Ideas erróneas

en-la-cama3

Ayer he recibido un largo, larguísimo mail/desahogo de un lector que me reprocha el querer mostrar a los míos como la familia perfecta en la que todo es paz, felicidad y armonía. Por supuesto no se cree que eso sea verdad, por eso paso a contestarle.

Querido Triste:

Sí triste, pero no de los que están tristes que seguramente tienen más que motivos para estarlo, sino de los que son tristes, o sea, de esos que se pasan la vida intentando que todo el mundo ande de mal humor, encabronado con su destino y decidiendo cada mañana que tipo de vinagre se mete para desayunar, no vaya a ser que se le escape una sonrisa sin querer; por tus palabras deduzco que no eres muy lector del blog, no. Si lo fuera sabrías que a los de esta casa se les pueden poner un sinfín de adjetivos, pero esos que nos atribuyes no son los más correctos. Haces bien en no creerte que seamos como nos pintas porque estás en lo cierto, no somos así.

Para que te hagas una idea de cómo somos en realidad, vamos a hacer como en las películas americanas; mira, te voy a contar una historia que me ha traído a la memoria mi gran maestro Dess en un comentario de la entrada anterior.

Corría la navidad del 2002 y la puesta del árbol se mezclaba con la adolescencia del Niño así que la actividad era cualquier cosa menos relajada; él se encargaba de imprimirle a la colgada de adornos una constante pátina de amargura, quejas y bordeces que el resto habíamos decidido que no influirían en nuestro estado de ánimo.

Como la estrategia no surtía el efecto deseado, empezó a decir que no pensaba ayudar a poner el árbol porque luego SIEMPRE le tocaba a él quitarlo. Ante mi mirada de estupor, ya que SIEMPRE quito el árbol yo solita TOOOOODOS los años, dijo la siguiente frase: “¡Pues claro que lo quito yo! Y si no ¿Quién te crees que va a ser el pringao que va quitarlo este año? ¡¡YOOOO!!”

Esa simple frase había dado el pistoletazo de salida a una de las confrontaciones más duras que han ocurrido en esta casa. Había quedado claro que el encargado de desmontar el árbol ese año sería el Niño. Corroborado y vuelto a corroborar el hecho, la cosa se quedó así.

Él se largó al parque con sus amigos hasta la hora de comer y nosotros nos quedamos relajados inaugurando la navidad; pero si hay algo inexorable en este mundo, amigo mío es el tiempo y el tiempo pasó, llegó enero y el momento de que mi querido árbol fuese despojado de todos sus abalorios y reposase en la oscuridad del garaje hasta el año siguiente…y ahí es cuando la marrana tuerce el rabo ó lo que es lo mismo, no hay manera humana de que el jodido Niño desmonte el árbol.

Primero era que queríamos que lo hiciera ¡YA! Y lo haría en fin de semana. Luego era que tenía exámenes luego era…

Poco a poco se fue formando la madre de todas las batallas. Quien saliese victorioso, habría ganado media guerra Madre/Adolescente. Así que las partes no daban su brazo a torcer por nada del mundo.

Las negociaciones para subir su hora de llegada a casa de 10:30 a 10:45 de la noche, quedaron rotas sin agenda para su reanudación hasta que el árbol no desapareciera del salón. Se creó un corralito económico en torno a su paga mientras la otra parte no diera muestras fehacientes de desmontar el árbol, pero las semanas pasaban y él ponía a prueba mi aguante. El Consorte estaba amenazado de divorcio si movía un pelo del árbol.

Tengo que confesarte que yo había ido quitando mis adornos más queridos. Una cosa era darnos de bofetadas con el árbol lleno de angelitos de trapo y otra con mis más preciados adornos, para qué voy a mentir. La confrontación cada vez iba a más y las posiciones más irreconciliables. Él decía que hasta que no le restablecieran sus prebendas no desmontaba el arbolito y yo decía que ¡Y una mierrrrdaaa!

De esta forma los días fueron pasando y pasaron las semanas y pasaron los meses. Enero, febrero, marzo, abril, mayo… a estas alturas del año El Consorte empezó a decir que dentro de poco el que se iba a negar a permitir que se bajara el árbol iba a ser él, que ya no compensaba.

Empezaba junio, el calorcito y un domingo a media mañana oigo al Consorte que viene de su caminata y le está diciendo a alguien “Pasad, pasad y sentaos que vengo ahora mismo…” mientras él va a colgar su gorra al porche de la cocina. Voy al salón y me encuentro a una pareja jovencita que él había coincidido con el Consorte en su anterior trabajo, pero con los que apenas habíamos tenido trato.

Están ahí sentados en el filo del sofá, intentando mantener la boca cerrada y mirándose para asegurarse de que los dos veían los mismo.

Yo comprendo perfectamente la reacción, es más, yo voy a una casa en el mes de junio y tienen puesto semejante árbol de navidad ¡y no me siento! Y si lo hago es mirando hacia la puerta, para estar segura de que no se cierra con llave y nos dejan allí para siempre porque la lógica dice que esa gente tiene un serio problema…una psicopatía grave, no se medican adecuadamente, pertenecen a una secta…¡Algo!

