La chica que construye pirámides (notas de viaje)

Este viaje ha tenido momentos estelares, momentos de deporte extremo y momentos Dolega Style.

Para centrarnos empezaré diciendo que los viajeros han sido, el hijo mediano de mi hermano, (mi único hermano) su mujer y su hijo mayor.

valentina

La preciosidad recién nacida no vino porque un boicot abueril impidió su viaje.

El trío caribeño fue recibido en la sierra madrileña por una “ciclogénesis explosiva”, término acuñado por el hombre del tiempo que como dice El Niño, al escucharlo entran ganas de planificar un suicidio en masa, de lo mal que suena. En definitiva, vientos huracanados de más de 100kms/hora, abundantes nevadas y un frío del carajo, pero cuando los huesos son jóvenes todo es diversión y jolgorio…bueno hasta que sales de la cama, asomas las narices a la ventana y ves un bucólico paisaje nevado de postal, pero en vivo y en directo.

“Qué lindo tía” La tía, osea yo, lo mira y en mis ojos se lee con claridad “estoy hasta la punta de la trenza de la maldita nieve de mierda…”

Tengo que salir a cargar el coche de gasolina y le digo que me acompañe. Su mujer e hijo están acicalándose para salir a la sucursal de Laponia. Así va cogiendo el ritmo desde el principio. Venga, salimos de casa, con la pala se quita un poco de nieve hasta la puerta, luego se coge la escoba y se limpia el coche de más nieve, se rasca el cristal delantero de hielo, se desatascan las ventanillas del coche porque están congeladas y ¡voila! Ya podemos empezar a patinar a través de 10cms de profundidad de nieve/polvo/hielo nocturno…mientras, nieva a manta de Dios.

“Espere tía, que se me ha quedado el celular y quiero tomar fotos…” Eso significa volver a la puerta, meter la llave en la cerradura, comprobar que la cerradura se ha congelado y que hay que calentar la llave con un mechero, porque no tenemos a mano un lanzallamas y como corre un viento que poco menos que nos lleva a nosotros, pues lo de encender el mechero es para ponerlo como “El reto del día”, lograr calentar la llave con el mechero dentro del coche con los guantes puestos, correr a la puerta, limpiarte los mocos, meter la llave en la cerradura antes de que se congele la llave…Como verán, cosas sencillitas de niños Scouts.

Lo cierto es que el chico mantiene el tipo. Solo veo terror en sus ojos cuando vamos saliendo patinando con el coche y el vaho empaña el cristal delantero y solo yo veo lo que pasa por un círculo de unos 20Cms de diámetro. Pasados los primeros instantes de pánico, se empieza a despejar el cristal y ya solo tiene miedo.

Llegamos a la gasolinera, me voy dentro y él se queda amablemente a echarla. Cuando salgo temo que me tenga que quedar con mi querido sobrino para ponerlo en el jardín como muñeco de nieve en las siguientes navidades y eso que va forrado de ropa, gorro, guantes y cuanta cosa existe para abrigarse. Sigue manteniendo el tipo. Pero hace una mañana invernal de esas que les encanta sacar en el telediario con la reportera tiritando en lo alto de la montaña y rodeada de nieve.

Como recibimiento, no está mal pero lo cierto es que en cuanto nos alejamos unos kilómetros de casa, la cosa mejora sensiblemente y a pesar de hacer mucho frío podemos sobrellevarlo.

Y estarán ustedes diciendo que todo esto es muy bonito, pero que no tiene nada que ver con el título del post.

Es cierto. El título viene porque en una de esas veladas nocturnas en la cocina, “echando cuentos” como dicen en mi pueblo, el sobrino nieto, de ahora en adelante El Quinceañero, empieza a enseñarnos sus habilidades con el cubo de Rubik. ¡Zas, zas, zas! El chico es un portento a dos manos con el conocido artilugio. De pronto me acuerdo de un puzle que La Santa que aguanta al Niño le regaló hace tiempo y que el último que lo había logrado armar era el Primo japonés ¿Se acuerdan del primo japonés? Pues ese.

El caso es que hace meses limpiando se me cayó y se desarmó y yo no había sido capaz de recomponerlo, así que viendo las habilidades del quinceañero se lo traigo para que lo arme.

la-chica-que-construye-piramides-2

En cuanto lo ve, la madre del quinceañero me pregunta como es. Yo le contesto que es como una pirámide ó algo así, pero tampoco puedo dar más detalles porque no me acuerdo. Ella se centra en el Whatsapp para ver las fotos de su princesa que le están enviando.

