Alimmenta-Adelgazar de forma inteligente

Como todos ustedes saben, hace cuatro años que no fumo.

La ausencia de humo en mis pulmones se tradujo en veinte kilos adicionales a mi peso normal.

Al principio la cosa iba genial, yo siempre he sido muy pero que muy delgada, así que aumentar unos kilitos le venía muy bien a mi aspecto físico, pero el tema se empezó a desmadrar y pasamos de unos kilos saludables a kilos de sobrepeso. Si a eso le sumamos el titanio que tiene mi espalda, se convirtieron en kilos peligrosos, así que decidí hacer ejercicio y me apunté al gimnasio.

Allí hago ejercicio y nos echamos unas risas todos, pero adelgazar no adelgazo así que empecé a pensar en métodos complementarios.

Tengo claras una serie de premisas básicas.

No quiero ningún tipo de medicamentos, ni complementos alimenticios ni pastillas ni nada parecido.

No quiero dietas que me  hagan pasar hambre, me pongan de mal humor y me obliguen pensar “Qué ganas tengo de terminar de hacer dieta para comer lo que me gusta”

Quiero un método que básicamente me eduque en hábitos de alimentación saludables, ya que al no tener problemas de peso en el pasado, mi manera de comer no es mala, pero no es realmente equilibrada. Siempre he comido lo que he querido sin ponerme a mirar ni sus calorías ni su calidad nutricional.

Quiero que mi nueva forma de alimentarme contemple las necesidades específicas de mi edad y sexo, porque no tiene nada que ver la alimentación de un adolescente, que la de una persona mayor. Cada uno tiene necesidades específicas.

No tengo ninguna prisa por adelgazar. La “operación bikini” puede esperar, además el Consorte se pasa el día diciendo que ya era hora que hubiera donde agarrar, pero no quiero el efecto rebote, tan frustrante para toda persona que está en el tema de perder peso.

Con mis conceptos claros, me dispongo a meterme en “el mundo del adelgazamiento”.

Me encuentro de todo, desde métodos creíbles, hasta el inigualable “Pierda 25 kilos en una semana con la dieta del bacon”.

Imagino que la dieta debe ser simple: chupar una foto plastificada de un paquete de bacon, eso sí, todas las veces que uno quiera.

Ando yo en mi laberinto de kilos cuando me proponen hacer una entrada sobre un centro de adelgazamiento.

Siempre que me hacen este tipo de ofrecimientos, antes de aceptar nada, tengo que ver de qué va, así que me pongo a investigar el tema, me voy a su web y de esta forma descubro Alimmenta, un portal de nutrición que no solo se ocupa del control de peso, es mucho más.

Lo primero que me llama la atención, es que puedes encontrar el currículum de todo el equipo en la web y eso me da confianza, porque lo de “dilatada experiencia en el mundo de la nutrición” también tiene la Niña, que ejerce como nadie su deporte favorito, pero hay que reconocer que no es una profesional del ramo…

Veo que el elenco de profesionales es muy completo y abordan de una forma integral el tema de la alimentación, desde el control de peso hasta los trastornos alimenticios.

Sigo paseando por la web, que más bien es todo un portal dedicado a la nutrición y lo que voy leyendo ¡me gusta!

Tener un peso correcto es ante todo una cuestión de salud, además de estética y de esa manera debería tratarse siempre.

Han editado un libro llamado “La dieta inteligente” y se puede descargar el primer capítulo aquí.

Lo he leído y su enfoque es sencillo, coherente y no prometen milagros y eso aunque parezca mentira, no es lo usual en este mundillo de las dietas.

Cuentan con nutricionista online para todos aquellos que no estemos en Barcelona, que es donde tiene su sede y además ahora tienen un 40% de descuento en la primera consulta.

¡Toda una tentación para aquellos que necesitamos que nos echen una mano para bajar esos kilos de más!

Darse una vuelta por Alimmenta, merece la pena

 

 

 

 

 

 

 

 

49 pensamientos en “Alimmenta-Adelgazar de forma inteligente

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Inma

    Hola Dolega, ¿te vas a apuntar? ¿la vas a hacer?
    El que te hagan un seguimiento tiene de bueno que para que no te “regañen” la vas cumpliendo. Ya nos contarás. Todo sea por la espalda, la verdad, más que por la estética.

