El Bloguero Miguel

Estas cosas se me dan bastante mal.

Cuando pierdo algo que considero parte de mi vida, necesito tiempo para que mi mente y mi corazón reabsorba la tristeza, así que no estoy muy segura lo que saldrá de esto.

Voy a hablar del Bloguero Miguel, ese compañero de entradas y comentarios que apareció en mi vida un 27 de julio del 2012 diciéndome:

Qué digo yo, que si los hideputas volaran, este no bajaba ni a beber agua.

Y luego esperan a que lo pague en la otra vida. Un par de ostias en ésta y un rabo de cerdo metido por el orificio de salida y que le den a la justicia divina, que yo me quedo divinamente con esta justicia.

Me daré una vuelta pausada por el resto del blog.

Un saludo.

Recuerdo que me encantó la primera frase. Al poco tiempo en casa (sí, todos y cada uno de los comentaristas del blog tienen su nombre, su sitio y se habla de ellos como lo que son; parte de mi vida) era “Miguel el canario”. Yo hablaba de su blog, de lo que me gustaba y de la retranca que tenía escribiendo y comentando. Enseguida se me hizo imprescindible en mi mundo cibernético.

Recuerdo sus frases geniales:

La cigüeña está más perdida que Dess buscando el Punto G.

Un beso y yo te veo estupenda.

Sus comentarios mordaces:

Ya sé que voy a destrozar mi reputación con este comentario, pero debo reconocer que sí que acumulo algo y que además ocupa mucho espacio: libros. Sí, lo siento, soy de esos tíos raros que en cuanto tienen diez euros se va a una librería de segunda mano y se funde los diez euros. Ojo, que me da para comprar entre siete y doce libros. Ya, ya sé que doy asco. Pero sois mis amigos y teneis que aceptarme con mis defectos.

Para compensar, también acumulo pelotillas en el ombligo y en otras partes de mi cuerpo, pero eso no invade espacios comunitarios.

Un beso.

 

Eso de “pasa, siéntate y siéntete como en tu casa” que les dices a todos los nuevos comentaristas, él lo hizo con toda naturalidad.

Y como estaba en casa, daba la coña y exigía sin ningún tipo de cortapisas:

En primer lugar: este wordpress se ha vuelto tonto y ya no me reconoce. Tengo que rellenar los datos para cada comentario. Vale, me hago viejo pero no a ese ritmo que no me pueda reconocer.

En cuanto a la entrada en sí, te diré que en los últimos ocho años me he reencontrado con muchos compañeros de niñez y preadolescencia. Lo normal es que descubramos que ya no tenemos nada en común, salvo unos recuerdos, probablemente idealizados por la nostalgia. Pero también ocurre, que nos encontramos con “nuevas personas” en las que descubrimos nuevas afinidades adornadas con los lazos del pasado. La tristeza de lo perdido no debe menguar la alegría de lo encontrado. Se trata siempre de disfrutar.

Un besazo.

E insistía una y otra vez…

Pues lamento decirte que ha sido una falsa alarma. De nuevo he tenido que meter todos mis datos. Pero vamos, que se agradece el intento. Dicen que la intención es lo que vale y bueno, intención ha habido, pero yo seguiré poniendo mis datos cada vez que quiera dejar un comentario, que será siempre y cada día.

El blog, muy bonito. Claro y limpio. Se pueden comer sopas en él.

Un besazo del sempiterno (gracias Dess) metedor de inexorables (gracias Marga) datos.

Y me tocaba la moral…

 

Pues a mí me cae bien este bloguero inclusivo. TE ha hecho escribir antes de lo previsto, con lo cual tus lectores nos hemos encontrado con un “bonus track”. Tres hurras por el recíproco.

Pero, por otro lado, ando un poco mosqueado, porque no sé por qué, me da que para comentar en tu blog, este tío no tenía que identificarse cada vez, como me pasa a mí. Y no puede ser por no haber clicado en tu publicidad, porque él tampoco lo hacía, así que me debes una explicación. Ya te estás poniendo a ello y en forma de entrada. No voy a ser menos que tu íntimo ex lector.

