Los reyes del whatsappeo

apps

La tecnología punta ha entrado en casa como un torbellino.

La Niña se venía quejando desde hace tiempo que todas sus amigas tenían móviles que whatsappeaban. Así como suena y ella quería un móvil que whatsappeara para no sentirse desplazada en este mundo tecnológico.

Siempre me había opuesto porque teníamos una antigua tarifa familiar que nos permitía hablar sin límite entre nosotros y que en el momento en que todos pasáramos a una tarifa de datos, dejaría de tener vigencia, pero ya se sabe que la Niña sabe lavar cerebros con una sonrisa.

El sábado pasado el Consorte nos llevó a la Niña y a mí a cambiar nuestros antiguos móviles por modernos smartphones que whatsappean de manera compulsiva.

-Pero es que yo no quiero dejar nuestra tarifa plana entre nosotros.

-¡A ver Dolega, si ya no necesitamos llamar! Ahora todo el mundo whatsappea-dice el Consorte.

Yo lo miro con absoluto escepticismo, pero veo la determinación de un padre por darle gusto a su Niña y sé que eso no tiene vuelta a atrás. Así que me encomiendo a todos los santos y asiento resignadamente.

La chica de la tienda de móviles nos conecta nuestros nuevos teléfonos, grandes, blancos y maravillosos. La Niña está a punto de morir de gusto. Le hace preguntas precisas a la señorita de cómo meter su música, sus fotos, como poner su avatar en el whatsapp, le pide que le pase sus contactos…

Luego la dependienta nos dice que si queremos alguna información sobre los nuevos aparatos, los dos decimos que…no… que si ya tenemos los contactos pues… no…

Salimos y yo llevo cara de circunstancias así que Consorte me anima:

-Si es mucho más cómodo, ya verás. ¡Ahora vas a andar todo el día mirando la pantallita!

Yo no contesto. Sé que ahora tendré que aprender otra cosa nueva que no me apetece. Los móviles se me dan muy mal. Es curioso, los ordenadores se me dan de miedo, me encantan, las tabletas también me gustan, son ordenadores cómodos y manejables, pero los móviles no me gustan. Para mí son simplemente teléfonos y el resto de cosas en ellos son muy incómodas para mí y me aburren, pero sé que me tengo que poner las pilas porque ya no hay tarifa plana de llamadas.

El resultado es el siguiente:

La Niña por la tarde está whatsappeando con sus amigas, ya ha personalizado su pantalla de inicio, ha metido su música, sus fotos y cuatrocientas cosas más. Yo apenas estoy empezando a leer las instrucciones del artilugio en PDF porque el manual impreso tiene letra digna de un grabado japonés en un grano de arroz, vamos que no hay Dios que la lea ni con gafas ni con lupa.

El Consorte ha perdido las instrucciones y nos está acusando de que él las tenía en la caja y “alguien” se las perdió.

Llega el lunes y empieza la experiencia whatsappera.

-otrye qwusi llkp pas

-quwe diuces

-quwe que divces

-qwue sai llebo pamn

-‘’?’.’.’???

Musiquita de llamada. Veo la pantalla “Consorte”

-¿Por qué llamas?

-Que si llevo pan ¡coño!

-ahhh es que escribes fatal

-¡Pues anda que tú! Además las letras son enanas no hay manera de escribir medianamente bien.

-Es horrible, con un poco de suerte inventamos un nuevo idioma. Bueno, cuelga que ahora esto cuesta y practica.

-Vale, entonces llevo pan ó no.

-No, no traigas que ya he comprado yo.

Barrunto que esta nueva técnica de comunicación va a crear problemas.

Me dispongo a comunicarme con El Niño, ahora que ya soy Dolega 2.0

-pppllor dflomnde cvined

-k dices madre

-wqiue por sdonsde viernes

-lo siento, no te entiendo. Gira el móvil, usa el teclado en horizontal que las teclas son mas grandes

-tyrawe jhirñlo

Musiquita de llamada. En pantalla, Niño.

-¡Porque me llamas!

-¡Porque no se te entiende nada y me pongo de los nervios, joder!

-Que traigas hielo

-Vale, pero te aconsejo que ahora que estas empezando te limites a los monosílabos ¿vale?

-¡Pues menuda mierda! Hemos pasado de poder hablar lo que quisiéramos a tener que escribir monosílabos.

