Limpieza general

Laurelhurst Garage Sale

El sábado pasado tuve la ocurrencia de bajar a las mazmorras para hacer limpieza aprovechando que el Niño trabajaba de día. Ya de paso pegarle una vuelta al garaje.

Esta actividad ha sido muy clarificadora para mí. Ahora tengo muchas respuestas importantes para mi futuro y el de la humanidad.

Si un día algún loco decide que se acabó el juego y que va a tirar quinientas bombas atómicas en el mundo, todo se irá al carajo menos nosotros. Y dirán ustedes ¡Venga ya!

Pues sí. Eso ocurrirá porque nosotros nos refugiaremos en nuestro garaje y ni la lluvia ácida, ni la radioactividad será capaz de atravesar las cantidad de cosas que hay allí. Eso es un muro infranqueable.

El Consorte dice que soy exagerada que no hay tanta cosa que no hay bichos. ¡Claro! NO CABEN. Las arañas hacen la tela y se salen fuera porque ambas cosas, no pueden ser ahí dentro.

Hace años encontramos a dos pobres ratones de campo muertos y momificados, juntitos y yo lo dije: Se han suicidado. Se deben de haber tirado los pobres un mes buscando la salida y claro, en tal maraña de cosas han decidido subirse a lo alto de las estanterías del Ikea y lanzarse de cabeza al filo de la sierra circular.

Somos la reserva energética del país. El día que se acabe el petróleo, el gas, el carbón y la energía solar, nosotros abasteceremos al país a base de piñas de los pinos. ¿Y por qué? Porque las tendremos TODAS.

Llevo años preguntando porqué tenemos que guardar TODAS las cajas de todo lo que compramos desde hace treinta años. Siempre se me respondía que era por si había que devolverlo. Pero como ustedes convendrán conmigo, es un poco difícil devolver el vídeo Sony Betamax porque creo que ya le expiró la garantía y como tampoco funciona, no tenemos un clásico al que sacarle un pastón en Ebay.

Peeeeero ya tengo la respuesta. El otro día leí esta noticia y me dije ¡Pardiez! Osea, ¡cooooño, claro! ¡¡Ahora podremos hacernos millonarios construyendo bicis de cartón!!

Además lo tenemos todo. Miles de cajas y trillones de tornillos y tuercas y TODAS las herramientas del mercado, porque nosotros tenemos un cuarto de herramientas que es como una sucursal del Leroy Merlin pero ordenado por veinte adolescentes fumados y encabronados. Además aparte de comprar para abastecer nuestras existencias, como tememos no tener lo que necesitemos algún día, vamos recogiendo los tornillos por la calle. Sí, si vemos un tornillo en la calle tirado y “Anda mira, un tornillo.”- ¿Y para que quieres eso? -Por si algún día lo necesito. -ahhhhhhhhhhhhh

Y dirán ustedes: Pero si se acaba el mundo no todo va a ser calentarse y desplazarse. ¿Y el pasado y la cultura?

No hay problema. Nosotros tenemos todos los magazines de todos los periódicos de tirada nacional desde 1985 hasta la fecha. Si se quema la hemeroteca, no sufran Uds. Simplemente me llaman y les paso el ejemplar que quieran. Por supuesto, adjuntos a semejante tesoro cultural están todos los coleccionables que trajeron en su momento dichos periódicos, así que el pensamiento universal nosotros lo tenemos TODO.

En el apartado lúdico, para distraernos mientras pasan los veinte años de radioactividad y lluvia ácida, nosotros no repetiremos juegos ni actividades. ¿Por qué? Porque tenemos TODOS los juegos desde que nacieron nuestros retoños hasta hoy. A eso hay que añadirle casi todas las consolas que han salido al mercado con los juegos más representativos de cada época, los cuentos, trenes, scalextric, películas con sus respectivos reproductores, muñecos, peluches, etc, etc.

Podremos redecorar varias veces nuestro bunker, porque tenemos muebles, electrodomésticos, pinturas, distintos tipos de panelados de madera, papeles pintados, millones de barnices y miles y miles de tintes, pinturas, ceras…

La bodega del Consorte nos servirá de alivio en los momentos más duros del encierro.

