Adoro la Navidad

Sin título

Adoro la navidad, que le voy a hacer.

Crecí con unas navidades calientes, de vacaciones escolares, donde las noches de verano eran una fiesta de estrellas y perfumes de flores tropicales, donde la playa tenía un papel protagonista y la nieve era un adorno artificial que se compraba en forma de algodón en la tiendas.

Canté villancicos, hice posadas, me vestía para la misa del gallo, mientras saltaba entre los árboles y le pedía al Niño Dios Barbies y juegos de té que nunca llegaban.

Así que terminaba jugando a las tiendas en las que el dinero eran hojas de mango que yo contaba con enorme destreza.

Pasaron los años y siempre ha sido mi época del año preferida. Es mágica, entrañable, divertida…

Cuando tuve a mis hijos estaba ya donde las navidades tienen nieve de verdad y donde, para mi sorpresa, es una fiesta que la mayoría de la gente detesta y critica.

He llegado a tener verdaderas peloteras con compañeros a cuenta de este tema. Respeto profundamente a quienes no son creyentes y no celebran estas fiestas de hecho me eduqué con compañeros de varias religiones y muchos de ellos no celebran estas fiestas, pero eso no quiere decir que critiques a quién lo hace y lo disfruta.

En el trabajo, he tenido que ir siempre defendiendo mi derecho a una navidad feliz.

Viví con inmensa alegría la ilusión de mis hijos cuando eran pequeños, disfruté con ellos de todos los aspectos de esta hermosa tradición y ahora que ya somos todos mayores, sigo con la misma ilusión por esta fechas.

Me encanta la navidad, celebrarla y compartirla con aquellos que la quieran compartir conmigo. Disfruto preparándola, acordándome de los que ya no están, extrañando a los que están lejos, disfrutando de los que están cerca y planificando estos días.

Es la única época del año que me gusta salir de compras, que aguanto los centros comerciales, el gentío, que me encanta pasear por la calle con frío, que pienso una y otra vez en la cena, en los regalos, en la celebración, en la decoración.

Siempre ha sido una fiesta que me sabe a miel y me encanta saborearla, así que les advierto que me pienso poner muy navideña.

 

´

 

 

Etiquetado en:

54 pensamientos en “Adoro la Navidad

  1. Miguel

    A ver, no soy creyente, pero me eduqué en un colegio de monjas. Por lo tanto, he mamado tradición navideña en todas su empalagosas e hipócritas versiones. Actualmente, reivindico mi derecho a disfrutar de las navidades, no por convicción religiosa, obviamente, pero sí porque me da la gana, que es uno de los mejores motivos que conozco. Me repatea un poco que gente a la que no trago y que sé que no me traga, me empalague con sus protocolarios buenos deseos, pero he llegado a la conclusión de que, aunque parezca mentira, no se están cagando en mi puta madre. Así que les devuelvo los deseos envueltos en mi mejor sonrisa y ya llegará del día siete de enero para volver a la guerra. Mientras tanto, mucho turrón, mucho polvorón, brindis con amigos y enemigos y a portarme bien que los Reyes Magos están mirando.
    ¡Felices fiestas!

    1. admin

      Yo soy creyente y me crié en un colegio de monjas. Disfruto de las navidades por convicción religiosa y personal. 😀
      ¡¡Felices fiestas!!
      Besazo

  2. Territorio sin dueño

    A mí también me gusta Dolega, me pone tierna y de buen humor, bien es verdad que disfruto más con los preparativos y la expectativa que con el momento en sí, que luego me agobia un poco con tanta cena, tanto comer y tanta reunión, pero el ambiente en sí, los adornos, las luces…mmmmm, es tan entrañable.
    Y lo que yo he disfrutado mientras la niña era pequeña…eso queda en mi recuerdo ya para siempre, la navidad con niños es una de las experiencias más bonitas que se pueden vivir, hasta que el día de Reyes te das cuenta que olvidaste comprar pilas je je.
    Lo que me cuesta imaginarme es una Navidad sin frío, para mi, que no las he vivido de otra manera, va unido y me encanta.
    Muchos besos