Considero la posibilidad de empezar a dar explicaciones y decido que no, que lo mejor es actuar con naturalidad ¿¡!? Pregunto si quieren algo de beber y por supuesto me contestan con un ¡NO! Cercano a la histeria…¡normal!

Me voy a la cocina y saco unas coca colas y unas cervezas, cerradas por supuesto, unos vasos y algo de picar.

Ellos siguen ahí sin poder quitar el ojo del árbol pero sin atreverse a preguntar nada al respecto. Los hombres hablan de sus cosas y la pobre chica bebe con fruición la lata de refresco con las dos manos. No ha querido vaso… y sigue hipnotizada por las velas rojas.

De pronto veo la decisión en su mirada…

Balbucea “Precioso árbol”. Lo dice con precaución, yo diría que incluso con algo de miedo. Pienso que si yo fuera una mala persona la miraría con una tierna sonrisa y le contestaría “¿Qué árbol?” y ya los pobres empezaban a correr y no paraban hasta el centro de Madrid, pero le pregunto ¿Tienes hijos? Y ella solo mueve la cabeza negativamente. Pues entonces no lo entenderás, es una larga historia, le digo.

Y ahora te pregunto, querido Triste ¿Tú crees que esos te dirían que somos como nos has pintado? Pues yo te digo que no. Dirán cualquier cosa menos eso, así que date una vuelta relajada por el blog y cuando te hayas leído unas cuantas entradas me vuelves a escribir y me dices si tengo ó no tengo razón.

Besazo

PD: ¿Qué cómo acaba la historia? Pues como acaban todas las historias de tíos sean ó no adolescentes. A los pocos días llegó con una amiga de la pandilla que hoy se llama “La Santa que lo aguanta” y cuando entró en el salón dijo: ¿Todavía tenéis el árbol puesto? A lo que yo contesté: ¡NO! El Niño tiene el árbol puesto. Prometió desmontarlo él las navidades pasadas, pero no ha cumplido su palabra.

Él llegó, la cogió del brazo diciendo “Vámonos que me pongo de mala leche”. A la mañana siguiente el árbol reposaba en el garaje y los adornos en sus cajas…

Tiran más…

86 pensamientos en “Ideas erróneas

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Susana

    Incluso contando cosas dramáticas tienes mucha gracia. No me extraña que el hombre éste haya pensado que todo en tu vida son vino y rosas, porque tienes un espíritu muy positivo. Un beso.

    1. Dolega Autor de la entrada

      Pues te aseguro que este era laaaaaaaaaaaargoooooooooooooooo y era más un desahogo personal que una opinión fundada del mail.
      No lo tengo visto por aquí así que creo que es producto de estas épocas del año. Gentes que necesitan soltar bilis para quedarse tranquilas. 😀
      Besazo

  3. inmagina

    Yo quiero agradecerle a Queridotriste su correo, porque si de alguna manera ha provocado tus recuerdos para sacar esta historia de entre ellos ha valido la pena, otra gran historia de la familia Trapisonda jaja.
    Al empezar a leer te iba a regañar, la verdad, me estaba cabreando ¿Entra al trapo para convencer a queridotriste de que no son familiaperfecta? Ésto no es típico de mi Dolega ¿que tiene ella que justificar? Pero enseguida he visto que no es más que una excusa para desarrollar.
    Que cosas te pasan hija mía, menos mal que a mi no me llegan correos así, porque me da el siroco y publico hasta la carta, la gente está mal de la azotea, y desde luego está claro que no te ha leído jajaja, ni zorra idea tiene.
    El Niño, pa darle de comer aparte, esa adolescencia que jodida es, pero oye, leerlo ahora vale la pena jajaja, me estoy riendo ahora sola porque me ha venido a la mente el post de la niña empiponada con los bombones de licor, jaja, no te ha leído no, está claro.
    Muchos besos, guapa

    1. Dolega Autor de la entrada

      No, los recuerdos los sacó Dess con el comentario del árbol, que en su casa nadie quiere quitar el árbol y recordé el año que tuvimos “sembrado” el árbol hasta junio. 😛
      Le dije que algún día lo contaría y justo al día siguiente me llega el tratado, porque era largo de narices, de esta persona y simplemente lo he puesto como ejemplo.
      Lo de ese año con el Niño fue de órdago a la grande. 😀 14 añitos y medio y ganas infinitas de dar por saco 😛
      Y sí, también opino que este ha leído poco. Ha visto la entrada pastelona de navidad y se ha imaginado a la familia telerín :mrgreen:
      Besazo hermosa

  4. Yeste Lima

    El post está de p. madre, me encanta como supiste llevar la situación con el Niño y el Árbol porque yo soy muy parecida en éso, lo más que ha estado sin quitar en casa por cabezonería han sido tres semanas pero también tuvieron que pagar sus tributos, claro….ahora, hay una cosa que no entiendo…¿¡¡¡¡Quién puñetas se cree la gente para mandar mails a desconocidos criticando su forma de proceder!!!!?, no lo entiendo, no lo entiendo ¿Quiénes se creen que son?…. Tengo mi propia teoría…¡¡¡¡¡Envidiosos incorregibles!!!! ¿o no?

