Jewish Apple cake

Hoy toca homenaje gastronómico, básicamente porque de la oficina del consorte me envían reiterados mensajes acusándome de persona con poca credibilidad, ya que hace semanas prometí el bollo de manzana y este es el día en que no han podido constatar si es tan bueno como digo yo que es.

Como pequeña reseña diré que este bollo es lo primero que he visto en las dos ocasiones que he entrado a un quirófano para que me arreglaran la espalda.

La primera vez, fue lo que vi cuando desperté de la anestesia y estuvo ahí durante dos días hasta que pude probarlo. La segunda vez, que las espectativas eran verdaderamente negras, le pedí a una de mis Anas Madrinas que por favor lo volviera a hacer y lo pusiera en un sitio estratégico para que fuera lo primero que viera cuando saliera de la anestesia porque sería la prueba fehaciente de que no había muerto ni estaba en el mismísimo infierno.

Y si por el contrario, no podía disfrutarlo se lo podrían comer todos aquellos que habían ido a acompañarnos a pasar esos momentos y el consorte podría hacer un funeral/fiesta-convite con el bollo.

La receta la tengo con las medidas americanas y las he pasado al sistema métrico decimal más ó menos.

Jewish Apple cake

Ingredientes:

5 manzanas (yo uso manzanas Golden)

5 cucharadas soperas de azúcar

2 cucharaditas de canela

5 apples, 5 tablespoon of sugar ,2 teaspoon of cinnamon - Peel, core and chop apples into chunks. Toss with cinnamon and sugar and set aside.

Pelar y cortar las manzanas en lonchas finas, agregar el azúcar y la canela y remover de vez en cuando. Es conveniente hacer esto como media hora antes para que la manzana suelte el jugo, se mezcle con el azúcar y la canela hasta formar una especie de almíbar.

1 taza (250 Mililitros) de aceite (la receta original es con aceite de girasol)

2 tazas (450 Gramos) de azúcar

3 tazas (675 Gramos)  de harina

¼ taza (65 Mililitros) de zumo de naranja

3 cucharaditas de levadura en polvo

1 cucharadita de sal

2 1/2 cucharaditas de vainilla líquida

4 huevos

1 cup of oil + 2 cups of sugar +3 cups of flour +1/4 cup of orange juice +3 teaspoons of baking powder +1 teaspooons of salt +2 1/2 teaspoons vanilla liquid + four eggs

 

Precalentamos el horno a 176ºC/350ºF

-Mezclamos el azúcar con el aceite

-Mezclamos la harina la sal y la levadura en polvo. Si queremos que salga más esponjoso pasamos la harina por un tamiz ó un colador.

En el bol donde tenemos el aceite y el azúcar mezclados Vamos incorporando los ingredientes en cuatro tiempos:

Un poco de harina, un huevo, un poco de zumo de naranja y batimos bien ya sea a mano ó con robot de cocina hasta que esté todo mezclado, otra tanda de harina+ huevo+ zumo de naranja. Así hasta terminar todos los ingredientes. Es conveniente mezclar bien entre tanda y tanda para que la masa salga homogénea.

-Añadimos la vainilla líquida.

-Engrasamos un molde de 25cms de diámetro y ponemos la mitad de la masa.

pour half of batter into pan

-Ponemos la mitad de las manzanas con la canela y el almíbar que han soltado.

Spread half of apples over it

-Echamos el resto de la masa cubriendo las manzanas.

Pour the remaining batter over the apples

-Ponemos la otra mitad de las manzanas con canela hasta cubrir toda la masa.

Pour the Arrange the remaining apples on top. Bake for about 1 1/2 hours, or until a tester comes out clean.

Horneamos durante 1 hora y media ó hasta que al meter un cuchillo en la masa, salga limpio.

Es perfecto para recuperaciones post operatorias de neurocirugía de la espalda.

