Estereotipos

Mejillones en Escabeche

Dentro de los estereotipos que se nos adjudican a las mujeres está el de decir una cosa, cuando realmente queremos decir otra.

No dudo que habrá muchas mujeres y hombres, que hagan de ese juego psicológico una de sus diversiones favoritas, pero puedo asegurar que no es mi caso.

Si digo sí es porque estoy segura de que es sí, así sin paliativos ni tonterías, pero los tópicos muchas veces pesan más que las afirmaciones, que los gritos e incluso más que los tacos.

Vamos, que el tema es que muchas veces la cosa no es que digamos una cosa y queramos otra, es que por narices tenemos que querer eso que nos ofrecen.

¿Y por qué les cuento todo esto?

El Consorte está de viaje en Sevilla, preciosa ciudad a la que va con bastante frecuencia en viaje de trabajo y en la que se hospeda en un hotelito del centro a dos manzanas de su tienda favorita, en la que compra aceitunas aliñadas de diversas formas, que le encantan, vermut de grifo que le apasiona y unas latas de mejillones en escabeche tamaños XXXL que hay que comerlos con cuchillo y tenedor de lo grandes que son Y QUE NO LE GUSTAN, porque a la que le gustan es a mí.

De nada valen treinta y muchos años de matrimonio, el conocimiento absoluto de tu pareja y su mala leche, ni el que se te haya adelantado y te advierta por activa y por pasiva en los últimos viajes  que NO QUIERE MEJILLONES  .

Da lo mismo, porque como las mujeres cuando decimos que no, es que queremos decir que si, pues tú te pasas por el forro de tus caprichos el NO y traes los mejillones como toda la vida, porque aunque te hayan dicho que esta vez no quería, seguro que es para vacilarte y tú no te dejas vacilar tan fácilmente.

Pasa el tiempo y las latas duermen el sueño de los justos en una balda de la alacena y claro, te pasas dos meses intentando averiguar por qué no se consumen las conservas que tú tan astutamente has traído bajo el razonamiento de que un no, es un sí.

Cada vez que  te dice que no quería más mejillones porque las latas son de medio kilo y cuando abre una le puede dar de comer a medio pueblo y que ha llegado al punto en que necesita unos cinco ó seis años sin probarlos para poder volver a pillarles el gustillo, tú debes interpretar que es una experta jugando al despiste y que lo que ocurre es que está preparando una feria del mejillón a tus espaldas y por eso guarda las latas que te dice que no quiere, pero que en realidad atesora con miras al festival del marisco y a una orgía de gula en solitario.

Así, que para estar totalmente seguro de que no se te pueda acusar de que no sabes interpretar las sutiles señales de tu pareja, te traes tres latas más de los sabrosos mejillones en escabeche.

Cuando Dolega se pone en modo asesinato es una borde y una desconsiderada porque no valora el que su marido, profundo observador de la verdadera psiquis femenina, sepa a ciencia cierta que ella quiere los putos mejillones en escabeche.

Da igual las palabras que salgan de su boca. Ella quiere los malditos moluscos, porque siempre le han gustado mucho y no hay ninguna razón convincente para ahora los aborrezca.

Esto no sería mayor problema, sino fuera porque la que te dijo que NO quería los mejillones, pero que según tú  quería decir que SI quería los mejillones, se los comerá por no escucharte una vez al mes

– “A ver cuando te comes los mejillones que te traigo, porque las latas son grandes y abultan un montón”

A los fans de la psicología inversa les comunico que lo de “ahhh si, los mejillones que tanto me gustan, tráeme please”, ya lo he probado.

Esa vez trajo más que ahora…

 

 

Etiquetado en: , , ,

61 pensamientos en “Estereotipos

  1. Susana

    La psique masculina es muy curiosa. Yo todavía intento que se acuerde de que a mi hijo no le gustan las natillas, ni a mi hija mayor el chocolate, y es inútil. Un beso.