    1. admin

      O el 24 de Diciembre a las 12 de la noche, te das cuenta que has olvidado recoger los juguetes de la juguetería donde los tenías reservados y tienes que ir a la caza y captura del dueño de la juguetería, sacarlo de su cena de nochebuena para que te abra la tienda para sacar los juguetes de tus hijos 😀
      Besazo

  3. madreymas

    Jo, pues a mí no me gustan nada de nada…
    Desde pequeña me ha parecido una época triste… siempre se echaba de menos a alguien…
    Y ya de mayor, hago todo el paripé porque mi marido es como tú… y la Criatura ha salido a él, gracias a Dios…
    No quiero que ella tenga el mismo sentimiento de tristeza que yo aprendí, probablemente de mi madre…
    Detesto todo. El consumismo infernal, la desproporcionada cantidad de comida, las reuniones familiares con los que no me caen bien…
    Pero hago un completo, ¿eh? No te vayas a pensar. Hasta celebramos la Nochebuena en MI casa, con las dos familias, para que Criatura lo pase mejor… con lo que me estresa a mí tener a tanta gente en casa…
    En fin… creo que es una suerte que lo vivas así. Pero yo… es pensar que queda un mes y ya me pongo mala… si echo cuentas y veo que quedan sólo 18 días me empiezo a poner de los nervios…

    1. admin

      ¡jajaja Pues realmente eres el verdadero espíritu de la navidad! Compartes con generosidad para que los demás estén felices y tu hija pase unos dias con gente que la quiere y lo haces independientemente de que para tí sea una época triste.
      Me parece que celebras una gran navidad. Y te aocnsejo que te lo tomes con tranquilidad.
      Yo el tema del consumismo nunca lo he tenido en ninguna época del año, pero estos dias hago una excepción. 😀
      Besazo

  4. Fiaris

    A mi no me gustan ni un poquito,pero respeto a los que festejan,tambien a mi modo algo distinto se hace porque son las fiestas claro.
    para mi un día más .Me gusta que te diviertas amiga.

  5. ana, del guisante

    Está bien.
    De este fin de semana no pasa, voy a poner la decoración. Creo que en mi blog he contado alguna vez que yo era el mismísimo espíritu de la Navidad, pero que las ausencias injustificadas y las inevitables, las deserciones y la hipocresía me han ayudado a hacer lo imposible por obviar las fechas… de hecho, llevo días mirando hacia otro lado.
    Gracias, Dolega

    1. admin

      Yo vivo la navidad con los que me rodean, con los que están y sobre todo conmigo misma. ¡¡Me encanta!!
      Los que no están, están en mi memoria, los que no quieren estar, mejor que no estén y la hipocresía la rechazo todo el año y en estas fechas no hago una excepción ;D
      Besazo

  6. Paterfamilias

    Pues yo soy como tú. Me encanta la Navidad y, como dices, soporto y respeto a quien no le guste, pero no aguanto a quien me critica porque me guste.

    Claro que hay cosas propias del “protocolo” que gustan menos (como pasa en otros órdenes de la vida), pero la Navidad en sí me encanta. Y en familia todavía más.

    La pena es ese consumismo desaforado que se ha impuesto (aquí se da esa incongruencia tan llamativa de aquellos que “detestan” la Navidad y compran compulsivamente), pero bueno, mientras lo hagan los demás … cada uno es muy libre de hacer lo que quiera

    1. admin

      ¡Que razón tienes! Lo he visto tantas y tantas veces…
      Gente comprando de manera compulsiva comida y regalos para competir en familia y renegando de la fiesta 😀
      Y tienes toda la razón, que cada uno haga lo que quiera.
      ¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!!
      Besazo

  7. Macondo

    Siempre las he considerado las fiestas más bonitas y el día de Reyes, habiendo niños en casa, el mejor del año. Cierto es que cuando se marcha el primero de los seres más allegados mezclan su dulzura con un poso de nostalgia, pero a los más pequeños les debemos que se imponga la alegría.
    Me doy cuenta de que eres una cría, porque has llegado a pedir la Barbie a los Reyes. Cuánto debes agradecerles que no te la dejaran. Seguro que no te hubieras criado tan sana mentalmente y tan maja. Es el único juguete que tenía vetado en las cartas de me ahijada. Dónde va a parar una niña con una muñeca con pinta de zorra de lujo.
    Aunque sea un poco pronto (parezco El Corte Inglés): ¡Felices Fiestas de Navidad!
    Besos.

