El Carrot cake de mis “Anas Madrinas”

La comida es una de las cosas más importantes que tenemos como seres humanos. Nos une en celebraciones, nos excita a la hora del cortejo, despierta en nosotros la curiosidad y la expectación cuando viajamos, pero sobre todo nos permite poner mucho amor y cariño cuando nos ponemos manos a la obra con ella.

No me gusta cocinar en exceso pero sin embargo hay recetas que forman parte importante de mi vida y que voy a compartir con todos, porque gracias a ellas he pasado momentos inmensamente agradables al calor de los fogones con gente a la que quiero mucho.

Gran parte de mi vida he estado rodeada de Anas. Unas buenas y otras malas. A las malas la verdad es que las he olvidado y las buenas están a mi lado de manera intemporal. Gracias a ellas, las buenas, mi vida ha sido siempre un poco menos peligrosa y mucho menos solitaria. Ellas tienen una característica en común. Que son incondicionales, que sé que siempre están ahí.

Entraron en mi biografía hace muchos años y se han convertido en habitantes de mi corazón, cada una con su carácter y sus particularidades pero imprescindibles las dos en mi vida. Ellas son mis “Anas madrinas”.

¿Y por qué cuento todo esto?

Porque una me dio la receta y la otra estuvo durante años haciéndola para nosotras y logrando que fuera cada vez más exquisita.

Mi primer homenaje gastronómico quiero que sea para el bizcocho/bollo de zanahoria mejor conocido como “Carrot cake” que me trae recuerdos y aromas entrañables de verdad.

Recetas hay miles pero yo os presento esta. Este bizcocho tradicionalmente lleva una cubierta dulce de vainilla ó queso crema, lo que en inglés es “frosting” ó “topping” pero yo no la pongo nunca pues me resulta demasiado empalagosa, pero en la red hay miles de recetas.

Pongo las cantidades en medidas americanas y las conversiones del sistema métrico decimal.

La receta es la siguiente:

  • -1 ¼ taza (300ml) de aceite de maíz
  • -2 tazas (400gr) de azúcar
  • -2 tazas (260 gr) de harina de repostería
  • -2 cucharaditas de canela en polvo
  • -2 cucharaditas (yo uso las de café) de polvo de hornear.
  • -2cucharaditas de bicarbonato
  • -1 cucharadita de sal
  • -1 libra (500grs aprox.) de zanahorias
  • -4 huevos
  • – ½ taza (100grs) de nueces peladas y muy picadas
  • – ½ taza (100grs) de pasitas sin semilla

Realización:

Yo lo hago con el brazo eléctrico pero se puede hacer de igual manera con robots de cocina ó a mano.

Precalentamos el horno a 320ªF (160ºC)

Pelamos y rallamos las zanahorias. (A mí me gustan rayadas, no me gustan como las pican los robots de cocina pero para gustos los colores…)

Picamos la nueces (yo las compro peladas que es más cómodo)

 En un bol ponemos los ingredientes secos o sea: la harina, la sal, la canela, el polvo de hornear, el bicarbonato y se mezclan bien (si se pasan por un tamiz, el bizcocho estará más esponjoso y resultará menos contundente).

En otro bol se ponen el aceite y el azúcar y se baten hasta que se mezclen totalmente.

Dividimos los ingredientes secos en cuatro partes y vamos agregando ingredientes secos y huevos alternativamente al bol donde tenemos el aceite y el azúcar, mezclando muy bien cada vez. Es importante que se mezclen bien los ingredientes antes de cada incorporación.

Cuando hemos terminado de mezclar todos los ingredientes le añadimos la zanahoria.

Luego las nueces peladas y picaditas.

Engrasamos y enharinamos un molde redondo de 10×3 pulgadas aprox (25x8cms) ponemos la mezcla en el molde con ayuda de una espátula, pasamos las pasitas sin semillas por harina y las incorporamos repartiéndolas por la mezcla y las metemos un poquito con cuidado para que no se vayan al fondo.

Horneamos durante 1 hora y 10 minutos. Estos tiempos dependen mucho del tipo de horno así que hay que estar pendientes de los tiempos hasta que se encuentre el tiempo ideal para nuestro horno. Está listo cuando metes un palillo y sale seco.

Se saca del horno, se deja enfriar, se desmolda y se evita por todos los medios posibles comérselo entero porque es una montaña de calorías.

A mí me encanta con un buen café y una conversación interesante.

Gracias por estar siempre ahí, amigas.

 

 

Etiquetado en: , ,

2 pensamientos en “El Carrot cake de mis “Anas Madrinas”

  1. María José

    Creo…..que puede estar muy rico.
    Por cierto, para las ignorantes cocineras como yo, el polvo de hornear?? se compra con ese nombre en el super?.
    Voy a intentarlo. Ya te contaré lo que me ha salido.

    1. admin

      El polvo de hornear lo compras en el super sin problemas. Como levadura royal en sobres . En Mercadona está como levadura, también en sobres.Es la que he usado yo para hacer este. El bicarbonato también lo tienen en Mercadona.
      Gracias por tu comentario guapa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.