    Besos apretaos, un gusto leerte, como siempre.

    1. Dolega Autor de la entrada

      ¡Ufff ese año fue duro, amiga!
      Además todo el mundo llegaba a casa y me decía “hmmmm no lo va a quitar….” 😀 y yo: “Por mis huevos que lo quita….” :mrgreen:
      Lo del mail, yo creo que en principio fue un comentario que de puro largo se lo comió el blog y decidió enviármelo por correo. Creo que son la fechas, hay gente que no le gusta ver alegría a su alrededor :(
      Besazo

      1. madreymas

        Perdona, querida, pero… el mérito de que lo quitase no es tuyo, jajajajaja!
        Porque tú eres tenaz, está claro, pero el Niño ha heredado esa cualidad de ti, esto también está claro… (bueno, no sé si llamarlo tenacidad o cabezonería).

        Alucino con ese mail que te ha llegado… La gente tiene mucho tiempo libre, o muchos pájaros en la cabeza.

        Besazo, preciosa.

        1. Dolega Autor de la entrada

          ¡¡Es cierto!! El mérito es totalmente de las feromonas jajjajajjajaja
          Sí que es verdad, es cabezota a morir, pero es que es Tauro y antes de dar su brazo a torcez se lo corta ó se lo come ó lo que haga falta jajjajajajaj
          Besazo

  5. Matt

    Sois imperfectamente perfectos!!. Como todo lo cuentas con mucha gracia y hay algunos (pocos por suerte) con comprensión lectora limitada se piensan que tu vida es un jijijaja. Ni caso Dolega.
    Lo del árbol hasta junio, glub, me he reído, pero si me pasa a mi le mato!!! jajajajaja.
    Un beso

    1. Dolega Autor de la entrada

      ¡¡¡Siii eso dices, pero luego no los matas!!! jajajjaja
      Fue terrible Matt, además me daba una pena ver allí las cosas cogiendo polvo y con riesgo de romperse… son la leche.
      Por eso quiero nietos, para malcriarlos toooodo lo que pueda y que paguen por sus pecados. :mrgreen:
      Besazo

  6. Gabriela

    Cuando a mi mamá le cuentan cosas como la de Triste, siempre dice que lo mejor que se puede hacer por personas así es rezar. Rezar para que tengan paz en el alma, que es lo que les falta para estar tan amargados. Así que habrá que hacer eso por este lector tuyo.
    Por otro lado, espero que ya no hayan tenido más episodios de este tipo en casa.
    PD: ciertísimo… ya sabemos que jala más.

    1. Dolega Autor de la entrada

      Yo creo que tienes razón. La paz en el alma es algo realmente importante para poder seguir adelante.
      Bueno, episodios de ese tipo no, porque ya somos todos adultos, pero no te creas aquí enseguida montamos una de surrealismo :mrgreen:
      Besazo
      PD: ¡Y ya te digo si jalan! 😀

  7. Mª Asunción Balonga

    Hola Dolega, pues a mi ¡seré tonta! Triste, como su nombre indica, me da un poquito de pena…está claro el trasfondo de amargura y resquemor, hasta envidia quizás, pero ¡a saber qué problemas tiene!
    Lo que me parece injustificable es abusar de tu tiempo enviándote un papiro, en lugar de dar la cara en un Comentario.
    Tú misma lo dices, en estas fechas hay mucha gente a quién entornos amables ponen de manifiesto sus carencias y no puedo evitar que me muevan a la compasión.
    No es mi intención para nada generar polémica, es una opinión en la que, desde luego, prima el respeto a los contenidos de tu casa virtual que son inviolables y además por lo que parece leyó en diagonal.
    Muchas gracias por aceptar este punto de vista.
    Por cierto, me identifiqué con tu cuñada inglesa ¡mis Belenes eran legendarios! …modestia aparte.
    Felices fiestas a todos.
    Afectuosamente
    Asun

    1. Dolega Autor de la entrada

      No creo que sea cosa de envidia sino más bien de necesitar decirle a alguien lo mal que le parece todo lo que le rodea. Yo simplemente soy una excusa… creo, porque por cosas que dice veo claramente que es alguien que no es seguidor del blog. No conoce a los personajes.
      Lo que ocurre es que en esta época es como si proliferaran los duendecillos que se dedican a intentar amargar al personal. Respeto profundamente a las personas que no les gustan estas fechas, que no las celebran y que pasan olímpicamente de ellas. Me parece genial.
      Pero no me gustan los que van incordiando a la gente y criticando, sin que se le pida su opinión.
      Siempre pongo el mismo ejemplo, nosotros no celebramos los Reyes Magos. No tenemos costumbre y para nsostros la navidad termina el 2 de enero.
      ¡Yo me siento incapaz de ir criticando a las personas que los celebran! Al contrario, he estado años yendo a comer el roscón de reyes a casa de amigos y encantada de la vida y pasándomelo genial, porque ha sido mi decisión asistir a la fiesta.
      Tu punto de vista siempre es bienvenido ¡Todos son bienvenidos! Aquí solo se exige respeto para los demás, el resto es puuuura libertad. 😀
      ¡Ahhhh Otra artista de los Belenes! Los de ella eran impresionantes además parece que crean adicción porque el suyo ya tenía de todo agua, antorchas, sonido…. jajajajjaj
      Besazo, hermosa

  8. la MaLquEridA

    Creo que no debiste dar explicaciones porque quizás El Triste queria cinco minutos de fama, los cuales esta teniendo. En fin hay muchos de estos por la web.

