Descuidos

Acercamiento a Manhattan

Apenas podía escuchar la música de la radio, porque el enorme aguacero generaba un ruido atronador sobre el techo del coche. Aquellas escobillas no eran lo suficientemente rápidas quitando la tromba de agua que caía sobre el cristal y el vaho por la diferencia de temperatura hacía que solo intuyera al coche que tenía delante. Cogió un trapo que llevaba atado al freno de mano y limpió el cristal con movimientos circulares.

Adivinó a través del agua, las luces amarillas de las farolas en la avenida y rojas de coches parados en el atasco. La tarde estaba de retirada, mientras la noche tomaba posiciones entre rayos y truenos

Sudaba y necesitaba salir de aquel caos circulatorio cuanto antes. Bajó un poco el cristal para permitir que el aire fresco entrara aunque el agua también se colase por la ventanilla.

De repente, escuchó el rugir de la motocicleta a su izquierda, a su altura, a su lado.

Había descuidado el espejo retrovisor. Dos lágrimas se deslizaron suavemente por sus mejillas mientras intuía el sonido apagado de la 9mm Parabelum con silenciador.

¿Viste? Ahora ya conoces tu futuro sin tener ni siquiera que girar la cabeza, pensó con una sonrisa.

 

 

Etiquetado en: ,

38 pensamientos en “Descuidos

  1. Territorio sin dueño

    Toc Toc ¿Dolega? ¿eres tú? Coño, no te conocía en esta faceta, sólo el cambio de persona me ha descolocado literalmente.
    ¿Y el niño? ¿y el consorte?

    Je je, Que pasada, me ha encantado, descolocadita pero flipando, que miedo!

    Besos artista

    1. admin

      Querida, cuando las agujetas han copado todos los espacios de tu cuerpo, incluso los que están reservados a existir depues de muertos, abres las carpeta de “TEMAS” y despacito, muy despacito haces el Ctrl+C y con gran esfuerzo el Ctrl+V y suspiras… 😀
      Besazo

  2. Piruja

    Hola dolega, magnifico relato, pero joer ahora cuando vaya en el coche iré pendiente del espejo retrovisor por si las moscas, y si ya les tenia pánico a las motos no veas ahora:), felicidades ya que me ha gustado y mucho.

    Besos.

  3. Toro Salvaje

    Si quieren matarte te matan.
    Por mucha atención que pongas nunca es suficiente.
    Ayer en Lloret de mar un padre y un hijo de tres años fueron tiroteados desde una motocicleta mientras estaban en el interior de su vehículo, la madre, embarazada de 8 meses, se libró de milagro.

    Besos.

  4. Macondo

    Viniendo de las ingles japonesas de ayer era imposible intuir tu sorprendente entrada de hoy. Se me iba a calentar el morro alargándome en el comentario, por lo que prefiero limitarme a felicitarte por ella.

    1. admin

      jajajaaj no es que hoy he tenido que ir al gimansio por la tarde, porque por la mañana no iba a estar la monitora y me dijeron que hoy me pondrían la rutina, así que no he podido ver como va “nuestra boda” 😀
      Besazo

  5. AleMamá

    Buen relato, breve y poético también.

    Me desconcertaste, eso sí, al hablar de las “escobillas” que retiran el agua, y pensé en uno de esos sitios en que se lavan los autos. A ese aparato en Chile le llamamos “plumillas”. Cosas del castellano.

    1. admin

      Aquí en españa se les llama “limpiaparabrisas” por las escobillas son las gomitas solo, sin la cosa de metal :) Cosas del castellano.
      Besazo y gracias

  6. Marga

    Buenísimo Dolega, buenísimo, ¿me repito? pues buenísimo.
    (a lo que tú le llamas escobillas, Ale plumillas, yo le llamo “esas cosas que limpian los vidrios”… cosas del idioma :-) )

    1. admin

      Gracias preciosísima. jajajaja muy buena definición. La niña nunca aprendió a decir limpiador de baños ni dana por el estilo. Ella siempre dice “eso que deja el baño brillante”
      Es curioso. 😀
      Besazo

  7. maria

    Bellla¡¡, siempre sorprendiendo con tus historias. Por eso, tus admiradores y seguidores crecen y crecen……
    Te lo mereces.
    Un montón de besitos.

  8. Dessjuest

    Ya que habláis de cosas del idioma yo a “limpiaparabrisas” llamo los preliminares sexuales, ahí yo de pezón a pezón, “mua mua… mua mua…. mua mua….”

    Genial el cambio de estilo maestra.

  9. Desmadreando

    Querida lo que relatas es el pan nuestro de cada día en el País de las Maravillas de donde vengo….
    Obvio no tan chic como en una moto- menos una Harley- pero me hiciste recordar cuando me asaltaron.
    Eso del último pensamiento es una quimera. NO sabes como vas a reaccionar hasta que te pasa. Yo me puse a chillar como marrana en el matadero diciendo “NOOO MI BOLSO NO ES NUEVO! ¡Hazme el puto favor!
    Muy bueno.

  10. Moneypenny

    Me ha encantado!!
    Parecido a lo que le he dicho a Dess: ahora ya no sé si me gusta más tu ironía o tu seriedad. Muy bien escrito y en pocas palabras nos has dejado, a mi por lo menos, con ganas de saber más.
    La última frase genial, a mi humilde entender…..
    De todas maneras no nos dejes sin las historias del consorte, niños y demás familia ¿eh?
    Besos

  11. alterfines

    Vaya, vaya, con la escritora de microrrelatos de final sorpresivo, que anda siempre quejándose de que la dejan con los ojos a cuadros… Pues esta vez has sido tú, compañera.

    Prodígate más, que le tienes cogido el aire al género. Un besote.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.