Un besazo.

Y llegué a pensar que me vacilaba sin compasión…

¡Oiga! ¿Dónde se puede comprar un reconocedor de comentaristas, para no tener que identificarme cada vez?

Por lo demás, muy buena idea.

Espero que te regalen todo lo que desees.

Un besazo.

Mientras, yo me devanaba los sesos y enviaba mensajes al foro de wordpress exigiendo una solución a mi problema y siempre recibía la misma contestación: Eso es por la manera que tiene configurado el navegador el lector. Llegué incluso a pensar en ir a Canarias y configurarle yo personalmente el puto navegador, pero un buen día…

Antes que nada ¡Aleluya! ¡Aleluya! ¡Aleluya! ¡Aleluya! ¡Aleluya! ¡Aleluya! Esto con un pentagrama y unas cuentas blancas, redondas, corcheas y semicorcheas, fusas y semifusas. Quiero decir, con música.

Ahora sí. Ahora he puesto la “M” y me ha dado la opción de “Miguel” y en el siguiente, y en el otro. Eso sí, el comentario lo que tengo que escribir enterito. Tampoco se puede tener todo.

En cuanto a las mazmorras, pues hija, ¿qué quieres que te diga? Seguramente Paca debe ser pariente de una cosa negra y peluda con más patas que un pulpo que de vez en cuando se sienta en el comedor con nosotros y que nadie nos ha presentado. Yo no pregunto, porque me pueden responder que si no reconozco a mi yerno o algo por el estilo.

Un besazo y mucha paciencia.

Y para que no quedara duda…

En primer lugar: los Reyes Magos existen. Yo les he pedido que me dejen comentar en el blog de dolega sin tener que poner siempre mi nombre, correo y web y me lo han concedido. ¡Aleluya! Dios es grande en el Sinaí.

Te iba a decir que vigilaras al Niño que le gusta demasiado la química, pero después de mi experiencia, me lo tengo que tragar. Y si el dice que uno tiene una corona blanca, la tiene.

Un besazo loca. Me ha encantado.

Y sencillamente fui tan feliz como él y me reí una “jartá”

Por las mañanas actualizo los perfiles sociales de la tienda.

Recuerdo que muchas veces nos intercambiábamos “me gusta” en el Facebook. Él en Nupaní y yo en Taller de escritura. Era como nuestros buenos días.

Siempre que escribo una entrada es alrededor de una frase que será inamovible en el post.

Recuerdo la entrada de Pizarro:

A pie de navío estaban Don Francisco Pizarro y su inseparable secretario Don Miguel Merino, hombre hábil con la pluma y experto en retorcer argumentos que había logrado ascender en la sociedad colonial hasta ser la mano derecha del Alcalde Pizarro.

Recuerdo su alegría por la respuesta y el entusiasmo que estaba teniendo la convocatoria y mi desesperación ante la salida y entrada de personajes de la historia que estaba construyendo. Estaba entusiasmado.

Seguro que dentro de algún tiempo seré capaz de escribir sobre el escritor Miguel Merino con serenidad y alabando todas sus virtudes con las letras, pero hoy solo puedo recordar al compañero de entradas y comentarios, a Miguel el canario; además necesito tiempo para reabsorber la pena.

Aquí están todas las entradas de nuestro personal homenaje.

Etiquetado en: ,

39 pensamientos en “El Bloguero Miguel

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. yeste lima

    Descojonado…..seguro, jajajaja.

    Muy bueno, Doleguita, comprendo tan bien tus palabras……
    Las dos hemos tirado de palabras de Miguel, a mí me parecía que era lo que yo necesitaba, volver a intercambiar con él algunos comentarios, era mi forma de hablar otra vez porque he sido incapaz de escribir nada más.
    Pero tú has hecho una introducción que emociona.