  2. madreymas

    El problema no son los tópicos femeninos… el problema es que ellos no nos escuchan.
    Y eso es también un tópico… dirán ellos.

    Ah, y si no quieres mejillones… pásame un par de latas, mujer!

    1. admin Autor de la entrada

      ¡Exacto! No escuchan. Tú les dices una cosa pero ellos nada, como en automático… 😀
      Besazo
      PD: Esos mejillones engordan una barbaridad y te recuerdo que estás en cama sin moverte y que tienes que comer sano para cuidarme bien al nieto virtual.
      Lo más que te puedo pasar es una foto y que la chupes… :mrgreen: y luego te comes una manzana.

    1. admin Autor de la entrada

      ¡Es que es cierto Genin! Es simple, SI es SI y NO es NO… yo es que lo veo bastante fácil, vamos. 😀
      Besazo

      1. Silvia Parque

        EEESOOO que SI es SI y NO es NO, y tal vez haya asuntos donde haya SIs y NOs disfrazados, pero en la cotidianidad, no: SI = SI, es decir SI, o sea Si, y con NO, lo mismo…
        pero bueno, la verdad es que yo peco de buscarle lo escondido a lo que mi él haya dicho…

  3. Macondo

    La próxima vez que os vayáis de viaje los dejas visibles para que les metamos el abrelatas. Será la versión mejillonera de muerto el perro se acabó la rabia. Para eso estamos los amigos.
    Besos.

    1. admin Autor de la entrada

      jajajaja Pues me parece una magnífica idea, porque son maravillosos pero es que yo ya estoy hasta la coronilla de ellos 😀
      Besazo

  4. ByPils

    Teniendo en cuenta todo lo que has escrito, lo que queda es ver la fecha de caducidad ( por saber cuanto tiempo estarán en tu despensa) y buscar recetas de mejillones .., .;-)
    Besos, Dolega

  5. Miguel

    Pues tienen buena pinta. Y viniendo de Sevilla. ¿Seguro que no, es no?
    Otra posibilidad es que se trate de un mensaje sexual subliminal. No sé, digo yo. Es que tengo una mente muy calenturienta, siempre pensando en lo único. De todas formas, la próxima vez que viaje a mi querida Sevilla, te traigo un par de latas. Cuenta con ellas.
    Un besazo.

    1. admin Autor de la entrada

      Mensaje subliminal… Yo lo que creo es que en esa tienda hay alguna dependienta de muy buen ver y él va a comprar mejillones pase lo que pase… 😛
      Besazo

  6. Covadonga

    Si es que oyen lo que quieren oir, está claro, da lo mismo que te esfuerces en hacerte entender con frases cortas y claras, si él ha decidido que tu respuesta es sí da lo mismo lo que hagas o digas…
    Besinos

  7. Dessjuest

    Ay el mejillón… desde que le han hecho mascota de la vuelta no son lo mismo… yo estoy con Miguel, es un mensaje subliminal sexual, el mejillón al español nos recuerda a los tiempos del felpudo de la Cantudo, qué le vamos a hacer :)

    Y sí, las mujeres tenéis un lenguaje peculiar, para qué engañarnos, “habrá que subir al trastero a por leche”, esa frase dicha así no tiene destinatario claro, pero todos sabemos que en realidad tenemos que subir nosotros 😀

    Beos maestra

    1. admin Autor de la entrada

      ¡¡No me vas a comparar Dess!! En todo caso eso es una indirecta “alguien de esta casa tendrá que hacerlo…” ¿Quien va a subir al trastero sino es el fuerte y atractivo de la casa?
      Lo mío es “Que no quiero más mejillones coño” pues no, él trae mejillones.
      ¿Que han puesto de mascota de la vuelta a un mejillón??? Dios, estamos llegando a unos niveles realmente peligrosos :mtgreen:
      Besazo

  8. María

    A ver, yo no digo que los tires a la basura por que no están los tiempos para derroches, pero o bien lo hablas con él alto y claro, o te los comes a riesgo que un día te sienten mal y tengas una desgracia.
    Hablando se entiende la gente.
    ¡Por cierto! Hoy día de fiesta en Sevilla y con algo de calorcillo, igual tienes suerte y no puede comprar aceitunas ni mejillones.

