Deberes ¿sí ó no?

Eskolako lanak...

Llevo una semana oyendo hablar de la noticia del padre que en Galicia ha logrado que a su hijo no le pongan deberes/tareas en el colegio.

He leído que en esta Comunidad hay una normativa que los prohibe en los primeros años y durante la primaria, creo que en la Comunidad de Madrid también debe de ser así ya que el Niño, que ahora tiene 25 añazos, cuando era pequeño nunca traía deberes a casa y cuando fui a preguntar por qué, me dijeron que estaban prohibidos hasta que llegara a la ESO (secundaria).

Creo firmemente en los deberes/tareas. Creo que, ajustados a la edad del niño, conforman un hábito y una disciplina que le serán de gran ayuda cuando lleguen a los ciclos superiores, y no solo en el ámbito educativo, sino en los demás aspectos de la vida. Yo lo experimenté con el Niño. A él le costó mucho cuando llegó a la ESO adaptarse a los deberes, trabajos, investigaciones etc, etc. No estaba acostumbrado a tener que ceder tiempo de ocio cuando llegaba a casa, no estaba habituado a tener un volumen de estudio que le obligaba a dedicarle esfuerzo y dedicación fuera de las horas lectivas y eso de hecho, le pasó factura el primer año. Le costó adaptarse.

Yo me imaginaba a mí misma de adolescente, con la mente en la luna de Valencia y todo el día pensando en los pajaritos preñados y en la inmortalidad del cangrejo, con nulas ganas de estudiar y encima sin ningún hábito para ello y lo que es más importante, sin ninguna herramienta para hacerlo. Pues las posibilidades de no sacar adelante un bachillerato y una carrera hubieran sido bastante altas.

Los métodos de estudio se aprenden a través de los años de acuerdo a cada edad, poco a poco y no que de repente pasamos de hacer todo en clase, a que cada profesor nos mande deberes/tareas a los que hay que dedicarle dos horas diarias de tu tiempo en casa TODOS los días para poder sacar la cosa adelante.

Eso es como si todos los días fuéramos andando al trabajo y de repente llegamos en septiembre de las vacaciones y nos dijeran que hay que ir como si fuéramos a hacer los 1500 lisos. ¡Pues no! Ni tenemos condiciones físicas, ni le vemos la lógica, ni estamos entrenados para ello. Una cosa es ir al trabajo andando para hacer ejercicio y otra que tengamos que ser atletas. Esto es igual.

Nunca he estado de acuerdo con la famosa frase española de “la letra con sangre, entra” de hecho me eduqué en un sistema  donde jamás me pusieron la mano encima ni a mí ni a nadie, además mis padres nunca lo hubieran permitido y siempre fueron colegios de monjas y curas, pero tampoco estoy de acuerdo con la filosofía de que ir al colegio tiene que ser poco menos que estar en el parque de atracciones.

Pienso que aprender cuesta. En el colegio, en el trabajo, en el amor, en todos los aspectos de la vida y que dicho aprendizaje no puede ser un sufrimiento pero tampoco algo trivial carente de responsabilidad y compromiso.

Tampoco estoy de acuerdo con esos deberes que he visto más de una vez, encaminados a que el alumno estudie y entienda lo que NO le han explicado en clase. Eso no son deberes, eso es mucha cara de algunos profesores. Todavía recuerdo  los trabajos del Niño con Platón y San Agustín en los que quedaba claro que la cosa era: “explícaselo tú, que a mí  me dá la risa”…

Desde pequeña me hinché a hacer deberes/tareas, nadie me ayudó a hacerlos. Mis padres estaban demasiado ocupados trabajando catorce horas diarias para sacarnos adelante. Cada uno tenía que hacer su parte y aquí estoy sana y salva estudiando como una jabata para cambiar todo el blog para darle gusto a Miguel… (Sin acritud, amigo 😀 )

Tenemos uno de los abandonos escolares más altos de Europa, un nivel educativo mejorable por los cuatro costados, un fracaso escolar espeluznante.

¿Cuándo vamos a empezar a cuestionarnos este modelo de educación?

¿No nos damos cuenta que cuanto más bajamos el nivel e igualamos por abajo, generamos menos interés en aquellos a los que va dirigido el supuesto “beneficio”?

 

 

Etiquetado en: , , ,

76 pensamientos en “Deberes ¿sí ó no?

  1. Macondo

    Tienes toda la razón. Todo empieza por la gilipollez esa de que a los niños no se les puede traumatizar con reválidas y repeticiones de curso. A lo sumo una prueba de entrada a la Universidad en la que aprueba el 95%. Se les lleva entre algodones y cuando tienen que enfrentarse a la vida se las dan todas en el mismo carrillo.
    Besos.