    En casa también hay el problema de que nadie quiere quitar el árbol, no insisto, lo hago yo. ¿Ya que?

    Besos

    1. Dolega Autor de la entrada

      Bueno mi querida Malquerida, no es un troll ¡a esos ni agua! Más bien creo que es alguien que necesitaba poner por escrito lo mal que se sentía y criticar lo de la falsa felicidad de estos días y justo entró aquí y vió el post navidad y pensó “mira aquí otros que van de felices opr la vida, seguro que son una panda de desgraciados y se odian” se lo voy a decir…Y justo entró en un sitio donde solo somos felices a raticos, somos normales, no nos odiamos, pero discutimos hasta el aburriemiento. 😛
      el árbol Malquerida lo desmonto yo SIEMPRE pero ese año la criatura se tiró de vivo y lo cogí por el rabo :mrgreen:
      Besazo

  9. laboticariadesquiciada

    Ya sabes lo que opino de los que leen blogs que no les gustan, me parece de estar muuuuuuy aburrido o muy amargado tener que ir a un sitio a decir que no te gustan sus cosas. Simplemente no vayas.
    De todas formas, digo lo que Inma, bienvenido sea, porque te has marcado un post antológico. Me reía yo sola leyendo la visita de esos amigos. Hoy has estado sembrá, que dicen en mi pueblo.
    Un abrazo.

    1. Dolega Autor de la entrada

      ¡Uffff Mª José fue muy fuerte! Yo luego me partía de risa pero tenías que ver a la pobre chiquilla porque era jovencita, mirando el árbol y con cara de estar pensando “estos están de la olla pero mucho, mucho” jajajjajaja
      Encima como llevaba tanto tiempo ahí, ya actuábamos con toda naturalidad así que la cosa era más surrealista aún :mrgreen:
      Es de las historias que cuando las recordamos El Consorte y yo nos partimos. 😀
      Besazo

  10. Carmen j.

    Qué bueno. Me ha encantado la historia.

    Yo creo que tienes una familia normal y corriente. Lo que pasa es que eliges muy bien las historias, justamente para alegrarnos la vida a los que te leemos, y para mantener el interés. No vienes aquí a contarnos marrones y penas, y si nos cuentas trifulcas ( como ahora), lo haces con amabilidad y con gracia, como se hacen las cosas. Y como se habla de la familia, con cariño. Y con respeto.

    Si te digo la verdad, yo es casi lo único que le pido a un blog. Que me saque una sonrisa. No hagas mucho caso :-)

    1. Dolega Autor de la entrada

      Pues muchas gracias por tus palabras Carmen. 😀
      Y veo que interpretas el blog de maravilla y eso me encanta. 😀
      Para mí también los blogs son un esparcimiento, sitios donde voy a entretenerme y disfrutar de la compañía de gente que aprecio. 😀
      Besazo y felices fiestas

  11. Dessjuest

    Yo no soy objetivo contigo, no podría serlo, desde la primera vez que te leí me ganaste, con la manera de contar las cosas, ¿perfecta?, si hay alguien que se rie de si misma esa es Dolega, ¿familia perfecta?, ninguna lo es, pero ahí está la gracia, la cabezonería comprando en la teletienda del consorte, la incapacidad de elegir regalos del chaval, la gula incontenible de la niña.

    No sé, a mí me parece una familia que sin ser perfecta parece acogedora, que es lo importante.

    Y acabo diciendo que cada vez que veo mi nombre en una entrada de tu blog me entra un orgullo enorme, y no es broma ni exageración, es la verdad, mil gracias y besotes maestra.

    1. Dolega Autor de la entrada

      A mí me pasa lo mismo contigo, así que para que veas. :mrgreen:
      Y algún día te contaré el porcentaje de culpa que tienes tú en que este blog haya llegado hasta aquí. 😀
      Besazo Maestro

      1. Dessjuest

        Poca, pero por poca que sea bien merecida es :)

        Yo diré algo que resume el tema a la perfeccion, si algún día fuera cerca de donde vives te avisaría seguro para conocernos, no puedo decir lo mismo de todo el mundo bloguero que conozco, en muchos casos por vergüenza lo reconozco, contigo eso no me pasaría.

        Besotes.

