Dias inolvidables, algunos

Asado a la luz del sol

El día anterior la web se ha quedado descuanjaringada del todo, pero las fuerzas llegan hasta donde llegan y es de esas veces que sabes que lo mejor es acostarte y pasar del tema.

Al día siguiente la solución llegará a la primera.

El día siguiente ha llegado, es viernes, el Consorte viene a comer y como soy una super woman, super organizada y super chachi me he levantado tempranito y he puesto en el horno los dos codillos (especie de perniles) que herví ayer según receta de internet que me ha dados muy buenos resultados.

Con la mente organizada y descansada me dispongo a solucionar lo que ayer era imposible.

Que sí, que no, que si por pesos, que si por precios…

Llega el Niño de trabajar, le ofrezco desayunar con él, dice que no, que ya lo ha hecho, que tiene que hacer unas cosas y que se pira a las mazmorras.

Yo sigo a lo mío, creando rangos de precios y de pesos y de su puñetera madre para que el maldito programa entienda lo que quiero que haga. Estoy dispuesta a configurar un transporte que sea en dragón, si hace falta.

El Niño irrumpe en el estudio gritando:

-Lo que estaba en el horno se ha quemado, Madre.

-¡Coño los codillos!

Carreras a la cocina, todo lleno de humo, abrir ventanas…

Abro el horno y saco dos pedazos de carbón.

-Creo que esa bandeja ha perdido la capa de teflón.

-¡Que gracioso eres! Anda abre la puerta que haga corriente a ver si sale todo este humo.

-¡Menos mal que he subido, Madre!

-Vaaaale, se me ha olvidado por completo. Anda vete a dormir.

-No sé yo…Que algunas veces me das miedo, sobre todo cuando te pones a lo tuyo y el mundo deja de existir.

-Anda, anda, déjate de bobadas.

Miro la hora y veo que todavía tengo margen para hacer algo de comer. Busco en la nevera: a ver, a ver ¡Ah! Se me aparecido la virgen.

¡Un pollo entero limpio y listo para asar! Adoro al Consorte y sus ofertas.

Busco una bolsa para asar, sazono el pollo, lo meto en la bolsa con ajitos, cebolla hierbas varias y la cierro. Lo tiro al horno directamente, además no tengo que precalentarlo…

Me vuelvo al estudio. La cosa va mejorando porque ya me lo mandan a Canarias con el precio correcto, pero ahora quiero que me lo mande por dos compañías distintas, para que el cliente pueda escoger la que prefiera y para eso ten

-Si estas firmemente decidida a prenderle fuego a la casa ¡¡DÍMELO!! Y ahora mismo la rocío de gasolina, pero deja de quemar comida.

Pego un salto en la silla

-¡¡¡Dios del amor hermoso, el pollo!!!

Carreras a la cocina, todo lleno de humo, abrir ventanas.

Abro el horno y saco la bandeja.

-¿Pensabas darnos de comer pollo plastificado?

-No seas idiota, es que lo hice en bolsa de asar porque es muy limpia.

-… (tres estúpidos pestañeos del Niño) Ahhhhhhh.

Mi mente ha entrado en barrena. 2:30 de la tarde y solo tengo restos carbonizados de comida. A grandes males, grandes soluciones.

-¡Hola!

-¿Hola Consorte, por dónde vienes?

-Por Colmenar Viejo.

-Ahhhh. Oye que mira, que me ha surgido un pequeño inconveniente y que porqué no paras en el super y te traes algo de comer.

-¿Y eso?

-Pues nada chico, que metí los codillos al horno, se me fue el santo al cielo y se han pasado un poco y claro, así no se pueden comer.

-Joder, que putada. Bueno no te preocupes, que en la nevera hay un pollo que compré de oferta ayer y está limpio y listo para asar.

-¿Un pollo? ¿Dices que hay un pollo en la nevera?

-Sí, lo compré ayer yo. Que estaba de oferta.

-Pero un pollo cómo. Hablas de un pollo para asar ó un pollo asado.

El consorte lleva el manos libres y de repente, al fondo se oye la dulce voz de la Niña.

-Creo que también se le ha quemado el pollo.

