Me han invadido las vacaciones

Los sueños tienen que ser a lo grande, sino ya me contareis...

Los sueños tienen que ser a lo grande, sino ya me contareis… 

Oigo ruidos, muchos ruidos. Me doy la vuelta en la cama y me despierta el sonido de una máquina en el jardín, hago memoria y recuerdo que estamos todos de vacaciones. La casa tiene sobrepoblación estos días.

No importa Dolega, tú a tu rutina y no hagas ni caso, me digo de forma alegre y dicharachera.

Respiro hondo, me levanto, me pongo el primer café de la mañana y salgo al jardín a escribir. Anoche me ha surgido un relato que me gusta, me gusta mucho y no quiero que se pierda en los recovecos de mi mente.

Se abrochó la falda con un rápido gesto, recogió las llaves de la mesa y salió escaleras abajo con el corazón palpitante.

Lo amaba, lo amaba sobre todas las cosas y verlo era siempre una fiesta divertida y sensual.

-Toma, la lista de la compra. Te la he hecho para que así te sea más fácil.

-Pero Niña… ¿Esto es la lista de la compra ó el inventario del Mercadona?

-Hmmm ¡muy graciosa! Es que estamos de vacaciones y no hay de nada ¡No hay de nada!

-Ya, y si traigo esta lista de la compra, cuando terminemos de descargar el camión, moriremos en masa debido a un coma diabético colectivo. Creerán que éramos una secta ó algo así.

-¡Tú y tus bromas, siempre tus bromas! Pero no hay de nada, ya te lo digo. No hay helados, ni bollos para desayunar, ni natillas de chocolate, ni coca colas, ni fantas, ni bollos para merendar, ni patatas fritas para el aperitivo, ni natillas de chocolate, ni de las de galleta…

¡No hay de nada!

-Vale, luego hablamos del tema. Ahora déjame tomarme el café que estoy escribiendo. ¿ok?

Se ha ido cabreada, muy cabreada…

¿Por dónde iba? Ahh sí:

Se abrochó la falda con un rápido gesto, recog…

-¡Pero qué ruido es ese!

Respiro hondo, muy hondo.

-Tu padre, con el corta setos.

-¿¡Pero tú te crees que son horas!? ¡Con lo cansado que estoy, por Dios!

-¿¿¿Cansado??? ¡Pero si viniste anteayer de la playa!

-Ya madre, pero es que en ese piso tú no veas que ruidos. Coches, motos, la gente cantando a las cuatro de la mañana. ¡He dormido fatal! Además la playa cansa mucho.

-Es verdad, por eso yo no voy. Me quedo en casita tranquila, relajada y así puedo escribir a gusto.

-Qué vas a hacer de comida.

-Todavía no lo he pensado, me tengo que despertar primero.

-Vale, pero por favor que no sea pescaito frito que estoy saturado de los días de playa, ni paellas, ni tortillas de patata.

-No se preocupe el señorito, que ya le pasamos por mail el menú para estos días y así puede rellenar nuestro cuestionario de preferencias gastronómicas, para estar seguros de que su estancia en Villa Dolega será de su completo agrado.

-Ja ja, muy graciosa. Solo era una sugerencia.

-Puede echarla en nuestro buzón de sugerencias situado debajo del fregadero en un cubo muy mono con tapadera de pedal y con bolsa perfumada.

-Me vuelvo a la cama, a ver si puedo descansar un rato aunque sea, ¡coño! que estoy de vacaciones.

Se me está enfriando el café y ya no sé por dónde iba, releo:

Se abrochó la falda con un rápido gesto, recogió las llaves de la mesa y salió escaleras abajo con el corazón palpit

-Dolega, ¿Dónde están las tijeras de podar pequeñas? Las azules, alemanas que dejé el verano pasado en el porche de la cocina.

Mi respiro ya es como la fosa de las Marianas.

-Pues…no sé…pero como les haya dado por volver a casa, desde el verano pasado, deben de ir ya como mínimo por Suiza. ¿Tú no les has puesto GPS?

-¡Es que siempre es igual!¡Siempre me pierden las cosas! Qué manía ¡coño! con mover las cosas de sitio, porque según ella “están mal puestas”. Luego hay que adivinar dónde, según ella, están “bien puestas”. ¡Manda huevos!

Ahora me atraso y no puedo aprovechar las vacaciones, porque si no puedo cortar los bordes de las esquinas no queda bien y entonces ¡Ah mira, aquí están, menos mal!

-Dolega, ¿Dónde están las bolsas de jardín que dejé el verano pasado encima del cajón de herramientas?

Se abrochó la falda con un rápido gesto, recogió las llaves de la mesa y salió escaleras abajo con el corazón palpitante. Salió a la calle y miró a un lado y a otro  buscando desesperadamente un taxi. Cuando vio uno, hizo toda clase de aspavientos para que parara. Abrió la puerta y se lanzó dentro del coche como si fuera una piscina, mientras le gritaba al chofer:  ¡Por favor, sáqueme de aquí! Me persiguen las vacaciones.