    1. admin

      jajajaj no nunca llegó la maldita Barbie pero no porque me estara vetada sino porque era muy cara. Siempre llegaba una muñeca con pinta de muñeca así que yo me dedicaba a descuartizarla y a la semana estaba cada parte del cuerpo por su lado, para desesperación de mis mayores. 😀
      Y sí, para mí tambien son las fiestas más bonitas del año. Las que más disfruto y las que más me gustan que lleguen.
      Y para mí no es pronto ¡¡¡Que va!!!
      ¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!!
      BESAZO

  8. Moneypenny

    Pues lo siento pero a mi no me gustan pero no por ser o no creyente o católica.
    No me gustan porque no tengo por qué ser más feliz en esta época solo por el hecho de ser navidad.
    Desde pequeña no han sido fechas muy felices ni muy fáciles para mi y no recuerdo tener un recuerdo, valga la redundancia, bueno de estos días.

    Joer!! me callo porque me pongo demasiado “destroyer” y no quiero!! jajaja

    Que conste que respeto que a la gente le guste mucho la navidad además, a la hora de la verdad, yo también me pongo muy blandengue y “mu” tonta en estas fechas; lo que pasa es que en los momentos clave me puede más la tristeza y me hago la dura….. :)

    Así que a pesar de la retaila….. FELIZ NAVIDAD y muchos besos!!

    1. admin

      Pienso que es lógico, si estas fiestas las recuerdas como fiestas con ambiente triste, pues es normal que no te gusten.
      Además tienes toda la razón, no tienes porqué ser feliz en una época determinada, solo porque alguien lo determine 😀
      Besazo y ¡¡¡Feliz Navidad!!!

  9. Yeste Lima

    Comparto contigo tu ilusión.

    Lo has descrito tal y como mi familia y yo la vivimos, es entrañable, me criaron celebrando la Navidad y yo hice lo propio con mis hijas.

    Aunque también conlleve momentos de emoción cuando recuerdas a los que ya no están a tu lado, siempre esperamos esos días tan familiares con ilusión y ganas, poniendo el corazón para que esos días sean inolvidables para todos.

    Muchos besos…¡¡.estoy contigo !!

    1. admin

      Sí, son fechas de ilusión y de celebración. Me ha endantado esa frase: “poniendo el corazón para que esos días sean inolvidables para todos” 😀
      Besazo y ¡¡¡¡feliz navidad!!!

  10. Genín

    Con esta preciosa entrada llena de ternura y sinceridad me has devuelto a la niñez, ahora mis sentimientos son diferentes, pero respeto a los que les encanta como a ti, es mas, me contagiáis y os tengo envidia cochina, pero en las creencia no se manda…
    Di que si, disfrútala a tope!
    Besos y salud

    1. admin

      Muchas gracias por tu deseos. 😀
      Y de envidia nada amigo, que sentirse feliz, por la causa que sea es gratis así que ¡¡¡Adelante!!! jajajajaj
      Besazo y salud

  11. Analogías

    A mí las los rituales de sentarnos en la mesa, atiborrarnos a zampar y beber sí me gusta. Me gustan las luces, el ambiente y el descojone de las cenas de empresa en las que todos nos volvemos más cercanos y vemos “el lado oscuro” de nuestros compañeros. Lo que no me gusta es el hecho de celebrar algo que ha sido impuesto artificialmente y pasan los siglos y nada cambia.

    Respeto a la gente que es superdevota, claro, pero no deja de tener todo un tufillo comercial del copón.

