Día mundial del libro

Leyendo

Desde que soy muy niña (cosa que ya no soy en absoluto) los libros han ejercido sobre mí una fascinación muy grande.

Recuerdo que con apenas 11 años me escondía en el gimnasio del colegio, durante los recreos, con un ejemplar de “La vida es sueño”, de la colección austral para que nadie me viera, porque estaba convencida que si se enteraban mis compañeras se burlarían de mí. Las niñas a esa edad están pensando en cosas muy diferentes, pero siempre he sido bastante rara, así que yo me quedaba la media hora de recreo leyendo los versos que aún hoy tanto me gustan y repitiendo en voz bajita el soliloquio de Segismundo.

Leer ha sido siempre uno de mis mayores placeres. Además en momentos difíciles de mi vida, ha sido la mejor manera de mantenerme callada cosa que habitualmente me cuesta mucho, sin embargo estar metida en un buen libro me ha salvado más de una vez de problemas. Soy de las que empieza uno y se olvida de todo lo demás.

Los libros han sido uno de los mejores viajes que he hecho en mi vida y puedo decir que he viajado bastante. Ellos siempre me han proporcionado las aventuras más intensas emocionantes y divertidas de todas, me han acompañado en esas tardes de otoño lluvioso de “mantita y libro” en el sofá, con pijama y calcetines gordos. Han hecho más cortas las esperas en aeropuertos, más relajantes las mañanas de playa y mucho más productivas las idas y venidas del trabajo en tren ó autobús. Han sido mis ayudantes para dormir a mis hijos y para enseñarles cosas importantes que dichas a modo de sermón, hubieran sido aburridas y complicadas.

Han sido mis compañeros fieles desde que soy una niña y he reído, llorado y vivido con ellos momentos maravillosos.

He leído que hoy es el día mundial del libro

Por suerte para los libros, hay millones de personas que disfrutamos diariamente del milagro de leer.

 

 

 

Etiquetado en: , , ,

2 pensamientos en “Día mundial del libro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.