    1. admin Autor de la entrada

      Así es Macondo. Luego no saben enfrentarse a situaciones difíciles y no es culpa suya, es que no les hemos dados herramientas para superar esas dificultades.
      Besazo

  2. Genín

    Yo lo que veo es que habría que hacer una limpieza general de esas de Primavera en la casa España y mandar a la basura un porrón de cosas, sistemas, modelos, y como no, de gente…
    No hay por donde agarrar, nada, tu hablas de la educación, y es cierto, yo estoy con lo que dices, pero es que todos los ámbitos están mal, y otros muy mal.
    Yo soy de la época de la revalida de cuarto de sexto y preuniversitario, pero teníamos deberes desde prácticamente párvulos (Cuando le escuché al “menistro” Wert lo de poner de nuevo la revalida casi me da un patatús), las revalidas son una tortura totalmente inútil, jo, mis pobres nietos, que país les espera…
    Besos y salud

    1. admin Autor de la entrada

      No sé si las reválidas serán inútiles, pero lo que está claro es que la ausencia de todo tipo de control de calidad, no está resultando muy beneficiosa que digamos, porque cada vez saben menos y lo que es peor, les interesa menos saber. 😀
      Besazo

  3. Silvia Parque

    Estoy de acuerdo contigo. Las tareas, hasta la secundaria, no deberían ser para “ver” lo que no se alcanza a ver en clase, deberían ser para ejercitar, para ilustrar, para desarrollar habilidades. A menos que los niños vayan a la escuela mañana y tarde, creo que son necesarias (en la escuela, no en PREescolar). Pero los extremos abundan: niños llenos de tarea todos los días, y niños que no abren un libro o un cuaderno fuera de la escuela.

    1. admin Autor de la entrada

      Totalmente de acuerdo. Multitud de deberes encaminados a hacer de los padres unos segundos maestros, cuando los padres debemos ser, simplemente los garantes de que el niño dedique el tiempo a hacer las tareas.
      Tareas que deben de ser el refuerzo y la práctica de los que han aprendido y entendido en clase.
      Besazo

    1. admin Autor de la entrada

      Los deberes como práctica y afianzamiento de lo aprendido son básicos en el desarrollo de un estudiante. Estudiar es una actividad profesional como cualquier otra y necesitamos herramientas para saber llevarla a cabo.
      Saludos y ¡Bienvenida!

  4. Miguel

    Pues no lo tengo claro. Creo que el hábito y las técnicas de estudio se pueden adquirir mejor en el colegio, supervisados por los profesores. Dejar esa responsabilidad a los padres, si estos han pasado por ahí y conocen el tema, vale. Pedro si no, es un fracaso más.
    Un besazo.

    1. admin Autor de la entrada

      Es que los padres no tenemos que ser maestros en casa. Bastante tenemos con ser educadores y padres.
      Los padres somos responsables de que nuestros hijos dediquen el tiempo necesario a los deberes, no convertirnos en profesores particulares ni de refuerzo. Para eso está el colegio.
      Besazo

  5. Ana azul

    Mi hijo está en 1º de la E.S.O. y ha traido deberes en primaria a casa, como los trae ahora. Yo creo que estamos creando una generación de blandengues, con el mínimo esfuerzo en el trabajo y el esfuerzo y luego nos quejamos del abandono y fracaso escolar. Porque traigan unos pocos deberes a casa no se van a morir digo yo. Hay muchos padres que dicen que es excesivo y luego no se asustan de que estén 3 horas o más frente al ordenador o la play. Lo que digo, no se les está enseñando a esforzarse y trabajar y luego pasa lo que pasa. Besos
    Ana

    1. admin Autor de la entrada

      Totalmente de acuerdo Ana. Hay mucha gente que reivindica el ocio infantil a todas horas, pero nadie cuestiona esos niños que desde que salen del colegio saltan de una actividad extraescolar a otra durante toda la tarde, para llegar a casa a las ocho de la noche extenuados.
      Besazo

  6. inmagina

    Estoy completamente de acuerdo contigo dolega. De nuevo llegamos al punto básico: sentido común y sin extremos, igual de malo es que no les pongan deberes como que los saturen, un punto intermedio estaría bien.
    Aquí por lo que he visto con la seta el sistema era que se hacían deberes en clase, y lo que no daba tiempo a terminarse se terminaba en casa, no veas como corrían en clase para terminar, no obstante Elisa siempre traía deberes para casa.
    Creo que son importantes, y que deben orientarse a practicar lo que se ha explicado en clase, para que se fijen más las explicaciones, aunque mejor no te explico cual es la forma de corregirlos, porque esa es otra, yo llevo años tratando de averiguar que criterios se utilizan, y no los entiendo, por lo que ayudarla me cuesta un montón, aunque como tú dices, a mí no me ayudaba nadie tampoco.
    No sé…es complicado, ahora en la ESO ayer mismo se pasó no sé cuanto tiempo montando un power point sobre el reciclaje, y por no extenderme, no te diré cual es mi opinión sobre este tipo de trabajos, en lugar de ponerles deberes más provechosos que les sirvan para fijar conocimientos.
    Los deberes prohibidos en primaria…no me lo puedo creer, pobres criaturas, no se estresen, luego eso sí, tropecientas actividades extraescolares que los llevan locos, menudo contrasentido.
    Besos

