Dialogo de gimnasio

Gimnasio

Creo que todos los que frecuentan esta casa saben que estoy gorda y que me he puesto a dieta. Pero como la dieta no la veo suficiente para lo que necesito en estos momentos, he decidido añadir un poco de ejercicio, a este plan de saneamiento personal.

Así que para ser consecuente con mi decisión me he apuntado al gimnasio del polideportivo de mi pueblo.

Esta mañana ha sido mi primer día. Antes que nada, señalar que me he quedado impresionada del pedazo que gimnasio que tenemos en un pueblo de tres mil habitantes.

Llegué allí dispuesta a hacer ejercicio durante una hora, ni un minuto más ni uno menos.

Debido a mi poca afición a las actividades deportivas, miré rápidamente a ver qué aparatos podían venirme bien porque hay de todo lo imaginable y decidí empezar con bicicleta.

Allí estaba yo emulando a los de la vuelta a España, en honor a mi maestro Dess, pero sin dar por saco a los automovilistas y por supuesto sin doparme ni un poquito.

Estoy allí solita, pedaleando y pensando cuando entran dos mujeres. Una es una chica que ya no cumple los cuarenta, morena, entrada en carnes, ataviada con las típicas mallas negras, la camiseta de tirantes, las zapatillas de deporte indeterminado y con el pelo recogido en una de esas pinzas plásticas que te hacen parecer familia del pájaro carpintero. Venía hablando y su voz era atronadora, ronca, de esas voces que son femeninas pero las intuyes aficionadas a los aguardientes varios.

La compañera era más o menos del mismo pelaje pero más joven y su voz, sin embargo sonaba bajita, como indecisa ó tímida.

Llegaron y se pusieron en las cintas de caminar que hay a la espalda de mi bólido con pedales. Yo allí avanzando, lenta pero segura.

-¡Pues les quitas el tocino mujer, que si no, engorda eso mucho! Además, las lentejas son malas para el régimen.

-Ya, pero es que me gustan tanto, además al Andrés le encantan y me pide que se las haga con mucho tocino.

-El Andrés es un cabrón.

-¡No le llames así! que sabes que no me gusta.

-Le llamo como me da la real gana, que para eso soy su hermana, ¡además su hermana mayor!

Las voces de la hermana eran considerables. Tanto que apagaban la música ambiental.

-¿Por fin, has hecho lo de la salve?

-Sí, pero el cura me ha dicho que no quiere.

-¿Cómo que no quiere? ¡El cura no tiene que querer nada! Al cura se le paga y punto. ¡A él que le importa lo que pinchemos en la boda, como si queremos pinchar al Fary, no te jode!

En este punto, he dado gracias a la providencia por traerme el post del Lunes y me he acomodado en el sillín dispuesta a hacerme el Giro, el Tour y La Vuelta de una sentada.

-Déjame que mañana voy yo a hablar con él, ya verás cómo le dejo las cosas claritas, claritas.

-Es que dice que si es un coro, sí; pero que con mini cadena no.

-Pero a él que le importa cómo se cante la salve, a ver. ¿Qué pasa, que va a pagar él el coro rociero? ¡No te jode! Tú déjame a mí que ya verás cómo lo espabilo yo mañana.

Oye, que no se olvide hacerle al Andrés pasar ansias como te he dicho.

-¡Que no, pobrecillo si anda detrás de mí todo el día como un chuchillo(perrito)! Eso no me parece bien. Además, se pone de mala leche.

-Pues si tiene apretones, que se baje al “clú” con las pilinguis.(prostitutas)

-¡No al clú con las pilinguis, no!

-Pues tú haz lo que quieras, pero ya verás cuando se os venga encima la rutina.

A esta altura de la película, mi pedaleo es mucho más lento que el temblor de mis hombros y las contracciones de mi estómago, intentando contener la carcajada. La toallita de mano que he llevado no ha secado una sola gota de sudor, ahora, lágrimas a chorros.

-¿Has quedao ya con la Loli para lo del peinado?