-Yo no tengo la culpa que tu no sepas escribir y cuelga que esto ahora cuesta.

Cuelgo frustrada.

Se me ocurre que puedo comprar un teclado pequeño, conectarlo al móvil, echarlo al bolso y oye, así ya es otra cosa. Cuando se lo comento al Niño me mira fijamente.

-Vale Madre, avísame antes para no volver a salir contigo el resto de mi vida. Yo tengo una reputación que preservar y lo de ir contigo con el móvil pegado a un teclado de ordenador  no es lo mejor para ella.

-Preservar, preservar…Tú lo que tienes es mucha manía de preservar, eso es cierto.

Llega la noche y de repente recibo un whatsapp de la Niña

-Buenas noches mami

Me pongo a contestar. Después de siete minutos tecleando logro esto:

-buenas nochjes prinbcesa

Viene al estudio me planta dos besos y grita entusiasmada.

¡Somos los reyes del whatsappeo!

Si ella lo dice…

 

 

 

 

 

 

Etiquetado en: , , ,

71 pensamientos en “Los reyes del whatsappeo

  1. Inma

    Ya os veo whatsappeando cada minuto, Dolega. Por dios……es que donde esté una conversación que se quite el whatsapp….
    Un beso y mandame tu numero para enviarte un whatsapp de vez en cuando
    jajajaj

  2. Eva Letzy

    Jajaja, hasta que te acostumbras al teclado te pasa eso, a mí me pasó (yo también soy de las que tiene un smartphone desde hace poco, esperé bastante para incursionar, y ahora estoy encantada, no sé cómo no lo tuve antes).
    El Whatsapp es lo más, a mí me encanta por esto de estar conectado con gente en todo el mundo, y que sea gratis por supuesto (yo es que me escribo con mis amigas de Argentina y las siento un poco como si estuvieran en Madrid). Me gusta la tecnología, me gusta mucho Dolega, en ese aspecto me parece una época maravillosa la que vivimos.
    Un beso grande, y a whatsappear (o como se diga)

    1. admin Autor de la entrada

      A mí también me gusta la tecnología, siempre y cuando sea cómoda de usar y es cierto que estar conectado con los tuyos ¡mola mucho! 😛
      Besazo

  3. inmagina

    Yo todavía me resisto dolega. Estoy contigo, para mí un móvil no es más que un teléfono, y todo lo demás me sobra, no encuentro que sea un avance pasar de hablar a tener que escribir, ni tampoco estar permanentemente leyendo chuminadas, porque como es gratis todo el mundo tiene alguna chorrada que decir, ni estar siempre localizable y no poder aislarse, pero bueno, seré yo que soy rara. Eso sí, seguramente sólo por ver la cara de la niña y la ilusión que tendrá, yo también hubiera sucumbido.
    Besazos

    1. admin Autor de la entrada

      Ya caerás querida, a ver si te crees que vas a ser la única friki que var a ir por el mundo con un teléfono normal y corriente y mirando al frente con la cabeza muy alta… :mrgreen:
      Besazo

  4. Susana

    Yo también sucumbí con mis hijas, pero mi viejo móvil no lo cambio por nada del mundo. Además, como dices, no hay quien vea esas letrujas y menos todavía para escribir con el dedo. Quita, quita, yo sigo llamando. Un beso.

  5. Asun Balonga

    ¡¡¡Magnífico, te felicito!!!
    Yo soy muy dura, aún no han podido conmigo ¡y son 6 contra mí, pero no me rindo!
    Lo que observo muy molesta es que cuando saco mi reliquia, la gente, mayormente “amigas” pijas…¡me miran con un desprecio tan insolente que casi, casi, me achantan!
    A ver qué pasa…
    Muchas gracias por hacerme reír “colega -Dolega”, dudo, sin embargo, que me ganes en torpeza tecnológica, soy el crack de la ignorancia informática!
    Muy cordialmente
    Asun

  6. María

    Has caído.
    No pasa nada, dentro de dos meses serás la reina del guasáp.