    1. admin Autor de la entrada

      Tocas un punto muy interesante. Recuerdo que una vez fuí al colegio del Niño bastante molesta porque no entendía y así se lo expresé al jefe de estudios, cómo se podían pasar una semana construyendo los disfraces del carnaval y luego en mayo la criatura me decía que eso no lo iban a dar porque no les había dado tiempo ¿¿??
      ¿En serio, que es más importante construir disfraces, que cumplir el programa? Porque al año siguiente lo de los disfraces no sé si les aportará habilidades, pero el profesor que venga supondrá que lo que no dieron, lo han dado y el niño tendrá problemas.
      Besazo

    1. admin Autor de la entrada

      Es que está muy de moda lo del ocio infantil, pero habría que ver que entendemos por ese término.
      Besazo

  7. Campanilla

    Deberes sí, como hábito, como rutina y como disciplina, si y SI mil veces.
    Pero aun me acuerdo que de lunes a viernes yo no tenía ni un minuto para ninguna otra actividad que no fuese estudiar y hacer deberes, a veces ni con ayuda de mi madre cuando podía se terminaba antes de la cena.
    Creo firmemente en los deberes pero en su justa medida.
    Pero desde luego, seremos el culo del mundo como ya se empieza a ver, con este absentismo escolar que roza ya infralímites.
    Besitos

    1. admin Autor de la entrada

      Lo que no entiendo es hasta donde tenemos que llegar para que la sociedad reaccionemos ante un problema tan grave.
      Cada día el nivel es peor y a la vez la gente aboga por hacer menos…
      Besazo

  8. Padres Frikerizos

    Totalmente de acuerdo, cada día me da más miedo esto. He sufrido y padecido los deberes con mi hermana pequeña y era la tortura de las torturas todos los días, acabando a las mil y con lloros, todo porque no les acostumbran como es debido a que hay que hacer esfuerzos y se lo dan cada día más mascado. Para colmo no les explicaban cosas y venía con el cuento de que tenía que leerlo en casa y hacer no se cuantos ejercicios, creo que se ha desvirtuado mucho la cosa y es hora de ir poniendo remedio a esto. De lo contrario no se donde va a llegar el asunto!

    1. admin Autor de la entrada

      El tema de los deberes/clase como yo los llamaba es terrible. Luego está el trabajo sin sentido: “busca 45 fotografías de las fases de la luna” Para al final preguntarte a tí cuales son las fases de la luna… ¿¿?? 😛
      Besazo

  9. Emy Tecuento

    El hábito del esfuerzo y trabajo constante tiene que inculcarse desde pequeños, porque luego ya es tarde.
    Además no basta con explicar las asignaturas, como no las memoricen en casa… ¿como pretenden aprender un idioma si no estudian el vocabulario nuevo?, el ejemplo del idioma es el que me parece más claro, pero se puede aplicar a prácticamente todas las asignaturas.

    Has hecho un post muy completo, nada más que añadir: mi total acuerdo en todo!!

    Muchos besitos y feliz semana :)

  10. ana princesadelguisante

    En su justa medida, es decir, no más de una hora diaria, son imprescindibles para formar en el esfuerzo. De hecho, yo le explico a mis hijos que después del trabajo sigo trabajando en casa y no me muero!
    Punto y aparte. En la escuela de mis hijos llevan dos meses de jauja: que si el proyecto, que si excursiones, que si tocameroque. Y los deberes, el trabajo personal supone la mitad de la nota. Los chavales dispersos (y no hablo ya de las etiquetas de TDAS y todas esas patologías) no son capaces de concentrarse porque no se trabaja nada seguido.