Inmediatamente me viene a la memoria el día que aquel médico nos decía a todos los presentes, consternados, que aquella recién nacida con Sindrome de Down no iba a comer, ni a beber, ni iba a aprender a hablar y que en definitiva no se iba a enterar de nada de lo que pasaba a su alrededor. ¡Iba para adivino el medicucho!

-¡¡A ver, a ver!! Tampoco hay que sacar las cosas de quicio, joder…quemado, lo que se dice quemado, totalmente achicharrado no creo yo que esté, para ser sincera.

Siento que me arrebatan el móvil.

-A ver papá, para y trae comida que si le hacen la prueba del ADN al bicho plastificado este, no saben si fue animal, vegetal ó mineral.

-Entendido. Ponle una orden de alejamiento de la cocina a tu madre, por favor.

-Ok, descuida.

Y es que hay días que no se puede estar a dos cosas importantes.

 

 

Etiquetado en: , ,

42 pensamientos en “Dias inolvidables, algunos

  1. Miguel

    ¿Y aquella leyenda urbana de que la mujer puede hacer más de una cosa a la vez? ¿O tú estás operada? Jajajaja.
    La Niña. Un Óscar para esa Niña ya.
    Dime la receta del codillo, que me encanta, pero apunta bien el tiempo de horno, no se me vaya a quemar.
    Como no soy ni codillo ni pollo, me lo he pisado pipa leyendo esta entrada.
    Un besazo.

    1. admin Autor de la entrada

      Yo creo que estoy operada ó algo, porque a mi el santo se me va al cielo rapidamente. 😀
      La receta es muy simple y queda riquísimo, siempre y cuando no lo quemes, claro 😛
      Voy pa’ tu casa y te la escribo.
      Besazo

  2. inmagina

    jajaja, dolega! Me lo paso tan bien, que tengo que leerte, reirme un rato, volver a leerte y luego ya comentar.

    Vale, se te echaba de menos, pero ahora que has vuelto es esa sensación curiosa de Jooooder! ¿como he podido yo pasar sin ésto? Que risas! que buena eres cago en tó!

    Luego se lo leo al coriano. Besazos

    1. admin Autor de la entrada

      ¡¡Tú que me m iras con buenos ojos, querida!!
      Cuida al Coriano y su dedo. ¡¡Que no me entere yo que ese dedito pasa trabajos ehhh!! 😛
      Besazo hermosa

  3. Macondo

    Ya no tengo que volver al médico para que trate de descubrir la carencia que me provoca el temblor en las manos. Desde hace unos días no ha vuelto a sucederme y he descubierto por mi cuenta el motivo: Dolega ha regresado.
    Besos.

  4. Sara M.

    Jajajaja, lo mejor, lo de no tener que precalentar el horno para el pollo…
    Y la niña, yo creo que lo que le pasa es que no termina de conocerte, ¿no? Jajaja
    Buenísimo. Espero que los envíos ya lleguen por dos compañías distintas 😉

  5. madreymas

    Ay, Dolega… si es que este tipo de cosas sólo te pueden pasar a ti… mira que quemar la comida dos veces…
    Si yo fuera el Niño me independizaría ya… joder con la madre asesina… qué miedo vivir contigo!

    La Niña… pues una crack… y encima mujer, que no se nos escapa nada…

    Estoy deseando que nos digas ya el nombre de tu tienda y el producto que vais a vender… no serán alarmas detectoras de humo en la cocina, no?

    Besos.

    1. admin Autor de la entrada

      ¡¡La Niña me impresionó!! No es la primera vez que da en el clavo a la primera 😀
      Pues que sepas que las patatas fritas de esa comida, estuvieron ¡¡¡a puntito!!! Acabé el día traumada. 😛
      Besazo

  6. Dessjuest

    Yo también ando un poco depr, se me acaba de caer el mito de la mujer haciendo dos cosas al mismo tiempo, para estas situaciones de emergencia unos huevos fritos con salchichas de sobre 😀

    Ojo, hay que estar con la sarten, no se deja la sarten y se vuelve al ordenador, la comida, que no aprende a hacerse sola :)

    Besos maestra.