Y dirán ustedes: Ya lista y qué diablos vais a comer. Cierto que solo tengo dos docenas de frascos de tomate al natural envasado por mí el año pasado, una caja de patatas procedente del gitano y una caja de cebollas de la huerta, pero a mi Consorte con que le den cuatro horitas de margen, trae comida para pasar el invierno nuclear y la primavera post nuclear. Si encima que le gusta ir a comprar, le damos un motivo de peso….

Así que ayer bajé a las mazmorras y limpié la parte habitable menos la guarida del Niño, porque ahí me niego a entrar y cuando abrí la puerta del garaje me puse de tan mala leche que me dijeron que siiiii que ahora en verano, que claro siiii arreglarlo un poco. ¡Qué verano, si el verano ya se fue!

¡Eso es Síndrome de Diógenes, Síndrome de Diógenes!

Sí, todo el Síndrome que quieran, pero si yo viviera en los USA ya sería millonaria solo de hacer garaje sales(venta de todas las cosas viejas que tienes. Las sacas al jardín y las vendes). Pena que en este país no esté tan valorado como en otros países la venta de cosas usadas. Pero voy a poner una tienda en Ebay. ¡Qué digo una tienda! ¡Yo tengo para poner un Centro Comercial!

 

 

 

Etiquetado en: , ,

54 pensamientos en “Limpieza general

    1. admin

      Casi todo. Es terrible en verdad. Lo he dicho y en serio que lo voy a hacer. Voy a ponerme a vender en Ebay cosas porque me desespera la cantidad de cosas que tenemos.
      Besazo

  1. Macondo

    El abuelo de unos primos míos guardó durante toda su vida las bombillas fundidas, con la esperanza de que algún día pudieran arreglarse.
    En casa de mi madre se guardaron todos los libros de nuestros bachilleres (somos siete hermanos) hasta que se cambió a otra casa un poco más pequeña hace cinco años. En la nueva no cabían. Los libros no los quería nadie, pero todo el mundo se tomaba la libertad de recriminarnos la posibilidad de tirarlos.
    Besos.

    1. admin

      Uffff libros tengo…. El problema viene cuando tienes espacio y nosotros tenemos ¡Y mucho! así que no se tira nada. Somos como un punto límpio.
      Besazo

  2. Arturo

    Dolega:
    Hasta que llegamos a vivir en nuestro departamento actual, hicimos once (11) mudanzas. Hablo desde abril de 1981 hasta octubre de 1993. Casi todas por cuestiones laborales y a diferentes lugares del país, algunos muy distantes entre sí.
    Como habrás de imaginarte, no juntamos mucha basura. Más bien, al contrario, esas mudanzas nos hicieron desprender de diferentes enseres que no tenían cabida en los nuevos domicilios.
    En los últimos diecinueve años, hemos desechado bastante basura, aunque hay alguna que se resiste aun.
    Lo que tenddrías que hacer es llamar a ese par de norteamericanos que compran de todo (tienen una serie de TV, de la que no recuerdo su nombre) y te liberas del lastre. Si te descuidas se llevan hasta a tu amado Consorte.
    La otra solución es un fósforo y un buen seguro…
    (Ja, ja , ja).
    Besos.

    1. admin

      Huyyy Arturo, lo del fósforo me ronda a veces 😛
      Si, pero eso es en USA aquí, no sé ahora, pero antes la gente lo tiraba todo. Conozco gente que ha vivido años de restaurar lo que la gente tiraba en los contenedores de basura.
      Besazo

  3. Toro Salvaje

    Soy todo lo contrario a eso.
    Cualquier día me tiro yo mismo a la basura.
    No guardo nada.
    Pero nada de nada.

    La ropa que necesito y poco más.
    Hasta regalo los libros que compro después de leerlos (hacerlo antes de leerlos sería de idiotas claro…)

    Besos.