    1. admin Autor de la entrada

      Recuerdo que eso me ponía de muy mal humor cuando los míos eran pequeños. No había continuidad en el estudio. cuando no eran los carnavales era la semana blanca, cuando no la semana santa y así… Luego al final todo deprisa y corriendo. ¿No será mejor organizar las vacaciones y fiestas y así estructurar unos periodos de estudios coherentes?
      Besazo hermosa

  11. Canela Fina

    Hola Dolega, hace tiempo no pasaba a visitarte.
    Aclaro que no vivo en España pero en donde vivo la tasa de abandono escolar y analfabetismo es la más alta del país.
    Lo que escribes sobre las “tareas” para aprender lo que no han visto en clase es el pan de cada día en mi casa, con hijos en tres escuelas distintas. Me parece deprimente y descarado, especialmente cuando te enteras que la maestra de Biología de preparatoria se limita en cada clase a numerar las páginas a leer en el libro oficial y contestar cualquier duda (mi hija tiene muchas) con un, pero eso ya lo sabes, porque ya lo leíste, ¡jamás prepara su clase! Y si tienes una hija que siente que cada protozoario, virus y demás que estudia comienza a crear colonias en cada parte de su cuerpo es más difícil. Lo malo es que leo de los presupuestos millonarios asignados a la educación (ojo, no son la décima parte de lo que se reserva para armamento, ejército, etc.), y lo que se percibe es que la mayoría se gasta en sueldazos para políticos pro educación.
    Me disculpo por escribir tanto, es un tema que me pone mal.

    1. admin Autor de la entrada

      ¡Ni se te ocurra disculparte por ecribir! Eso en esta casa es sagrado 😀
      No sé donde vives, pero creo que es un mal bastante más generalizado de lo que creemos. Pensamos que el dienro nos garantizará una buena formación, pero aprender no es tancaro. simplemente se necesita alguien que quiera enseñar de verdad.
      Pienso que los maestros están mal pagados y menos reconocidos, pero partimos de la base que magisterio es una carrera de las llamadas “menores” nada que ver con ingenieros, medicos, arquitectos etc,etc… Y creo que debería ser al contrario. Magisterio debería ser la carrera por defecto de los mejores, de los más aptos.
      Besazo y siempre bienvenida 😀

      1. Canela Fina

        Hasta hoy veo tu respuesta. Vivo en los Estados Unidos. Y tienes toda la razón, acá también la docencia la consideran como una carrera “mm”, léase “mientras me encuentro un mejor trabajo”, “mientras me acomoda el horario”, “mientras mis hijos crecen”, etc. Hay poca vocación y la que existe se ve desalentada por los sueldos bajos (que dificultan el pago de préstamos universitarios, si es el caso, rentas, etc) y una burocracia interminable que cada año crece, crece hasta ahogar al maestro más dedicada con juntas, entrenamiento extra (en horario escolar) y papeleo a llenar fuera de la jornada laboral. Lamentable.

        1. admin Autor de la entrada

          Veo que la educación es una asignatura pendiente en casi todos los países. Deberíamos plantearnos el darle prioridad a temas de este tipo. 😀
          Besazo

  12. Matt

    Estoy de acuerdo contigo, y por eso llevo a mis hijos a un colegio donde se trabaja mucho el habito de estudio y el esfuerzo. Pero también te digo que en el justo medio está la virtud. Padecimos a una profe que en 1 primaria (6 años) y saliendo del cole a las 5, ponía tantos deberes que daban las 9 para terminar. Gracias a dios solo pasó un año.

    Los deberes deben ser un refuerzo de lo que se explica en el aula y siempre adecuado para la edad.

    Un beso!

    1. admin Autor de la entrada

      ¡No lo sueltes! (el colegio, digo) 😀
      Totalmente de acuerdo. Los deberes deben ser ejercicios encaminados a reforzar lo aprendido.
      Besazo

  13. Yeste Lima

    Vuelvo a intentarlo.

    Decía que este post estaba haciendo falta, has dado en el clavo, no hay más que ver la opinión de la myoría de tus comentaristas.

    Las tareas escolares deben ser adecuadas a la edad del niño, pero pienso que deben tenerlas, el esfuerzo hace el futuro y deben aprender desde pequeñitos. De todas formas no es normal que el crío se lleve toda la tarde haciendo tareas despues de su jornada escolar como tampoco debe serlo, el que lleguen a casa y no tengan nada que hacer, sólo más tiempo para el ordenador o la play. También creo que esa propuesta beneficiarían mucho a los profesores al no tener que perder tantas horas corrigiendo, quizás en ellos encuentren el apoyo necesario para adaptar la propuesta de ley.

    Buena entrada, amiga Dolega

    1. admin Autor de la entrada

      Creo que si utilizamos todos el sentido común y la colaboración se podrá llegar a un punto intermedio en el cual, los beneficiados sean los alumnos.
      Besazo

  14. Dessjuest

    Pues a mí me toca los witos tantos deberes, coño, que no tienen vida las niñas, todos los santos días de hora a hora y media haciendo deberes, cuando no es más.