    Saludos
    PD: Sigo sin recibir las respuestas a los comentarios…será cosa de confrontación entre wordpress y blogger

    1. admin Autor de la entrada

      Ya te digo que he caído jajajaja
      el tema de los comentarios sí que no lo controlo nada, nada. Lo estudiaré a ver cómo va.
      Besazo

  7. LUIS

    Mujer no seas antigua, tu problema es que debes usar los PULGARES y no los INDICES (asi me dijeron a mi los mios) pero lo de usar estos dedos es parte de la evolucion del ser humano, los niños de ahora ya vienen con ese chip y nosotros estamos aun en el escalon anterior en materia evolutiva, de hecho si no fuera por que necesitamos señalar, naceriamos sin pulgares (como sin cola). bajate un programita de esos que tu hablas y el escribe y listo.
    Me encanto el nuevo segmento de “Cartas De La Abuela” pero por Dios deja de meterle presion al Niño que lo debes tener harto y estresado y ya se sabe que asi no funciona la cosa.

    1. admin Autor de la entrada

      ¡¡¡AHHHHHHHHHHHHHHHHHHH GRACIAS!!! ¡¡El mío tiene de eso!! ¡¡El mío tiene de eso!! y yo sin enterarme ¡ahora sí, carajo! yo hablo y el teléfono escribe ahhhjaajaja
      Viste, al final no eres cholo nadaaaa :mrgreen:
      Besazo hermoso

  8. Piruja

    Hola dolega, jajaja que bueno y que bien me lo paso con vosotros jejeje, hay madre que bueno, no sales de una aventura y ya te metes en otra jejeje, pues yo como casi no lo gasto solo cuando voy en el coche y por si pasa algo, lo tengo como me dicen mis sobrinos del año de los picapiedras, ni guasap ni nada de nada, con lo que tengo me sobra jeje, y por mucho que están dándome la paliza para que lo cambie lo que les digo esque me lo compren ellos y eso ya no les gusta tanto:), no entiendo ahora que están pegados al móvil incluso caminando por la calle para ver si les mandan algo, el otro día casi me llevo a una niña con el coche por no mirar ella por donde iba y mirar solo el móvil, si llego a ir un poco mas fuerte y no estar atenta me la cargo sin tener culpa, pero el móvil es el móvil…
    Bueno guapa que me ha encantado de nuevo estas andanzas vuestras, ya veras como en na eres la reina del guasap jeje

    Besotes!!

    PD. Muchisimas gracias, ya lo tengo y es precioso “todo”, gracias y mas gracias:)

    1. admin Autor de la entrada

      Ufff Piruja y ahora que he descubierto el reconocimiento de voz ahhhhjajaja que le hablo y él escribe. Hmmmm viva el progreso jajjajaja
      Besazo
      PD:De nada hermosa. Que lo disfruteis mucho. 😀

  9. marga

    Hija, yo me resistía, me regalaron el iPhone (ya sabes esa historia) y ahora soy la reina del whassap y del twitter. No sé, pero se me dio muy bien. Poco a poco eh…

  10. Joaquín Sarabia

    Yo aún resisto al whatsappeo, todo el mundo dale que dale y yo sigo con mi móvil sólo para llamadas, la pregunta es ¿hasta cuando resistiré?.
    En éste mundo unos vamos tras los otros, y claro al final eres un bicho raro si no sigues la corriente.
    Un Abrazo Dolega :) .

    1. admin Autor de la entrada

      Caerás, como todos, porque ahora el problema es que la mayoría de gente no llama, gasapea así que si tú no tienes, eres el equivalente a no tener móvil. Nadie te llama a casa ya. 😀
      Besazo

  11. Yeste Lima

    Soy una negada para el watssap, mientras pueda resistirme lo haré, el día que ya estén obsoletos y no pueda conseguir uno normal, ya veremos.

    Me niego a estar como mis hijas, constantemente pendientes del teléfono, de sus soniditos y de las chorradas que se escriben por el hecho de tenerlo, no quiero ser esclava de nada, lo que tenga quiero controlarlo yo y no que me controle.

    Espero no tener que decirte en breve que ¡me he convertido!