Se pone el padre del Quinceañero, el Quinceañero, El Niño, Dolega, El Consorte…Nada. Nos lo quitamos los unos a los otros, pero no sale, así que la cosa va decayendo hasta que durante un instante el artilugio queda abandonado sobre la mesa. En ese momento la Madre del Quinceañero, que ha estado todo el tiempo mirando su mail y guasapeando con su madre, coge el ingenio y ¡Zas, zas, zas! Tres segundos después…

la-chica-que-construye-piramides-1

Tiene una bonita pirámide; cuando nos vamos a abalanzar sobre la cosa para ver la mecánica del asunto, rápidamente lo deshace y lo deja como estaba al principio.

Por supuesto nos ponemos en pie de guerra a exigirle que nos explique cómo coños se hace y que no es justo, que ella es arquitecto y que lleva una gran ventaja sobre nosotros que solo somos ingenieros, informáticos, periodistas y quinceañeros, con una orientación espacial totalmente deficiente y que tiene el deber moral de enseñarnos cómo se hace.

Solo dice que es muy fácil. Como vemos que no va a dar su brazo a torcer, su marido ejerce la autoridad masculina para que no quede ninguna duda de quién manda en esa familia, así que le suplica a su hijo que convenza a su madre de que explique el asunto porque si no, no nos iremos a dormir tranquilos. Al final su corazón de madre se ablanda y nos lo explica despacito. Entonces todos exclamamos:

¡¡¡AHHHHHH cooooño, si es muy fácil!!!

Sí, pero para la chica que construye pirámides, más.

 

Etiquetado en: , ,

59 pensamientos en “La chica que construye pirámides (notas de viaje)

  1. Pingback: Bitacoras.com

    1. Dolega Autor de la entrada

      No es que fastidie, sino que miras la cosa con otros ojos 😛
      Besazo
      PD: Cuando te dicen el secreto es muy tonto, pero verlo necesita mucha orientación espacial.

  2. Macondo

    La imagen de la nieve me ha recordado todo el rato al relato del argentino que va a Canadá buscando la belleza de los paisajes nevados:
    http://www.youtube.com/watch?v=ugNPfK2qiYk

    Tengo sobrinos que montan el cubo de Rubik en segundos, pero yo soy negado. Tanto como para centrarme en tu familia. Creía que recientemente habías sido tía abuela por primera vez y ahora veo que tienes un sobrino nieto de quince años. ¿La niña es hija de otro de los hijos de tu hermano o hermana del quinceañero?

    Besos.

    1. Dolega Autor de la entrada

      Mi sobrino estuvo todos los días acordándose de esa historia. Siempre decía que solo faltaba que se nos apareciera el reno. :mrgreen:
      Tengo cuatro sobrinos nietos y esta de la foto es hermana del quinceañero y la que ha nacido hace dos meses. Los otros tres son de los otros dos hijos de mi hermano.
      Besazo

  3. inmagina

    Hummm…aparte de aclarar que cuando afirmo que me gusta el frío no me refiero a “eso”, no vaya a sufrir un castigo divino en modo “cuidado con lo que deseas que se puede cumplir”, entro para corregir tu estilo literario, resentido tras tantos días sin escribir.
    No se puede decir que está una hasta la punta de la trenza, así muy fina evitando el palabroteo, que lo suyo es un “hasta el coño” para luego añadir lo de la nieve de mierda, si te pones te pones.
    Besitos

    1. Dolega Autor de la entrada

      Querida Inma, ya hemos hablado del tema del lenguaje. Yo no digo la expresión “hasta la punta de la trenza” por ser fina, sino porque es una expresión mía de toda la vida que también tiene su historia.
      Soy terriblemente mal hablada, de hecho mi padre siempre decía que tenía “boca de carretero”; nunca he conocido a ninguno pero me imagino que deben de ser señores que sueltan sapos y culebras por la boca, pero escribir expresiones del tipo que tu expones, sencillamente no me sale.
      Un coño, un mierda ó cuatro palabrotas más pues sí, pero más allá, la cosa se me hace muy difícil, por no decir imposible. Debe de ser la edad 😀
      Besazo

  4. Toro Salvaje

    Que frío me ha entrado…
    En cuanto al cubo de Rubik y la pirámide seguro que no conseguiría solucionarlo, pero a cambio puedo chutarlos más lejos que nadie del cabreo que me daría.

    Lo uno por lo otro.

    Besos.