    Entiendo que algo, un mínimo, para que vayan cogiendo el tranquillo, pero coño, que hoy con la pequeña he estado eso, hora y media, y tiene seis años cojones, que un niño con seis años que entra a las nueve al cole y sale a las cuatro y media de la tarde no necesita luego estar más de una hora todos los días.

    Asi que ole los huevos de estos padres, si los profesores no son capaces de impartir la materia en clase que no nos pasen su trabajo a nosotros, las tardes deben ser para ir a nadar o que jueguen, como niños que son.

    Besos maestra :)

    1. admin Autor de la entrada

      jaajajaja Maestro, te veo soliviantado con los deberes :mrgreen:
      Tienes razón, una niña de seis años con media hora ó una hora de deberes son más que suficientes.
      Lo importante es que poco a poco se vaya incrementando ese tiempo y que el niño adquiera método de estudio. 😀
      Besazo Maestro

      1. Dessjuest

        Eso es lo que digo, que vayan cogiendo el hábito, que hagan los deberes ellas solas, pero con límites, sí que estoy soliviantado 😀 es que nos abes qué estres todos los días con los dichosos deberes, y el finde ración doble, no sabes lo que me jo… tener que cancelar planes porque las niñas tienen que estar el sábado toda la santa mañana haciendo deberes.

        Coño, que un dia puse a la mayor a hacerlos a las 10 de la mañana y le dieron las seis de la tarde solo parando para comer, cojones, que tiene nueve años.

        tro beso 😀

        1. admin Autor de la entrada

          Porque en este pais no tenemos término medio para nada. unos no hacen nada hasta que tienen treinta años y otros con nueve tienen que pasarse el fin de semana haciendo deberes. ¿Es esto lógico?
          Los extremos son siempre malos y definitivamente aquí somo expertos en desbarrar para un lado ó para otro. 😀
          Otro besazo Maestro

        2. admin Autor de la entrada

          ¡Pero es que esas exageraciones teneis los padres que pararlas! No es normal que una niña de nueve años lleve deberes para un fin de semana completo.
          Eso, una reunioncita con el jefe de estudios y que el maestr@ explique cómo es posible esos volúmenes de trabajo.
          Besazo Maestro

  15. Luisa

    Ya puestos…yo como Miguel.
    De lo referente al post me dejas literalmente SIN PALABRAS. Lo has dicho todo y lo has expresado perfectamente bien, así que sólo me resta aplaudir y mandarte un BESAZO :)

  16. Analogías

    Es que ahora, a los padres nos “obligan” a sentarnos con los hijos a hacer los deberes. Coño, que nosotros los hacíamos solos y no nos pasaba nada! Ahora si no estás encima, los niños no presentan los deberes, los hacen por encima o no prestan atención (ése es el caso de mi descerebrado, que encima el capullo se estudia la lección antes del examen y lo aprueba, pero el día a día le cuesta muchísimo porque es más vago que la chaqueta de un guardia).

    Lo dicho, ahora los deberes encima los tenemos que hacer nosotros, es que ya les vale!

    1. admin Autor de la entrada

      Totalmente de acuerdo contigo. Yo es que me niego a hacer deberes. El profesor tiene que dar clase, explicar y el niño tiene que estudiar y yo estaré vigilante de que estudie lo que ha dado en clase y nada más.
      Besazo

    2. Boticaria

      Toda la razón del mundo. Los deberes los tienen que hacer solitos, no tenemos que estar nosotros encima para hacérselos, si no, no servirán para que cojan hábito de estudio y de esfuerzo. Si además tienes la suerte de que el nene sea espabilao y se estudie el examen el día de antes y apruebe con nota, todavía se acentúa la vagancia innata. Y como no les han inculcado el valor del esfuerzo, tú insistes en que tiene que estudiar todos los días y se lo pasa por el forro…. Se nota que tengo uno así en casa 😉

      1. admin Autor de la entrada

        jajajaja Pues si se lo pasan por el forro haciendo deberes desde pequeños, ¡Imagínate si encima no están acostumbrados a hacer deberes! 😀
        Besazo y Bienvenida

          1. admin Autor de la entrada

            Ya lo he visto. Gracias por el dato. En cuanto haga la tarta la posteo. 😀
            Besazo

  17. paterfamilias

    Pues qué quieres que te diga … ¡que tienes toda la razón! Y lo peor de la noticia que te ha dado pie a esta entrada es que ese padre que no quería que le pusieran deberes a su hijo ha conseguido que no se los pongan a ninguno de ese colegio, con el consiguiente cabreo (lógico) de los demás padres.