Ana no tiene ni idea de porqué lo llaman Bollo judío de manzana, pero a ella le pasaron la receta con ese nombre.

 

15 pensamientos en “Jewish Apple cake

      1. Toro Salvaje

        En realidad siempre me atrajo ser un poco payaso.
        Aunque payaso triste, porque cuando todos los que ríen se van a mí me asaltan las tristezas.
        Una vez escribí un poema sobre ello, espera que lo busco y lo pongo.
        Aquí está:

        EL PAYASO TRISTE
        Unas horas después/
        con ecos de carcajadas/
        acariciando todavía sus oídos/
        el payaso triste/
        de la sonrisa pintada/
        se transforma en lágrima/
        en pura melancolía/
        en corazón condenado/
        y con sus ojos insomnes/
        contempla arrasado/
        apagarse una a una/
        todas las ventanas de la noche.

        Me gusta venir a tu blog porque además refresco el cálculo mental con la preguntita que me hace siempre en el recuadro de abajo, suelo estar unas dos o tres horas hasta que la acierto, jajajjaja.

        Besos.

        1. admin

          ¡Es precioso! Es un honor para mí tener entre los comentarios un poema tuyo. Te leo y me consta que eres realmente bueno.
          Gracias, muchas gracias.
          PD: Le estoy enseñando al captcha las ecuaciones de segundo grado, más adelante pasaremos a las derivadas. Os vais a cagar:)

  1. Arturo

    Dolega:
    Los postres de manzana son mi perdición. Los pérfidos dueños de aquellos lugares donde salimos a comer algo siempre tienen uno de ellos a la vista.
    Pese a mi diabetes, siempre cometo la imprudencia de comer alguno de ellos. Luego, me pongo una dosis descomunal de insulina… ¡Y listo!
    Mañana se cumplen dos semanas de mi última anestesia general (esta vez fue solo para hacerme una resonancia nuclear magnética, pues descubrí que soy claustrofóbico); entonces, no tuve la suerte de despertar con un sabroso postre frente a mí.
    Un saludo goloso.

    1. admin

      Mi marido (El consorte) también es diabético. Tengo una receta de una especie de Srtudel de manzana para diabéticos que ´no lleva nada de azucar, solo un poco de edulcorante. El consorte que le gusta más el dulce que a un oso la miel, dice que está buenísimo. La busco y te la paso. Porque yo no lo hago mucho porque se lo tapiña entero en un plis plas.
      Las resonancias son siempre muy desagradables. Yo no soy claustrofóbica y me generan bastante incomodidad. Aquí en algunos hospitales ya tienen las que son sin tubo, que simplemente te sientan en una especie de silla y te la hacen.
      Saludos

    1. admin

      Está buenísimo, prueba a hacerlo y verás que se convierte en un clásico en tu casa. Además dura mucho tiempo jugoso. El secreto es mezclar muy bien los ingredientes entre tanda y tanda para que la masa salga homogenea.
      Besos

  2. Dessjuest

    Vaya, no podía leer el post desde la página principal, he tenido que moverme un poquito por el blog 😀

    No soy de dulces, más de salado, encima esto parece complicado, sólo por echar las cantidades así tan exactas, yo soy de “puñaos” y “pizquitas”.

    Este es de los de probar la muestra y convencer de que te hagan una para cualquier ocasión especial.

    Besos.

  3. Juan

    Esto es lo que mas me gusta de los blogs, que un dia tienes un relato erotico festivo, otro un añoranza, un amor o una receta, jejeje. Un besazo.

    1. admin

      ¡Variedad ante todo! Suelo dejar las secciones que no son los relatos de humor, para el fin de semana. Pero tengo que reconocer que me gusta muchísimo más escribir que hacer recetas. :)
      Besos

    1. admin

      Hazlo ya verás que bueno está. Mezcla bien todos los ingrediente entre tanda y tanda para que quede bién amasado y prepara las manzanas con tiempo para que se forme el almibar despacito.
      Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.