La conquista deseada

Pido disculpas a los lectores por lo largo de la entrada y por ser un post que lo disfrutarán más los seguidores de los blogs que menciono; hubiera querido que todos tuvieran más protagonismo pero se hacia eterna.

La luz del trópico auguraba una mañana de Noviembre soleada y no demasiado calurosa. El puerto era un ir y venir de pescadores, aventureros y comerciantes. Panamá ya se perfilaba como un emporio financiero y comercial.

A pie de navío estaban Don Francisco Pizarro y su inseparable secretario Don Miguel Merino, hombre hábil con la pluma y experto en retorcer argumentos que había logrado ascender en la sociedad colonial hasta ser la mano derecha del Alcalde Pizarro.

Merino se había encargado de reclutar a la tripulación para la empresa más ambiciosa desde que Colón partiera a buscar… lo que fuera que buscara.

En cubierta, un apolíneo joven de larga y abundante cabellera y gafas oscuras daba instrucciones a gritos para soltar amarras. Había llegado allí diciendo que venía en busca de la tribu de las Calentorras de las que tenía noticias por sus amigos los Vikingos, que sabía que estaban hacia el sur y que como a él a follar y a jugar al mus no le ganaba nadie, pues allí estaba para demostrarlo.

Su currículum como guía con los griegos, los Romanos, los Vikingos, los Cartagineses y todo aquel que se hubiera echado a la mar aunque fuera para competir en la liga de traineras, le hicieron merecedor de la confianza de Miguel.

Zarparon de la bahía y la brisa hizo que el Tito Macondo, encargado de fundir en una sola las lenguas por descubrir, agarrara con fuerza sus alforjas de libros.

Pizarro se acercó a una grácil joven que arrastraba un enorme cajón de madera por toda la cubierta buscándole el mejor acomodo posible y se interesó por ella.

Soy Bypils. Bypils, la del huerto- dijo con una sonrisa.

Pizarro le advirtió que no era necesario un huerto abordo. La joven con suma delicadeza le dijo al oído-Escucha amigo, he dicho que hay huerto y hay huerto. He diseñado el cartel de esta convocatoria y como me enfade, cambio ahora mismo la fecha y al carajo tu conquista ¿Te ha quedado claro? Pizarro asintió sin parpadear.

Pusieron rumbo al sur y la cosa se empezó a torcer. Carmen, la dueña de Curra, había diseñado un nuevo sistema de colaboración económica que sustituía el descarado trueque de cristalitos por oro de 24 kilates y propuso el intercambio del preciado metal por merchandising de los principales clubs de futbol españoles, pero no lograba llegar a un acuerdo con los aborígenes en el intercambio de campamentos deportivos para niños. Los mayores roces surgían cuando ella insistía en que tendrían que ser en el verano europeo y ellos se negaban alegando que para ellos el verano era en Diciembre.

Así, quedaron varados un tiempo en un pueblo llamado Chochama para regocijo de Dessjuest que no paraba de exclamar- ¡Joder, si es que aquí hasta los nombres de los pueblos prometen, coño!-

Siguieron su camino hacia el sur y al llegar al rio San Juan, mientras Dess preguntaba por las féminas, los indios directamente amenazaron con matarlos a todos y si no es por la habilidad de Moneypenny para hacerles un bono de recados personalizados y garantizarles que les haría todo el papeleo en sus peleas con los indios vecinos, la conquista hubiera corrido serio peligro.

Como se quedaban sin material de intercambio, debido a la eficiencia negociadora de Carmen, cada dos por tres tenían que mandar a alguien a Panamá a comprar en la zona libre de Colón contenedores enteros de material deportivo. Mientras, la que hacía dinero sin cesar era Dolega que había puesto un servicio de correspondencia, naturalmente de pago, entre las tribus.

En más de una ocasión se la escuchó decir sin ningún miramiento -pues si no tienes dinero para pagarme, manda un whatsapp, que es gratis- y cuando el afligido aborigen le decía que no tenía ese servicio, ella totalmente indiferente al dolor contestaba- Me la suda, de mi pluma solo salen moneditas de oro, así que soy yo ó las señales de humo que no entiende nadie, porque son de los indios de más arriba y salen en inglés, tú verás.