55 pensamientos en “Me han invadido las vacaciones

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Miguel

    Jajaja. Sí que es verdad. La superpoblación de las vacaciones. Quien sobrevive a ello, se hace más fuerte. De todas formas, siendo mujer y ama de casa, mucho más duro, que duda cabe.
    Besazo y paciencia.

  3. Maite N.

    Fantástico!! divertido, original contado, llevas razón!! ufff mi casa es exactamente igual, me pongo los auriculares y no hay forma!! jajajajajaja me ha encantado el texto.
    Besos Dole!!

    1. Dolega Autor de la entrada

      Es que además es como si estuvieran todo el rato viendo a ver cuando te pones a hacer algo para venir a incordiar 😛
      Besazo

  4. Covadonga

    Totalmente cierto, sólo saben abrir la boca para pedir, la despensa, según ellos, siempre está vacia y yo paso el día comprando, y me pregunto, si casi todo el tiempo que pasan en casa están durmiendo cuando les da tiempo a comer tanta porquería (bollería, helados, etc)????
    Besinos

    1. Dolega Autor de la entrada

      ¡¡¡Eso mismo digo yo!!! Quieren tener el supermercado en casa, pero de guarrerías y cosas varias, por aquello que están de vacaciones… Grrrr :mrgreen:
      Besazo

  5. Joaquín Sarabia

    Jajajaja con lo interesante que empezaba el relato no ha habido manera de que te dejaran tranquila, una pena porque seguro que merecía la pena tanto como éste post que te ha salido.
    Felices Vacaciones.
    Un Abrazo :) .

  6. inmagina

    Jajaja, que genial, y que cierto dolega! No hay derecho, a mí me faltan también mis momenticos, mi soledad, mis horarios ordenados y las llegadas previsibles. Somos tres y me sobra gente. Voy a reservarme una habitación y le voy a poner un candado para encerrarme y que no pueda entrar nadie…por cierto, insonorizada.
    Que nos sea leve, guapa

  7. Yeste Lima

    Es que en vacaciones salimos hasta de debajo de las piedras, hija, todo está llenito a rebosar.
    ¿Que te vas a la playa? No cabe una sombrilla más.
    ¿Que te quedas en casa para estar tranquila?.A todos les dan por visitarte.
    ¿Que quieres tomarte algo en una terraza? Dos horas esperando mesa libre.
    No sabemos lo que queremos…jajaja.

    Besos apretaos.

    1. Dolega Autor de la entrada

      ¡Que me vas a contar! Además todo el mundo quiere hacer las mismas cosas al mismo tiempo y que el resto aga lo mismo para estar divertido… 😀
      Besazo

  8. Arturo

    Dolega:
    Con un poco de suerte, se arruina el clima, se meten todos en cama y te dejan descansar…
    Terminarás de esccribir tu novela y todo.
    No hay maldad.
    Besos.

    1. Dolega Autor de la entrada

      Ni con el clima, Arturo, ni con el clima… 😀
      ¡Además como están de vacaciones se pasan el día inventado cosas para hacer!
      Besazo

  9. Marta

    Jajajajaa tu esencia made in Dolega!!!
    Ando también muy interrumpida con mi novela y tampoco queda naaaada, NUNCA hay nada porque si hay lo devoran…le diré a Capitán que plante un Mercadona Pinus Pinea y a correr.
    Besos

    1. Dolega Autor de la entrada

      ¡¡¡¡Por favor quiero un hijo del Mercadona pinus pinea!!!! jajajajaaj
      Luego está la paradoja de aquello que se compró porque ellos lo metieron al carro, no les ha gustado y duerme el sueño de los justos en la alacena y que termina uno comiéndolo para no tirarlo. 😀
      Besazo

  10. medranica

    Yo tambien haria como la del relato echar a correr. Son todos iguales, tamto los consortes como los hijos. Que paciencia nos a dado Dios, y que suerte tienes algunos de que estwemos aqui para cuidarlos, y querelos.

    1. Dolega Autor de la entrada

      ¡Por supuesto que son todos iguales! Y la paciencia el dia que Dios tenga a bien quitárnosla, que se preparen estos. :mrgreen:
      Besazo hermosa

  11. Bypils

    Buenísimo. 😉
    El relato ha quedado genial.Mira que yo me preguntaba que pasaría con el botón de esa falda…
    Besos!
    MB: …creo que te persiguen las vacaciones de ” los otros” :-‘

  12. María

    ¡Qué buen relato! Me gusta tu escrito.
    Dicho lo cual, se me viene a la cabeza lo de que nadie está contento con lo que tiene.
    ¡Cuantas amigas querrían tener a alguien en su vida que le trastocara sus cosas y le pusiera la idem patas arriba!
    En fin…que te sea leve amiga.