    1. Dolega Autor de la entrada

      ¡Tienes toda la razón! El hecho de que te estén supervisando hace que te cortes mucho a la hora de comer. No quieres ver a tu nutricionista “decepcionada” con tu comportamiento. 😛
      Besazo

  3. Yeste Lima

    Desde luego, merece la pena ponerse en buenas manos profesionales, hay que tener siempre constancia y proposición de hacer algunos sacrificios, aguantarse las ganas de algunas delicias en los primeros días y ¡voilá! el estómago y el cuerpo con sus negatividades se van rindiendo a las buenas costumbres y no echa de menos los muchos gramos que antes le entraba, además de que el buen humor te va invadiendo y las ganas de seguir perdiendo peso.

    ¡¡ADELANTE VALIENTE!!

    Besos apretaos.

  4. Mamá de una Monita

    Dolega, lo mejor es hacer la dieta con el apoyo del nutricionista que te evalúa y ser bastante consecuente con tus propósitos finales. Cambiando los hábitos alimenticios negativos, por otros más saludables, ufff, se logran unos cambios maravillosos, pero todo va en lo que uno espera, que la idea tampoco es dejar para siempre los gustitos ricos de la vida, que vamos, comer es un placer o no???. Yo también debo comenzar con una dieta, pero bueno, reconozco que ahora a mi organismo le cuesta mucho más bajar de peso…
    Mucha suerte, todo sea por mejorar tu salud!. Ya nos contarás como te va…

    1. Dolega Autor de la entrada

      Es que la educación en hábitos saludables es fundamental, sino no sirve de nada.
      Creo que cuando adquieres buenos hábitos, luego puedes mantener un peso sin grandes esfuerzos, mi problema es que yo era un palo y comía o que quería, pero ahora Noooooo 😀
      Besazo

  5. Mi Álter Ego

    Lo de la dieta del bacon me ha hecho una gracia tremenda. Yo es que siempre flipo con esas dietas donde pierdes un montón de kilos en poquísimo tiempo y comiendo lo que quieres. Leñe, eso es lo que hacemos todos. Si funcionara estaríamos todos como sílfides.

    Pues tiene pinta de ser una propuesta muy interesante. A lo mejor le echo un ojo porque no es que esté planteándome hacer dieta pero sí debo reconocer que tengo unos hábitos alimentarios bastante reguleros.

    Besotes!!!

    1. Dolega Autor de la entrada

      La verdad es que tiene buena pinta y pienso lo mismo que tú, muchas veces lo que necesitamos es una reeducación en la forma de alimentarnos, porque creo que estamos demasidado “bien comidos” 😀
      Besazo

  6. Piruja

    Hola dolega, si que tiene muy buena pinta la pagina, pero eso de que no este en la misma ciudad que vives no me gusta, si ya de esa forma nos saltamos la dieta imagina asi:), yo he probado muchísimas y todas bajo control medico y si que funcionan, la que no funciona soy yo que cuando veo que estoy perdiendo empiezo a saltármela, para que veas que taruga soy, ahora estaba llevando una muy buena y comías mucho la verdad y me iba muy bien pero al estar en el paro los medios económicos… pues eso que la tienes que dejar, espero que tengas mucha suerte con la dieta si la haces pero yo personalmente iría a un experto en nutrición de mi misma ciudad, pienso que es mucho mejor y donde estas tu debes tener a cientos:), pero sobre todo no te comas el coco por eso y por la bascula es lo mejor de todo:), suerte.

    Besotes!!