    Si es que …

  18. Mi Álter Ego

    Totalmente de acuerdo en que lo de bajar el listón para que nadie se traumatice me parece un despropósito. Con eso sólo se consigue que el que sí pone interés se desmotive y se aburra porque tiene que adaptar su ritmo a los que van a la cola. Es como si en una carrera el que va delante tuviera que correr más despacio para no humillar al que va el último.
    Yo fui a colegio de monjas y tengo que reconocer que se pasaban para el otro lado. No veo normal tampoco que con nueve años tuviera que estar estudiando a veces hasta cerca de las once de la noche. Ni tanto, ni tan calvo…
    Por cierto, el comentario vacío anterior es mío, que no sé qué toqué y se publicó esa absurdez.

    Besotes!!!

    1. admin Autor de la entrada

      Eso le pasó al Niño durante años. Él sacaba 8 sobresalientes y tenía un compañero que era muy amigo suyo y no daba chapa y todos lños años pasaba de curso y claro !él no lo entendía! Y yo sin saber qué decirle 😀
      Besazo

  19. una mama practica

    Gran reflexion, y un debate que deberia aflorar mas y ser objeto de analisis. Los alumnos que tenemos en la universidad cada vez vienen mas con la mentalidad de “todo derechos, cero esfuerzo u obligaciones.“ Es ciertamente triste y preocupante. Y lo peor es que sus padres les dan la razon y apoyan esa filosofia, y vienen a quejarse a los profesores porque sus hijos tienen que estudiar demasiado O_o

    1. admin Autor de la entrada

      Bueno es que yo me imagino a mis padres yendo a la universidad a hablar con cualquiera de mis profesores y ¡¡ni en mis peores pesadillas!!.
      Creo que estamos haciendo niños de treinta años y eso es terrible. 😀
      Besazo

  20. Joaquín Sarabia

    En educación como en todas las cosas debe ser premiado el esfuerzo y el trabajo, porque no puede ser lo mismo esforzarse que no hacerlo.
    Es verdad lo que dices de que hay que crear hábito con los deberes en casa.
    Un Abrazo :) .

  21. marga

    A inicios de año yo estaba reventada con los deberes, y me fui al colegio a decir que para eso les pago, que se lo enseñen ellas, que yo ni me acuerdo (omití decir cuánto odiaba yo los deberes y cómo me los saltaba cuando podía y se podía disimular sin alterar mis notas que siempre fueron buenas). La Directora me explicó que ninguna maestra dejaba deberes sobre temas no explicados y si era así que le avise. Me puse a mirar y era cierto. Lo que se pretende, dijo la Directora, es que los niños se acostumbren a tener un tiempo de estudio en casa.
    Me convencieron.
    Eso sí, los viernes nunca hay tareas (así les decimos), la única tarea que tienen es “have fun” (divertirse)… 😉

    1. admin Autor de la entrada

      ¡Es que yo creo que esa es la labor de los padres! Estar vigilantes de que los deberes sean acordes a la edad del niño y de conceptos que se hayan explicado en clase.
      Si se hace eso, se atajan dos aspectos: Por un lado ves si el niño está realmente entendiendo y poniendo atención en clase y por otro te aseguras de que el profesor no te quiere meter a tí la responsabilidad de “enseñarle” a tu hijo. Eso es fundamental.
      Besazo prima. 😀

  22. Piruja

    Hola dolega, estoy totalmente de acuerdo contigo, desde pequeños se debe enseñar y acostumbrar a los niños a hacer deberes aunque sean poquitos pero se les debe enseñar y así es una costumbre que van cogiendo para el día de mañana y que no pase como con tu hijo y muchísimos mas, yo me acuerdo que nosotros hacíamos deberes y caray no pasaba nada y no costaba hacerlos, esque ahora con las leyes que están sacando no vamos a poder decir a un niño ni hola por si acaso le molesta, pero es vergonzoso lo que se esta enseñando y la forma, yo tengo dos sobrinos, uno ya lleva tres años en la Universidad y el otro entra el año que viene, pero hace unos años salio la conversación y hablando de los Reyes Católicos ni sabían quien eran, lo mismo que Sevilla tampoco lo sabían y me contestaron que para que si no iban a ir nunca a la ciudad, para que te hagas una idea, y no te digo mas que me cabreo mucho:)
    Ya nos tienes impacientes para ver los cambios de nuevo look:)

    Besotes!!

    1. admin Autor de la entrada

      ¡¡jajajaja No te cabrees!! Que no merece la pena.
      Ese es el problema mayor, que para que no se note la deficiencia se le quita importancia al tema.
      ¿Y que más da saber eso si total, no lo voy a necesitar! Y eso es realmente triste para una sociedad.
      Besazo hermosa

  23. medranica

    Yo creo que se tenian que poner de acuerdo entre los profes, y mandar cada uno deberes dias diferentes.
    Cosa que nosotros intentamos con nuestros hijos en nuestro tiempo y no conseguimos.
    Aqui es siempre así o mucho o nada. Repartamos las tareas.
    Y deberes si pero con medida.