    Saludos

    PD: Aunque me suscribo a los comentarios, no me llega nada

    1. admin Autor de la entrada

      Hablar con él alto y claro…claro, eso es muy fácil decirlo. Él dice aquello de “Ahhh ok, entendido…” y al siguiente viaje ¿Adivinas? 😀 Pues eso…
      Besazo

  9. pilar

    Dolega, ¡qué razón tienes! Una clienta me preguntó si me gustaba el atún en lata, le dije que sí y me trajo 27 latillas (no de las grandes) no me lo podía creer y me dijo: es que a mí no me gustan. Las llevé a un banco de alimentos, pero me cuidé muy mucho de asegurarme que nunca más me iba a traer porque me lo había prohibido el médico.
    Dolega, tendrás que inventarte algo, porque solo con el NO no vas a obtener más resultado que el que ya sabes.
    Besos

  10. Analogías

    Claro, de ahí viene que la violación con vaqueros es consentida…si dices NO quieres decir SI, jajaja.

    Pues que sepas que vienen muy bien para la anemia!!!

    Un beso “colorao”, como el mejillón.

  11. Nombre

    Pues ya me gustaría a mi probarlos, jajaja…me recordaste a JM que cada vez que le digo : no gracias, no quiero, igual me empuja el tenedor y le tengo que decir “pero es que de verdad no quieroooo!!! y encima se ofende porque le rechazo su generosa oferta, jajajaj
    un beso enorme,

  12. Inma

    Estimada Dolega,
    Soy buena persona y me ofrezco voluntaria para adoptar un bote de mejillones.
    Mi suegra es de ese estilo de no = sí pero con perfil de asesino. Tengo alergia de morirme a las lentejas…vamos, que la puedo palmar y todo. Y cada vez que voy a su casa me planta sonriente un plato delante. Pero ella no sabe que tengo la determinación de sobrevivirla.

  13. Emy Tecuento

    jejeje, ¡pero si son gigantes!!, me imagino uno en un plato normal y lo desborda!!
    Yo de ti: “hoy patatas con ¿chuletón?… noooooo, ¡hoy, patatas y un mejillón!

    Si te sirve de consuelo (pero me da que no) son todos iguales!!, el mío me sigue trayendo ensaimadas como ruedas cuando va a trabajar a Mallorca… y mira que le tengo diiiichooooo, ejeje

    Muchos besitos de mujer incomprendida a mujer incomprendida ;D

  14. Piruja

    Hola dolega, que ricos que están verdad?, pero cuando ya te los ponen a toda hora por mucho que te gusten ya los aborreces jeje, pero la verdad esque van a su bola y no escuchan nada de nada, es lo que ellos digan y ya esta, asique amiga paciencia y si te sobran ya sabes reparte por aquí unos pocos jeje

    Besos!!

  15. Medranica

    Entre que nosotras somos un poco raras, y que ellos van a su bola, por muchos años que estemos jumtos no nos entendemos. De todos modos ya nos daras la direción para comprar cuando vayamos, que aqui nos gustan a todos. Besos.

    1. admin Autor de la entrada

      ¡Por supuesto que te doy la dirección! En cuanto me la de él, te la envio. Parece que es una tienda que está genial y la verdad es que los mejollones son de escándalo y el vermut está de muerte.
      Besazo

  16. Sara M.

    Hace como 30 años, probó mi madre un día a hacer una receta nueva. A mi hermano no es que le hiciera mucha gracia, pero por aquéllo de que hay que alabar a la cocinera, le echó unos cuantos piropos… de más. Estuvo comiendo la fantástica receta, especialmente dedicada para su cumpleaños, unos 20 años. Hasta que un día, ya casado, con hijos, y esas cosas, se atrevió a confesar la verdad…
    Lo de la psique masculina, no lo entiendo. ¿Es que tienen de eso? Porque para mí el problema es de base, de sistema operativo, vamos. Más de tres datos, y encima según las circunstancias, cambiantes, no son capaces de asimilarlos.
    Muy buena entrada.

