Lo siento, no soy creativa

Reciclant palets

Estoy totalmente consternada. Ahora ya entiendo porque no encuentro empleo, pero sobre todo, sé a ciencia cierta porqué estoy en el maldito paro.

Basta mirar mi bandeja de correo para darme cuenta de que no tengo ni la más mínima oportunidad en este mundo de hoy.

En la actualidad el mundo es de los creativos, de los originales, de los que son capaces de hacer maravillas de cosas simples y yo no tengo ninguna de esas cualidades, así que ya me dirán…

Abro el mail:

50 ideas para reciclar una camiseta.

¡coño! Y yo que me creía de lo más verde porque las hacía trapos. Pues no, la gente creativa hace desde collares hasta alfombras, pasando por gorros, cojines, bolsos, sábanas, fundas para los asientos de los coches y así hasta, ¡¡nada más que 50 cosas diferentes!! Es que me deprimo solo de verlo… ¡La cantidad de cosas que he tirado yo! Porque como soy simple, pensaba que había tirado docenas de camisetas, pero en realidad lo que he desperdiciado, es todo un abanico de posibilidades de crear objetos únicos.

“Venga Dolega, no te comas el coco, tampoco es tan dramático” Me digo a mí misma para levantarme el ánimo, mientras abro el siguiente mail.

70 maneras de reconvertir un palet

Me quedo traspuesta… ¡Pero si tengo ocho ó diez tirados en el jardín! Si, ahí están esperando turno detrás de las piñas para ser pasto de las llamas en una futura barbacoa.

Mientras, las mentes creativas del mundo reconvierten estos cuatro maderos inmundos en mesas, mesitas, mesillas, cabeceros, percheros, jugueteros y un interminable etcétera de cosas de lo más variopintas.

Cierto es que yo tengo la casa amueblada y que la verdad por más que los miro, la madera me sigue pareciendo una mierda con perdón, pues hay gente que los encuentra que son la leche y les saca un partido increíble.

Lo que no me ha quedado claro es, si utilizan los que tienen en sus casas, si se los roban de las obras ó si directamente se van a la fábrica a comprarlos.

Ves, yo ahí en plan cutre con mis mesas de madera de castaño ó la del Ikea que cuesta dos duros ya pintada y con ruedas, cuando puedo tener una preciosidad hecha por mí misma y reciclada de un palet que lleva un año tirado en una construcción a la intemperie lleno de clavos ó dos años en el jardín esperando fuego.

Cuando ya creo que no puede haber mayor desánimo, me voy a Pinterest a la sección de manualidades y quiero morir de tristeza. Se me llenan los ojos de lágrimas.

Empiezo a sumar y paro al llegar a las 500 ideas para que aproveches lo que tienes en casa.

¡Sí señores! Ni cien, ni doscientas, ni siquiera trescientas, ¡Nada menos que quinientas, quinientas opciones de ahorrarle viajes al camión de la basura! Con lo cara que está la gasolina… Joooooder

Dios mío, esta gente no tira absolutamente nada. Ni botes, ni frascos, ni papeles, ni ropa ¡Ni nada! Todo lo reconvierte en otra cosa moniiiiisima que no es que tenga mucha utilidad, pero deja en pañales a los transformers.

Lo que no me cuadra mucho es, dónde diablos logran poner los cientos de originales objetos que reconvierten.

Yo me imagino al Consorte en pleno éxtasis al ver que todo vuelve a tener otra utilidad sin salir de casa y… ¡se me ponen los pelos como escarpias!

Porque qué quieren, yo no me veo haciendo maceteros de los botes de champú, porta velas de las latas de champiñones, muñecos con las cajas vacías de los kleenex ni cortinas con los canutos de los rollos del papel higiénico.

Tengo que reconocer que la creatividad y la originalidad para el reciclaje infinito, no ocupan un espacio importante en mi mente.

Bastante tengo yo con intentar hacer eso que hacían nuestras madres de, con un pollo darnos de comer cuatro días, sin repetir ni una sola vez comida, de manera equilibrada y sin que se note mucho que sigue siendo el pollo que compraste el lunes.

Pero es que no se puede comparar hacer un cojín de una camiseta que sacar tres platos diferentes de las sobras de un cocido para cuatro, ¡Donde va a parar!

Y ya para acabarme de hundir en la miseria, leo que lo más trendy de la temporada que viene, es tejer tu propia bufanda… ¡Dios, encima ni siquiera puedo ir a la moda porque no sé tejer!

 

 

 

 

Etiquetado en: ,

49 pensamientos en “Lo siento, no soy creativa

  1. Miguel

    Un día te contaré lo que puedes hacer con las entradas viejas del blog que ya nadie lee. Hata croquetas me han saido a mí, no te digo más. Si es que hay que estar más a la guay chica.
    Un besazo.