    1. admin Autor de la entrada

      ¡Exacto! Hay que repartir las tareas. No hay razón para que un niño de seis años esté toda la tarde haciendo deberes, no tiene lógica, igual que no tiene lógica que un niño en primero de bachillerato no pueda estudiar para tres exámenes en la misma semana. Es cuestión de entrenamiento, pocoa poco. 😀
      Besazo

  24. Sara M.

    Uy, Dolega, que tengo un problemón. A ver, si me corto, que me puede salir un comentario muuuuucho más largo que el post 😉
    En primer lugar, no entiendo que seamos el país europeo en el que antes (3 o 4 años) se empieza a machacar a los niños con “conocimientos”, vamos, teniendo libros y en muchos casos tareas, y que cuando terminan su formación, en 2º Bachillerato tengamos una posición tan malísima. ¿Qué se nos pierde por el camino?
    Por supuesto estoy a favor de los deberes. Pero es que hemos perdido el rumbo. El otro día comentábamos que, cuando nosotros éramos pequeños, hicimos tooooooodos los cuadernillos de Rubio de cuentas habidos y por haber. Si contabilizáramos el número de operaciones, seguro que los niños de hoy no llegaban ni a la décima parte de lo que nosotros hacíamos. Pero claro, ahora no puedes poner a un niño a hacer 20 cuentas, que se nos agobia. Sin embargo si puedes ponerle a hacer 10 actividades sobre un tema de Cono (maldito Cono, Naturales y Sociales, que vuelvan ya), “para profundizar en el tema”, cuando no tienen ni idea porque el correspondiente profesor no se lo ha machacado en clase.
    Y es que yo creo que en eso está gran parte de la diferencia. Recuerdo perfectamente ya en B.U.P., salir de clase con temas prácticamente sabidos, y ahora estos niños llegan a casa, y como decís por ahí tenemos que ejercer también de profesores.
    No sé, igual este padre gallego iba por otro lado, pero si a lo que se refería era a no hacer en casa el trabajo que la profesora no había hecho en clase, estoy totalmente de acuerdo con él (lo que no quita que en casa se REFUERCE, no que se estudie)
    ¿Se me ha entendido?

    1. admin Autor de la entrada

      Se te ha entendido perfectamente Sara.
      Yo lo que no entiendo es cómo demonios estamos los padres permitiendo esta degradación.
      Llegará un día en que nos demos cuenta que el mal es irreversible y entonces ¿que?
      Porque la generación perdida, perdida está, esa ya no va a volver a la escuela.
      Es triste.
      Besazo

  25. Zambullida

    Aprender cuesta, Dolega. Soy partidaria de la disciplina ( a mí tampoco me pusieron la mano encima, estudié también en un cole de monjas), de los deberes a partir de determinada edad pues los peques han de jugar y del esfuerzo. Con 14 años me levantaba el día del examen a las 5am a repasar. Es cierto que lo dejaba para los últimos días y que tenía, y sigo teniendo, un déficit de atención. Recuerdo que las faltas de ortografía estaban prohibidas… Entonces estábamos a la cabeza de Europa educativamente hablando y si alguien se hacía un curso en el extranjero, superaba a los nativos con creces ¡Qué tiempos aquellos!

    1. admin Autor de la entrada

      Totalmente de acuerdo Zambullida. Hoy en día ves, lees y escuchas cada cosa que no puedes creerlo.
      El problema es que para quitarle importancia a la situación, quieren hacer ver que no es tan grave, que hay que implementar nuevos métodos y me parece muy bien la innovación, pero cuando te los explican ves que el fin es simplemente no estudiar…
      Besazo

  26. Inma

    Como han dicho por ahí, todo en su medida. Yo tenía una vecinita hasta hace poco, que en primero de primaria a veces se ha quedado hasta las 11.00 haciendo deberes….y eso es intolerable.
    Luego el reto para nosotros, los padres, es que sean independientes a la hora de hacer los deberes. Que se les puede ayudar, pero no hacerles los deberes ni quedarse mirando mientras los hacen.
    Un día escribiré un post sobre mi hijo y sus deberes…un caso. Terminamos los padres enviandonos los deberes por wassap porque se los olvidan a veces en clase…un show.

