El orden de los Discos en La Tertulia

20100421_record_store_day_003

¡Dios mío, por qué tiene que ser todo tan difícil!

Bastante tengo con mirar angustiada la prensa y esperar una fatídica llamada desde Berna de mi asesor financiero pronunciando el tan temido ¡Nos han pillado! Que digo yo que esos abominables inspectores de hacienda se podían entretener en buscar los dineros de más de uno que yo me sé y no cebarse en mi decente y humilde persona, para ahora tenerme que entretener en inspeccionarte el trabajo de organizar mi discoteca.

Mi querido y fiel Vinagrio, creo que me expresé con toda claridad cuando te dije que quería los discos organizados de la manera más práctica. ¡No, no hagas mohines extraños que nos conocemos!

Ayer estuvo aquí el apuesto Sr. Pascasio, que pretendo llegue a ser mi fiel enamorado y tuvimos problemas de todo tipo debido a tu forma de ordenar los temas.

¡No hubo manera de que culmináramos nuestro ritual erótico-vespertino!

Estábamos terminando de tomar el té como cada tarde y él se levantó con ojos de pasión, se acercó a mi espalda, sigiloso y entonó muy despacio mientras besaba mi cuello:

Yo vendo unos ojos negros, quién me los quiere comprar, los vendo por hechiceros porque me han pagado mal…

Y yo, emocionada de placer, le respondí en un suspiro

-¡La tengo, la tengo, en una versión cantada por los Chalchaleros!

Fui rauda hacia el cajón de la “i griega” y nada. Buscaba desesperada mientras él se acercaba tarareando – Yo vendo estos ojos negros…– ¡Y no la encontraba, no estaba!

-Mira a ver en la “T” de tango- Me decía mientras posaba sus manos en mis hombros y yo exaltada como estaba, solo acertaba a decir

-¡Tango no, seguro que no es tango!

-¿Quizás en la “C” de cueca?-Preguntaba quedo mientras despacio quitaba las horquillas que sujetaban mi pelo recogido y sumergía su cara en mis cabellos.

-¡Sí, es probable que sí sea cueca!- gritaba yo mientras corría al cajón de la “C” con la esperanza de encontrarla y poder corresponder como se merecía a los cariños y caricias de mi príncipe, pero no ¡Tampoco estaba!

Moría de deseos de besarlo, de arrancarle el peluquín y quererlo sin tapujos y a ritmo de bombo gritar llegando al éxtasis Más te quisiera, más te amo yo y todas las noches la paso suspirando por tu amor… y allí estaba yo ¡Pensando cual sería el maldito género de la melodía que nos embargaba de placer!

Mi mente empezó a trabajar a la velocidad del rayo espoleada por las expectativas de futuro y corrí a buscar por la “F” de folklore, por la “P” de popular, por la “L” de latinoamericana, por la “A” de argentina y extenuada de abrir cajones inútilmente, me dejé caer en la butaca más cercana.

¿Cuál es el género de esa hermosa canción? Ni idea y como no lo sabemos, no hay manera de encontrarla así que obtengo como recompensa que mi adorado Pascasio relaje su gran pasión, esa pasión enooorme que sentía en mi espalda y hacía que tejiera calientes fantasías alrededor de ponchos y guitarra.

¡Te maldije, que lo sepas!

Mientras lo despedía llorosa e insatisfecha te odiaba profundamente y no podía dejar de pensar.

¿¡Pero este inútil, cómo coños ha ordenado los discos!?

Si mañana, por ejemplo, se me ocurre escuchar “Aserejé”

¿Dónde se supone que tengo que buscarlo, en la “B” de bodrio, en la “C/V” de canción del verano, en la “T” de tontada?

¿Y dónde habrá puesto “Gangnam Style”, en la “P” de pelotazo, en la “A” de absurdez ó en la “C” de caradura?

¡Por favor, así no hay quién se aclare!

Ya te estás poniendo a ordenar los 25.000 Cd’s de la discoteca por orden alfabético y más te vale que estén listos para pasado mañana que viene mi adorado Pascasio y la sesión tiene que tener final feliz.

¡No, no llores que no me das pena ninguna! Todavía debes agradecer que no apelo a mi bajada de ingresos y rebajo tu salario a la mitad en los próximos seis meses.