    1. Dolega Autor de la entrada

      En mi caso, lo cierto es que es una ventaja. Yo vivo a 60 Kms de Madrid y me da una pereza horrible lo de tener que bajar una vez a la semana a una consulta, adermás la técnica ¡tiene que trabajar para nosotros! 😀
      Todavía estoy en fase de estudio, veremos qué hago.
      Besazo

    1. Dolega Autor de la entrada

      Hoy poniendo los links los he vuelto a leer y la verdad es que me acordaba de aquellos días y me partía yo sola de risa. :mrgreen:
      Y el caso es que no las he vuelto a ver y es una pena. 😀
      Besazo

  7. Genín

    Yo lo tengo verdaderamente fatal de la muerte, como dices, pasar hambre, ni de vaina, como vivo solo y no hay quien me lleve la contraria, hago lo que me da la gana, mientras era joven a mi 1,80 le podía meter de todo que no engordaba, pero ahora veo una foto de algo sabroso y engordo, sin embargo por salud me tengo que poner serio, ya estoy en 103 y como son repartidos no se nota mucho, pero yo si lo noto, sobre todo al tiempo de caminar mi hora diaria, por otro lado odio cocinar, tampoco me gusta planificar y comprar comida, casi todo lo supedito a que me aguante 10 días que es cuando bajo al Mercadona, y lo tengo dominao, incluso la fruta que es lo que antes madura y se pone mala, así que la comida tiene que ser sencilla, el congelador es muy socorrido, pero el problema mas grande…¿Como decir que no a las invitaciones frecuentes de las parrillas de mis vecinos?
    Es terrible.
    Le echaré un vistazo a la web.
    Besos y salud

    1. Dolega Autor de la entrada

      jajajaj Bueno, si yo tuviera unos vecinos que me invitaran a barbacoas, directamente acababa rodando calle abajo :mrgreen:
      Besazo

  8. Toro Salvaje

    Esta noche, como cada viernes:

    3 raciones de caracolillos de mar (apenas engordan)
    1 patitas de calamar con salsa mixta (bomba calórica)
    1 patatas bravos con salsa mixta (bomba calórica)
    2 jarras de cerveza de medio litro cada una (exquisitas)
    y después alguna copa por la noche… o algunas.

    Mañana sauna purificadora para reparar los pecados y natación.

    Mi web se llama ToroSalvajePásaloBien.com

    😛

    Besos.

    1. Dolega Autor de la entrada

      ¡Como extraño la natación Toro, no te haces una idea pero me es imposible ir porque me pongo mala a morir con el tema del cloro.
      Una pena porque para mí nadar es relajación total.
      Me apunto la dieta :mrgreen:
      Besazo

  9. Esperanza

    Ufff…. si… yo engordé unos cuantos kilos tambien cuando dejé de fumar… y acostumbrada a haber comido siempre lo que me dio la gana porque he sido siempre delgada, lo pase fatal, fatal… pero al final, controlandome un poco y dejando de picotear (para sustituir el cigarrito…) lo conseguí, y he vuelto a recuperar mi peso de siempre.
    Animo!! tu puedes!!

  10. María José - Honey and Figs

    Ahora me pasaré por la página a ver qué pinta tiene. Pero desde mi humilde posición de boticaria, te recomiendo (aunque veo que lo tienes claro) que no tomes nada de medicación (esto en mi pueblo se llama tirar piedras a su propio tejado…), y que el truco está en cambiar los hábitos alimenticios para siempre, no en hacer una dieta puntual y después volver a lo de siempre. Que eso no significa que nunca te puedas dar un capricho, pero con conocimiento, que todos sabemos lo que engorda y lo que no.
    Siguiendo esta premisa, y cambiando mi absoluto sedentarismo por media horita de ejercicio diario, yo perdí en unos 9 meses 24 kilos, y aún no los he recuperado, ni tengo intención de hacerlo, porque me encuentro muchísimo mejor.
    Ah! Y me sigo tomando mis cervecitas, mi vinito, hago barbacoas (eso sí, como pollo o lomo, la panceta la restrinjo….) y como verás en el blog, también como dulces, con moderación.
    Así que después de este rollo que te he metido, te animas y tienes alguna duda, no dudes en enviarme un correo.
    Besazo, guapa.

    1. Dolega Autor de la entrada

      Sí, si yo la teoría la tengo muy clara, el problema viene con la práctica. 😀
      Gracias por tu ofrecimiento guapa.
      Besazo

  11. inmagina

    Yo a lo tonto a lo tonto, he puesto cuatro kilos, que desenfocan totalmente la imagen de mi misma que me gusta tener.
    En mi caso creo que tiene que ver ya con cuestiones hormonales, premenopausias y leches, y estoy muy cabreada. Le he echado un vistazo por encima a la página, te comento y sigo con ella, que me interesa.
    Desde luego me da confianza que no prometan milagros, ni rapidez, y ya te digo, así por encima veo que tienen en cuenta que no a todos nos engordan las mismas cosas, y ese es un punto importante.
    Besitos. Dile a la niña que la dieta de chuches no funciona.

