacatones a tu pariente ni es gitano ni ná de ná. Que te lo digo yo. Tu cuando quieras buenos malacatones te vienes a mi fragoneta ¿vale paya? Pues’eso.

    1. admin

      jajajajaaj Eso díselo al consorte, que al que engaña es a él.
      Gitano es seguro, porque yo he estado con él y si no es gitano, lo disimula de miedo. 😀
      Besazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.