    1. admin Autor de la entrada

      Tienese toda la razón, esto yo creo que se ha desmadrado de tal forma que veo padres haciendo trabajos y buscando deberes y eso no es. Si los deberes no los puede hacer solo el niño, es que los deberes fallan.
      Besazo

  27. sunsi

    Hola, Dolega. Te leo con frecuencia, pero es la primera vez que comento en tu blog. No me he podido resistir. Tema controvertido. Lo has tratado con mucho acierto. A estas alturas , con la pequeña en 2º de bachillerato, las he visto de todos los colores.

    Me parece que en el primer ciclo de Primaria los deberes deberían ceñirse a lecturas agradables y a contar. Son los dos pilares. Los deberes-deberes a partir de tercero y poco a poco. A estas edades también tienen que jugar o ir a ver a la abuelita que está enferma… No es un decir. A mis ciudadanos les habían llegado poner un cero por una razón como esta ¡a los 7 o 8 años!

    La base de las tareas deberían ir siempre en relación con lo explicado en clase para reforzar los conocimientos. Si no, pasa lo que casi todos han comentado: los padres se convierten en profes particulares hasta donde alcanza lo que recuerdan de su etapa escolar. Al principio pensaba que eran mis hijos los que no se enteraban; luego descubrí que muchos ejercicios se correspondían a materia que ni se había mencionado. Si no los ayudaba, malo porque se perdían; si los ayudaba, malo también porque no aprendían a desenvolverse solos…

    He sido profe muchos años. Sé que la mayoría de los profesionales de la educación hacen lo que pueden y ahora mismo están mareados con tanto cambio, con normativas que apenas duran dos años, asignaturas nuevas.De todas formas hay que hacer un esfuerzo para inculcar la cultura del esfuerzo sin asfixiar, en cada nivel lo que se debe exigir. Si no, el fracaso llega por falta de recursos y trabajo personales .

    Perdona que me haya extendido tanto, dolega. Un abrazo.

    1. admin Autor de la entrada

      En este blog no se permite pedir perdón por escribir. 😀
      Tienes toda la razón. El equilibrio en este tema es complicado y creo que es casi todos los sitios pasa lo mismo, pero tenemos que pensar que la educación es lo más importante que tenemos como sociedad.
      Si tenemos una sociedad deficitariamente educada, es muy difícil salir adelante como país y creo que le estamos dando poca importancia a este asunto.
      Totalmente de acuerdo en que los deberes debn de ser de acuerdo a la edad y no deben de estar destinados a aprender, sino a reforzar y practicar lo que se ha estudiado en clase.
      Besazo y ¡Bienvenida!

  28. Mami de una Monita

    Hola Dolega!!!, por fin te puedo devolver la visita y de paso quedarme por éstos lados. Ya sabes que fue todo un placer poder conocerte y disfrutar de aquella entretenida tarde en Madrid.
    El tema me llega justo al hueso. Monita llega a veces con muy pocas tareas o deberes y en verdad, yo coincido contigo, en que iniciando la enseñanza, se debe desarrollar el hábito del estudio y la responsabilidad. Ahora, con el traslado al colegio nuevo, veremos como será la cosa, pero de verdad espero que le envíen aquellas tareas que ella pueda deasarrollar por si misma y que sea de manera diaria, para que coprenda que es indispensable trabajar todos los días en casa.
    Un abrazo enorme ;)!

    1. admin Autor de la entrada

      ¡¡Hola preciosa!! Lo mismo digo. Me encantó conocerlos y ver la hermosa familia que son.
      Espero que la mudanza haya ido bien y veo que también allá es tema de preocupación.
      Me pregunto sino estaremos dejando de cuidar uno de los aspectos más importantes de nuestra sociedad, la enseñanza y la educación. :(
      Besazo

  29. Babunita

    Nosotros, los más moderno, puestos a ser los más modernos, allá por los ’80 del pasado siglo, y habiéndose demostrado el fracaso absoluto de la “pedagogía” en prácticamente toda Europa dejamos que esta se apoderase de las aulas, y alegremente se cambió todo un vergel de catedráticos de enseñanza secundaria preparadísimos para esta labor por una rebaño de pedagogos, en la primaria, más de los mismo ¿sabe que si se fía Vd de los colegios no se les enseña a leer hasta pasados los seis años? El sobrino de mamy con 10 años, ha empezado a poder leer ahora libros que mamy leía solita con 6 ó 7, claro que mamy no dice ni mu porque los paters son muy de pedagogía… ¡¡qué penita nos da el primo!!

    1. admin Autor de la entrada

      Totalmente de acuerdo Babunita. Pasamos de un extremo a otro en movimientos pendulares sin ningún sentido.
      Lo de leer a los seis años ya lo experimenté con el Niño. Lo enseñé a leer a los cuatro años porque me parecía una verguenza que un niño hasta los seis años no supiera leer.
      Besazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.