    Besos apretaos

  3. Pingback: Leugim onirem (Como se llamó una vez) | Avernolandia's Blog

  4. Genín

    No le conocía, que descanse en paz.
    Con el tema de tener que rellenar siempre para comentar, a mi me sigue pasando, es en el UNICO BLOG que me pasa, pero ya he tirado la toalla, otro blog lo hubiera dejado, pero a ti, reina mora, no podría de ninguna de las maneras. Y eso que te dicen de Wor Press es mierda de toro -recién traducido- porque yo comento en varios blog de la misma casa y solo lo he tenido que hacer el primer día y nunca mas, así que de configuración mía nada de nada.
    No estés triste niña que la vida es así de puta y cuando se trata a ancianos como yo…ya sabes, aunque yo estoy programado hasta los 94… :)
    Besos y salud

  5. Jorge

    Gracias por arrancarme una sonrisa en un día como el de hoy. Cuando hoy he publicado mi post en homenaje a Miguel he pensado “¿por dónde me habría salido Miguel en su comentario?”. Y al leer tu entrada y los comentarios tan acertados que has entresacado de tu blog esa duda se ha acentuado. Nos quedaremos con la duda de qué habría escrito Miguel en tu entrada y en la mía, aunque no me cabe la menor duda de que habría sido genial.

  6. Piruja

    Hola dolega, siento mucho lo que ha pasado con este amigo bloguero, no tenia la suerte de tratarle y lo siento, pero me ha gustado la forma tuya de recordarle ya que de esta forma digamos esta en lo que era su salsa.
    Parece mentira pero a través de estas paginas se hacen amistades muy fuertes que muchas veces son mas aun que de la propia familia, mucho animo guapa, venga anímate:)

    Besotes!!

  7. laboticariadesquiciada

    ¡A mí tampoco me gusta cómo se comenta en tu blog, que tengo que rellenar todos los datos, y en los demás de wordpress me los guarda! Aprovecho que Miguel ya me ha allanado el camino para decírtelo, aunque por supuesto él lo hizo con infinitamente más salero y más gracia que yo, que para eso era un Escritor, con mayúsculas.
    Le habría encantado.
    Besos.

  8. Dessjuest

    Mira que le dije que no tenía ni puta idea, que esto es wordpress.org y no .com como los nuestros, que tú tenías pasta y no usabas morralla gratuita 😀

    Siempre hurgando el jodido, con sus puyitas, qué grande era coño.

    Besos maestra.

  9. Analogías

    Eso de intercambiaros los “buenos días” con los “me gusta” del Facebook, era como desayunar juntos, cada uno en su respectiva casa, pero unidos. Soy testigo de ello y me encanta.

    Le has dado un buen repaso a tu blog y has hecho que hasta suelte una carcajada, hoy que me lo puedo permitir (no hay gente en la biblio).

    Curioso porque nos dejas con ese sabor agridulce que llevamos paladeando desde hace una semana. Sólo tú sabes sacarnos esa ambigüedad de muy dentro, tal y como hacía él.

    Un beso, me ha encantado.

  10. yeste lima

    Os dejo un cachito de Miguel en comentario:

    Anónimo11 de abril de 2014, 9:46

    Hola a todos, soy yesenia, vaya despliegue!!! Me pondré al día el finde, el trabajo no me deja más, pero gracias a todos de antemano, besos.
    P.D; el Sevilla también le hizo su homenaje, qué no!!

  11. la MaLquEridA

    Le conocí poco, pero no voy a negar que me impacto su muerte porque uno puede desaparecer del blog pero no saben los demás por que. Saber de la muerte de un compañero blogger impacta.

    Un abrazo

  12. Anónimo

    Lamento mucho tu pena. No conocía sus frases ni su estampa, pero hoy he leído con atención las que has puesto y me han encantado. Espero el próximo post, ese que prometes escribirnos desde la serenidad.