Al llegar a Punta de Passaos Analogías presentó una queja formal al Secretario Miguel acerca del acoso sexual al que la mantenía Pizarro. Aquel “cerdo barbudo” según palabras de la guapa bloguera, se pasaba todo el día pidiéndole historias de Subconsciencias. –Es un puto salido, huele fatal y como siga dándome la brasa lo tiro por la borda te lo advierto-se quejaba amargamente.

La cosa llegó a tal punto, que en la Isla del Gallo Inmagina, que llevaba toda la intendencia del barco y a pesar de que no tenía un minuto de tiempo, cogió a Pizarro por las barbas y lo llevó a una peluquería tropical para que lo adecentaran. Se lo devolvieron afeitadito, bañado, sin plumas, con unas bermudas multicolor, unas chanclas de piscina y una camiseta con dos loros rosas en el pecho. A partir de ese momento Nergal le prohibió terminantemente al extremeño que lo acompañara a correr. Allí se quedaron un tiempo mientras venían contenedores de zapatillas. El guía Dess, preguntaba sin cesar por las Calentorras y los aborígenes le decían que más abajo, que más abajo estaban las mujeres más hermosas del continente.

En la isla de Gorgona tuvieron enormes problemas ya que un poderoso cacique se enamoró perdidamente de La Inspiración y ofreció a Pizarro comprarla por una montaña de oro y después de dudarlo unos cuatro ó cinco segundos aceptó el trato pero el resto de la tripulación se negó en redondo alegando que juntos habían llegado y que de allí no desertaba ni Satanás Nieves dixit. Por su parte el cacique estaba bueno para aburrir así que todos sospechaban que la cosa entre ellos no se había quedado en mirar la luna y Ana aconsejó sabiamente a la enamorada con un argumento muy difícil de rebatir- ¡Inspi por Dios, que pareces nueva! Este te ha comprado por una montaña de oro y mañana te vende por veinte vicuñas. Además yo creo que de estos por aquí hay a patadas. Inspi decidió probar suerte más adelante.

Cuando llegaron a Tumbes, el guía Dess, bastante desesperado ya, abordó a punta de machete a unos cuantos aborígenes preguntando por las Calentorras; éstos le dijeron que era al fondo a la derecha, que todavía les quedaba trecho y que se relajara que lo veían un poquito tenso, él arguyó que llevaba más de cuatro años de viaje y que ya no tenía esperma, tenía yeso en spray y los indios le recordaron que eso mismo le pasaba en Bilbao y encima tenía que planchar.

En los Valles de Lambayeque un día Pizarro le preguntó a Bylpils qué era una hierba que crecía en el cajón y la hortelana descubrió que su adorado huerto era un hermoso campo de droga. Empezaron las pesquisas a ver quién había sido el desaprensivo que quería poner a la tripulación relajada y con risitas tontas. Llamaron a Luisa aprovechando que sabía leyes pero cuando se percataron de sus ojos enrojecidos y las risas histéricas que se estaba echando con Emy Tecuento, decidieron darle la investigación del caso a la Boticaria que se negó en redondo diciendo que ella solo sabía de cosas con receta.  Nieves,  con la amabilidad y dulzura que la caracteriza soltó sapos y culebras por la boca durante unos minutos hasta que Inmagina confesó que había sido ella; que se le había olvidado comprar tabaco antes de zarpar, que en Chochama había ido a un estanco a comprar Malboro y que la mujer le había dicho que no le había llegado pero que tenía unas plantitas que eran mucho mejor, que las sembrara y ya vería que bien sentaban. Uno tras otro fueron confesando y  el que más el que menos le había metido mano a la hierbita.

En cuanto llegaron a Puná, el guía Dessjuest secuestró al jefe indígena y como rescate pidió la localización exacta de la tribu de las calentorras “Es que como sigamos bajando, bajando se nos acaba el continente y aquí no hay manera de follar, coño” rezaba la nota reivindicativa.

Aquí el Tito Macondo tuvo un papel fundamental al hacer de intérprete entre las tribus locales y un desquiciado Dessjuest dispuesto a poner al Inca a subir los andes en bicicleta y sin doparse. Macondo transmitió las peticiones del guía y los jefes le dieron un mapa turístico de la zona con la localización exacta de lo que buscaba.

Macondo le comunicó al interesado que tendrían que penetrar tierra adentro y el salido guía grito a todo pulmón que el penetraba lo que hiciera falta ¡que ya era hora! Así que la tripulación en pleno, cogió sus bicicletas y llegaron al reino de Marga Capac.

