Colores

colores

En la puesta al día de mis blogs amigos, leía en casa de Pater un post sobre la diferente percepción de los colores que tenemos las mujeres y los hombres.

En ese momento me acordé de una anécdota de colores.

Cuando compramos nuestra primera casa, un piso en la sierra de Madrid, lo primero que planeé casi antes de mudarme fue quitar el blanco de las paredes de nuestra habitación.

Ya me había encargado de traerme de Londres los metros necesarios de tela para hacerme los estores al más puro estilo Laura Ashley ochentero.

La tela tenía pequeñas flores en rosa vieja, sobre un fondo de hojas en verde lima; así que decidí que el rosa palo era el color que tendría la habitación tan pronto encontrara a un pintor.

El Consorte decía que lo mejor era el blanco, que me cansaría de colores muy definidos y que lo mejor de todo es que el blanco iba con todo. Vamos que era sencillo, básico, simple, sin complicaciones.

Por supuesto la recién estrenada propietaria no estaba dispuesta a optar por algo sencillo, básico, simple…

-Rosa palo, no se hable más.

Además con las puertas de espejos del armario empotrado el rosa luciría en todo su esplendor y los estores le darían a la habitación ese aire Victoriano que tanto me gustaba de la diseñadora inglesa.

-Vale, pues en verano nos ponemos y la pintamos del color que quieras.

El Consorte diciéndole a una niña impaciente “te compraré el caramelo la semana que viene…” ¡Si hombre, ahí me voy yo a esperar hasta el verano!

-Ahh ok. Pues lo dejamos para el verano.

Dolega mira la agenda. El Consorte se marcha la semana siguiente a Alemania. A este paso lo harán hijo adoptivo de Ulm. Pueblo que según él solo tiene de atractivo, la torre de la iglesia y que allí nació Albert Einstein. Por lo demás un pueblo con un frío del carajo once meses al año, pero su oficina la mayor parte del tiempo.

Bien, operación pintura para la semana siguiente. ¡Decidido!

El tema se planeo cuidadosamente para que el lunes por una puerta saliera el Consorte con su maleta, que simplemente con verla en Lufthansa te daban un upgrade (auténtico) y por la otra entrara el pintor.

Cuando llegué por la tarde después de recoger a los niños del colegio escuché un ruido en casa como si un barco de vapor estuviera atracando en mi salón. Era como un sonido infernal que venía del fondo del pasillo.

 

Me fui corriendo a la habitación a ver cómo iba la cosa y después de aporrear la puerta cerrada con pestillo y dar media docena de gritos, el ruido cesó y escuché la voz del pintor desde dentro diciéndome que en ese momento no me podía abrir, que tendría que esperar a que terminara, así que fui a consumir mi curiosidad a la cocina y a dar de merendar a los niños.

Como a los quince minutos, entra en la cocina un ser como sacado de la tomatina de Buñol; Era el pintor.

Un desasosiego empezó a recorrerme el cuerpo. Aquel hombre estaba de un rojo indefinido de la cabeza a los pies así que la habitación como que no estaría rosa palo y no quería pensar como habría utilizado el rodillo para ponerse así de pintura. Me imaginé los espejos del armario empotrado como para filmar la matanza de Texas.

Corrí hacia la habitación y allí me presentaron una máquina desconocida por mí, hasta ese momento.

La máquina de gotelé.

Yo toda la vida de Dios había visto pintar con brocha ó con rodillo. Jamás había visto pintar con algo que hiciera tantísimo ruido y que ensuciara tanto.

Mi corazón se tranquilizó cuando vi que estaba todo cuidadosamente tapado con papel marrón. El armario, los rodapiés, las ventana la lámpara del techo, el suelo…

Pero cuando mis ojos recorrieron las paredes un escalofrío sacudió mi espina dorsal.

-¡Oiga, pero este no es el color que elegí!

