El crucero del amor

Seven Seas Mariner

Después de un día complicado de gestiones y de tener que andar por la calle y por lo tanto ver el ambiente de depresión y tristeza que hay en todas partes, me reafirmo en mi posición.

Esta panda de políticos impresentables e inútiles que padecemos no van a lograr que me convierta en una persona amargada y temerosa.

“En peores plazas he toreado” decía el clásico. Así que me pongo a leer solo las secciones de cultura, sociedad, chorradas varias vaya, de los periódicos.

Y como el que busca halla, me topo con esta noticia memorable:

La versión más provocadora del crucero «Vacaciones en el Mar»

Empiezo a leer y empiezo a flipar.

Una conocida marca de preservativos ofrece la posibilidad a mil pasajeros de embarcarse en una aventura hasta Roma para conocerse de forma íntima y también mejorar sus relaciones con expertos sexólogos a bordo

Inmediatamente me surge la duda. ¿Cuantos días dura el crucerito?

¿Se van a poder mejorar las relaciones siempre con el mismo ó puedes ir turnando?

Sigo leyendo:

Mil pasajeros

Pues cómo todos se pongan de acuerdo llevan el barco hasta Roma de un empujón con el consiguiente ahorro de combustible…

La compañía es la Grimaldi Lines

Le empiezo a encontrar el sentido al crucero, esta familia siempre está pensando en lo mismo.

Dice que el barco se llenará de rincones donde aprender a conocerse a uno mismo y a los demás.

No entiendo nada, si voy a un crucero de este tipo a mi me da igual conocer al ganado ó no. No voy a perder el tiempo en eso, que vaya usted a saber cuánto cuesta el viajecito y hay que amortizarlo.

Además yo tenía un compañero en la facultad que siempre decía que cuando salía con una chica y ella empezaba con lo del “Me gustaría ser tu amiga” él siempre le contestaba:

-Vale, pero eso lo hacemos después, primero vamos a lo concreto y ya luego pasamos a lo abstracto…. Algunas veces le funcionaba.

Uno de los rincones es el “speed dating” para romper el hielo y empezar a conocerse.

Pues por el nombre la cosa tiene que ir a toda leche, además que manía con lo de conocerse, yo no entiendo a éstos tan liberados, tan liberados y están todo el día con formalismos.

Cómo se nota que nunca fueron hippies, joder.

Otro rincón, el Corner Durex supuestamente para comer comida afrodisiaca.

Lo siento amigos no cuela; han sido muchos años de jefa de compras en restauración. Lo de los penes, los pechos y los huevos son simplemente pretextos para poder poner comida pasada por la Termomix y el gran amigo del cocinero: el brazo mecánico.

De esta manera no hay forma de saber qué diablos estamos comiendo.

Si, ya sé que parece un enorme pene en una gran bandeja, pero en realidad es carne picada de quinta y los adornos, ensaladilla congelada a granel. A otro perro con ese hueso.

Sesiones de Tuppersex

Ufff paso. Hace años, cuando era novedad fuí a una por no hacerle el feo a una compañera de trabajo, que encima llevó a su madre.

Aquella pobre mujer de pueblo, mayor, alucinando en colores y la hija haciéndose la moderna, hasta que no le hizo comprar unas bolas chinas no paró.

-Que si mamá, que son buenísimas para el suelo pélvico. Te las pones por las mañanas y mientras haces la casa las llevas puestas hasta que te vayas a la compra.

Y la mujer yo creo que porque su hija se callara dio los 50€ con todo el dolor de su corazón y al día siguiente llama a la oficina y cojo yo el teléfono:

-¡Hola, que hay! Quiere hablar con

-No hija, no. Quiero hablar contigo, que no sepa que soy yo.

-Pues dígame

-Es sobre lo que compré ayer ¿te acuerdas?

-Si claro, que me acuerdo.

-Es que tengo una duda, a ver si me puedes echar una mano.

-Si puedo, encantada dígame.

-Las bolas estas, es mejor ponérselas con zapatos cerrados ¿no?

Cara de acelga

-Pues creo que no tiene nada que ver.

-Es que tengo miedo de ponérmelas y claro, las pierda porque se me salgan por delante del zapato. Yo he pensado pasarme el hilo por el dedo gordo.

Auténtico….