La reina Marga los recibió sentada en su trono de oro con una enorme vasija llena de frutas y verduras batidas y los invitó a tomar de aquel brebaje que según ella daba larga vida. Los visitantes le dijeron que no gracias, que pasaban de semejante porquería y ella les dijo que ó bebían ó les cortaba la cabeza a todos, así fue como entendieron lo de que daba larga vida.

Dessjuest se apresuró a preguntarle a la hermosísima Marga capac por la tribu de las Calentorras y ella poniendo los ojos en blanco y alzando los brazos al cielo le dijo que ella era su reina ¡Ella, La bella Marga era la reina de las Calentorras, descendientes directas de las mujeres que trajeron los hombres de los cascos con cuernos que llegaron por mar! Mujeres oriundas del gran pueblo de Bilbao, hembras capaces de mirar a un macho y convertirlo en estatua de hielo. Ellas les enseñaron como tratar a los hombres.

De repente el guía se puso pálido y cayó al suelo redondo. Pilar se acercó al desmayado y pidió ayuda para llevarlo al barco. La reina Marga le dijo que sus súbditas se harían cargo de él hasta que se repusiera; se acercaron cuatro chicarronas del norte y se lo llevaron en volandas. Pilar miró divertida como una quinta Calentorra llevaba en sus manos un centro de planchado de alta tecnología

En en ese momento Yeste Lima le dijo a Marga lo guapa que era, lo bueno que estaba el batido y lo que estaba disfrutando aquel crucero por el Caribe y Marga le aclaró que no, que aquello no era el Caribe que estaban del “otro lado” del continente. Yeste montó en cólera y amenazó a Pizarro y al Secretario Merino con meterles un puro en la oficina del consumidor por fraude.

Esa noche Shira, Agniezka, Latidos y Laura prepararon una fiesta en el barco para agradecer a los lugareños su calurosa bienvenida y la Hermosísima Marga elaboró los mejores Pisco Sawer de toda la galaxia.

La música invadió todo Paita y jamás se bailaron valses peruanos como aquellos, el cajón de Bypils quedó arrasado y a la mañana siguiente Dolega se tuvo que dedicar a buscar a la tripulación por los sitios más insospechados. Se oían cosas del tipo -Coño Luisa, tan modosita que se te ve en el blog, ¡hay que joderse!

A Emy tuvo que arrancarla de los brazos de un imponente Inca con profundos ojos negros y los músculos, todos muy grandes. Emy juró no volverle a dirigir la palabra a Dolega en la vida.

Los aventureros prometieron a Marga Capac no decir lo que habían descubierto. Dirían que eran tierras inhóspitas plagadas de monstruos y alimañas.

Se despidieron con grandes abrazos, muchas lágrimas y promesas de volver a juntarse en cuanto tuvieran ocasión. Subconsciencias le pidió a su nueva amiga que se quedara con Pizarro que a estas alturas ya estaba tan guarro como al principio y que lo pusiera a barrer la playa.

Dess llegó corriendo perseguido por cuatro Calentorras, pero de un salto se subió al navío y a gritos dio las órdenes de soltar amarras y levar ancla. Tenía prisa por llegar a Bilbao a ver a su moza y es que ya se sabe que más vale conocido, sea como sea.

Todos guardaron en sus corazones el recuerdo del viaje, hasta el fin de sus días.

Aspecto del Navío con un primer plano de Pizarro minutos antes de atracar en el puerto de Paita

Fuente de las imágenes:

Cartel de la convocatoria realizado por Bypils

Foto del “navío”: http://todseelie.com/projects/swimming-cities-of-serenissima/serenissima1

68 pensamientos en “La conquista deseada

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Moneypenny

    Muy bueno Dolega! Y muy currao…. con lo que me ha costao a mi escribir cuatro palabras.. :)
    Y la foto del final ni te cuento…jajaja, yo creo que podíamos ser todos nosotros perfectamente..!

    Besazo, nos vemos! 😉

  3. Miguel

    ¡Atención blogueros! ¿Qué es currarse una entrada me preguntan mientras clavan…? Bueno, bueno. bueno, nada de clavar que luego se creen que todo el monte es orgasmo. Esta es una entrada currada, con arte, salero, desparpajo… ¡Coño! me estoy pareciendo al José Luis Moreno.
    Vamos, que me he reído una “jartá”.
    Gracias por tan buena colaboración.
    Un besazo no… tres besazos.