-Si señora, lo que pasa es que está húmedo y con la luz artificial parece otra cosa. No se preocupe que en cuanto se seque ya verá que es el color que usted escogió. ¡Un rosa palo, vamos!

Yo el único palo que veía era el que me imaginaba partiéndole en las costillas a aquel inútil.

El rosa palo había sido cambiado por el rojo tanga puticlub.

-Bueno pues yo recojo y me marcho.

-Usted se marchará, pero no espere cobrar hasta que esta habitación no esté rosa palo ¡Rosa palo! Y no roja como está ahora mismo.

-No se preocupe, que ya verá que cuando se seque cambia mucho y sino yo vengo y le pinto la habitación las veces que haga falta hasta que usted se quede contenta. Pero primero déjela secar. Ahora le voy a dejar abierta la ventana para que se vaya secando.

Dolega durmió esa noche en la habitación con la Niña y cuando se levantó y se fue a duchar al cuarto de baño de su habitación, se acordó de todos los muertos de pintor.

-¿Mami, porqué han pintado tu habitación de rojo?

-Porque el pintor es un inútil y no se sabe los colores, cariño. Yo la quería rosa y mira…

-Está roja

-Si hijo, está totalmente roja.

¡Joder, si hasta un niño de cuatro años veía que aquello era rojo!

Llegó el miércoles y la habitación pasó de rojo tanga puticlub a fucsia tanga puticlub barato.

-Oiga esto no ha cambiado sustancialmente. Sigue estando rojo así que tiene que venir hoy mismo y dejarlo rosa palo, el deseado rosa palo que no he visto hasta ahora.

-De acuerdo señora no se preocupe, el Sábado estoy allí y lo dejamos como usted quiera.

-¿El sábado? ¡De eso nada! Mi marido viene mañana y como vea la habitación de este color ¡Me echa de casa!

-Pues antes me es imposible. Yo el sábado estoy allí a primera hora, no se preocupe.

Que no me preocupara decía aquel insensato. ¡Dios! No quería pensar lo que me esperaba en los próximos días.

Esa noche, como penitencia, me fui a dormir a la habitación ROJA. Me acosté, me tapé con el edredón y veía mi cuerpo reflejado en el espejo del armario y pensaba que con unas cuantas velas podía montar un aquelarre de lo más aparente.

En cuanto escucharon el llavín de la puerta los amantes hijos de su padre salieron corriendo chillando como locos

-¡Papi, papi Mamá ha pintado vuestra habitación de rojo!

¿Qué me has traído?

¡Encima de chivatos, interesados!

-¡¡Waaaaoooooo!! ¿Cuándo nos llega la cama vibradora en forma de corazón? ¡No, no me digas qué me vas a bailar esta noche. Quiero que sea una sorpresa!

-¡Vete a la mierda!

-Niños, la habitación NO es roja. Es “rosa palo pasión”…

Y así hasta el verano que la pintamos de blanco.

El pintor desapareció. No cobró, pero me hizo pasar unos meses de muy mala leche.

 

 

 

Etiquetado en: , ,

57 pensamientos en “Colores

  1. Pingback: Bitacoras.com

    1. Dolega Autor de la entrada

      ¡Pero un chapuzas con mayúculas! Tenías que ver el color. Estuve tres meses casi sin dormir por nometer otra vez la máquina infernal en la casa. 😀
      Besazo

    1. Dolega Autor de la entrada

      Pues yo creo que por aquí también adolecemos un poco de lo mismo 😀
      El pintor para meterlo en una caja y enviarlo a siberia 😛
      Besazo

  2. Yeste Lima

    Yo le hubiera cogido de los cataplines hasta que su cara se hubiera puesto “rosa palo pasión”, menos mal que no volvió, seguro que imaginó lo que podria pasarle.