    Besos

    1. admin Autor de la entrada

      Lo dírás querida, ya lo verás… 😀
      No entiendo porqué se me habían perdido una serie de comentarios paera responder. :(
      Besazo

  12. Una cabeza sembrada

    Pues yo no le veo la gracia a esto del whatsapp. Llamadme antigua. Desde hace 14 años cuido de vez en cuando de mi sobrina. Nunca había sido tan difícil como este último fin de semana. El viernes su madre me envió tres pantallas de instrucciones por whatsapp de lo que la niña en cuestión podía y no podía hacer porque estaba castigada y el lunes tenía examen de francés. El sábado por la mañana aparentemente todo iba bien, pero desde que llegamos a casa, no se separó dos segundos del móvil. No quiso ir en bici porque no tiene wifi. No quiso ir a la piscina porque allí no puede whatsappear con sus amigos. No quiso hacer nada. Ni siquiera ver películas como tantas veces. Ya no mira la pantalla de la tele, solo la del móvil. Maldita tecnología. Creo que la he perdido para siempre, con lo que he disfrutado con la sobrina y ahora va y me cambia por un teclado minúsculo y ridículo.
    Espero que no os pase lo mismo y que lo podáis usar en familia para estar más unidos.
    Besicos

    1. admin Autor de la entrada

      Es cierto que la comunicación está cambiando. Pero creo que son rachas. Antes la gente estaba todo el día pegada al móvil hablando, ahora el guasap, creo que son modas, pero tienes razón que la convivencia se resiente. :d
      Besazo

    1. admin Autor de la entrada

      Tu entrada está genial y, como te dije en tu casa, si te das cuenta ha pasado casi un año y sigue tan vigente como el primer día 😛
      Besazo

  13. Nieves

    Ja! Con este estreno que me estais dando estoy saturada de risas ya! Pero tu como es que no te has negado en redondo? Un cambio para mal, te lo digo yo!
    Como bien dices el movil es eso, un movil, ya fue suficiente con que le metieran una camara de fotos que el proximo viene con escoba ya veras ya…
    Un saludo in jejejeje

  14. Emy Tecuento

    jajajajajaj, ¡lo que me he llegado a reír !!!
    En casa todos lo tienen e insisten para que me pase a su ¿secta? pero me sigo resistiendo… es más, les he dicho que cuando tenga que cambiar de móvil, no me pondré el Wassapp de las narices.
    Antes: sábado, la familia reunida: comiendo, contándonos anécdotas… después echábamos una partida de algún juego de mesa.
    Ahora: mismo día, misma gente, comiendo… pero todos pendientes de la pantallita más que del plato. Intento emprender una conversación y nadie se inmuta: están hipnotizados por la mierda de la pantallita!!!
    Al final tendré que sucumbir si quiero comunicarme con ellos… sniff.

    Muchos besitos preciosa!!

    1. admin Autor de la entrada

      ¡¡¡de eso nada!!! no pienso permitir lo del los grupos. Si ya me estresa en individual ¡imagínate en colectivo! :mrgreen:
      Besazo

  15. Genín

    ¡No pasarán!
    ¡Antes morir que perder la vida!
    A mi no me pillan ni de vaina.
    Solo me faltaba estar pegado al cacharro ese, que ves gente que no hace otra cosa en todo el día, un teléfono normalito y punto, el resto el ordenata que pa eso está el Skype que hablas gratis como un señor…pobre…jajaja
    Yo que tu del programa ese no me fiaria, seguro que dise “hazlo” y escribe “asno” y se forma la de dios…jajaja
    Besos y salud

    1. admin Autor de la entrada

      jajaja Pues la verdad es que sin mucho ruido ambiental funciona muy bien. Otra cosa es si estás metido en un bar ó socas así, pero la verdad es que es una ayuda grande. 😀
      Besazo

  16. Dessjuest

    Yo tengo un colega que me ha quitado las ganas de ponerlo, se pasa todo el día con la mierda wasap esa, la santa por otra parte está también dando la vara para que lo pongamos, pero de momento aguanto, no sé cuánto claro, supongo que poco, pero aguanto.

    Yo lo único que veo molón del asutnto es lo del trivial 😀

    Besos maestra.

    1. admin Autor de la entrada

      Ya verás cuando tus princesas empiecen con lo del: “joooo papá, es que todas tienen menos yooooo” 😀
      Te veo con los ojos a cuadros de mirar la maldita pantallita. 😛
      Besazo Maestro

  17. paterfamilias

    Bueno, está claro que soy un negado para esto. Te había escrito un comentario en un whatsapp, lo he fotografiado y pensaba pegar aquí la foto. Todo bien hasta el último paso que me ha dicho nanay de la China.