    Este año, que parece que han retrasado la pre-Navidad creo que me gustará más porque lo que llevo fatal es que las adelanten mes y medio. Así, el día 24 de Diciembre estoy que rezumo Navidad y el día 6 estoy deseando que acaben. Por eso, yo intento retrasarla hasta el día 22 que cuando nos va a tocar la Lotería a todos y vamos a mandar a los banqueros a t.p.c!!!!

    Un beso!

    1. admin

      Pues la verdad a mí esos rituales de los que hablas, no me motivan demasiado. Las cenas de empresa me parecen espantosas y de hecho suelo no asistir.
      Los escesos gastronómicos no los hacemos de nunca. Solo la cena de Nochebuena y al día siguiente se comen las sobras y listo.
      Y no soy superdevota ni mucho menos, pero nunca he sentido que se me impusiera nada.
      En mi casa la navidad empieza oficialmente pasado mañana 😀
      Besazo

  12. Marga

    Acabo de escribir algo sobre el tema no muy por tu línea, pero sí más o menos.
    Por cierto, no es una tradición cristiana, el solsticio de invierno se celebra desde antes de la cristiandad. Creo que era el día del dios Apolo, hijo de dios… así que a los cristianos que llegaron a la zona les pareció el mejor día para celebrar el nacimiento del hijo de Dios. Así que nada, esa época del calendario (y el 24 de junio en el sur, el mismo solsticio) es mágica y poderosa, y no es extraño que hasta los malos nos sintamos buenos…
    Como curiosidad, cuando llegó la religión católic aa estas tierras se encontraron con que el Imperio Inca celebraba su fista más grande, el Inti Raymi, en la fecha del solsticio de invierno (24 de junio) y ya que no podían decir que Jesús nació 24 de diciembre (ahora 25) en el norte y el 24 de junio en el sur, salieron del paso poniendo que ese día era la fiesta de San Juan y tan frescos.
    … Y así fue cómo en el hemisferio sur nos toca navidad en pleno verano y con los niños alterados por el calor y por las vacaciones escolares…

    1. admin

      Ufff prima, ya, ya pero es que yo entre que lo del Dios Apolo me queda un poco lejano, que por la península ibérica pasaba todo el mundo y cada uno celebraba lo que quería y que encima me voy a otro cruce de caminos donde también pasaba todo el mundo pero nadie se quedaba, mejor que celebro el nacimiento de un niño que nos dejó un mensaje de amor y que nos enseñó que el día que el “TU” sea más importante que el “YO”, tendremos el mundo perfecto. 😀
      Besazo

  13. Luisa

    Me gusta la Navidad, pero basicamente “para adentro”.
    Nunca fui a un colegio de monjas y mis Reyes Magos traían lo que podían, que no solía coincidir con mi carta.
    Me gusta pensar en Dios hecho Niño para que me lo coma a besos, para aprender de su indigencia…
    Me gustan las calles de mi ciudad que se visten de fiesta porque celebramos algo muy grande, algo que no podemos llegar a entender, pero en lo que sí podemos creer y me siento especialmente querida por un Dios que se hace pequeñito para poder arrullarlo en mis brazos y decirle cuánto le quiero.
    Odio las comidas de empresa y disfruto con los adornos de la casa y disfruto del encuentro con la familia, que aunque no nos veamos mucho en todo el año, al fin y al cabo, siempre están ahí cuando hay una necesidad.
    El día de Reyes ya es la leche…¡¡¡me apasiona!!!
    ¡Feliz Navidad querida Dolega!

  14. Dessjuest

    Me alegro por tí :mrgreen: yo estoy deseando que llegue el siete de enero, mira que no soy religioso pero prefiero semana santa, que se va todo el mundo al pueblo y me dejan tranquilo en casa 😀

    Menudo coñazo las navidades, con perdón, arbolito, dejarte pasta por todos los lados, cero cero mil cerocientos cero cero mil euroooos… la familia, la otra familia, joder, si me toca hasta hacer de romano en la cabalgata.

    Besos maestra.