        1. Dolega Autor de la entrada

          Doscientos son los kilómetros que mi titanio me permite recorrer de un tirón conduciendo. Si pasas dentro de ese radio, no lo dudes ni un minuto. Ponme un mail. 😛
          Besazo Maestro

  12. Macondo

    El árbol es, de alguna manera, como el perro: un momento de debilidad de los padres con un capricho de los hijos, pero que están pagando 15 años. El planteamiento es precioso, pero al final siempre lo sacan a mear los mismos.
    Al final viene a salir el refranero. En este caso tiran más dos tetas que una madre. En cualquier caso, fuera por el motivo que fuera, el caso es que te saliste con la tuya. Una buena lección.
    Me ha gustado mucho la entrada.
    Besos.

    1. Dolega Autor de la entrada

      ¡¡Y que lo digas Macondo!! Ella logró en diez minutos de parque lo que yo no había conseguido en seis meses. 😀
      El caso es que a mí no me molesta quitarlo, al contrario porque así me aseguro de que los adornos se ponen en los sitios correctos dentro de las bandejas, porque hay algunos que tienen un sitio específico por su forma, pero ese año que se tiró de chulito Uffffff… :mrgreen:
      Besazo

  13. Mamá de una Monita

    Dolega:
    Pues me temo que el mail enviado por don triste, no debe haberte caído nada de simpático, pero si sirvió para motivar tan entretenida entrada, se agradece.
    Ya sabes, que hay gente en el mundo, que todo lo ve gris y que solo existe para criticar y claro, tu familia le debe dar una envidia tremenda, de eso estamos claros. Yo creo que tu familia es genial, que no es nada de perfecta, pero que dentro de su imperfección, están todos muy bien dispuestos para conformar “la familia de Dolega”, que a mi me encanta!!!.
    Lo que te pasó con el árbol me ha parecido divertidísimo y me hubiera muerto de la impresión si me hubiera pasado a mi… (entrar en junio y ver un árbol armado…) jajaja. Por acá también me toca armar y desmontar el árbol, que marido no colabora ni para lo primero, ni mucho menos para lo segundo…, pero éste año me he impresionado, todo lo que me ha ayudado Monita a decorarlo. Espero que siga igual, a la hora de guardarlo :)
    Te envío un abrazo enorme!!!!!

    1. Dolega Autor de la entrada

      Lo cierto es que me ha servido de excusa, para que mentir. Ahora encima de triste se sentirá utilizado 😛
      La anécdota realmente fue genial, en casa la recordamos y nos partimos. Por otra parte, los amigos que nos conocen y que vivieron y padecieron con nostros esa época, hacían apuestas. :mrgreen:
      Besazo, hermosa

    1. Dolega Autor de la entrada

      ¡¡¡Así es amigo, como sería que yo ya le quitaba el polvo como a un mueble mas!!! :mrgreen:
      Ufff es que esa época fue terrible, además es casi tan cabezón como yo 😀
      Besazo

  14. Paterfamilias

    Muy divertido, pero me ha quedado una duda … ¿el árbol agarró? 😉

    Quisiera dar las gracias públicamente a Sr. Triste porque ha conseguido sacar lo mejor (siempre nos da lo mejor, eso es cierto) de Dolega para contarnos esta historia.

    1. Dolega Autor de la entrada

      ¡Casi Pater, casi! ¿Además tú sabes el estorbo de semejante arbol allí “plantado” todo ese tiempo? Cuando me levantaba por las mañanas e iba a la cocina me ponía de mala leche solo de intuir su silueta. 😛
      Besazo

    1. Dolega Autor de la entrada

      ¡Toro, te juro que lo pensé!
      Cierto es que a mí me encanta el humor negro y no a todo el mundo le pasa, pero yo sola tenía que aguantarme la risa porqueme imaginaba la cara de la pobre chica si se lo llego a decir…
      Tengo que reconocer que esa vez fue un momento Dolega total. :mrgreen:
      Besazo

  15. Cristina

    Me ha encantado tu entrada!!!! qué me vas a contar, yo tengo una hija de 5 y aunque no hemos llegado a la temida adolescencia estamos en plena batalla campal de rabietas y del “aquí mando yo!”. Te mando un besazo, me encanta como escribes!!! y a los que no se enteran de nada, como tu querido Sr Triste, mucho turrón…. del duro y en la cabeza!

    1. Dolega Autor de la entrada

      ¡Esa época tampoco está mal! Yo, como soy muy antigua, lo de las rabietas lo corté a la primera. 😀
      Me ha gustado lo del turrón duro y a la cabeza 😛
      Besazo y ¡Felices fiestas!