    Yo jamás he tenido las paredes de mi casa en blanco, para mí ha siginificado siempre tristeza, simpleza y aburrimiento. He pasado por tener, a lo largo de todos estos años, cinco colores distintos en las paredes, primero fue color café clarito, después mostaza, luego rosa del que tú dices palo, el penúltimo un gris terroso precioso, del que he dejado unas cuantas paredes e imagínate del que he puesto las demás…. tres tonos en el salón, dos en los dormitorios…soy así, ¿qué le amos a hacer? La vida es de colores, que gris y negra es “mu” fea.

    Besos apretaos.

    P.D. He ido de compras…me he comprao dos fulares más chuuuulos…

    1. Dolega Autor de la entrada

      Yo ahora no tengo problema porque como la casa es toooooda de madera, color madera pues no hay que pensar en colores. Solo barniz a poro abierto y listo. 😛
      Ya te he visto hermosa, el lunes te sale. 😀
      Besazo y ¡Gracias!

      1. Yeste Lima

        ¡¡Jo, qué envidia! Con lo que me gustan a mí las casas de madera y encima da poco trabajo, tienes suerte de no tener que elegir colores y de no soportar pintores atontaos.

        Besos.

  3. una mama practica

    ¿y aguantaste hasta el verano durmiendo con el rojo palo pasión? yo lo liquido… Pero que percibimos los colores diferentes, lo tengo comprobadisimo. Cada vez que le digo que vista a la niña, y luego veo el resultado, en fin :) ¡Buen fin de semana!

    1. Dolega Autor de la entrada

      ¡Fueron dos ó tres meses terribles! Todo el día con el vacile del “rosa palo pasión”
      Totalmente de acuerdo con lo de los colores. De recien casados estuve reclamando un pantalón beige en la tintorería que él decía que le faltaba y resultó que ¡era verde! Y claro en el tinte buscaban y nada y nada…hasta que fue él y se metió para adentro y cuando lo encontró, las chicas del tinte y yo nos mirábamos porque todas lo veíamos verde 😛
      Besazo

  4. Mamá de una monita

    Dolega, Dolega, Dolega querida…. No se como me extraño, de que te pasara ésta (divertida-penosa- cruel-como de broma de mal gusto-no se que más decir…) anécdota!!!, si luego de leer la de tus bragas de Victoria Secret expuestas a un público indefinido, al caer a un riachuelo…, todo resulta poco, en verdad jejeje.
    Yo que tu, lo hubiera perseguirlo hasta su casa, para que te pintara el cuarto, del rosa palo famoso… y si no, pues lo pintaba yo misma…, que no hubiera aguantado pasar un verano completo, con ese color en la habitación de la pasión…, al más puro estilo motel de dudosa categoría… Imagino la cara de tu marido al verlo…
    Un beso guapa, que me encantan tus historias!!! 😉

    1. Dolega Autor de la entrada

      Al final lo pintamos nosotros en el verano con rodillo y de blanco. Lo de la máquina infernal de pintar no te puedes imaginar como es. Ahora ya está muy poco de moda pero en aquella época todos los pintores la usaban y mezclaban en ella los colores. 😛
      Besazo

  5. Manolo

    Me figuro el Berrinche.
    A mi me ocurrió con la encimera de la cocina.
    me enseñaron unas muestras de la piedra que me iban a poner, elegimos una de vetas verdes y nos dijeron , que al cortar podría variar algo el color.
    No, no varió algo, es que no se parecía en nada.

    manolo

  6. Covadonga

    jajajajajajajaajjaaja me imagino el mal rato que pasaste viendo tu habitación rosa palo convertida en habitación rojo puticlub jajjajajajajajajaa
    Pero es que ya sabes que los hombres son básicos y primarios y no saben distinguir los matices de los colores, es marrón, rojo, blanco o negro.
    Besinoss

    1. Dolega Autor de la entrada

      ¡No te lo puedes imaginar! Cuando entre y ví el color quería morirme. Pero cuando me metí en la cama y me acosté y veía reflejadas las paredes en los espejos del armario ya me entraba la risa floja. 😛
      Besazo