-Sí, ya hemos estado viendo unos cuantos recogidos muy monos.

-Mejor con el pelo suelto, mujer que se lleva más ahora, así al natural.

-No, no a mí me gusta el pelo recogido.

-¡Ah! Que no se te olvide hacerte las ingles japonesas ehh.

– ¿Y eso que es?

-Pues hablando en claro, que te desplumen medio chirri.

-¡Huy no, que dolor!

-Que sí mujer, que si no se te salen todos los pelos por la braga y queda feo.

-¡Pero si el Andrés no se fija en esas cosas!

-El Andrés es un cabrón, te lo digo yo que soy su hermana, ¡Además su hermana mayor!

-¡Que no lo llames así, que no me gusta!

Estoy doblada en la bicicleta mordiendo la toallita de manos y con los ojos arrasados en lágrimas.

-¿Por fin donde os vais de viaje?

-Pues estamos pensando ir al Caribe, todos nos dicen que está muy bien.

-¡Quita, quita! Mira lo que le pasó a Marta, la mayor de mi tío Antonio, que llegaron y el primer día dicen que bebió no se qué cosa y se estuvo cagando los nueve días, sin poder salir de la habitación, y él todo el día por allí dando vueltas solo , que vaya usted a saber cómo alivió los apretones. Mejor iros por aquí por España, que se come fenomenal y tenemos sitios igual de bonitos, mira Torremolinos, por ejemplo.

-Ya veremos, porque a Andrés le hace ilusión montar en avión.

-Andrés es un cabrón.

-¡Jo, qué manía te ha entrado con lo del cabrón!

-Si lo digo en broma ¡Tonta! Ya verás que va a salir todo la mar de bien, va a quedar una boda “sencilla pero con estilo” como dicen las revistas ahora.

Dolega no aguantó más y tuvo que bajarse de su potente máquina y salir corriendo hacia el coche. Emprendió camino a casa todo lo rápido que pudo. Tenía terror de que se le olvidara aquel dialogo, llegó y sin ducharse ni nada se puso a escribir.

Dolega no está segura de que mañana las agujetas le permitan pestañear ó mover los dedos sobre el teclado.

 

 

 

 

67 pensamientos en “Dialogo de gimnasio

  1. madreymas

    Jaaaaaaaaaaaaaajajajajajajajajaja!!!!

    Por favor, qué grande! Ingles japonesas? Hacerle pasar ansia? Sencilla, pero con estilo?

    Pásame la dirección del gym ese, anda, que necesito una buena excusa para hacer ejercicio…

  2. Toro Salvaje

    Dolega, debes avisar a Andrés como sea.
    Que huya hoy mismo.
    Que se olvide de las dos quinquis estas para el resto de su vida.
    Que se enrole en la legión extranjera, o que se vaya a criar canguros a Australia, o incluso que se mate ya que se evitara toda una vida horrorosa al lado de esas dos monstruas.

    Besos.

  3. Dessjuest

    😀 vaya par…. realmente tu pueblo será pequeño, pero da para mucho, yo también voto por avisar al Andrés ese del peligro que corre, aunque me da que mejor que él no lo sabe nadie :)

    Besos maestra.

    1. admin Autor de la entrada

      Es que había que verlas, las pintas y los gritos de la “hermana”, yo no podía contener la risa y te juro que hacía verdaderos esfuerzos. 😛
      Besazo

  4. Macondo

    De momento lo he leído dos veces, porque sabía que la segunda iba a sacarle matices.
    Quizá las agujetas las tengas en los hombros (por el temblor), o en el estómago (por las contracciones), o en los mofletes (por el autocontrol), porque las piernas me parece que las has movido poco.
    Además de tu gracia para contar las cosas, es encomiable la “profesionalidad” con que llevas el blog. No me extraña que nos tengas a todos encandilados.
    Besos.