    Besos

    1. Dolega Autor de la entrada

      Bueno, digamos que mi queja es con la boca pequeña, muy pequeña. 😀
      Adoro tenerlos a todos alrededor revolucionando mi vida. Hay veces que me desesperan es cierto, pero no los cambiaría por nada del mundo y me siento muy afortunada por todo aquello que tengo. 😀
      Besazo

  13. Macondo

    LA FAMILIA UNIDA
    (La familia unida, 1976. Gaby, Fofó, Miliki y Fofito)
    No hay nada más lindo que la familia unida
    atada por los lazos del amor
    Sentir palpitar la misma sangre
    sentir que es uno solo el corazón.

    Besos.

  14. Emy Tecuento

    Estoy convencida de que en vacaciones la población mundial se multiplica!!, vayas a donde vayas, o si te quedas en casa como es tu caso… ¡hay superpoblación!! jejjeje
    Estos días estoy sola con mi príncipe, ¡y a veces parece que tenga hasta 5 o 6!!! :mrgreen:

    Me gusta mucho la foto que has puesto para ilustrar el post 😀

    Muchos besitos!!

    1. Dolega Autor de la entrada

      jajaja Es cierto, es como si se multiplicaran.
      Ahhh la foto es total ¿Te imaginas? Eso sí que es comodidad :mrgreen:
      Besazo

  15. Mi Álter Ego

    Jajaja. Seguro que cuando no los tienes a todos pululando por ahí les echas en falta… Suerte con el relato, a ver si consigues terminarlo antes de que te pidan que cosas un botón o algo… Besotes!!!

    1. Dolega Autor de la entrada

      Lon instauré hace años, cuando los niños entraron en la etapa del “no es justo” y querían determinar el funcionamiento de la casa. De este modo conocienron la cruda realidad:
      Esta casa es una dictadura. 😀
      Besazo

  16. Analogías

    Ah! Que no soy yo la única que hierve por dentro cuando no paran de tocarle los cojones con “mamá esto”, “mamá aquello” y mi madre al teléfono para contarme nada o que le relate el parte de no-novedades de mi vida? No soy la única que de pronto pega un grito y manda a todo el mundo a la mierda para que la dejen en paz?

    Supongo que luego te pasará como a mí que viene el come-come de “vaya carácter revenido que tienes hija, y todo cuatro momentos de inspiración…”

    Paciencia, marcales el terreno y pon un cartel de “no molesten a la artista”. A ver si así funciona.

    Besos pacientes.

    1. Dolega Autor de la entrada

      No querida, no eres la única que ve invadida su rutina por el resto de habitantes de la casa cuando ellos están de vacaciones. 😛
      A mí lo del come-come no me da :mrgreen:
      Besazo

  17. Nieves

    Si señora, bien dicho! Huye, huye de las vacaciones, de las visitas y de las obligaciones, que lo peor del verano no son los mosquitos!
    Genial la lista de la compra, la secta y el buzón de sugerencias jejeje. Me lo he pasado pipa! (mejor que en vacaciones)
    Un abrazo desde aqui abajo!

    1. Dolega Autor de la entrada

      El buzón de sugerencias lo instalé hace años cuando les dió por decir que esta casa era una democracia… 😀
      Besazo

  18. PAdres frikerizos

    Jajajajajajajajajajajaj, la casa de Bernarda Alba es eso. Faltamos nosotros para cubrir la vacante de guacha de un año que no te deje ni usar el ordenador ni leches en vinagre, aunque veo que los mayores tampoco te dan tregua. Espero que sobrevivas a las vacaciones! Que la fuerza te acompañe 😛
    Besos

  19. ana

    Nosotros es al revés, hemos dejado a la nena en la playa con los abuelos y nos hemos venido a Madrid solos… queremos hacer tantas cosas que yo creo que al final no haremos más que la mitad, pero bueno, está bien estar solos una semanita…

    Mucho animo con las vacances!!

  20. Piruja

    Hola dolega, te han invadido las vacaciones?, pero la de los demás, ya que no veo que tu las tengas jeje, porque eso de que vas hacer para comer, tener que saber donde están las cosas y la niña dándote su lista de la compra no se yo eh? jeje, pero me he reído un montón como ya nos tienes acostumbrados con tu forma de relatar el día a día en tu casa, ahora yo me pondria los cascos y no haría ni caso al menos mientras me tomo tranquilamente el café:), paciencia amiga y échale mucho morro jejeje

    Besos.

  21. maricarmen

    Buenísimo…la de veces que a mi me ha pasado lo mismo!!!! y créeme que yo intento quedarme sola en casa para leer y no hay caso, siempre aparece o el niño mayor o mis niñas para preguntar cualquier cosa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.