  4. Pingback: Ya sabes, Pizarro | Entre el olvido y la memoria

  5. inmagina

    Madre del amor hermoso! El curro que te has metido dolega! Te mereces una ovación, las dos orejas y el rabo (sin connotaciones sexuales) Ahora entiendo tu comentario con los participantes jaja.
    Muy bueno chiquilla, me encantan estas entradas en las que se nos integra, y con mucho acierto además, queda todo muy bien hilado.
    Ya has visto que ibas bien encaminada metiéndome en el mundo de las drogas jaja.
    Besitos, guapa!

    1. Dolega Autor de la entrada

      jajaja es que se iban apuntando a cuentagotas y yo veeeenga a rehacer el cuentico y ayer cuando ví a la boticaria ¡que la había quitado porque dijo que nooooo! mira, ya estaba de los nervios jajajajjaja
      Lo cierto es que he disfrutado mucho haciéndola :mrgreen:
      Besazo y ¡Gracias!

    1. Dolega Autor de la entrada

      Ayer cuando entré donde Miguel a ver como iba lo de la inscripciones y te veo diciendo que ya la tenías, tuve el comentario escrito de ¡¡ joder pero si es que solo dais trabajo, coooño!!! jajajaja Porque te tenía y te tuve que quitar porque dijiste que no…
      Me alegro que te guste. 😀
      Besazo

    1. Dolega Autor de la entrada

      Pues me han dado muuuucho trabajo porque se iban apuntando de aquella manera y primero decian que si, luego que no, luego que bueno, que ya verian… 😀
      Besazo y gracias

  6. Bypils

    Fantásticooooo! Qué nivelazo, Dolega.
    Sigo sonriendo…Ya hace un ratito.
    Te agradezco enormemente lo de ” grácil” y lo de ” joven”. 😉
    Besazo.
    NB: lo de María, quedamos que era entre tú y yo! :-)

  7. Marga Capac

    Me ha encantado sobretodo la parte de los batidos y la larga vida, pero es que todo hay que decirlo (preguntarle a mi hijo). Buenísimo. He reconocido al melenudo antes que lo menciones, malísima señal, ya lo se.

    1. Dolega Autor de la entrada

      Porque era ya muy larga la cosa pero te había descrito sentada en un trono de frutas con un caliz gigante de oro y aguacates incrustados que era absolutamente inefable. 😛
      Besazo

  8. Yeste Lima

    ¡Jojojo, lo dicho tantas veces…. ¡la monda!
    Me encanta tu forma de relatar las vicisitudes de la vida de este hombre, incorporando una pandilla de temibles guerrilleros que somos…
    Yo no me puedo quejar de mi papel en la historia porque hay algunos que …ya ya …. Lo que ahora me explico es que con unos asesores así terminara como terminó.
    En la foto se ve claramente que llevaban una vida absolutamente pecaminosa o es que le cogieron en el momento de terminar la orgía, vaya una pieza, pero claro andando con tan malas compañías ya se sabe.

    Muy bueno Doleguita, original y muy entretenido.
    ¿Te imaginas a toda la camarilla dedicada a la piratería? No quiero ni pensarlo.
    Besos muy apretados.

  9. Inspiración

    Jajajajajaja, me he tenido que reir… gracias por esta lectura tan animada.. y tan imaginativa. La imagen de Dess corriendo delante de las cuatro calentorras, no se me vá de la cabeza, y ByPils con el huerto.. tampoco.

    Besos :)

  10. Analogías

    Jajaja, bueno, además de flipar en cómo nos has metido en el ajo, al menos he salido bien parada y no como Dess, que me pone de bibliotecaria castigadora y cañera sin una pizca de sensibilidad con la Calen Torra. Gracias por los piropos, y sí, menudo viaje que te has pegado!!!

    1. Dolega Autor de la entrada

      Te me habías traspapelado Jodía 😀
      Tu eras una guapísima bloguera al que el salido del Pizarro quería tener como su revista calentorra particular.
      Casi lo tiras por la borda, pero no me extraña porque con ese gorro de lana y ese tatuaje :mrgreen:
      Besazo

  11. Piruja

    Hola dolega, jajaja como me he podido reír con el relato que te has montado, que bueno señor y como te lo has currao jajaja, señales de humo en ingles? y la tribu de las calentorras? jejejeje, de veras que vale la pena estos momentos que nos haces pasar tan buenos, y de larga naaaaaaaaa que se hace corta jejeeje

    Besos.