  4. princesa del guisante

    A ti te iba a pasar lo que les pasó a unos conocidos. Por lo visto montaron una venta de garaje de esas, a lo yankee. Y en éstas, la hija se libró del típico cacharro horroroso indestructible que les regaló la abuela…. y lo ve el hermano, ¡¡y lo compra!! Asúmelo, deberás vivir rodeada de todas esas cosas, lo único que puedes hacer es que queden condenadas a vivir en el trastero o el garaje, ¡¡¡nunca dejes que traspasen el umbral de la puerta de tu casa!!!

    1. admin

      Es terrible. Por pequeño que sea el sitio, acaba hasta los topes siempre. Yo recuerdo que cuando nos mudamos del piso a la primera casa, cuando vaciamos el trastero, ¡yo no podía creer lo que había allí dentro!
      Besazo

  5. Inmagina

    Esto en mayor o menor medida nos pasa a todos, el problema es ese, que cuanto más espacio tienes más acumulas, pero quien no tiene un cuartito para trastos, un armario o un cajón, y ahí acumulamos y acumulamos.
    No se porqué me da que esto del acumule es más masculino que femenino, al menos en mi experiencia, los hombres con los que he convivido han sido todos amigos de Diógenes.
    Un beso

    1. Dessjuest

      Claro claro, nosotros somos los que guardamos loc cochecitos de paseo de los bebés, como le digo a la parienta, si tengo la vasectomia hija, regálalos, que ocupan medio trastero.

      O la ropa, las únicas personas que guardan la ropa “de temporada” son mujeres, nosotros no tenemos ropa de temporada, tenemos ropa, punto 😀

      1. Inmagina

        Vaaaale, confieso, tuve todas esas cosas guardadas de mi niña porque me dolía el corazón tirarlas, y bueno, pensaba una, igual cualquier día me da el chimpún y tengo otra. Terminé regalandoselas al padre cuando le dio por empezar a tener críos como quien tiene conejos, pero si lo regalo ya no me duele.
        Y sí, guarde 4 cajas de ropa enormes desde bebé a los tres añitos o así, un día me puse y lo dejé en dos, pero eso ya no lo tiro ni que termine en un campo de refugiados. No sabes que vestiditos y que calcetines, que nació prematura y tuve que ponerle ropa del Nenuco porque la de bebé recién nacido le venía enorme

        1. admin

          jaajajajaj si es que al final todos somos iguales. Además te da pena tirarlas y empiezas guardando cuatro cosas y terminas que no cabes en casa.
          Besazo

          1. admin

            claro, claro, si al final todos tiramos “casi” todo. Eso mismo dice el Consorte ¿Yooooo? Pero si guardo cuatro cosas de nada…
            Besazo

      2. admin

        ¿Y porque los va a regalar porque tú tengas hecha la vasectomía?¿Qué va a ser de esas niñas cuando crezcan y tenga hijos y salgas tú diciendo que tienes el cochecito para el nieto y te digan que no, papá que ahora son teledirigidos con monorail y GPS incorporado entre otras cosas? ¡Cómo les vas a quitas el gusto de que tu yerno le diga eso de: Joder, tu padre cada día está peor. Mira que guarda mierda en el trastero… 😛
        La ropa…De verdad no se os da gusto con nada. Si guardamos porque guardamos, si no, somos derrochadoras. El caso es quejarse, coño.
        Besazo Maestro

        1. Dessjuest

          Pues que lo compren, que a mí nadie me dio nada, todo de mi bolsillo 😀

          Ambas cosas son compatibles, no derrochar ni apilar cosas inservibles, el truco está precisamente en comprar solo lo necesario, así no guardas nada.

          Besos maestra.

    2. admin

      Aquí en casa Diogenes es compañero de todos porque somos la leche. Todo se guarda por si mañana(mañana que nunca llega) se necesita. Luego lo necesitas, pero como no sabes donde demonios lo tienes, sales y compras uno y ¡hala pa dentro! 😀
      Besazo

      1. Inmagina

        Lo mío es peor, guardo por si lo necesito, a los tres años tiro ya aburrida, al mes de tirar, aquello que terminó en el container me hubiera venido de coña para algo.
        Conclusión, la Leu de Murphy es la única ley cierta

        1. admin

          Además de verdad. Ami me ha pasado más de una vez. Según lo estoy tirando, estoy diciendo “ya verás como lo necesitamos” y no falla 😀
          Besazo

  6. Joaquín Sarabia

    A nosotros nos pasa algo similar con la casa del pueblo, todo lo que no se sabe que hacer con ello, va a parar al pueblo, y al final la bodega del pueblo se va llenando de cosas que ni sabemos que están.
    Parece algo inevitable.
    Un Abrazo :) .

