En casa, ya han venido los Reyes Magos

White Ranger

Una de las sensaciones que más me gustan en este mundo es estar metida en la cama, bien arropadita debajo del edredón y estar calentita. No pasar frío.

Una de las cosas que más me molesta en este mundo es tenerme que levantar de madrugada, cuando la calefacción lleva ya rato apagada y todavía no es hora de que se encienda. Son horas en las que se supone que todos estamos dormidos, descansando.

Yo, el otro día, no he tenido esa suerte. Me han levantado a las cuatro de la mañana para decirme que los Reyes Magos existen y no le he dado ninguna bofetada, miren que buena persona soy.

-¡Madre, madre!- Oía yo en la lejanía mientras sentía que me movían. Abrí los ojos sobresaltada. Ahí estaba él, que como tiene un trabajo nocturno, es como Drácula, duerme de día y le jode la vida a la gente de noche.

-¡Levántate, que no te vas a creer quienes han entrado en casa!

– ¿Ladrones? Porque no ha saltado la alarma.

-No, que han venido los Reyes magos, Madre. ¡¡¡Los Reyes Magos!!!

-En serio, tienes que cambiar de marca; ese tabaco que fumas es malísimo, tío.

-Yo mañana madrugo, así que a otra parte con vuestras historias- Masculla el Consorte de mala leche y con toda la razón.

Me levanto resignada. Hay madres que tienen otras desgracias. Sus hijos tocan la batería ó les da por el parapente ó se van a recorrer el mundo en patines de hielo. El mío sin embargo, estudió en un colegio de curas, se hizo ateo y ahora me levanta a las cuatro de la mañana de un 15 de Diciembre, para decirme que han venido los Reyes.

-No te lo vas a creer.

-Puedes jurar que no.

-Siéntate que te cuento, porque esto es increíble, madre.

-Pero que sea cortito que si no me quedo helada ¿vale?

-Vale. Pues resulta que estoy yo tan ricamente en mi cuarto jugando al Fifa Manager, termino la partida y me acuesto a ver la tele, le pongo el temporizador y de repente se abre la puerta y se me presentan en la habitación tres tíos vestidos de Reyes Magos.

-¿Así, sin anestesia ni nada?

-Si vas a empezar con tus ironías no te cuento nada ehhh. Bueno, el caso es que uno se sienta en la butaca, otro en la silla del ordenador y el tercero en los pies de la cama. Yo, me quedo ahí flipando y el de la corona blanca me empieza a decir que vienen porque no he hecho todavía la carta a los Reyes.

-¿Pero, quién es el de la corona blanca?

-Y yo que sé, yo soy ateo no tengo ni idea.

-Ningún Rey Mago tiene una corona blanca, Niño.

-¡Los míos sí! Además tú no los viste y yo sí joder, yo te digo que uno tenía la corona blanca con cristalitos rojos.

-Vale, lo que tú digas.

-Y claro, yo les tengo que explicar que yo no creo en los Reyes Magos, que además a mí, cuando creía en esas cosas, no me traían los juguetes ellos y entonces salta el listo del rubio-Ah claro, te los traía Papá Noel- Y yo ahí otra vez dando las mismas explicaciones de siempre, que me jodían un huevo, porque yo era el raro, si Madre el raro. A todos los niños les traían los juguetes ó los Reyes ó Papá Noel.

Pues a mí no, coño a mí el Niño Dios y todos los compañeros de colegio ¿¿¿Ehhhh???? Y yo venga a contar la historieta de que en mi casa se celebraban las navidades de otra manera porque mi madre se empeñaba en que fuera como en Panamá y claro, allí los lleva el Niño Dios y bla, bla… ¡Y es que tú a mí me has traumado mucho madre!

-¡Si hombre, ahora voy a tener yo la culpa de que se te aparezcan los Reyes un 15 de Diciembre! No te fastidia.

-Bueno el caso es que me le quedo mirando al rubio y le suelto – “Pues no, listo a mi me traía los juguetes tu jefe, el mismísimo Niño Dios”- y claro ahí los tres flipando, mirándose, mirándome y va el de la corona blanca

-Yo te digo que ninguno tiene una corona blanca

-¡Que pesada eres, Madre! Si te digo que había uno con una corona blanca lo había, créeme. Pues va y me dice

-Que venimos a por tu carta, así que dinos qué es lo que quieres- ¡Y yo me empiezo a descojonar vivo, Madre! Y voy y les digo-Venga majetes, ya estáis apuntando:

-Quiero 50 millones de euros, la paz en el mundo, todos los políticos al centro de la Antártida ahí juntitos y sin tener cómo volver, que se acabe el hambre, a la novia de Cristiano Ronaldo loquita por mis huesos, el 75% de las acciones de Apple y una finca de tres millones de hectáreas en el Amazonas, pa’ dejarla tal cual ¡Ah! y mirar si soy bueno, que podéis hacer lo que decía mi madre cuando éramos pequeños, de ahí escogéis tres. ¿Vale machotes?