    1. Dolega Autor de la entrada

      Uffff Toro, yo igual…
      A mí el cubo me pone muy nerviosa. Recuerdo que cuando salió era furor en todas partes y yo me ponía y me entraban ganas de coger el cuchillo eléctrico de mi madre y hacerlo trocitos y pegarlo con celo. ¡Te lo juro!
      Además si lo hacen muy rápido, como este chico, me mareo viéndolo. :mrgreen:
      Besazo

    1. Dolega Autor de la entrada

      ¡Quiero estar en el lado de los del “tan poco” 😛
      El secreto es una bobada que cuando te la dicen pues te sientes bastante lerda 😛
      Besazo

  5. Dessjuest

    Yo al final el cubo lo logré hacer con mucho esfuerzo, cuesta ir despegando las pegatinas y pegarlas todas luego para que quede bien, pero cuando lo hice estuve fardando un rato, luego me di cuenta que era mejor comprar otro y presentarlo como el viejo ya resuelto :)

    Lo de la pirámide no parece tan difícil, deben de ser de esas cosas que jode porque parecen fáciles hasta que te pones a ello.

    Besotes maestra.

    Ah, a las ciclogénesis aquí de toda la vida las llamábamos galernas, hasta ahora, tu hijo tiene razón, es para acojonar.

    1. inmagina

      Es que ha aparecido palabra nueva, y ya no saben usar otra ¿alguien había oído hasta hace unos meses semejante palabreja? Bueno, pues ahora está de moda y parece que haya aparecido un fenómenos nuevo que vaticina la llegada del Apocalipsis porque mira que suena a cataclismo trágico

  6. María

    Entonces todavía no creo que sea el momento de enviarte el aloe prometido.
    Por aquí no está mal el clima.
    Hoy que viene mi hijo de la sierra de Madrid, dónde vive, ya nos contará.
    Qué manera de escribir tan amena tienes amiga.

    Besos

  7. Desmadreando

    ¿Pero de verdad es tan difícil hacer una pirámide? Dolegaaaaaaa yo que confío en ti para más….
    ¿Cómo es que dejó a la recién nacida?
    Estaré por tu pueblo próximamente para ver si te animas y conoces a tú nieto virtual en cuanto salga 😛 un besote desmadroso

    1. Dolega Autor de la entrada

      Las abuelas montaron un retén y quemaron contenedores y todo :mrgeen:
      A ese nieto virtual lo conozco seguro, seguro 😛
      Besazo, preciosa

  8. laboticariadesquiciada

    Pues yo mucho sentido espacial no tengo (bueno, ni mucho ni poco, no tengo ninguno), pero no parece tan difícil ¿no? El cubo de Rubik yo lo hacía en un pispás cuando tenía 15 años, ahora como mucho puedo hacer una cara, y si me esfuerzo….
    Lo de sonarse los mocos en medio del calentamiento de llave me ha llegado al alma, entre otras cosas porque cuando lo he leído yo estaba sonándome los míos en medio del desayuno, que no sé que me pasa en cuanto me pongo a desayunar que se me cae el moco a chorrillo.
    Un besico.

    1. Dolega Autor de la entrada

      ¡jajajajaj Es que no sabes que frío pasamos esa mañana!
      Además yo estaba angustiada porque pensaba que se me congelaban allí mismo jajajajja
      Besazo

  9. Covadonga

    En mis años mozos y previos a que las neuronas empezasen a querer escapar de mí cada vez que traía un niño a este mundo, era capaz de hacer el cubito en un santiamén. A día de hoy, no hace mucho intenté hacer una demostración de lo supermegainteligente que era y fue todo un drama, tras pasar un buen rato dándole vueltas y más vueltas fui incapaz de acordarme para regocijo de las brujas de mis hijas.
    No te quejes de la nieve, que tiene que ser de cuento jejejejeje
    Por cierto harta de que cada vez que en la tele deciden rebautizar algo todo el mundo decida utilizar la nueva palabreja. Ni ciclogénesis ni leches, toda la vida de Dios fue galerna en el mar y temporal en tierra. Eso como lo del chapapote, anda que no oí veces y veces a mi madre decir “nena cuidado con el galipote que eso no se quita”
    Besines

    1. Dolega Autor de la entrada

      jajajajaj Eso eran las hormonas del parto :mrgreen:
      ¡Que razón tienes! Toda la vida hubo chapapote, pero es que llamado así parece nuevo 😛
      Besazo

  10. Gabriela

    Me has hecho reír, pero seguro que yo la pasaría tan mal como tu sobrino en medio de la nieve. Y mas has hecho pensar en mi respuesta cuando la gente me ve escribir y leer de derecha a izquierda (como espejo): “pero si es fácil”. Es una habilidad que tengo desde que sé escribir y hasta hace poco creía que todos podían hacerlo. Ya veo que no.

    1. Dolega Autor de la entrada

      ¡Definitivamente no! Escribir como espejo pienso que tiene que ser muy, muy difícil ¿Y dices que te sale natural? Jo pues es complicado ehhhh.
      Besazo

  11. Sara M.

    Pues yo ni frío (que la nieve me encanta, pero yo soy de calorcico), ni rubik. Pero con lo de la pirámide me has picado, que tengo yo mogollón de juegos de esos en mi casa, y cuando son demasiado complicados ni lo intento, pero ese tiene buena pinta. Habrá que buscarlo.