  16. Covadonga

    La entrada perfecta, gracias Triste. La familia, como todas, con sus más y sus menos, las familias perfectas no existen sólo en los teleflims de temática navideña de media tarde y no todas jejejeje, otra cosa es que seais una familia que sabe capear los temporales y que cuando los cuentas lo haces con muchísima gracia, lo cual puede hacer que personas como Triste que no saben leer, se quedan en la superficie y no saben leer el fondo del asunto.
    En esta santa casa, el árbol, Nacimiento, etc lo recojo yo porque si es por ellos echaría raíces. De hecho, tenemos un abeto en el exterior que se ilumina y del que se encargan el padre de las criaturas y Primogénito, ya van dos años seguidos sin recoger las guirnaldas, dudo mucho que este año funcione ninguna, eso sí como el árbol está ahí siempre y las luces apagadas no se ven mucho, ahí queda.
    Besinos

    1. Dolega Autor de la entrada

      Ufffff Cuando llegamos a esta casa había un pino que estaba de un tamaño perfecto para arbol de navidad. Le pusimos luces…pasaron los años….se podó para levantarle las ramas…adivina…imagínate el final. :mrgreen:
      Besazo

  17. Miguel

    La anécdota del árbol me ha recordado un viejo chiste, y aunque sea viejo, lo voy a contar:
    Un tío entra en un bar a las siete de la tarde de un dos de agosto.
    – ¡Feliz año nuevo! Grita con su mejor sonrisa. 😀
    – ¿Feliz años nuevo en agosto? Le contesta un parroquiano.
    – ¿Agosto? ¡Ya coño, mi mujer me mata!
    En cuanto al triste, pues eso. Ni en sus mejores sueños se vería el de musa de Dolega. :mrgreen:
    Un besazo, fermosa.

    1. Dolega Autor de la entrada

      ¿¿¿¿Y tú como sabes que era de Musa???? :mrgreen:
      Puedo garantizarte que fue algo que no quiero volver a vivir. ¡¡Que agobio de árbol!! jajajajja
      Besazo

  18. Bypils

    Eso fue, realmente, un ” Duelo de Titanes” ; -) Tuvo que ser desesperante llegar a junio en la contienda del árbol pero…como han dicho en algún comentario , se retaban el palo y la astilla…

    Al pobre Triste…como dice Inma, le salva del abucheo que sea la excusa para otro de tus post pero a este tipo de personajes anónimos es mejor no darles su ” momento”.

    Y…con la parejita: me ha encantado el comentario de Toro Salvaje. : – ) Buenísimo…

    Besazo
    NB: La familia perfecta , para mí, es aquella en la que sus miembros se quieren.No hay que buscar más florituras….

    1. Dolega Autor de la entrada

      ¡Sí que lo fue Bypils! Había momentos en que lo único que quería era darle con el árbol en la cabeza y otras en que pensaba en recoger todo y que ganara él 😀
      Lo de la parejita te aseguro que fue de escena de Almodovar. Allí todos sentados como si nada y parecía como si la única que se diera cuenta de aquella locura fuera la chica, porque el chico, aunque miraba de reojo disimulaba bastante bien y esta hablando con El Consorte. 😛
      Has dado con la definición correcta de familia perfecta. 😀
      Besazo

  19. Desmadreando

    Querido Triste:
    Me dirijo a ti porque la pesada de Dolega le cuesta aceptar algo: ES FELIZ, TIENE UNA FAMILIA PERFECTA Y ESE GRADO DE PERFECCIÓN CAUSA LOCURA.

    Es por eso que nos deleita con sus enormes historias.

    Gracias por tocarle las pelotas, no hay nada que disfrute más que recibir correos de sus lectores siendo inquisitivos porque le da vueltas a la cabeza, lo comparte con el Consorte y en eso plas otra historia de las que nos encantan y nos hacen también felices a nosotros sus lectores.

    Ahora bien….¿no serás el maldito Grinch de la Navidad que quería patrocinar el post? Porque por lo que veo no aceptó trabajar contigo 😛 juars juars.

    En cuanto al NIÑO no sé tanta cabezonería a quién habrá salido…¿adolescencia? ¡Nah querida! De ideas fijas dolegianas ¿has escuchado sobre esa filosofía? 😛

    Besotes desmadrosos

    1. Dolega Autor de la entrada

      Era, era el Grinch pero le tuve que decir que ya tengo cerrada la agenda de patrocinios hasta mediados de enero del 2014 y no veas que reboteeeeeee, fue cuando me empezó a decir que era mentira que fueramos felices y no se cuantas cosas más. Le he prometido un hueco antes de Reyes :mrgreen:
      Ahora mismo voy a leer sobre esa filosofía porque no sé porque me suena de algo. 😛
      Besazo

  20. Jorge

    Pues yo tengo el árbol de Navidad decorado en casa todo el año. Es broma, soy el tipo más antinavideño del mundo, asquerosamente antinavideño a decir verdad, pero me ha encantado tu particular Duelo de Titanes. Me agarraré a lo que dices acerca de la inexorabilidad del paso del tiempo para pensar que ya falta un poco menos para que llegue el verano.

    1. Dolega Autor de la entrada

      ¡¡¡Dónde estabas mal hombre!!! Te llamé, clamé por tí, supliqué tu presencia y nada… Me dejaste sola y abandonada en el duelo con Dess y su despropósito filosófico.
      Claaaaro andarías por ahí ligando como un loco ó en alguno de tus paréntesis sabáticos… :( ¡Muy mal, que lo sepas!
      Bueno te perdono por eso de que eres guapo :mrgreen:
      Besazo y un placer volverte a ver por aquí…aunque no estés cuando se te necesite, como todo hombre que se precie… 😛

      1. Jorge

        Mi vida es… sí, un paréntesis sabático. De asquerosamente sano me he convertido en asquerosamente errático, pero abandonar a una damisela en apuros es imperdonable. Me tranquiliza pensar, sin embargo, que Dess es todo un caballero, aunque se pasa la mayor parte del tiempo intentando disimularlo.
        Un fuerte abrazo.