    Un gran abrazo desde Budapest

  13. Marinel

    No sé cómo harás la entrada, una vez reabsorbida la pena, sobre Miguel escritor, porque esta de Miguel el canario, te ha salido desde la pena, con grandes dosis de admiración, un toque de humor e infinito cariño.
    Así que me tenéis tooooosssss, con el pañuelo en ristre, oye!
    Besos.

  14. Anónimo

    Qué bonito homenaje Dolega, seguro que estará encantado y pensando en la ironía que te contestará cuando, Dios quiera que dentro de cienes y cienes de año, nuestras vidas vuelvan a entrelazarse.
    Besines

  15. Anónimo

    No sé de quién se trata pero debe haber sido un tipazo…solo con saber que era un lector frenético, ya es de los míos.Qué lindo que lo recuerden a uno como lo has recordado hoy a él. Un abrazo,

  16. inmagina

    En mi casa era -Miguel ha dicho, dice Miguel…¿que Miguel? El de Coria – Aquí mi coriano sigue alguno de mis blogs, poquitos, y ninguno de mujeres, porque él no nos entiende, no hay manera, pero a Dess y a Miguel siempre los estamos nombrando.Voy a explicar algo que no he dicho nunca, mi coriano se llama Manel, y más de una vez le he equivocado el nombre, y le he dicho – Joder! Miguel….- y me quedaba flipada pensando ¿de donde me saco yo este nombre? ¿que Miguel hay en mi vida? Hasta que me di cuenta de que tantas horas leyendo y comentando, me cuesta salir de mi submundo y al final aquí en casa estáis todos mezclados con mis cosas físicas y tangibles, no puedo remediarlo.

    Es curioso como cada uno procesamos el dolor de formas tan distintas Dolega, yo necesito proclamarlo, expresarlo, revolcarme en él, pegarme el atracón, y luego salgo como limpia, no sé explicarlo mejor, y siempre me ha sucedido así. Me sabe mal porque pudiera parecer que siento más o que quiero dar a entender que el mío es más grande, pero no es así, sólo son formas, seguramente también me recupero antes.

    Besos, guapa

  17. María Pilar

    Sin proponérmelo, estoy haciendo una turné sobre Miguel y en toda la ruta me encuentro con su vitalidad desbordante que se cuela por las costuras de lo virtual y con ese humor con el que sabía conquistarnos a todos además de los escritos tan estupendos que nos ha regalado. ¡Qué buenos ratos nos ha hecho pasar siguiendo las “tontás” de Yeste! Se nota su ausencia como se siente su presencia por este mundo en el que nos movemos.
    Yo no puedo escribir un entrada porque necesito la distancia del tiempo. Pero a través de los quiero unirme a este movimiento en su recuerdo tanto personal como bloguero.
    Un gran abrazo Dolega, me ha encantado la fotografía que has hecho de él.

  18. Pingback: La tontá | Avernolandia's Blog

  19. Miguel Merino Brugera

    Buenas noches Dolega, debe ser de familia pero llevo un rato intentando publicar y no sé si va a salir Yesi, Yesenia o Miguel. .. (tenía razón eh) me he tomado un tiempillo para leeros o para aclararme yo, a veces leer estas cosas me consuela y a veces me hunde.. pero bueno últimamente estoy en la fase que me consuela así que he aprovechado para agradeceros vuestro homenaje.
    Sobre que comenrario te haría mi padre en esta ocasión me jugaría algo a que sería :
    “Citándome a mí te garantizas el éxito”
    O bastante parecido jeje.
    Me he reído mucho con tu entrada y en estos momentos cuesta, así que gracias; )
    P.D: guardo ese pañuelo como un tesoro no te quepa duda, Gracias por ese recuerdo también

    1. Dolega Martín Autor de la entrada

      Siempre serás bienvenida a esta casa y reir aún en los momentos más duros de la vida, ayuda a sobrellevar la pena. Tu padre disfrutaba con el humor y eso es algo grande que solo personas especiales saben hacer. No hablo de reir, hablo de disfrutar.
      Besazo y perdón por la tardanza en contestar, pero es que yo también he andado perdida. 😛

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.