  7. Pilar

    Dolega, queda patente lo mal que lo pasaste con el dichoso color, pero tu arte para relatar es tan bueno que consigues que los que te seguimos lo pasemos estupendamente leyéndote.
    Besos

  8. Nieves

    Jajajajaja Y encima te lo pintaron al gotelé? Pero tu no has visto a Manolo y Benito? Como se te ocurre dejar a un pintor solo en la casa a su libre albedrio? jajajajaja Me imagino la cara de ilusión de tu media naranja, esperando el stipteasse (¿se escribe así?)nocturno jejeje me parto!
    Besos desde mi infierno!

    1. Dolega Autor de la entrada

      Ay Nieves el cachondeo duró meses. Llegó un momento en que me entraban ganas de coger el rodillo y ponerme a pintar por las noches :mrgreen:
      Besazo

  9. madreymas

    Pero vamos a ver, alma de cántaro…¿en ningún momento enseñaste a los pintores el tono que querías? ¿Te limitaste a decirles rosa palo? No te creía tan ingenua!!!!

    Definitvamente, el Consorte es un Santo. San Consorte, a partir de ahora…

    1. Dolega Autor de la entrada

      Pues como siete veces creo recordar… 😀
      Me presentó una gama de colores digna del pintor de la capilla sixtina, para al final poner el que le dió la gana a él. 😀
      Besazo
      PD: Y de santo nada, que él también ha hecho sus pifias 😛

  10. Bypils

    Quiero irme a vivir a tu casa!! 😉
    El buen humor , trasciende el matiz del rosa…
    Yo he pasado varias fases: colores-blanco-colores-blanco-colores-blanco…Y, ahora, estoy en el blanco y voy a pintar y ya empiezo a dudar…siempre han sido colores suaves ( menos la cocina, que una temporada fue marrón chocolate…) Mmmmm, ahora que lo pienso, quedaba muy bien…;-)
    Besazo.

    1. Dolega Autor de la entrada

      Yo también he pasado fases de colorines y blancos virginales. Una vez puse una habitación con una pared de cada tono en salmón y la gente decía que era como fumarse un porro ajajajajjajaja.
      Besazo

  11. Dessjuest

    Pues rojo putetxe tampoco me parece color feo, debe ser de esos colores que fomentan el roce y el cariño, no sé.

    De todas maneras yo con el consorte, blanco, los colores acaban pasando de moda, el blanco permanece ahí para siempre, y ojo, SIN GOTELÉ por dios, si yo lo primero que hice fue precisamente quitar el dichoso gotelé 😀

    1. Dolega Autor de la entrada

      Sí claro, mira el lider de masas.
      ¡En los años ochenta en este pais NADIE pintaba en liso!. Por lo menos yo no encontré ningún pintor que lo hiciera. Te metían en casa esas máqinas infernales y se liaban a esparcir pintura con la pistolita de marras y listo.
      Hoy a nadie se le ocurriría dar gotelé a las paredes pero en aquella época era terribe el monopolio. :mrgreen:
      Besazo Maestro

  12. Piruja

    Hola dolega, jajaja rosa pasión que bueno jajaja, desde luego hay cada uno por hay que se las trae y encima van de profesionales, no me quiero imaginar el cachondeo que se llevaría el consorte en ese tiempo jajaja, los niños me han recordado a una de mis hermanas, que en cuanto llegaba mi padre salia corriendo a darle el “parte” del día jeje

    Besotes!!

  13. Mi Álter Ego

    Pues mi sueño es pintar toda la casa de colorines, pero el churri se resiste poniendo como mil excusas… Vista la experiencia con el pintor, ya no sé si tengo tantas ganas de animarme al cambio y, oye, es cierto que el blanco pega con todo…

    Por cierto, odio el gotelé.