        1. Dolega Autor de la entrada

          Disfruta de tu paréntesis sabático. Lo de que Dess es un caballero, bueno quizás antes de juntarse con Merikeit y Flanagan a lo mejor, pero a estas alturas ya…permíteme que lo dude. 😀
          Besazo

  21. albertodieguez

    Estuvo genial la entrada.
    La relación entre padres e hijos es un tira y afloja constante.

    Respecto al correo del Triste que dio pie a la anécdota, no entiendo muy bien a la gente que no comprende que un blog no profesional es un espacio de esparcimiento y que cada uno escribe lo que le apetece (y es respetable siempre que no ataqué, insulte o hiera a los demás), ya se algo idílico o trágico lo contado, y que si no te gusta con no leerlo basta. Es como el que se flajela viendo un programa de televisión que le revuelve las tripas… pues es del “genero tonto” que diría mi madre.

    Besos.

    1. Dolega Autor de la entrada

      como he dicho más arriba, creo que es la ápoca del año. Hay gente que se cree la encargada de romper el espejismo de la felicidad navideña y lo que ocurre que el que tiene el espejismo es él 😛
      Besazo

  22. Mi Álter Ego

    Pero ¿qué le pasa a la gente? Vamos, yo no pierdo un minuto de mi precioso tiempo en escribir un mail para criticar a alguien. Si no me mola, pues no lo leo más y punto… Qué ganitas de polemizar tienen algunos. Aparte, según leía yo el primer párrafo, lo primero que pensé fue “Me da a mí que no ha leído mucho el blog”. Jajajaja.
    En cuanto a lo del árbol, tu Niño no es el único. Fuimos una vez a casa de mis tíos en agosto y estaba todo el jardín con las luces de navidad porque el encargado de desmontarlas era mi primo (y en el jardín están a la vista de todo el mundo. No hay forma de fingir que es una familia normal). Jajaja.

    Besotes!!!!

    1. Dolega Autor de la entrada

      ¡Ves! Estas cosas me reconcilian conmigo misma…Gente que tienes las luces de navidad en agosto. Si es que al final, el que más el que menos tenemos cosas que ocultar jajajjaja
      Besazo

    1. Dolega Autor de la entrada

      ¡Fue duro Sara, fue muuuuy duro! Te aseguro que tenía que hacer verdaderos esfuerzos para no agarrarlo del cuello y ponerlo a quitar los adornos con la boca :mrgreen:
      Besazo

  23. Analogías

    Jaaaaaaaaaaaaaajajajajjaa, me meo entera! Bordao! Niquelao y un “zas, en toda la boca”. Magistral!

    Y es que no es oro todo lo que reluce… Si te sirve de consuelo el árbol de navidad en casa de mi madre dura hasta febrero o marzo y se nos junta con los cumpleaños.

    Besazos descojonados.

    1. Dolega Autor de la entrada

      ¡Menos mal! ves no somos taaaaan anormales, hay gente a la que no le importa cantar el cumpleaños feliz en abril con el árbol puesto :mrgreen:
      Besazo

  24. Piruja

    Hola dolega, bueno creo que ya se ha dicho muchas veces que los blogs son para escribir o poner lo que hablando en plata nos de la gana a cada uno que lo tenga, y si viene alguien y no le gusta por el mismo sitio que ha venido puede marcharse que nadie le obliga a estar leyendo, desde luego que el amargado no tiene idea de lo que dice y para nada es seguidor tuyo ya que si no no te habría dicho lo que te dice, tu no tienes la culpa de que tengas ese don de que os pase algo y lo cuentes con gracia sin dramatizar como hacen otros para dar lastima, el amargado debe saber que en todos los sitios se cuecen habas y el que mas y el que menos tiene sus problemas y no un camino de rosas como es vuestro caso uno de tantos, y fíjate, gracias a el, hemos disfrutado de otra de vuestras “aventurillas” que nos has echo disfrutar mucho.
    No hagas caso de esta gente y sigue así jamia:) que nos gustas muchísimo, tu y tu querida family:)

    Besotes!!

  25. Pilar

    ¡Qué buena entrada Dolega! Pura vida. De esos retos yo también sé algo y cuando se alargan me corroe por dentro el no haber sabido resolverlo de otra manera, pero llegados hasta ahí, nada de ceder, como un pulso.
    A ese tristón que le den, no merecía tu respuesta, pero como te ha salida tan estupenda ahí queda por tus propios méritos no por la osadía de él.
    Besos y felices días :)

    1. Dolega Autor de la entrada

      ¡¡¡Ahhh no, ceder ni muertaaaaa!!! jajjajaja
      Llegados a ese punto ya no hay retroceso posible y que conste que el rival es duro, duro de pelar jjajajajajja
      Besazo

  26. Emy Tecuento

    jejejjejej, ¡qué buena persona eres Dolega!!, se lo tenías que haber preguntado: “¿Qué árbol?” jajajaj, no sé como pudiste contenerte!!
    ¡Ay dios lo que me he llegado a reír!! Situación insólita donde las haya, pero como yo sí te vengo leyendo desde hace un tiempo, ¡me lo creo TODO!! jejejej
    Muchos besitos!!