    1. admin Autor de la entrada

      Ha sido genial Macondo, es de esas veces que echas de menos una grabadora, porque son diálogos para la posteridad. Además al llegar a las “ingles japonesas” yo ya no era dueña de mi misma…
      Gracias por tu opinión del blog, es un honor.
      Besazo

  5. Eva Letzy

    Jajaja!!! Primero que nada YO QUIERO IR A TU GIMNASIO! A mí que el gimnasio me aburre muuuucho, veo que puede ser de lo más divertido, si se tiene alrededor este tipo de diálogos es otra cosa…
    Espero que ni la hermana ni la que se casa sean lectoras de tu blog, jajaja!
    Algunas frases son lo más, me hicieron reír un montón.
    Yo creo que vas a bajar los kilos que tienes de más en menos de lo que pensabas, es que así da gusto ir al gym, mañana vas motivada.
    Estira los músculos! Aunque no lo hayas hecho cuando debías (entiendo que era más importante sentarte a escribir), igual estira, porque sí que te van a doler hasta las pestañas si no…
    Besitos

    1. admin Autor de la entrada

      En serio, ha sido de película, además estábamos solas las tres, porque era por la mañana pronto.
      De verdad que hacía mucho tiempo que no me reía tanto. Iba en el coche que se me saltaban las lásgrimas… 😀
      Besazo

  6. Carmen

    Pobre Andrés. Si entiendo bien, ni comerá lentejas, ni comerá en general, ni ve de cerca, ni va a montar en avión y como se descuide, se encuentra con un divorcio y la obligación de pasar una pensión a la churri antes de casarse.

    Te advierto, que la risa es buenísima para endurecer los abdominales…

    1. admin Autor de la entrada

      Yo lo que quiero es ir a la boda. Mañana vuelvo a la misma hora a ver si me las vuelvo a encontrar y les pregunto. Porque eso tiene que ser literalmente de película.
      Besazo

  7. rachel

    Doloega yo me apunto a esa boda…con tremenda organizadora de evento, que manda al novio al puticlub del pueblo…..
    y deja a la pobre hermana pasando necesidad….
    ten hermanos para eso!!!

    Lo mas la depilacion japonesa, como tendra el chusmi de despeinado esa pobre mujer!!!

    En fin guapisima que por estas tierras solo se habla de hornear pasteles…que penitaaaaaa

    un besote

    1. admin Autor de la entrada

      Yo es que todavía no me recupero. Yo calculo que querría decir ingles brasileñas ¡¡y se equivocó de nacionalidad!! 😀
      Ha sido memorable que quieres que te diga…
      Besazo

      1. admin Autor de la entrada

        jajajajaja nos vamos todos de boda… ¿Te imaginas, si de repente en la iglesia del pueblo empieza a llegar gente que no conocen pero que si los conocen a ellos, hablándoles de las lentejas y el “clú”? jajajajajajja
        ¡¡¡Que puntazo!!!
        Besazo

          1. admin Autor de la entrada

            ¡¡¡jajajajaj cierto!!! ¿Te imaginas? Sería totalmente de traca… 😀
            Besazo

  8. Territorio sin dueño

    Pero hija mía ¿tú dónde vives? Los aires de la Sierra dan mucho de sí por lo que veo e imprimen carácter, en ese pueblo no hay quien se aburra, que especímenes!
    Por cierto, tengo que decírtelo, me ha encantado el principio,”creo que todos los que frecuentan esta casa saben que estoy gorda” no entradita en carnes, no que me sobran unos kilos…gorda y punto. Yo de mayor quiero ser como tú, con esa seguridad en ti misma y ese asumirte, me encantas!
    Un besazo gordita mía

    1. admin Autor de la entrada

      Es que lo primero es mirarte con cariño, los epítetos es lo de menos querida. 😀
      Yo vivo en el pueblo más garrulo de la sierra del Guadarrama. 😛
      Besazo

  9. Miguel

    En primer lugar: de avisar al Andrés nada. Ese es un cabrón. Y en segundo lugar: ya te puedes ir haciendo con una invitación a esa boda. Tendrás entradas aseguradas por un mes, al menos.
    Un beso y yo te sigo viendo muy bien.