  15. Ana azul

    Me encanta como lo has explicado, así debería de ser, pero ya sabes que la gente la vive de otra manera, según ss mire, porque todos estan en contra de la NAvidad pero para comprar regalos, si están dispuestos…Y la NAvidad en realidad es otra cosa, es celebrar el nacimiento de Jesús… Besos
    Ana

  16. bypils

    Yo sería un “mix” : me gustan ( aunque siempre acabo criticando el “exceso”) pero no tienen un sentido religioso para mi. “Mi” sentido es el puramente “familiar” y cada año que pasa, me temo las ausencias así que vivo intensamente las presencias.

    …Y me gustan las lucecitas blancas… ; -)

    Cada vez hay más gente a las que no gustan estas Fiestas pero…lo estoy llegando a entender. Sea por el “exceso, por esas “ausencias” que configuran nuevos modos y nuevos sentimientos, entiendo que haya gente que huya …

    Tengo un compañero de trabajo que lo hace, literalmente. Se va a un pueblo en el que no hay casi nadie y se incomunica. Todas las opciones son válidas.

    Así que Feliz Navidad y Feliz No Navidad a todos!

    1. admin

      Si yo respeto profundamente a las personas que no les gustan ó no lo celebran. De hecho, a mí las celebracones fuera de lo estrictamente familiar, no me gustan, porque me parecen bastante falsas.
      ¡¡Pero de la misma forma, reivindico mi derecho a poder decir que estoy muy feliz porque es navidad y hacer planes con mi familia sin ser ferozmente criticada por ello!!
      Y aunque te parezca mentira, ha habido veces de tener agarradas importantes en el trabajo por ello. 😀
      Besazo

  17. Piruja

    Hola dolega, en mi casa cuando era pequeña se vivían mucho las Navidades, siempre teníamos ganas e ilusión de que llegaran, por la comida, por el estar con el resto de la familia ya que mi madre reunía a todos sus hermanos y con ellos toda la caterva de los primos que eran y siguen siendo muchos:), después de la cena se nos unían los vecinos, total que eran geniales y lo pasábamos muy bien, pero al faltar mi madre ya hace muchos años y mas problemas que hubo en casa cambio todo, cada uno se iba por un lado e intentando no pensar, luego ya con la llegada de mis sobrinos nos empezamos a reunir y así seguimos también por mi hermana pequeña, pero ya no es lo mismo y como te he dicho antes si pasan pronto mejor, pero bueno hacemos lo que se pueda para que no se note:)

    Besos.

  18. Medranica

    Yo no soy muy, muy creyente, pero siempre pongo mi Belen, cada año de una manera, qiero decir mas grande con mas cosas o pequeño. y este año tambien, aunque los dias no esten del todo buenos. He incluso solomos ir a misa del Gallo. A veces aunque no sea mas que por lo demas hay que vivirlas a topo. Besos.

    1. admin

      Gracias guapa. Pues para no ser muy creyente, haces mucho más que la mayoría de ellos :mrgreen:
      Tú también disfrútalas a tope con los tuyos. 😀
      Besazo

  19. Inma

    Pues a disfrutarla!! La verdad es que hay épocas y situaciones épocas en las que pueden resultar difíciles para algunas personas. Yo una vez tuve q ir en nochevieja donde mis suegros y fue horrible …

    1. admin

      Lo bueno que tienen estas fiestas es que no se obliga a nadie. Si las quieres disfrutar, genial y si no, pues también. No pasa nada.
      Eso es lo bueno 😀
      Besazo

  20. Silvia Parque

    Yo también disfruto muchísimo la época; me pone contenta y sentimental. Entiendo perfecto que otra gente lo viva diferente, y lamento que algunos de quienes no pueden disfrutarlo, no puedan debido a que no tienen buenos recuerdos o incluso tienen malos recuerdos de la temporada. Yo tengo recuerdos maravillosos de la niñez y la juventud, y me conmueve repasar las nueve navidades que he pasado casada. ¡FELIZ NAVIDAD!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.