    1. admin Autor de la entrada

      Buano Maestro tú ya sebas que yo no soy muy representativa de mi género. Si le doy de comer al Consorte unos huevos fritos con salchichas, se los come y me dice que porqué estamos desayunando a las tres y media de la tarde. :mrgreen:
      Besazo

  7. arturo

    Dolega:
    Un mal día lo tiene cualquiera. Lo importante es aprender de esas calamidades y evitar su reiteración.
    Por caso, existen lo temporizadores, unos aparatitos que suelen chillar como un marrano cuando se cumple el tiempo que le has programado.
    Ahora, si luego de escuchar su aviso, sigues un “ratito” más… ¡Estarás perdida!
    ¡Buen provecho!
    Besos.

    1. admin Autor de la entrada

      Si, Arturo yo tengo un hermoso pollito amarillo al que nadie hace ni caso y solo sirve para coger grasa y tenerlo que limpiar. 😀
      Besazo

  8. Genín

    jajajaja Me he partido la caja en general pero especialmente con lo que dijo tu consorte, “ponle una orden de alejamiento de a cocina”…jajaja
    ¿Nos dirás que terminasteis comiendo?…jajaja
    Salud y besitos

    1. admin Autor de la entrada

      Terminamos comiendo filetes con patatas fritas, pero las patatas casi, casi, yo ya me desternillaba viva. ¡¡¡que día!!!
      Besazo

  9. Inma

    Prestashop esta haciendo estragos con nuestras vidas!!
    Que marrón !! Quemar dos comidas el mismo día es todo un récord , menos mal que esta El Niño ,que no se le pasa nada

    1. admin Autor de la entrada

      jajajaja Además de verdad.Creo que cuando la lancemos ¡¡no me lo voy ni a creer!! jajajaja
      Besazo
      PD: Yo no actualizo la versión hasta el 2030 😛

  10. Luisa

    Dile al Consorte que directamente compre pollo hecho, sólo para calentar en el micro…

    Lo que pasa es que la vida profesional es muy dura y claro, compatibilizar dos trabajos es de malabares, pero de esto nada sabennnnnnnnnnn los Niños y el Consorte :))

    Besossssss calentitos jeje

  11. pilar

    Dicen que la mujer estamos en un montón de cosas a la vez, pero cuando se trata de tener la atención en algo que nos absorbe ¿cómo vamos a saber también el paso del tiempo?
    Besos.

  12. Medranica

    Se nota que la niña es la mas lista de la familia. Y las cosas nos pasan por que hacemos mas que los demas. Queremos llegar a todo, y aunque estemos en casa nos tenemos que marcar unos horarios. Me encanta leerte. Besos.

    1. admin Autor de la entrada

      Definitivamente es la más lista de todos. Y tienes toda la razón, queremos llegar a todo y eso es imposible.
      Besazo

  13. Luis Miguel

    Jaja a mi me pasa igual
    Creo que te conté que un día perdí la conexión de un avión aún estando sentado literalmente a 10 metros de la puerta de abordar… No me di cuenta que todos a mi alrededor se pararon y abordaron mientras yo estuve pegado a la computadora
    Esas cosas pasan!!!

  14. desmadreando

    Amiga mía: PIZZA CASA TARADELLAS 4 QUESOS ¡FÓRRATE DE ELLAS! deja el blog, pon un letrero de que te vas de vacaciones y ¡DÉJANOS VER LA TIENDA DE UNA VEZ!

    😛 que lo único que haces es ponernos las ganas a todo lo que da…

    un besote desmadroso

  15. Yeste Lima

    ¡Hija, por fin! por fin vuelvo a reirme con tus despistes.

    Yo no sé como te atrevers cuando estás en el ordenador, a meterte en otro acontecimiento, parece que no te conoces…. con lo peligrosa que eres, jjaja.

    Pero, mira, aquí estoy alegrándome de todo lo que te pasa, últimamente me estoy volviendo mala, no, no seas malpensada, no tengo más remedio que decirte que te he echado mucho de menos y me da igual como haya sido la vuelta.

    Besos muy apretaos, amiga Dolega.

  16. Analogías

    Y lo del temporizador con la campana en el horno no viene de serie en el tuyo? Lo digo porque si yo estoy en tu situación había palmado los codillos, los pollos y todo aquel bicho que se meta en susodicho electrodoméstico, que si no me avisa, yo pierdo la noción del tiempo.

    Tu niña se sale, pero con el Niño me parto.

    Besazos requemados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.