    1. Dolega Autor de la entrada

      Ufff lo pensé Emy, lo pensé, pero no me atreví porque me parecía muy fuerte. Además yo ya cuando empiezo a desbarrar no tengo límite así que mejor mantenerme dentro de los cánones 😛
      Besazo

  27. Marinel

    Lo de tiran más, es por lo de las carretas,¿no, porque una es pelín corta y a ver si la lío,ja,ja,ja
    Cierto es.
    Y cierto es que siempre hay en algún momento y en todo lugar, la persona amargada de turno cuyo único propósito en esta vida, parece ser amargar al resto…
    Veo que lo has asumido admirablemente y has contestado de maravilla, así que olé tú.
    Por otro lado, lo del esos arranques adolescentes, es para pasarlos, porque dejan un reguero de mala leche amarga, ésta sí, que cuesta recuperarse.
    Pero,¿ves?
    Todo pasa.
    Besos.

    1. Dolega Autor de la entrada

      ¡Así es! Has dicho el refrán perfectamente.
      La etapa adolescente te curte en el trabajo de ser madre, te lo aseguro 😛
      Besazo

  28. Madrexilio

    Enhorabuena por ese e-mail tan largo y tan “desahogado” que recibiste ayer porque te ha quedado un post estuendo. Me he reído mucho con eso del árbol y la pareja que los fue a visitar. Me gustaría saber qué hubiera pasado en un universo paralelo si le hubieras dicho a la mujer “¿Qué árbol?”.
    Si te sirve de consuelo, en casa (digo casa como el lugar en el que crecí) no tuvimos árbol de Navidad en mis primeros 12 años de vida y cuando por fin mamá se decidió a ceder a las costumbres “yankis” (así las considera mi sta. progenitora) la única mortal que adornaba el árbol antes de la noche buena y lo quitaba antes de marzo era yo, que si no, creo que así se hubiera quedado, en la sala, montado y para siempre :)

    1. Dolega Autor de la entrada

      jajajajja ¡Me reconcilias con el mundo ajajajjaja! ya no me siento tán mal. Creo que lo de dejar el árbol perenne en el salón es cosa de la edad 😛
      Besazo

  29. Luisa

    ¡Joder Doleguita, qué pulso!
    Concretamente me he echado a reír cuando los tenías sentados mirando fijamente el pino-a la parejita- Me imagino la escena y me parto, claro que de ser yo la visitante como mínimo habría hecho fotos y se las habría enseñado al vecindario para que supieran con quien se la juegan jejeje
    ¿Por lo demás? En relación a la carta que recibes está clarisimo que las personas felices despiertan envidias. Y la envidia es muy mala. Afortunadamente mi porcentaje de envidia en relación a los demás pecados capitales es bastante bajo :)
    Por lo demás yo personalmente agradezco el lado bueno de las cosas, las enseñanzas positivas, la risa y la sonrisa, la felicidad, el amor y la algaraba. De lo otro, ya estamos servidos y no es necesario “irlo publicando”. Digo yo.
    Besos mil

    1. Dolega Autor de la entrada

      ¡La parejita tuvo que salir escopetada! jajajajaja
      tienes toda la razón, querida de lo otro ya estamos servido y bien servidos 😀
      Besazo

  30. Silvia Parque

    ¡Hasta junio! Sí que las madres se merecen un regalito el día de las madres, con tanto que les toca 😀
    De cualquier manera, a mí me parece que un hijo que da esos problemas, con todos los que podemos dar los hijos, es un hijo estupendo, y que tener una familia así es algo para mostrar :) A quien le incomode: pobre.

    1. Dolega Autor de la entrada

      Las madres no vamos ganando el cielo poco a poco y vamos rezando para que nuestros hijos tengan hijos rapidito y purguen sus pecados 😛
      Besazo

  31. Flori Zubiaga

    Gracias Sr. Amargura, gracias a tu email yo he estado riéndome a carcajadas un buen rato y eso es un lujo.
    Gracias Gran Dolega, eres fantástica. No puedo dejar de imaginar los comentarios de la parejita al salir de casa… seguro que la anécdota aún no se ha borrado de su recuerdo; y si, si que hubiera estado bien decirles ¿que árbol? pero la valentía de ella preguntando se merecía una respuesta menos “divertida”.
    Un beso.
    Flori.

  32. Maricarmen

    Menos mal que tu árbol no era natural como tenemos acá la mala costumbre, jeje….un año intenté que mis hijas se encargaran de quitarlo pero a fines de enero ya estábamos con la sala llena de bichitos; la pobre Andrea barriendo las pocas hojitas que le quedaban al pino y Juanma a punto de pedir el divorcio e irse de la casa…Terminé yo desmontando el árbol y todavía sigo haciéndolo, jajaja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.