Entonces los tíos van, se levantan…

-No me extraña. Porque mira que hay casas para ir a llevar ilusión y van a caer en la parte de abajo de ésta.

-¡Exacto! Eso es lo que me suelta el negro mientras se iban. Lo siento chaval, nosotros solo podemos traerte cosas que le hagan ilusión a tu corazón de niño y nada de lo que has pedido depende de nosotros.

Y yo empiezo a reirme y a vacilarlos -¿A qué partido político han dicho sus majestades que pertenecían? Y cuando ya van en lo alto de la escalera va el negro, se vuelve, baja unos escalones y me dice bajito, como para que los otros dos no lo oigan

-El caso es que me da pena irme sin dejarte nada. En el fondo eres buen chaval. Mira, en el garaje en la cesta verde donde tienes todos tus muñequitos de cuando eras pequeño, esa que está en lo alto de la estantería de los juegos de mesa ¿Sabes cuál te digo?

-Y yo Madre, empiezo a tener un mosqueo imperial, porque no sé cómo el tío sabe esas cosas y lo miro con cara de –como me falte un muñeco te enteras- pero el continúa.

-Pues en el fondo, te he puesto el Power Ranger blanco que nunca encontraste el año que a tu madre le dio por esconder los juguetes como si fueran huevos de pascua por la casa, ese pobre se traspapeló dentro de tu armario y sé que aunque le dijiste a ella que daba igual, a ti era el que más ilusión te hacía y te quedaste siempre con esa espinita.

Madre y que salgo escopetado al garaje y bajo la cesta y la vacío en el suelo y ¡MIRA!

Y me enseña un paquetito que reconozco al instante, porque ese año el papel de regalo era papel marrón de embalar, lo que se llama “papel manila” y se lo decoré yo pintándolo con ceras con sus nombres y las cosas buenas que habían hecho en el año y que ellos recordaban.

-Joder Madre, que yuyu más impresionante cuando lo encontré. Porque ¡es que era mi favorito y me ha hecho una ilusión que no te la puedes imaginar!

-Vale, pues ahora que ya crees en los Reyes me marcho a la cama.

-Vale, yo me voy a buscar a los otros para ponerlos todos juntitos, que los estoy guardando para mis niños.

-Espero que recojas todo lo que has desordenado. Porque yo todos los años les pido un alma caritativa que ordene el garaje y no me la traen jamás. Debe de ser por lo de la ilusión de niña y eso.

Y no crean ¡yo también tengo un yuyu…!

 

 

 

59 pensamientos en “En casa, ya han venido los Reyes Magos

    1. admin

      Seguro que se hacen realidad más de lo que nos acordamos. El problema es que no nos damos cuenta, porque no son los sueños que nos parecen más importantes 😀
      Besazo

  1. Marga

    Este niño es de los míos. Tiene tres fantasmas en el cuarto, pidiéndole carta a los reyes, en plena madrugada, en diciembre y a él lo que le llama la atención es el power ranger blanco.
    Este va a acabar conmigo en una clínica de rehabilitacion de medums, es lo que te digo hija…

  2. Miguel

    En primer lugar: los Reyes Magos existen. Yo les he pedido que me dejen comentar en el blog de dolega sin tener que poner siempre mi nombre, correo y web y me lo han concedido. ¡Aleluya! Dios es grande en el Sinaí.
    Te iba a decir que vigilaras al Niño que le gusta demasiado la química, pero después de mi experiencia, me lo tengo que tragar. Y si el dice que uno tiene una corona blanca, la tiene.
    Un besazo loca. Me ha encantado.

  3. Macondo

    Yo, si soy el de la corona blanca, sabiendo que en vuestra familia tenéis relación directa con el Jefe, le dejo hasta la novia de Cristiano Ronaldo. Aunque no la haya pedido precisamente con la ilusión de niño.
    Besos.

  4. Pilar

    Divertido, alegre, ante tanta noticia triste viene bien algo que nos despierte una sonrisa.

    Que a ti también te deje algo que te haga ilusión el NIño Dios de siempre.

    Un abrazo :)

      1. Marga

        Yo ando pidiendo ese mismo regalo de Reyes que pediste hace 30 años y hasta ahora lo único que toca mi puerta es el padre de mi nene que es chúcaro y raro raro…
        Ese es mi castigo por ser anti monárquica, qué carajos…

        1. admin

          ¡Ay prima, a mí nunca me lo traen! Siempre se entretienen en cosas que pasan de moda, mientras que eso es un clásico que siempre hace el bien. jajajajaj
          Besazo

  5. Bypils

    A mi me aparecen tres señores y uno con una corona blanca y slgo pitando!!;-)
    Con yuyu y sonrisas, genial la historia…La esencia es la ilusión…
    Besos, Dolega
    NB : en Panamá, tráelos regalos El Niño Dios?