 

 

 

48 pensamientos en “El orden de los Discos en La Tertulia

  1. Marga

    Los ojos negros es chilena… lo sé porque porque se la cantaba a mi Pascasio. Él no se hacía problemas, le bastaba mi voz…
    Bueno, las más de las veces no hacía falta nada… bueno, que se me lanzaba encima sin esperar ambientillo ni nada…
    ains tiempos aquellos…
    Pero quién usa CD ahora… todo lo tengo en mi iphone querida

    1. admin

      Si es que hay algunos que no se complican con nada.
      Bueno es que mi personaje es pobre y no tiene Iphone, por eso quiere pescar a Pascasio que es un hombre de posibles…:D
      Besazo

  2. winnie0

    ja ja No te creas que no es labor fácil tener una cdteca de música de más de 2 discos (ja ja) y saber cómo la ordenas…Un besito y sonrío al pensar dónde guardarías el Toa Toa Toa de Jesulin de Ubrique ja ja

  3. Arturo

    Dolega:
    Se trata de una cueca chilena, que Los Chalchaleros cantaban con ritmo de zamba.
    El conjunto se disolvió tras muchísimos años de éxito, ya grandes ellos y un poco cansados, también.
    Por supuesto, el disco debería estar en la sección de folklore. Estos salteños eran los preferidos en mi casa, hasta que llegaron Los Fronterizos.
    Hoy el más popular es el Chaqueño Palavecino.
    Si los buscas en internet te darás cuenta de la calidad de estos artistas.
    Un beso.

    1. admin

      Querido Arturo, Los Chalchaleros fueron para mí un grupo de culto desde que los ví en Madrid, en los años setenta, en una pequeña sala de conciertos del barrio de Arguelles.
      Volví a Panamá con su LP y mi madre tuvo que amenazarme con echarme de la casa si volvía a escuchar “A los del poncho y el tambor” cantando a todo volumen lo de “Samba de mi esperanza…” :mrgreen:
      Besazo

      1. Arturo

        Dolega:
        El recuerdo de este conjunto se mezcla con mis recuerdos más antiguos; cuando ni iba a la escuela siquiera y mi padre hablaba de ellos con admiración, mientras el receptor de radio transmitía sus canciones. Sería a mediados de los cincuenta y yo tendría cuatro años.
        Te paso un video de aquel tema, donde se los ve interpretar su canción en diversas locaciones de Salta, en especial su ciudad, donde solíamos ir con mi esposa cuando vivíamos en San Pedro de Jujuy.

        http://www.youtube.com/watch?v=if2nTxl8R84

        Con toda justicia se la conoce como Salta, La Linda.
        Besos.

  4. Dessjuest

    Alfabéticamente siempre, porque si lo haces por género es un jaleo, ¿y si cambia de estilo?, no se pueden tener discos del mismo autor desordenados, además si fuera por estilo la llevaba yo clara, todos en la “R” de “románticos” 😀

    Besos maestra.

  5. Territorio sin dueño

    Ay este Vinagrio! lo vamos a crujir, yo aquí lo tengo, que a falta de posibles me ejerce de agente doble e igual me hace de Vinagrio que de Pascasio, vamos, que me zumbo al mayordomo, y aquí no hay quien se ponga de acuerdo. Yo que por orden alfabético, él que por géneros…sí, sí…pero Estopa ¿que es? rumba? rock? pues ahí estamos, que todo termina en la sección “Varios” y así no se puede.
    Besazos

  6. Campanilla

    Los mejores son el dedo al azar, paseando por la estantería y que suene lo que tenga que sonar!
    (eso sí, nadie como nosotras para el orden!)
    Besito Dolega

  7. Bypils

    Siento que el tema musical fuera un interruptus…
    Estoy con el orden alfabético pero precisando si es cantautor o de nombre propio, que sea por apellido y, a los grupos, obviando el artículo si lo tienen…
    Algo que, pronto, pasará a la historia…
    Besazos, Dolega.
    NB : Gran texto!

  8. Miguel

    Yo vendía los ojos, negros o no, del capullo que te ordenó la discoteca, eso sí, después de arrancárselos con una cucharilla y mearme en las cuencas para que le escociera. ¿Cómo se puede joder un polvo (no hay redundancia) de esa manera?
    Mi voto para el orden alfabético. Eso sí, sin faltas de ortografía. No me pongan a Bunbury en la v.
    Besazo.

      1. Miguel

        Lo siento. Tu contraria me ha ofrecido el cadáver de Pitingo envuelto en celofán y además se ha mojado declarando qeu prefiere el Cola Cao sin azúcar. Dos argumentos de peso para convencerme de que colocar los discos por género es mucho mejor. Y si se fastidia un polvo, otros vendrán que bueno lo harán.