Reuniones para descubrir un consolador y encima carísimo, ya les vale, además las bolas chinas ya nos las enseñó Isabel Preysler en los años ochenta, antiguos, que sois unos antiguos.

Un sorteo de singles

La duda me corroe, que pasa si soy homosexual. ¡Y me toca el single!

Y es heteroxesual…..hummm

-¡ahhhh ,se siente chaval, haber elegido susto! Porque yo tengo el boleto ganadorrrrrrrr

O al revés, y te tienes que pasar el rato jugando al dominó ó al scrable….

¡mierda de suerte!

Habrá un rincón para la búsqueda del punto G.

Esperar un poco que tengo que pensar y reponerme…..

Se podrá usar de forma individual ó es colectivo, el rincón digo.

¿Se podrá buscar por las esquinas?

Qué premio se va a dar al que lo encuentre.

¿Se le podrán dar dos bofetadas al que no lo encuentre después de tres intentos, por inútil?

¿Porque ponen a redactar estas noticias al becario?

La marca de preservativos y la compañía de cruceros quieren que se ahonde en el conocimiento sexual, así que en el crucero también viaja una sexóloga y experta en resolver cualquier cuestión que ayude a solventar algún problema íntimo, introducir cambios en las relaciones para que funcionen mejor e impulsar, en suma, su vida sexual.

A ver, a ver creo recordar que al inicio de la noticia decía “expertos sexólogos a bordo” y ahora resulta que es una sola sexóloga para un barco con mil pasajeros haciendo todos lo mismo a todas horas….

-A ver señorita que llevamos esperando más de dos horas, que la posición de La Medusa del kamasutra, que no nos sale y claro a este paso llegamos a Roma y nada.

-¡Oiga, oiga! ¡Que no encuentro el punto ese, el del rincón! Nada ni caso

¡Ya les vale! Con el pastón que cuesta el viajecito…. Que pongan más personal ¡coño! Y nunca mejor dicho.

Sorteará 100 pasajes a los que se hagan fan de la página de Facebook.

Todo será que les toque a los de la residencia de ancianos de mi pueblo que tienen el facebú, como ellos dicen y además les va la marcha un montón.

¡Esos sí que lo aprovecharían de miedo, y no estos ñoños de singles modernos!

 

Etiquetado en: , ,

28 pensamientos en “El crucero del amor

  1. Arturo

    Dolega:
    Muy gracioso. Parece mentira.
    Aquí hace un tiempo recaló un crucero gay, porque aquí somos “gay friendly”.
    Estoy por sacar pasaporte, para irme antes de que sea obligatorio.
    Un beso (en la mejilla, solo de amigo, esposo fiel y lejano geográficamente; pues como decía el lechero: aclaremos las cosas, mientras le echaba agua a la leche).

    1. Marga

      ehmmmmm… Arturo, ¿y qué pasa si le mandas POR ESTA VÍA un beso apasionado al estilo Clark Gable a Vivian Leigh? ¿te demandarán por adulterio? Oye, chico, no es así… Venga, un beso.

    2. admin

      Yo entiendo que los touroperadores usen su imaginación para mantener el sector, pero la verdad es que la noticia como tal, no tiene despercidio.

  2. Juan

    No se yo, tiene una pinta el crucero de vamos a lo que vamos, parece un crucero de singles y encima patrocinado por durex no se yom hay que seguir atando mas cabos?. Un besazo.

    1. admin

      El crucero está claro de lo que se trata. Pero yo soy alguien que quiere marcha y leo que van a poner un rincón para buscarme el punto G
      y te juro que no me apunto ni loca.:)
      Besazo

  3. Inmagina

    Joooooder! Esto hay que incluirlo en las chorraterapias, de verdad que es que no puedo con tanta imbecilidad ni de quien la propone ni de los anormales que se apuntan.
    El rincón del punto G…¿y que van a hacer? ¿estar hurgándose todo el día a ver si lo descubren? Ajjjjjj!!!!!!!!!