    Me he reído un montón con los mensajes y a punto he estado de llamarte para que me dijeras “¿Por qué llamas?” y decirte que no entendía nada.

    jajajajaja

    1. admin Autor de la entrada

      jajaja Es que tú no sabes lo mal que lo he pasado. Ahora la cosa va mejor, pero los primeros días era espantoso :mrgreen:
      Besazo

  18. Mami de una Monita

    Jajajaja Dolega, tienes una gracia para contar las cosas!!!!. Es como si te hubiera escuchado narrando toda la situación…
    Yo diría que tendrás que acostumbrarte y resignarte guapa, que ya no hay vuelta atrás jejeje…
    Un abrazo muy grande y mucha suerte con el nuevo medio de comunicación!!!!

    1. admin Autor de la entrada

      Tengo que acostumbrarme al nuevo entorno. ¡Se me pierden los comentarios para contestar! 😛
      Tú te aprovechas porque tienes enchufe, perraca. :mrgreen:
      Besazo

  19. Macondo

    Qué identificado me he sentido contigo. Yo fui bastante pionero en tener un ordenador en casa, pero los móviles los odio. Pagaba casi 50 euros al mes por el programa que me habían aconsejado, hasta que me cambié a uno mucho más caro por el que pagaba unos 10. ¿Para qué coño quería tener la posibilidad de poder hablar 300 minutos al mes si necesitaba la décima parte? Hace unos meses ya entré en esas historias en las que te has metido tú ahora, porque por tener el fijo contratado me regalaban 500 minutos de móvil. No me gusta nada lo del “guasapeo”, pero el último mes ya casi hice corto con los 500 minutos.
    Besos.

    1. admin Autor de la entrada

      Es que es así, Macondo. Nadie queremos, peor al final todos entramos por el aro por la fuerza de la costumbre de que todo Dios lo hace. 😀
      Triste, pero cierto.
      Besazo

    1. admin Autor de la entrada

      ¿A que si?
      Yo no lo veo tan descabellado, hoy en día hay teclados pequeños y los bolsos son grandes, no entiendo porque no puedo ir con mi teclado en el bolso y ponerme a escribir tranquilamente 😛
      Besazo

  20. Ana azul

    Yo no tengo whashapp y la gente se extraña. En realidad han olvidado que los teléfonos son para hablar. Mi factura es de 9,50 euros al mes, y la verdad es que cuando lo digo, dicen que soy rara…
    Ana

  21. Covadonga

    Tengo guasap desde hace ya un tiempo. Pero es que teniendo un hijo que estudia en Londres es cuestión imprescindible para no arruinarse y estar conectado siempre :).
    Besinos reina del guasap

    1. admin Autor de la entrada

      Así es, es la mejor manera de estar conectado y además la más económica y lo cierto es que hace mucha ilusión poder sentirlos cerca 😀
      Besazo

  22. Mi Álter Ego

    ¿Dónde quedó esa frase pronunciada hace cosa de un mes de “Por donde no paso es por tener smartphone”? Jajaja. Me recuerdas a mí misma renegando del Twitter. Arrieritos somos… Besotes!!!

  23. Padres Frikerizos

    Jajajajajajaja ay que riquiña tu niña, y lo feliz que está ella eh? No te preocupes que te haces, mi madre lleva casi 3 meses y ya hemos conseguido que ponga “como esta mi niña” en lugar de “cono edtra minina” , paciencia hermosa! La ñ es la más complicada!

  24. AleMamá

    ¡Ay! cómo me interpretas y cómo casi me caigo de la silla de la risa, mujer.
    Lo del teclado grande lo he pensado, jeje pero tu lo dices genial, como siempre.
    Un beso grande, que me alegras el día.

    1. admin Autor de la entrada

      ¿A que si? Si los jóvenes pueden ir por la calle con unos cascos enormes de colores chillones oyendo música, ¿porqué no puedo ir yo con un teclado en mi bolso para escribir en el móvil? 😛
      Besazo

  25. sunsi

    Después de pasar por casa de Marta pies-descalzos y respirar aliviada… lo hago a pleno pulmón con tu post, dolega. Un alivio. Gracias, bloguera. Desde luego, los deditos de ellos no son los nuestros, ni su vista de lince… No sé tú, pero yo no soportortaría que mis contactos supieran cuándo me conecto y hasta qué hora. De momento todavía soy libre… veremos hasta cuándo.
    Besos desde Tarraco.

    1. admin Autor de la entrada

      jajaja Mis contactos están acostumbrados a que el móvil es algo que se queda el 90% del tiempo metido en el bolso sin batería 😛
      Besazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.