    1. Dolega Autor de la entrada

      jajajaj sip, lo de las señales en inglés es de las cosas que más me ha hecho reir mientra lo escribía. :mrgreen:
      Me alegro que lo hayas disfrutado 😀
      Besazo

  12. Carmen j.

    Qué bueno, Dolega, y qué currado!

    Me siento un poco mal, porque no he acudido finalmente al reto. Ayer y hoy tenía la cabeza en otra cosa, y se me ha pasado completamente. Trataré de compensaros a todos. Gracias por la mención.

    1. Dolega Autor de la entrada

      Tú tranquila que esto es un puro divertimento así que si no has podido, no pasa nada. 😛
      Me alegro que te haya gustado.
      Besazo

  13. Nieves

    Madre del amor hermoso!!!! Jajajajajaja Lo que mas claro me ha quedado es el pedazo de orgía que has montado!!! El pobre Dess ha follao o no? Madre que me da!!! La que ha pillado fijo es Emy, y parecía tonta cuando la cambie por un botijo…
    Bueno, como nadie se ha enterado de que yo me fume el huerto, pues eso jejeje. Muy divertido Dolega! Ha estado genial, te lo juro!
    Bueno, voy a seguir con la ronda porque a pesar de que estáis todos tan sembrados que ya vizqueo, esto no me lo pierdo. Muchos muases desde el infierno!!!

    1. Dolega Autor de la entrada

      Me alegro que te hayas divertido jajajaj
      Sip a Emy la tuve que arrancar literalmente de los brazos de un bravísimo aborigen. Todavía me lo está recriminando y fíjate si hace siglos :mrgreen:
      Besazo

  14. Dessjuest

    La verdad es que no puedo decir que me haya gustado mucho, porque en realidad me ha encantado, he estado con una sonrisa de las de desenganchar las orejas todo el rato, qué buenísima entrada maestra, buena de verdad, todo un orgullo ser parte de ella, y mucho, es hasta emotivo ver el cariño que se ve que guardas a los protas, incluído yo, muchas gracias.

    1. Dolega Autor de la entrada

      El honor de tener a todos estos protas ha sido mío.
      Me tomé la libertad de ponerte como hilo conductor porque estaba segura de que tu capacidad para reirte de tu personaje permitiría hacer la historia sin riesgo de molestar.
      Me alegro mucho que te haya gustado y me alegra más que veas cariño hacia unos personajes que en realidad me inspiran mucho, mucho cariño. :mrgreen:
      Besazo Maestro

      1. Dessjuest

        Evidentemente no me molestó en absoluto, como tedigo más bien al contrario, es una historia grandísima querida, dudo mucho que nadie se la pueda tomar a mal, encima viniendo de quien viene, que es siempre la primera en reirse de sí misma.

        Más besotes :)

        Y sí, me pongo moñas y emocionado, qué le vamos a hacer, uno es sensible, coño. :mrgreen:

  15. Emy Tecuento

    Jo va, jo va, jo va!!!, pero qué súper divertido te ha quedado Dolega 😀 Ya me duele todo de tanto reírme, eso de hacernos protagonistas no tiene precio: lo has bordado!!
    Esa foto del momentazo “antes de atracar en el Puerto” es la monda lironda 😛
    Psst: entre tú y yo: hiciste bien en arrancarme de aquellos brazos, que me conozco y soy muy débil, jejeje

    Miles de besitos preciosa, ¡no dejes nunca de escribir!!

    1. Dolega Autor de la entrada

      La foto es absolutamente genial. cuando la encontré me partía de risa.
      Me alegro que te hayas divertido. 😀
      ¡Claro que hice bien! tanta pasión, tantapasión, hombre ya…. :mrgreen:
      Besazo

    1. Dolega Autor de la entrada

      ¡jajajaja Nooo! Solo aparecen aquellos blogueros que se apuntaron a la convocatoria, por aquello de hacer el viaje juntos 😛
      Besazo

  16. Pingback: De bien nacidos… | Entre el olvido y la memoria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.