  2. Campanilla

    Querida Dolega, esto del reciclaje, el re-uso y la invención de nuevos muebles por arte divina de los desechos, es un tostón!
    Mira que yo aprendí a tejer con 5, por compartir algo con mi abuela, y este e smi segundo invierno haciendo la manta de punto. Entre lo cara que está la lana, y la de horas que invierto en casa dichoso cuadrado, me habria salido más retable comprarme una manta hecha y sin tnato quebradero de cabeza contando puntos arriba y abajo, si al final nunca cuadran!!
    tu sigue con las camisetas a modo de trapo, que esto de tener una mesilla hecha de palé suena muy peligroso!
    Besitos

    1. admin

      Yo es que cuando veo lo que se ocurre al personal, ¡flipo! En serio, yo no soy capaz de esa inventiva, a menos que tenga la necesidad. Entonces sí se me dispara la ocurrencia, pero sino… 😛
      Besazo

  3. Yeste Lima

    Yo soy de las tuyas, soy incapaz de crear nada de algo viejo, es que ni siquiero sirvo para imaginármelo…si está viejo y estropeado… a la basura, que para algo pagamos nuestros buenos cuartos por retirarla.

    Eso sí, ahora no tanto, pero he tejido mucho, en eso aventajo a Campanilla…¡voy por la segunda colcha de lana!

    No te apures, Dolega, por no ser creativa…bueno depende de a qué te refieras con eso de la creatividad…. sino dime tú cómo haces para crear tus maravillosos posts.

    Besotes.

  4. Toro Salvaje

    Yo tengo una idea revolucionaria.
    Se trata de reciclar sinvergüenzas.
    Materia prima no faltará nunca… lo que estoy atascado es en lo de darles un uso práctico.
    Hasta ahora sólo se me ocurre lo del abono.

    Besos.

  5. Eva Letzy

    Tú tranquila, que no eres la única, yo por lo menos estoy igual, aunque sí sé tejer, bueno, e hice mis cortinas con macarrones y me quedaron divinas, bueno, aunque con la tierra de los gatos hice una escultura que ¡vamos!, hasta el David me la envidia, bueno, que con el guardapolvo de cuando iba al secundario hice un mantel que ni los reyes tienen en su suntuosa mesa…
    Bueno Dolega, veo que sí, eres la única ahora que lo pienso mejor, ¿cómo no haces maravillas que sorprendan al mundo entero con las hojas podridas del jardín?…

  6. Territorio sin dueño

    Que sepas que por eso nos va tan mal, si semos pobres y encima no sabemos reciclar y lo desperdiciamos todo, así nos luce el pelo, merecemos que nos quiten hasta el subsidio por derrochonas. Yo a partir de ahora me pienso poner al lío.
    Por cierto, tengo una botella vacía de güisqui en el balcón con una vela ¿eso cuenta como manualidad y reciclaje?
    Tejer tu propia bufanda…pues acaban de descubrir la leche en polvo, con la de bufandas que me ha hecho a mí mi abuela.
    Aaaaaains!!!! cuanta tontería

    1. admin

      ¡Tienes toda la razón, por eso estamos como estamos!
      Lo de la botella de güisqui puede valer, pero tienes que pintarla de colores y ponerle lentejuelas, que así en plan normal no sirve. 😛
      Besazo

  7. AleMamá

    ¡Ay, mujer, de dónde sacas tanto material para hacer estos posts tan divertidos!, creo que en parte porque sí eres creativa y además nos reconocemos en tus temas.
    Besos,y espero el próximo parto de tu creatividad

    1. admin

      Menos mal Luisa, yo ya estaba convencida que era la única patosa en este universo de “ideas geniales” que ves por todas partes 😀
      Besazo

  8. Piruja

    Hola dolega, pues creo que soy como tu, no me veo con un pale en medio del salón utilizándolo como mesa, una cosa esque este en el campo lo ves y lo utilizas como apoyo, pero no de otro modo si no es como tu dices para la barbacoa o un buen fuego para calentarse:), y así con todo lo demás, y mira que me gustan las manualidades, pero con el paso del tiempo lo del reciclaje en esto no me va mucho que digamos, asique tranquila que no estas sola y no seras la única que no va a la moda jeje

    Besos.

  9. Macondo

    Yo tengo una madre y unas hermanas que sí son apañadas para eso del punto. Siempre me pareció magia que vieran un jersey en una revista o un escaparate, llegaran a casa y lo hicieran clavado con su lana y sus agujas.
    Por cierto que eso de las camisetas me ha recordado que una de mis hermanas estaba haciendo con ellas este verano unas alfombras de baño.
    Besos.