    1. admin

      El Niño que es un flipao :mrgreen:
      Sí, en Panamá los regalos los trae el Niño Dios el 24 por la noche. Ni los reyes, ni Papá Noel y el pobre Niño se pasaba todos los años explicando en el colegio las condiciones especiales de sus navidades. 😀
      Besazo

    1. admin

      jajajaj Es que ha habido pequeños cambios internos en el Blog, que espero ssean para mejor 😀
      Y los reyes existen, por supuesto que sí, sobre todo ¡¡¡el de la corona blanca!!!! jajajajajaj
      Besazo

  6. Campanilla

    Ayyy que gracia me ha hecho! un power ranger blanco? tu niño es único pidiendo regalos, dile que yo apoyo su moción y que también quiero acciones de Apple! jaja
    Me alegro que a alguien se le hayan adelantado los reyes de tan buena manera! Besitos

    1. admin

      Pues calculo que sería por los seis ói siete años, porque por lios cinco andaba con la tarugas Ninja que su tía/madrina le compró ¡las cinco! 😀
      Sí creo que andaba por esa ápoca. El caso es que es curioso que haya aparecido ahora. Este expediente X se suma al del buda que tenemos en casa y que nadie sabe cómo llegó. 😀
      Besazo

    1. admin

      ¿Verdad que sí? Hay cosas que de niño nunca tuviste y cuando eres mayor las compras solo por el deseo de tenerlas entre tus manos jajajajajaj
      Besazo

  7. Dessjuest

    Los videojuegos, pervierten a la juventud, tienen efectos similares a las drogas, qué digo similares, peores, coño, que yo he visto reyes magos, pero no hablaba con ellos ni les miraba la corona, la coronita si, la cerveza 😀

  8. AleMamá

    ¡Albricias, Dolega! (no sé si “albricias” se come, pero suena muy alegre en Chile) Has arreglado lo de poner todos los datos del curriculum vitae para poder comentarte. ¡Gracias!

    En mi país, los regalos de los niños los trae el impostor más simpático de este lado del mundo el “Viejo Pascuero”, o Santa Claus/Papá Noël, etc, etc y lo hace el 24 por la noche. A mi nieta de Alemania algo le deja Nikolaus y también el Niño Dios, el gran olvidado en estas entrañables fiestas.

    Un abrazote.

    1. admin

      Sí, he realizado cambios, teóricamente para optimizar la página. Espero que para bien 😀
      Cada sitio del mundo tiene su personaje “regalador” por estas fechas pero como bien dices el Niño Dios muchas veces es el gran olvidado.
      Besazo

  9. Arturo

    Dolega:
    Has hecho una hermosa historia con un muñequito de los héroes de la TV y el trío magnífico; todo muy a tono con las fechas por venir.
    Redescubrir uun juguete suele ser una experiencia extraña y perturbadora, pues los años se han llevado laa magia que residía en él.
    Te envío mis mejores deseos de salud, paz y prosperidad para esta Navidad y el Año Nuevo que se inicia.

    1. admin

      Arturo Un fuerte abrazo para tí y todos los tuyos desde esta lado del charco. Disfruta de las fiestas, los regalos y la alegría de estas fiestas, pero sobre todo disfruta del calorcito. snif snif ¡Menuda envidia! 😀
      Besazo

  10. Ana azul

    Oye, ¡que bien! Yo los ví por la calle vestidos de ropa normal. Ya colgaré el post, están muy buenorros, pero me alegro que tu hijo haya encontrado su juguete favorito.je,je,
    feliz navidad
    Ana

  11. Piruja

    Hola dolega, que bueno lo que cuenta el niño jejej, aunque en parte le doy la razón, no debemos perder la ilusión nunca y menos en estos tiempos que estamos todos así así:), lo que me ha encantado como te lo contaba como si fuese un niño pequeño y tu pasota total jeje, a ver si tenemos un poquillo de suerte y se nos aparecen por aquí también, del susto pego un salto y me quedo pega en el techo jejej, en fin lo dicho, no debemos perder nunca la ilusión:)

    Besos.

  12. Luisa

    No quiero ni pensar si eso es lo que hace un 15 de diciembre, qué hará un cinco de enero…

    El caso es que no te dejen dormir, o bien a cuenta de los cuchillos o por los Reyes Magos o por lo que sea.

    Besos navideñosssssss

  13. Padres frikerizos

    Pero que me estas contando dolega, pero que alegrón eso de encontrar el power después de años madre mía!! Tu niño es lo más, cada día me parto más, ahora que espero que haya jugado con ellos antes de guardarlos!
    Besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.