Hoy casi detienen al Niño

Los Asesinos

El Niño tiene el coche en el taller porque no ha pasado la ITV (Revisión anual obligatoria aquí en España), me ha pedido el mío prestado y ha vuelto hecho una pantera.

-¡¡Pero porque me pasan a mí estas cosas!! Me vas a matar de un susto algún día. Que sepas que casi acabo detenido hoy ¡¡Por tu culpa!!

-¿Ehhh, de que me hablas?

-¿De que te hablo, de que te hablo? Pues mira, te hablo de que esta tarde me he encontrado un control de la Guardia Civil. Estaban parando a todo el mundo y claro me han parado a mí también. Paro, el guardia me mira, echa un vistazo dentro del coche y de repente, cuando ya me va a mandar que siga, lo veo que se queda mirando algo en la parte de atrás, le cambia la cara y me dice indicándome el arcén:

-Oríllese, por favor.

Me orillo y me hace bajar. Yo ya con un mosqueo imperial. De repente, abre la puerta de atrás del coche, se agacha, saca un cuchillo, pero un pedazo de cuchillo y me dice:

-¿Lleva usted un arma blanca en el coche?

Y yo flipando sin saber qué decir. ¡¡Porque era un cuchillo de cocina, Madre!!

-Bahh haberle dicho que era mío. Era de cuando trabajaba y tenía cubiertos para comer.

-¡¡Ya, claro eso es lo que le he dicho!! “No verá, es que este coche es de mi madre y ella lleva cubiertos para comer en el trabajo, ya sabe como la cosa está tan mal pues de tupper”. Y el tío se me queda mirando y empieza a mirar el coche ¡¡Y empieza a sacar cuchillos de los bolsillos de los asientos, de la guantera, del maletero, Madre que ha sacado siete, nada menos que siete cuchillos de cocina!! Y yo flipando y el tío venga a mirarme. Y va el muy cachondo y me dice:

-¿Pero tu madre a qué se dedica, es carnicera, afiladora, trabaja en un circo…?

-¡¡¡Madre y yo ahí con cara de flipado mirando al guardia con las manos llenas de cuchillos!!! Y sin saber qué hacer y ya se me ocurre decirle:

-Pues que quiere que le diga, que no tengo ni idea. A lo mejor es que se los dan con los puntos de la gasolina y los está coleccionando.

¡¡¡Claro, el madero me mira con cara de mala hostia!!!

-¿Me estas vacilando?

-Que no, que no, que vamos que se me ocurre que puede ser eso, porque ella es tremendamente despistada y se va dejando las cosas por ahí… Pero vamos que se puede quedar usted con ellos, que yo no los quiero para nada. ¡Ya ve usted!

Me han pedido todos los documentos habidos y por haber, han mirado el coche por arriba y por abajo, me han cacheado, ha apuntado todos mis datos… en serio, un día tenemos un disgusto contigo, de verdad te lo digo.

-Haberme llamado, yo le había explicado al guardia que los compraba para comer y como se me olvidaba volverlos a meter en el coche, pues compraba otro y así y un día me acordaba y los metía todos, otra vez. ¡Además, yo no sabía que era delito llevar cuchillos en el coche!

-Claro, era lo único que me había faltado. “Espere señor guardia, que le pongo a mi madre al teléfono, que ella se lo explique…”

Pues sí, que lo sepas que un cuchillo de más de cuatro dedos de largo, es considerada arma blanca y te pueden multar por llevarla sin permiso ¡¡¡Y tú, llevabas siete!!!

Cualquier día tenemos un disgusto contigo…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetado en: ,

71 pensamientos en “Hoy casi detienen al Niño

  1. Marga

    A ver, no. A ver, Niño. Tú tienes la madre que tienes. Hijito lindo. Si yo fuera tú antes de subir al coche de tu madre lo reviso al derecho y al revés, porque conociéndola hasta una cybercat puede tener ahí. Y mira hijito, llevas demasaidos años conociéndola como para ir por allí circulando en ese coche.
    Por eso yo el coche que prefiero robarme es el del Consorte. Ese debe estar limpito y ordenadito al detalle.
    Ains estos niños no aprenden.
    Hija, tú no te preocupes eh… que si le pasa algo es su ulpa, fíjate que fiarse de tí conociéndote de toda la vida… ains…
    besotes…

  2. AleMamá

    Pues con decirle que eras la que lanzaba cuchillos en el Cirque du Soleil estabas al otro lado.

    Hablando en serio, yo oculto unos machetes y cuchillos carniceros que mi marido maneja para cocinar porque me aterra que venga un ladrón y nos amenace con nuestras propias armas blancas.
    Un beso, Dolega y el Niño tiene razón: ¡a guardar el armamento!