    1. admin Autor de la entrada

      ¡jajajajajaja eso quiero! Porque esa boda, con la salve rociera puesta en la minicadena, con el novio que hace un montón que no moja y salido como el pico de una placha, con la novia andando raro por las ingles japonesas y la hermana organizando el cotarro, puede ser totalmente de Berlanga.
      Si es que luego decimos, pero la realidad siempre supera a la ficción.
      Besazo

  10. Paterfamilias

    Jajajaja, esa boda no hay que perdérsela por nada del mundo. Cuando vayas, por favor, quiero fotos del cabrón de Andrés (pasando de LOPD y demás mandangas), de su hermana y de la que le va a hacer pasar “hambre”.

    ¡Qué risa! ¿Y eso es un pueblo de la Sierra?

    1. admin Autor de la entrada

      Yo te digo Pater, que esta mañana salía del polideportivo llorando a moco tendido, que cualquiera que me viera diría que me pasaba algo 😀
      Besazo

  11. Medranica

    ¿A que te se ha hecho amena la bici?. Mañana mas y nos vas contando, que ya nos as dejado a todos en un vilo.
    Y si, ves a la boda para contarnos por lo menos como es el novio.

  12. marga

    Las ingles japonesas son peladas peladas, como niña de 7 años, las brasileras son con forma… yo no me he casado, pero cierta cultura tengo.
    Ese Andrés es un cabrón, merecido lo tiene.
    T+u hazme caso a mí hija, que esa boda sencillita pero con estilo va a ser el event del siglo.
    Y l a luna de miel en Varadero, en un “todo incluido” de super oferta va a ser de postal.
    ¿Podremos ir?

    1. admin Autor de la entrada

      ¿Así que existen las ingles japonesas? ¡¡Mira tú y parecia de pueblo la moza!! y la de pueblo soy yo jajajajaja
      Yo en cuanto las vuelva a ver, les pido que me inviten 😀
      Besazo

      1. marga

        pues eso, yo lo oí en una peluquería que la que me hacía a mí la brasilera me dice: “hija, yo tengo una clienta japonesa que le gusta solo la depilación japonesa” y yo en la luna “¿y eso qué es?”.- “Pues pelada total porque al chino (aquí a todos les decimos chinos) de su marido no le gusta ver ni un solo pelo”. Y yo en plena horripilación (gracias Macondo por la palabra) casi lloro de imaginar lo que será hacérsela japonesa… no creo que ese cabrón de Andrés merezca ese dolor… Si las vuelves a ver les dices eso de mi parte…

        1. admin Autor de la entrada

          Pues eso yo no lo sabia, ahora que dolor más grande. Vamos cojo ya a la peluquera y corro detrás de ella con una recortada jajajajaja
          Yo creo que ya por mayoría absoluta, hemos llegado a la conclusión de que Andrés es un cabrón 😛
          Besazo

  13. Piruja

    Hola dolega, jajaja donde esta ese gimnasio que nos vamos pa yaaaaa jajajaja, anda que no te lo vas a pasar bien ni na:), señor como me he reído y tu encima “estoy mordiendo la toalla y doblada en la bici con los ojos arrasados en lagrimas” jajaja, te imagino así conteniendote escuchando a las otras y me parto señor, pobre Andres, no necesita enemigos teniendo una hermana asi jejje, no pienses en los dolores, piensa en las risas que te vas a echar jajaja, ya nos contaras:)

    Besote!!

  14. Juan

    Yo creo que deberias ir con tu musica y escucharla con tus auriculares para asi abstraerte de todo y ser constante en el gimnasio para conseguir lo que quieras. Un besazo.

  15. marta

    Yo no me lo pierdo! tengo que escucharlas que se me avecina BodaII y también quiero que sea sencilla pero con estilo!!!
    Besos, de otra gorda que come espinacas desde hace dos días. Qué chirrío de tripas…

  16. mercedesmolinero

    Fascinante conversación, como bien dices, como para grabarla y que quede constancia para los tiempos venideros.
    Si vas a la boda cuenta conmigo, que te acompaño, será todo un numerito.
    Lo describes con verdadera gracia.