  7. Moneypenny

    jajajjajaja Lo de los ratones suicidas ha sido lo más!!
    A mi me pasa lo mismo. Guardo, guardo y guardo y no sé para que si no lo uso nunca ni me sirve para nada. Debe ser una tara. Me entra una especie de sentimentalismo con las cosas que es digno de estudio!
    Prueba a hacer un mercadillo. Yo hace poco fui a uno y no sabes la cantidad de cosas que vendí….. a uno y dos euros!! jajajajja Todo un éxito!
    Besos

    1. admin

      Pero es que aquí no puedes ir y llevar cosas, ¡que yo sepa! pero si sabes cómo por favor dímelo, en serio, porque tengo muuuuuuchas cosas 😀
      Besazo

      1. Moneypenny

        Es que aquí , en los pueblos de alrededor, se hacen mercadillos. La gente se apunta, te ponen una mesa y hala! a vender todo lo que se te ocurra y todo lo que ni siquiera podías imaginar que pudieses encasquetar a alguien!
        Inténtalo y hazlo por tu cuenta. Tipo americanada total. Alguien tiene que ser el primero ¿no?
        Besos

        1. admin

          Pues aquí no puedes hacerlo. Para la “venta ambulante” que es como se denomina aunque sea para un día, tienes que sacar una especie de licencia que creo que se paga por trimestres. Vamos, una movida. ¡Si fuera como tu dices ya me había puesto! Además me encanta, me parece divertido a más no poder.
          Besazo

  8. Dessjuest

    Yo tengo en el trastero baldosas sobrantes de cuando hicimos la cocina, evidentemente es inútil guardarlas, para cuando se quieran romper estarán tan pasadas de moda que las cambias todas, pero no las tiro porque pesan la hostia, sin más 😀

    Ahora, la mayoría de cosas que hay en mi trastero son cosas de niñas, ropa de cuando eran bebés, cochecitos, cunitas, bañeritas y demás vainas que vaya, sinceramente, no sé para qué, como le decía a Inma uno ya tiene cortada la coleta.

    Besos maestra.

    1. admin

      Uffff las baldosas. Yo tengo de fuera, de dentro, de los baños. Encima como dices, para nada porque cuando se rompe una es porque hay una avería del carajo y hay que cambiarlo todo…
      Pues todas las cosas de niñas que tienes son para cuando seas viejo salir mal con algún familiar. Ya lo verás, te piden la cunita para el hijo de algún hermano, primo y si estás viejo, no quieres porque los guardas para los nietos y hala pelea al canto. Y si lo prestas y no te lo devuelven cabreo porque te ha “robado” el tesoro de la corona.
      He visto decenas de esos casos 😀
      B esazo Maestro

  9. Eva Letzy

    jajaja! Justo lo ponés al final, porque era tal cual lo que te iba a decir, que hicieras un garage sale, yo lo he visto en EEUU y es genial.
    Lo podés solucionar mudándote a un piso pequeño, vas a ver como ahí se les van las ganas de diogenizarse, aunque ojo!, que yo vivo en un piso y lucho con el síndrome diógenes también, siempre hay sitio para guardar porquerías…
    Un beso, qué bueno volver a leerte!

    1. admin

      ¡Es maravilloso! Pero es que allí hay gente adicta a eso. Gente que se pasa la vida comprando en los garage sale porque colecciona cosas ó simplemente porque le gusta.
      En un piso pequeño pasa lo mismo. En menor cantidad, pero en igual proporción. Es terrible la cantidad de cosas que podemos llegar a almacenar.
      ¡Besazo y bienvenida guapa!