  10. Dessjuest

    Yo es que lo único que reciclo en casa son los billetes para calzar la mesa, como tengo pasta para qué aprovechar una lata de atún en hacer un minimacetero 😀

    Al final te diré algo, tener los palés para la barbacoa es reciclar también, que además es una leña cojonuda para ese fin, vamos, cuando estuvmos Macondo y yo con el chaval en tu casa no usábamos otra cosa 😀

    Besos maestra.

  11. punto reves

    Bueisimo guapo!me has hecho reír mucho,de esa manera que los ojos se me hacian agua!tienes el mismo humore que yo,me jode mucho no poder ir a tomarme algo contigo y pasarlo genial!Un beso poco reciclado!:)))

  12. desmadreando

    Este es un tema que tenía yo por tratar pero me lo has ganado jajajajaja pero que sepas que para mas INRI tuyo lo he pinneado por si alguien tiene la decencia de buscar “anticreatividades” en Pinterest.

    Al menos tu ya tienes unos niños formados, de mi se espera esa creatividad Y MAS

    Un besote desmadroso

    1. admin

      jajajaja es que es muy duro ser una “Mami Trendy” ya ya a lo que aspiro es a ser una “suegra no demasiado capulla” jajajajajaj
      Besazo y gracias por el repineoooo

  13. Arturo

    Dolega:
    No te creas ni un poquito eso de que no eres creativa, de solo leer tus entradas hay tema para rato para justificar tu imaginación. Si bien pudieran tratarse de anécdotas, la manera en que las relatas tiene mucho salero.
    Respecto a los reciclajes, me divierten mucho. Había veces que veíamos en casa un programa de TV donde aprovechaban cualquier basura para construir novedosos muebles o adornos que eran -como no podía ser de otra manera- una basura. Las lámparas y adornos serían imposibles de higienizar sin ser destruidos, por lo que al poco tiempo serían basura, otra vez (o como fueron siempre, quizás).
    El grave problema actual es que los objetos nuevos ya iene de mala calidad desde el vamos: antes, un juego de dormitorio podía durar cien años, o más; hoy, con suerte, a los cinco años no sirven para nada. La obsolescencia programada ha hecho estragos y nos deja sin materiales para reciclar. La madera de los palets, te aviso, es la más barata y ordinaria que hay, imagina que tales artefactos son descartables por su bajo costo…
    Tira todo lo viejo (menos al cónyuge, claro) y remplázalo con otros objetos más novedosos, que “renovarse es vivir”.
    Besos.

  14. Medranica

    Si todos fueramos unos manitas, ¿Cuantas fabricas cerrarian?. Ademos en las foto todo se ve muy bonito, pero como nos quedaria a los que no somos manitas.

    1. admin

      además de verdad. Me acuerdo en los años ochenta que te ibas por Madrid por las noches y en los contenedores de basura veías pisos enteros tirados, muebles incluídos. Y mira ahora… 😀
      Besazo

  15. Marga

    Chica,no, chica…nooooooooooooo… yo estaba esperanzada en salir de pobre pensando que un día de estos se te ocurriría qué hacer con las piñas amontonadas (niño+fuego=descartado) y ahora me hacer darle click para ver qué coños en pallet..
    Vaya por Dios…
    A ver, cuando a mi nene se le dio por reciclar y reutilizar, me llené la casa de muñequitos y juguetes de esos que se hizo con una tía mía, que luego los tiré todos a la basura, a que recicle alguien más. Yo no sé. Esas cosas son para otras gentes…

  16. Emy Tecuento

    El enlace de las camisetas ha llamado poderosamente mi atención!!,jejejej
    Sinceramente Dolega, unos pompones o unas “trencitas-diademas” para el pelo, está bien si encuentras quién te los compre, ¡y encima te los pague bien!
    El cojín para el sofá, tampoco me convence, que se levanta una de la siesta con todas esas curvas marcadas en la cara 😀

    Leñe, que los trapos para el polvo, si tuviésemos que comprarlos, valen una pasta gansa… así que sigamos siendo prácticas y dejémosles la creatividad a quienes consigan “colocar” sus productos… ¡me temo mucho que no será en ningún otro sitio, que retratados para un blog! :mrgreen:

    Muchos besitos y feliz finde!!

  17. Moneypenny

    Estos últimos carnavales nos disfrazamos toda la cuadrilla con cosas recicladas, haciendo trajes con: cajas de leche, cds, tapones, cajas de huevos, bolsas, las capsulas del café del Clooney, etc, etc. La verdad que quedó chulo pero las cabezas pensantes, creativas y las más manitas fueron otras…..ayyy si lo tengo que hacer yo!!….un desastre!

    Aún así me gusta echar un vistazo a esas páginas de vez en cuando….alucino con las cosas que se pueden llegar a hacer!

    Besos de fin de semana tardíos….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.