    1. Dolega Autor de la entrada

      jajajaja Eso ya se lo he dicho mil veces pero ella insiste en que los yogures adelgazan. Que es cuestión de comer muchos :mrgreen:
      Besazo

  12. Antonio

    Fantástico post dolega me ha encantado la verdad. Estoy totalmente de acuerdo contigo a la hora de adelgazar hay que evitar tomar cualquier tipo de cosas porque al final no surten efecto y pueden ser contraproducentes para conseguir tu objetivo. Me he dado un paseo por el portal y parece muy interesante y muy útil. Lo recomendaré a mis conocidos.
    Gracias!!

  13. Juanito

    Ánimo dolega!!!! Tienes que ponerte las pilas y adelgazar que ya estamos en verano!!!! Y a ver si convences también al Consorte para que se anime y así tienes a alguien que te ayude. Me voy a echar un vistazo al libro que mencionas arriba que parece super interesante!!!

  14. Dessjuest

    Yo sigo pensando que donde esté la del cucurucho se quite el resto, la del bacon ojo, no tiene mala pinta tampoco, aunque generaría ansiedad.

    Di que pos suerte o desgracia de momento no me hacen falta dietas, suerte con la tuya querida.

    1. Dolega Autor de la entrada

      ¿Y cual es la del cucurucho? NOOOOOOOO Mejor déjalo Maestro, en serio, no me la expliques jajajajajjajaja.
      Besazo Maestro

  15. Bypils

    Querida Dolega,
    Uno de la fases más importantes de cualquier proyecto , es el propósito.
    Tener la voluntad y las ganas de hacerlo (hasta el final ). Y esa fase, ya está superada con creces…
    Ya te veo más delgadita y todo…;-)
    Besos!

  16. Nieves

    Muy interesante! Bajar de peso de una manera sana es lo que pocas personas se proponen, me alegro de que lo hagas de esta manera (si es que lo vas a hacer) y ya nos iras informando de tus avances, o deveria llamarlo retrocesos? ya que hablamos de volver a un estado anterior….
    Suerte y besazos de azufre!

  17. Luisa

    El tema me interesa mucho Dolega. Basicamente por la cuestión de salud y fundamentalmente estoy convencida de que se trata de “cuidar” la alimentación y meter sentido común.
    Yo he perdido todo lo que me sobraba, bueno, a falta de un par de kilos que se me resisten, pero me voy de cabeza a la página que dices.
    Ánimo y mucha suerte :)
    Besos mil

    1. Dolega Autor de la entrada

      Es que es muy importante, porque cada día llevamos una vida más sedentaria y ó comemos bien ó terminaremos con graves problemas de salud.
      Besazo

  18. Silvia Parque

    Gracias por la recomendación. A mí me sobran más bien centímetros de muslos que kilos de peso, pero creo que es más por la falta de ejercicio que por el exceso de comida. Voy a ver…

  19. Emy Tecuento

    Para quién no tenga prisas (que es la única forma eficaz, como bien se sabe), lo que hice yo después de tener mi hijo, fueron 3 cosas fundamentales:
    – comer más despacio (antes, mi príncipe tenía que decirme “tranquila, que la comida no se escapará del plato”. Comer muy deprisa tiene un resultado horrible, ¡que te ves el plato vacío enseguida!, ejejej
    – seguir comiendo de todo como antes, para no echar en falta nada, ni por ansias ni por nostalgia 😉 pero sí echarse una cantidad más pequeña en el plato. Ahí viene lo de “sin prisas”, porque no puedes pasar de un día para otro en comer la mitad que antes, el estomago y la mente deben de ir adaptándose casi sin darse cuenta.
    – y por último: nada de rebozados, mejor a la plancha.

    Luego con más tiempo me paso por la página que pones, mi hermana no me hace caso y puede que se la envíe a ella.

    Muchos besitos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.