    1. admin

      jajajaa Yo también digo eso siempre. El Consorte tiene un tremendo machete debajo de la cama y siempre digo que cuidado con esas cosas que la final te matan con lo tuyo. 😀
      Besazo

  3. Arturo

    Dolega:
    Yo solía llevar siempre el cuchillo para comer el asado en obra cuando y tomaba un avión lo entregaba en custodia para que me lo devolviesen en destino.
    Generalmente las obras eran en elmedio del campo, donde se improvisaba un fuego y con una parrilla se asaba la carne. cuando estaba a punto, uno iba y cortaba un trozo de carne, la apoyaba en un trozo de pan y mordía una punta, que cortaba con el cuchillo de la otra mano. Así comían los gauchos. Se acompañaba con gaseosas o vino (si ya se había finalizado el trabajo).
    Nunca nos paraban, ni la policía ni Gendarmería.
    Besos.

  4. Dessjuest

    Dile al chaval que lo de los cuatro dedos es una leyenda urbana, que piense, ¿qué cuatro dedos?, ¿los míos?, ¿los de mi hija pequeña?, ¿los de Bud Spencer?, no hay cuatro dedos iguales, en principio toda arma blanca es eso, un arma.

    Pero la culpa es tuya, porque los cuchillos hay que marcarlos, “Dolega”, y punto, ya está, no hay policía, guardia civil o cuerpo que se quiera que al ver un cuchillo de Dolega no haga la vista gorda, o como mucho reclame el derecho de ver en acción los cuchillos cocinando a Clotilde 😀

    1. admin

      jajajaaj En lo de los dedos tienes toda la razón, depende de quién sean los dedos. Lo que no alcanzo a comprender es lo de marcarlos con el nombre…
      A Clotilde no pude hincarle ni la macheta más afilada que tengo. Creo que el tiempo la convirtió en una gallina de escayola :mrgreen:
      Besazo Maestro

  5. Juan

    Jajaja, creo que cuando te pida de nuevo el coche si es que te lo vuelve a pedir te va hacer un registro antes y tirar todo lo que te sobre. Un besazo.

  6. Campanilla

    Pero vaya situación!!! Yo tampoco lo sabía, lo tendré en cuenta, pq en mi coche puedo montar una mesa para 7 comensales, jajaja
    Pobre niño la que ha tenido que pasar. Eso sí, vaya historia más buena, es que solo he podido reirme al imaginarme la escena.
    A partir de ahora con cuidado si nos cruzamos contigo en el cohe!
    Besitos

  7. rachel

    Jajajaj eso le pasa por no pasar la ITV…. si eran unos cuchillitos de na…ademas quien no lleva una espada en la maletera…y un machete en la guantera jajaj

    besos

  8. Desmadreando

    ¿Qué tipo de cuchillos? ¿Cómo los de la foto? POBRE NIÑO.

    Por cierto, busca la publicidad de Gas Natural de “si te sientes como una nevera” y me imaginé al pobre niño como el pez.

    Un besote desmadroso

  9. Piruja

    Hola dolega, yo creo que tu ya lo tenias así de preparado para que no te lo vuelva a pedir jejej, chiquilla pero que llevabas hay, la ferretería entera?jejeje, yo antes llevaba en el bolso una navaja pequeñita que una amiga de regalo de Albacete, y un amigo “picoleto” me lo dijo, quítate eso del bolso que te pueden buscar las cosquillas, lo mismo que en el coche llevaba estos bastones que parecen un bate y llevan una frase graciosa, también me dijo que no lo llevase por lo mismo, ya ves mucho para unas cosas y tan poco para lo que mas hace falta.
    Dile al niño que la próxima antes de pedirlo se lo piense y registre el coche el antes que lo haga los picoletos jeje, pero anda que tu…jajaja

    Besos.

  10. matt

    sin palabras… primero casi le congelas y ahora lo de los cuchillos?? Ay el pobre Niño!! jajajajajajaja

    P.D.: No acabo de pillar por qué acaba tanto cuchillo repartido por el coche, aquí hay gato encerrado 😉

  11. Padres frikerizos

    Ay madre si es que al Niño pobre algún día le va a dar algo!!! Yo también soy de las que se olvida los cubiertos pero al final acabé comprando de plástico, así que ya sabes así a la próxima te evitas el interrogatorio y el pobre mío el susto!! Aunque igual te multan por poco ecológica :)

    1. admin

      Es que yo creo que todos tenemos cubiertos en los coches, aunque sea de salir al campo algún día. Es cierto que yo los tenía de cocina y no de mesa, pero es lo mismo 😀
      Besazo

  12. Macondo

    Eso le pasa por pedirte el coche. Seguro que si hubieras sido tú la conductora no se les hubiera ocurrido pensar nada raro. Un cuchillo en el coche de una respetable madre de familia no puede ser más que un cubierto, mientras que en el de un joven (y destemplado) despierta sospechas.
    Besos.