  10. Miguel

    Punto 1: El que guarda siempre tiene, mierda en lo cajones. Si guardais hasta la pinza con el ombliguito del niño. ¡Qué asco!

    Punto 2: Inma, guapetona, es verdad que hay tíos que acumulan herramientas y tornillos y baldosas y pinturas. Pero locos hay en todas partes. También hay tíos que se machacan en el gimnasio. Por eso vas a decir que todos los tíos somos así. Pues no. Yo veo un tornillo y me da urticaria.

    Punto 3: Negociado de ropa, zapatos y complementos. ¿Tengo que decir algo o corrempos un tupido velo? Como decía Querido Dessjuest: nosotros tenemos ropa y punto. Y si tenemos más ropa, es porque vosotras os empeñais en que los vaqueros habría que tirarlos porque están desgastados y para poder hacerlo nos comprais uno nuevo. ¿Y una mierda! Ahora que están hechos a mi culo y mi escroto me los vas a tirar. Voy a la basura y los recupero. Por eso tengo dos vaqueros, no por otra cosa.

    Y lo dejo aquí porque me voy empadronando (o encabranando, nunca se cual es el verbo correcto y no tengo el diccionario a mano) y me conozco.

    De todas formas, tu entrada está muy bien y me he reído un rato. Es la Inma la que hace enfadar.

    Un beso.

    1. admin

      Vamos que tú no acumulas nada. Tú solo consumes lo justito, no guardas nada ni como recuerdo, ni como sobrante de adquisicones, ni como usos obsoletos…
      ¡¡¡No me lo creo!!!! 😀
      Besazo

      1. Miguel

        Ya sé que voy a destrozar mi reputación con este comentario, pero debo reconocer que sí que acumulo algo y que además ocupa mucho espacio: libros. Sí, lo siento, soy de esos tíos raros que en cuanto tienen diez euros se va a una librería de segunda mano y se funde los diez euros. Ojo, que me da para comprar entre siete y doce libros. Ya, ya sé que doy asco. Pero sois mis amigos y teneis que aceptarme con mis defectos.
        Para compensar, también acumulo pelotillas en el ombligo y en otras partes de mi cuerpo, pero eso no invade espacios comunitarios.
        Un beso.

        1. admin

          Ahhhhh ¿ves? No somos tán diferentes los unos de los otros 😀
          Y te queremos con tus defectos, no lo dudes. Además para nosotros no son defectos, mientras no intentes traer los libros para acá 😀
          Besazo

  11. Paterfamilias

    ¡Cómo me he reído! Y lo peor es que es cierto. Todos, en mayor o menor medida, y dependiendo del espacio disponible, acumulamos cosas. En lo que no había caído y así es, es que hay “acumules” masculinos y “acumules” femeninos. Me parece que me has dado una idea para una entrada. 😉

  12. luis

    A ver si te ayuda esto: es totalmente imprescindible tirar las cosas viejas para que te lleguen nuevas (esta en todos los tratados de “como mejorar tu vida”) asi que empieza a desacerte de todas…..como? facil vete donde el gitano de tu marido y llevaselas, que te de una parte de las ventas o mejor que te las permute por comida y ya…. es posible que te engañe un poco ,pero al final haces limpieza.

    PD no dejes que el consorte negocie no sea que le quedes a deber al gitano

    1. admin

      Ufffff Eso tiene más peligro que un chinpancé, con una caja de granadas de mano…
      Estoy segura de que terminaría debiéndole dinero al gitano. Con la casa llena de comida que habría que comerse a toda prisa y encima teniendo que aguantar al Consorte todo el día diciendo aquello de:¡¡¡ Bueno, ya veremos cuando necesitemos el VHS para reproducir las películas de los años setenta!!!! 😀
      Pero se agradece la idea.
      Besazo

  13. Piruja

    Hola dolega, siesque te metes en cada una jeje, pero si es verdad una cosa que cuanto mas espacio tenemos mas vamos guardando cosas y luego para nada, pero lo hacemos, porque si dices que lo guardas pero te va a servir de algo aun, pero lo dejamos en los armarios y no lo volvemos a usar nunca mas, y lo hacemos todos eh?, por eso cuanto menos sitio tenemos mejor:), si pasa algo como un ataque nuclear ya se donde ir jeje

    Besos.