      1. admin

        uffff Marga tú no sabes lo que se podría poner allí.
        Cada día se ve cada cosa que acabas pensando que estamos todos medio idos :)

  4. Ana azul

    Esto del sexo llama mucho la atención y hay gente que ya no por un cruceo, sino por mucho menos, hace lo que sea, y si de paso se lo pasa bien un rato, pues fíjate tú. Yo fui a una reunión de tuppersex y sí, muchas risas, mucho cachondeo, pero a la hora de la verdad, nadie compró nada, (yo creo que mas por vergüenza) y también, porque no decirlo, por los precios, que joer, para pasárselo bien no hace falta gastarse tanto. Besitos
    Ana

    1. admin

      Ana te aseguro que la anécdota que cuento es totalmente real. Yo me quedé muerta. Estuve dos horas que no podía parar de reir.
      Y el resto, lo que tú dices mucho cachondeo pero a la hora de comprar, nada de nada. Además los juguetitos caros,caros.
      Besitos

    1. admin

      Yo creo que al final, la mitad de la mitad.
      No sé porque me barrunto que luego la cosa se queda en un crucero bastante normalito.
      Besazo

  5. Dessjuest

    Yo creo que lo más cuerdo de todo lo que dices es tu compañero de facultad 😀

    Sincéramente creo que estas cosas son muy similares a irse de putas, pero queda mejor cara a los demás, al final no dejas de estar pagando por sexo, y si lo que quieres es aprender cosas nada mejor que ir a un profesional de verdad.

    Divertido, como siempre, besos maestra.

    1. admin

      Aquel sí que era un figura. Ese se merece un post.
      Nunca he visto un tío que se lo montara mejor para ligar y siempre tenía chicas guapas a su alrededor y él era el anti-galán.
      Pero no me negarás que el que se apunte al crucerito guiándose por el publireportaje tienen que ser muy tontos y muy ñoños.
      ¡Yo es que no veo a alguien que quiera marcha, allí haciendo tuppersex!
      Besazo

  6. Yeste Lima

    En todo esto, mi opinión se acerca más a la de Dessjuest.

    Comprendo que los muchos y muchas adictos al sexo les haga ilusión un crucero así y no les importe pagar por algo que si se ponen de acuerdo entre ellos,lo pueden conseguir montándose una buena orgía gratis… incluida la sexóloga.

    ¿Cómo se les llama a los que hacen tantas chorradas juntas? ¿Chorr……? No sé.

    Un beso.

    1. admin

      ¿Chorradictos?
      Pienso que la creatividad para subir ventas u ofrecer opciones diferentes de viajes está bién, siempre y cuando no dejen la comunicación a los medios
      al merluzo del rincón.:)
      Desazo

  7. Marga

    Pues yo voy a opinar como Dessjuest, y por si eso me hace mala fama, añado que Yeste Lima también piensa así, y ya con eso quedo regia.
    Habría que ver quiénes se apuntan al crucerito.
    Digamos que lo adictos al sexo no lo harán porque, pues.. porque tienen lo mismo gratis y si se van de crucero será para ver el mar y disfrutar un poco del viaje.
    Imagínate que ese crucero se llene de gente que no “se hace una” desde hace tiempo. Digamos, yo me saco la lotería y me digo “Marga, a este paso vas a recuperar la virginidad, si no la has recuperado ya, así que apúntate”. Llego yo, toda diva divine y en el crucero solo hay celulíticos panzones, calvos y olorientos tipos que han pagado para ver si por fin pierden la virginidad antes de llegar a los 60.
    Ya me veo yo lanzándome al mar y regresando a nado a la orilla…
    Habrá que ser idiota…

    1. admin

      Totalmente de acuerdo contigo.
      Al final manadas de salidos mentales y babosos que no ligan ni con pegamento y que encima tampoco son marchosos….
      Así que te encuentras que te tienes que gastar una pasta en juguetitos, comer fast food con formas conocidas, beber de garrafón y encima
      volver virgen jajajajajajaja
      Besazo

  8. Yeste Lima

    Si te toca la lotería, Marga, búscate un hotel de lujo en el caribe y a ver qué encuentras, porque seguro que en el crucero ese de los “panzones”, hasta la tripulación está caducada.

    Beso.

    1. admin

      Tenías que haber visto a la pobre mujer en la reunión. Yo solo pensaba en qué estaría pensando aquella tonta para llevar a su pobre madre a eso. No sabía donde meterse la pobre mujer… Y mi cara al teléfono cuando me dijo eso debió de ser un poema. Yo solo pensaba “Normal, si es que a nadie en su sano juicio se le ocurre…” ¡es como si me llevan a mí al simposio den Barcelona del primo japones y me dicen que haga una ponencia! Pues igual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.