    1. Dolega Autor de la entrada

      ¡Pues no sé dónde lo compró! Este es muy fácil, pero tienes que “verlo” si no andas ahí como los locos y no sale 😛
      Besazo

  12. luis miguel

    La escena de la mañana la has descrito estupendo… solo aclarar que el diámetro del huequito por el que veías no tenia más de 10 cm. … jajaja…. tendrás que contar la caminata lunar o ejercicio de exploración polar que hicimos a las 4 de la madrugada!!!!

    Lo de la pirámide es fácil para mentes como la de ella supongo porque no tardó ni 10 segundos en armarlo…

  13. yeste lima

    Todavía debe haber un cubo de esos rodando por mi casa, pero nadie hemos sabido terminarlo nunca.

    Por el comienzo del relato se vislumbra un viaje interesante llenitos de anécdotas, que contadas con esa maestría, Doleguita, pinta requetebien, así que procura tener buena memoria para que no se te olvide ni mijita, jajaja

    Besos apretaos

  14. Lola

    Parece facilon… Jajaja…. Pero seguro que me pongo y no se…
    Ese frio es taaaaan malo!!!!
    Lo q importa es lo bien que ko pasasteis con todas esas anécdotas.
    Lola

  15. Mi Álter Ego

    Confieso que a mí la nieve también me pone de muyyy mala leche. Yo no le veo lo bonito ni lo romántico, a no ser que no tengas que salir de casa en todo el día. Es la cosa más inútil del mundo. Cuando acaba de caer, te vas hundiendo (por no hablar de todo lo que congela a su paso); cuando se empieza a derretir, te vas patinando en el hielo y, cuando ya casi no queda, te vas poniendo de barro hasta las orejas. Preciosa, la nieve, sí.

    El puzzle, a simple vista, parece una chorrada, así que me imagino que tiene que ser chungo de narices. Nunca se me han dado bien esas cosas. Jajaja. Besotes!!!

    1. Dolega Autor de la entrada

      ¡Como se nota que has sido serrana! Así es, exactamente como lo describes. Entiendo que para el que no lo vive pues es divertido. 😀
      Besazo

  16. Piruja

    Hola dolega, como no reírnos con lo que cuentas:), recuerdo cuando salio lo del cubo que madre mía íbamos todos locos por hacerlo, yo creo que mas de uno cogió hasta dependencia de el jeje, no conseguí nunca completarlo para desgracia mía ya que me deje las uñas en el jejeje, y bueno la nieve si que me gusta y tal como lo has contado la verdad que así con el coche ya no me gusta tanto, es cuando llueve y se fastidia la cosa, lo que pasa que los que no tenemos la nieve digamos a mano como vosotros nos llama mas y se echa de menos aunque sea una poquita:), la he visto y he estado en ella pero para eso me he tenido que ir hace años al Valle de Aran, Andorra y lo mas cercano que tenemos los de Valencia la Virgen de la Vega, a ver si un día nos cae aquí una buena nevada que es como pedir que llueva oro jejeje, y la pirámide pues no tengo ni idea de como se hace, tengo un juego de esos que son de bolitas mas pequeñas y nunca he logrado completarlo, en fin paciencia:), ya nos seguirás contando cositas.

    Besos.

    1. Dolega Autor de la entrada

      Yo el cubo lo tuve y lo abandoné al poco tiempo sin hacerlo. Me ponía de los nervios.
      La nieve es como todo lo que no tienes. Lo deseas hasta que terminas hasta el gorro de ello 😀
      Besazo

  17. marta

    El trio caribeño en la nieve…no se olvidarán! Habrá sido un gusto estar juntos, me quedo con esto!
    Besos Dolega.
    PD, ni cubo ni pirámides…lo mío son las croquetas!!!

  18. Emy Tecuento

    ¡Me has dejado toda tierna con la foto de la bebita!!! :)
    Luego me rematas con los recuerdos de nieve de mi infancia… ¿qué quieres de mí?, ¡confiesa!!
    Cucha, que pa mí la arquitecta hacía como que estaba viendo fotos de su niña, pero en realidad estaba buscando la solución a lo de la pirámide en el Google :mrgreen:
    Muchos besitos!!

  19. Luisa

    Tienes que reconocer que entretenidos estáis un rato y además apiñaditos, así entráis un poco en calor¿no?
    Yo ni en cien años…mi impaciencia me lo impide :)
    Besos mil guapa.

  20. Paterfamilias

    Una vez conseguí hacer el cubo Rubik … quitando los adhesivos de los cuadraditos. No me atrajo nunca.

    Gracias por darnos la solución a la pirámide 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.