    Besotes!!!

    1. Dolega Autor de la entrada

      Pues no te digo yo lo que odio el gotelé, pero en aquellos años (80) en este pais hablabas de paredes lisas pintadas y el pintor ponía los ojos en blanco y no había forma. 😀
      Besazo

  14. inmagina

    Jaja, de rosa palo a rojo tanga puticlub, casi lo mismo jaja, tu dormitorio bucólico y romántico convertido en un lupanar.
    Al menos a ti te lo pintaron de alguna manera. Acabo de recordar que con la excusa de los calores empezamos a pintar en mayo o junio, y se pintó el comedor y el dormitorio, el resto ahí está, cuando terminemos hay que empezar de nuevo por el comedor, nos va a caducar hasta la pintura. Voy a echar bronca! Luego vuelvo.
    Besos

  15. DESmadreando

    Lo que no sabías es que el padre de familia había pagado ¡conociéndote! anticipadamente para que fuese rojo porque odia el palo rosa y así convencerte del blanco….Ay Dolega pareces nueva 😛 un besote desmadroso

  16. paterfamilias

    Querida Dolega, no te hacía tan tiquismiquis. Ya me dirás tú la diferencia tan grande que hay entre un rosa palo y ese color que con todo el cariño te puso ese pintor. Rosa palo, rosa palo … ¡Nadie normal sabe qué color es ese! Una cosa es el rosa y otra (si existiera) el color “palo”, aunque, claro, vosotras que sois capaces de llamar a un color camel, a otro visón y a otro topo (hasta el ordenador me los subraya, señal inequívoca de que es un error), diréis que es auténtico.

    Si es que … 😉

  17. Sara M.

    Si es que definitivamente, el concepto de los colores nuestro y el de los pintores, distan mucho. Como cuando les dices tal color, y te sueltan el, “señora, que luego eso sube mucho (no es el caso del tuyo, hay que reconocer que ese iba a la inversa), y lo va a ver usted muy oscuro”. Y las primeras veces picas, porque te asustas de no acertar; a partir de la sexta ya te peleas con ellos con una decisión inapelable 😉

    1. Dolega Autor de la entrada

      ¡Pues no veas los dias que estuve con él decidiendo el tono de rosa! Para que al final lo pintara dle color que le diera la gana a él. jajajajja
      Besazo

  18. Inma

    Pero que pintor más impresentable, hay que fastidiarse.
    Pero su falta de profesionalidad nos ha hecho pasar a todos un rato buenísimo.
    Gran anécdota…rosa palo, qué palo de rosa

  19. Analogías

    Noooooooooooooooooooo, nooooooooooooooooo, por Dios! No me hagas ésto! Ahora que estoy empezando a recuperarme del shock de mi obra con el “fontanero maldito”; después de pintar la “habitación del moho”, la cuál necesito 2 meses para dejar de ser un cría-hongos, vas tú y me haces recaer!!!!
    – Piiiiii, piiiiiiiiiiiiii,piiiiiiiiiiiiiiii!!! Desfibrilador!!! La perdemos! la perdemos!
    – ¡10 miligramos de adrenalina justo aquí en el corazón!
    – Un, dos, tres…¡zas!
    – ¡No responde!
    – Un, dos, tes…¡zas!
    – Piiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii……………………………………………………………………

    (Descanse en paz Analogías. Muerta por rememorar un episodio espeluznate del cuál no pudo nunca recuperarse).

  20. Emy Tecuento

    ¡Una verdad como un templo!!!, ellos no entienden de matices, creo que solo se conocen los básicos de toda la vida y ni siquiera podrían nombrarte una caja de Plastidecores de 24!!, jejejeje
    Un pintor convenció mis padres de ponerle purpurina sobre la pintura al recibidor, jajaja, no quiero ni recordar aquello!!!
    Muchos besitos, ¡que buen ratico!! 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.