  17. Desmadreando

    Te amo. Ya está. Así. Deja por el diálogo si no por imaginarte a ti pedaleando a todo pedalear. Lo que tiene que hacer uno por un post. SI SEÑORA ESO ES SER UNA GRAN BLOGGER.

    ¡No bueno….lo siguiente!

    Gracias.

    PS Y lo reafirmo “Andrés es un cabrón”

  18. porfinyomisma

    jajajajjjaajajajjaja

    Yo me orino allí mismo…jjajjajaja

    MIra que sugerirle que mande al cabrón del hermano al puticlub, jajaja

    Y la salve con mini cadena, jajajjaja. “Dale al play” gritará la pájara en mitad de la misa.

    Y yo he pensao pa mí, ingles japonesas…eso debe ser que se ve así solo la rajilla, como los ojos de los nipones, jajjaja se ve que no andaba muy descaminada

    TIENES que enterarte cuando es esa boda Dolega…

    1. admin Autor de la entrada

      No lo dudes ammiga, hoy ya me han puesto la rutina por la tade, mañana el post va de otra cosa totalmente distinta a esta, pero yo ire al gimnasio por la mañana, descuida… 😀
      Besazo

    1. admin Autor de la entrada

      Fué una escena que tiene por lo menos dos comidas ¡ó tres!
      Me recordaban a seres conocidos, sobre todo la hermana del cabrón 😀
      Besazo

  19. Ana azul

    Admite que se te pasó la hora volando y admite también que las hermanas solteras son unas jodiendas que quieren manejarlo todo. La hostia, yo la pongo mirando a Roma con la cinta de andar hasta que llegue. ¡que pesada!
    Besitos
    Ana

  20. Moneypenny

    Anda!! Pero en los polígonos también hay gimnasios!!¿? jajaja
    Yo lo hubiese titulado: “El Andrés y sus chonis: diario de mis días de puticlusss”. Absolutamente genial!
    Y gracias por echar a correr para escribirlo antes de que se te olvidase. De eso tienes tú agujetas……
    Besos

    1. admin Autor de la entrada

      Las agujetas me están matando, te lo advierto.
      Las chonis de polígino son más bordes pero estas son más ordinarias, tenías que verlas…. 😀
      Besos

  21. alterfines

    Es preciso que le concedas también una entrada a Andrés. Lo justo es lo justo, y en periodismo sabemos que contrastar fuentes no proporciona necesariamente la verdad, pero da para vender ejemplares 😉 Y en tu caso, para echarse unas buenas risas.

    Un besote.

    1. admin Autor de la entrada

      Eso te pasa por no ir a los gimnasios de pueblo, lo de ciudad sois muy serios 😛
      jajajaj ya sé que eres aficonado al gimnasio. Cierto es que hoy estoy mucho mejor, ya no tengo agujetas y la verdad es que ha sido bastante llevadero. Veremos como avanzo. Yo con calma que no tengo prisa… 😀
      Besazo

    1. admin Autor de la entrada

      jajajaa ¡pues si ese día fue realmente surrealista!
      Bueno, para serte sincera, mi vida en general es bastante surrealista, pero lo llevo con humor .D
      Saludos y ¡Bienvenida!

  22. Japochan

    Me parto y requeteparto. He llegado a leerte a través del blog de Desmadreando… jejejeje. Los diálogos cazados así son tremendos: en el bus, en el super, en los vestuarios de piscina…. La gente es muy …. así. Esto es como los nombres que se pone la gente: una vez, en mi trabajo vi a una niña que se llamaba Iloveny, pues qué vonito, qué glamour… pero claro, cuando te explica el padre que es que “vio una camiseta en la que ponía I love N.Y. y le gustó ….”…. Jojojojjo. Ay, te seguiré, a ver qué tal te va con el gimnasio y la gente. Ánimo con la bici, que ya ves que no se mueve pero te lleva a muchos sitios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.