    1. admin

      Es cierto. Cuanto más espacio es peor. Se guarda siempre en proporción al espacio del que se dispone. Es horrible.
      Además cosas absolutamente inservibles… 😀
      Besazo

  14. mercedesmolinero

    No me gusta guardar cosas, aunque mañana me puedan hacer falta como me recrimina Rafael. Prefiero tirar lo inútil, lo inservible y si tengo demasiada ropa, prefiero compartirla que tenerla en el ropero sin utilizar.
    Para que te hagas una idea, Rafael no me deja bajar al trastero para que no tire nada de nada. A él le gusta conservar a mi tirar.
    Besitos

  15. alterfines

    Los tíos tenemos las manos de Velcro, y cosa que se nos pega, cosa que queremos guardar, por si acaso… De todos modos, ¿tú no nos decías en tus ‘7 Cosicas sobre Una’ que “6.- Adoro mis cosas. Me cuesta desprenderme de mis cosas…”? ¿Ves que malo es que haya llegado un periodista de repente, y a las primeras de cambio le hayas dejado entrar hasta… las mazmorras? 😉

    En nuestro camaranchón, de unos 20 m3, encontramos, en una limpieza de mi Santa, como la que tú pretendías llevar a cabo, una maleta de un tío de mi madre que había sido ‘extra’ de cine, con restos de trajes: de romano, de arquero medieval, de vaquero… ¡Si hasta tenía una foto suya encendiendo sendos pitillos con John Wayne, cuando vino a hacer ‘El Mayor Espectáculo del Mundo’ a los Estudios Bronston?

    Moraleja: no hay que tirar nada. ¿Para qué están los descendientes?

    Un besote (antiguo)

    1. admin

      ¡¡Que bueno!! Yo viví enfrente de Sevilla Films y me cuentan (porque yo era pequeña y no lo recuerdo) que mi hermano y yo nos íbamos a ver las filmaciones. Él siempre dice que salió de extra en “Rey de Reyes” 😀
      Vaaaaale, pero que conste que solo me has convencido a medias. 😛
      Besazo

      1. alterfines

        Por lo visto, contaba mi tío que era alucinante ver la cara de los niños del pueblo, que en su vida había visto ni en pintura una jirafa o un elefante (de los del circo) ¿te imaginas?

        (Ahora que no nos oye nadie, ayer me la pegaste, pero bien, con lo de que tu comentario había desaparecido: piqué hasta las trancas…) 😀

        (Otro) besazo

        1. admin

          Esque eso para los niños tenía que ser increible. ¡¡Mi hermano lo cuenta como algo totalmente increible!!
          jajajaja ¡Ay si es que sois como niños!!
          Besazo

  16. AleMamá

    Pues cuando murió mi cuñado mayor, de su pieza de herramienta sacaron tal cantidad de hierros (fierros, les decimos en Chile) que reciclado alcanzó para un portaaviones. Era terrible.
    Saludos

  17. Silvia Parque

    Yo AAAMOOO sacar: tiro, regalo (antes, vendía). Es una de las cosas que me da felicidad, porque marcan un antes y un después: me gusta hacerlo en vísperas de mi cumpleaños, de cambio de estación, de inicio de ciclo escolar, de cambio de año, de mes 😀 😀 Cada tanto tiempo, reviso mi cajita de recuerdos y trato de dejarla con menos cosas.
    En cambio, mi marido, si pudiera, conservaría cada objeto que pasa por su vida ¡¡y también recoge los tornillos-clavos-tuercas-etc. que encuentre por el camino!! Nos complementamos.
    Ahora, depende con quién se compare una. Yo soy mucho más “conservadora de cosas” que casi todos en mi familia, y mi esposo es mucho más “desprendido” de lo que fueron sus papás.

    1. admin

      Claro, siempre es con quien te comparas. jajajaja
      Yo solo se que tengo millones de cosas que algún día tengo que ver qué hago con ellas.
      Besazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.