        1. admin

          Miguel, de verdad…¿No sabes que no hay cosa más triste que un mercenario? El cadaver de pitingo…te parecerá bonito yo hubiera estado dispuesta a ofrecerte la resurección del Fary, pero ya es tarde.
          Solo te lo voy a decir una vez: Roma no paga traidores.
          Esta vez besito pero pequeñito,vamos diminuto,como un nanobeso :mrgreen:

          1. Miguel

            Roma no los pagará, pero confío en que Paula sí. En caso contrario habré hecho un pan como unas hostias, pero es que la posibilidad de disponer del cadáver de Pitingo no tiene precio. Para todo lo demás Master Card. 😛
            Yo sigo enviándote un besazo. No soy reconcoroso y El Fary está bien donde está, que su puesto ya lo cubre de sobra Santiago Segura.

  9. asquerosamentesano

    Yo, que cuando era joven y tenía un montón de vinilos los guardaba sin orden ni concierto (eso sí, cada uno en su funda), ahora que sólo tengo cuatro cd’s me contento con encontrar alguno en la leonera, digo cajonera, que hay en mi habitación. No sé si hay cierto orden en el caos, pero yo soy así.

    1. admin

      Descuida, yo soy igual. Menos mal que el Consorte ordena la música. Lo cierto es que yo la tengo en el pincho, en el mp4 y en el ordenata 😀
      Besazo

  10. Towanda

    Mi marido es el que ha ido coleccionando vinilos. Te diré más, ya compraba discos sin tener tocadiscos… Ahora con los CD o con los MP3 se ha perdido un poco el encanto.

    ¡Qué recuerdos me trae “Yo vendo unos ojos negros, quién me los quiere comprar, los vendo por hechiceros porque me han pagado mal…”!
    Genial entrada, guapa.

    Besos.

  11. auniveaudelamer

    Wow! Me encanta la apariencia de tu blog! Cuando creé el mío y en una de mis crisis de ohdiosmiotengoquemodernizarmiblog quise cambiar a este tema pero…me pareció complicadísimo! sobre todo porque cada entrada requería una foto y muchas de mis entradas no la tienen…en fin, el tuyo ha quedado chulísimo así que mis enhorabuenas mas sentidas! pasare a visitarte Dolega, me gusta lo que leo

    Auni

    1. admin

      ¡¡¡jajaja Gracias!! Pues ahora estoy metida en otro mucho más complicado 😀
      El tema no es excesivamente complicado, lo que ocurre es que es muy potente y sacarle toda la chicha es para más que un blog.
      Saludos y ¡Bienvenida!

  12. Macondo

    No soy de tener ni de escuchar mucha música, pero desde luego mi defensa al orden alfabético por intérpretes.
    Últimamente observo que a mucha gente lo que le mola es tener meses y meses de música por si algún día se les ocurre escuchar unos minutos. Parece que es más importante la sensación de poderío que les da tenerla que el placer que les produce escucharla. Tampoco hacen daño a nadie, por otro lado.
    Besos.

  13. Yeste Lima

    Pues verás, yo los tengo por orden de apostura, es decir, pa’que me entiendas, el primero, Elvis Presley por supuesto y apuesto y el último El Fary y dentro de los distintos grados de guapura, ya sí por orden alfabético.

    ¡Ah!, gracias por la idea, le vamos aponer a mi sobrino…
    VINAGRIO.

    Besotes apretaos.

  14. paterfamilias

    Acabo de buscar la versión de los Chalchaleros y … no sé … hay otras más apropiadas para ese clímax que describes, ¿no?

    ¿Y si la buscas en la “M” de Momentos? 😉

  15. Piruja

    Hola dolega, que mala suerte amiga que por culpa de una canción se estropeo la cosa jeje, yo me acuerdo de pequeñina que aquí esa canción la cantaba Nat King Cole, y mi madre también la cantaba muchísimo ya que le gustaba mucho, por eso me acuerdo de quien la cantaba:), yo creo que es una balada, espero que a la próxima haya mas suerte jeje

    Besos.

  16. Nergal

    La de cantidad de veces que me ha ocurrido lo que ti y todo por que la gente se empeña en ordenar los disco por estilos de música, con lo fácil que el orden alfabético de toda la vida de dios.
    Un saludo

  17. albertodieguez

    Siempre por orden alfabético… en la estantería , en el ordenador (computadora), en el móvil (celular), o en el iphone… donde sea. :-)
    Aunque siendo realista da igual como esté ordenado, yo con esa calentura hubiese dejado de buscar enseguida… ja, ja.

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.