    1. admin

      ¡Exacto, eso mismo le dije yo! Si me hubiera hecho caso y buhiera llevado el coche al taller ANTES de la ITV para ver que le pasaba, la hubiera pasado y no me hubiera tenido que pedir el coche a mí. 😀
      Besazo

  13. yeste lima

    ¿Tú crees que Niño sabe lo de tus salidas nocturnas? ¿Y lo que hay en esos agujeros del jardín? ¿Le has contado a tu familia que no puedes reprimir tus deseos? ¿Y lo que coleccionas?

    Creo que sería mejor contarles la verdad, seguro que te comprenden… total cadáver más o cadáver menos…

  14. Territorio sin dueño

    Eres un peligro en potencia dolega, y yo sigo recordando a la gallina Clotilde, el aire acondicionado cayendo por el balcón, el consorte sin manga de la camisa y otras perlas. Una empieza a atar cabos y es preocupante, que además la cuchillería era para ir a trabajar y hace meses que no lo haces, vamos que una limpieza al coche de vez en cuando no le viene mal.
    Besazos loquita

    1. admin

      Lo siento querida, mis más profundas creencias me impiden limpiar mi coche. Nunca lo he hecho. No me gusta. Así que de vez en cuando el Consorte lo lleva y en un sitio especializado lo dejan como una patena. Pero yo, nunca 😀
      Besazo

  15. Ana azul

    Seguro que si te pones al teléfono, te haces amiga del poli. ¡Menuda eres tu! je, je,. Habría que haber visto a tu niño. Por cierto, ¿se quedó con los cuchillos al final el poli?
    Besitos
    Ana

  16. Jesús Tadeo Sila

    Claro, claro, mucho cuchillo pero la tabla de cortar jamón no aparecía por ninguna parte. No me extraña que resultara la cosa tan sospechosa. Pobre chaval, qué mal rato debió de pasar. De ahí a la portada del ABC (“desarticulado un polaco con siete cuchillos en el coche”) solamente había un paso.
    Ay, amiga, ay…

  17. paterfamilias

    jajajajajajaja Lo que me he reído con esta entrada.

    Va, di la verdad. El Niño te pidió el coche y como dejárselo no te hace mucha gracia, le dijiste “un momento, que recojo unas cosas que tengo allí”, momento que aprovechaste para llenarlo de cuchillos.

    Niño, no te dejes engañar, tu madre no quiere dejarte el coche porque nunca le llenas el depósito (uy, he dicho llenar, con el pastón que eso representa)

  18. Miguel

    A ver, hija mía. Tienes más peligro que Jesulín de Ubrique en un Karaoke. Ahora que El Niño es un inconsciente. Eso me puede pasar a mí, pero no a él, que se supone que conoce el paño. Coger tu coche sin pasarle por encima un detector de metales y un bastoncillo de esos que usan en CSI para localizar la sangre, es de suicidas.
    Un beso.

  19. Moneypenny

    Jajaja, pooobre!!
    Pues yo le hubiese dicho: mire, señor “benemerito”, es que resulta que mi madre es de Albacete y calle que esto no es ná….. porque si ve como tenemos la casa!! 😀

    Besos para el pobre sufridor y para ti por supuesto!

  20. Cristina

    Jajajaja, qué bueno!! Yo no sé qué les pasa últimamente a los picoletos que no paran de hacer controles para registrar al personal. El sábado pasado, sin ir más lejos, me pararon!! Menudo chou… porque casi atropello a un guardia. Creí que era un accidente, creí que me estaba dando paso, pero no, me estaba mandando parar. Menuda bronca me echó el tío!!

    1. admin

      Eso me pasó a mí una vez en la M-40 de Madrid, creí que me decían que pasara y me largué jajajajaj se fueron detrás de mí y me echaron una bronca de padre y muy señor mío 😀
      Besazo

  21. Analogías

    Jajaja, jajaja, jartá a reir!

    Pobre hijo tuyo! Normal, yo te habría montado el mismo pollo. A mí una vez me pararon y empezaron a registrarlo todo. Y teníamos un teléfono (góndola de esos de cuando Franco era cabo) en el maletero. Lo dejamos ahí por una mudanza y pasó varios meses viviendo dentro del coche.

    La cara del picoleto fue de órdago…jajajajaj (tenía que haberle dicho que era el futuro: móviles en el coche! jajaja)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.