  17. Marga

    Yo esta vez no entiendo. Esto lo dices porque quieres que además de los mariscos te traiga más cosas, ¿verdad. Y lo pones en el blog para que él sienta la indirecta. Es que no entiendo. Dices que no pero te fascinan. ¿O cómo es?

  18. Paterfamilias

    Vamos por partes: ayer era festivo en Sevilla, por lo que trabajar, lo que se dice trabajar …

    Lo de los mejillones no se lo tengas en cuenta, mujer. ¿Estás segura que Consorte ha pillado eso de que no te gustan? 😉

    Mi padre estuvo cerca de 30 años acompañando a mi madre a tomar el té (ninguno de los dos es inglés) y resulta que no le gusta. Mi madre se enteró, eso, tras 30 años.

    1. admin Autor de la entrada

      Me ha comentado que estaba ayer la catedral especialmente hermosa.
      Pues si no lo ha pillado después de esto, ya es mala leche…. :mrgreen:
      Besazo

  19. Joaquín Sarabia

    Me quedo con todas las latas de mejillones que te sobren, me gustan mucho y si además son grandes mucho mejor.
    Es muy complicado que tu marido te entienda porque si le dices que si será si y si le dices no sera si.
    Un Fuerte Abrazo :) .

  20. Luisa

    Lo primero que he pensado al leerte es en el DESPERDICIO. ¡ A mí sí me gustan los mejillones!

    Lo segundo en LOS TOROS. Aquel matrimonio que durante cuarenta años fue a las corridas porque ella pensaba que a él le gustaban y él pensaba que le gustaban a ella.

    Estoy del lenguaje subliminal y contradictorio es ciertamente un rollo, pero en el caso de tu consorte está claro que su problema es más profundo, que trasciende las barreras del lenguaje y posiblemente tenga sus orígenes en algún suceso del pasado. :)

    ¿Te paso mi dirección postal? Por lo de los mejillones, digo…

    1. admin Autor de la entrada

      ¡¡A mi sí me gustan los mejillones!! Lo que no me gusta es tener mogollón de latas en casa y un gendarme diciéndome que me las tengo que comer porque hay que traer cada vez que baja a Sevilla. 😛
      ¡Lo de los toros es genial! 😛
      Besazo

  21. Mi Álter Ego

    Iba a proponer la psicología inversa en un alarde de originalidad y genialidad sin par, así que gracias por avisar porque me hubieses hecho quedar fatal…

    Cómete una lata y finge un ataque de alergia. Es bastante cruel pero tal vez sea efectivo… Besotes!!!

  22. Ajovin

    Tienes razón, es un problema muuuuu gordo. Mira, va, te voy a ayudar. Te mando mi dirección y te hago el favor de quedarme con las latas de tu santo, todo sea por los amigos, en serio

  23. Yeste Lima

    Es verdad, “lo poco agrada y lo mucho cansa”, a mí también me vuelven loca los mejillones de cualquier forma, pero en escabeche, ummm, me chiflan…… pero si tuviera que comerlos por obligación más a menudo de la cuenta, peligraría mi gusto por los ellos, ya me pasó una vez con el adobito, me encanta, pero lo comí tan de seguido que terminé por aborrecerlo y me he llevado muchos años sin querer probarlo, ahora lo vuelvo a comer, pero de ven en cuando y sólo si me apetece de verdad .

    Te comprendo, pero a lo mejor, el pobre Consorte, sólo lo hace para que no te faltren si un día te apetecen…..es atento el jodío…

    Besos apretaos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.